sábado, 16 de enero de 2016

CRONICAS LEB ORO JORNADA 18 | QUESOS CERRATO PALENCIA SE AFIANZA EN LA PRIMERA PLAZA MIENTRAS QUE EL MELILLA BALONCESTO SIGUE SU ESTELA (I)

LEYMA BASQUET CORUÑA - OURENSE PROVINCIA TERMAL (73-90)

Rowley en una acción defensiva.
Foto: Basquet Coruña

Cumplía 400 partidos en LEB Oro Don Pedro Rivero del Caz y no tuvo mejor forma de celebrarlo que liderando nuestra victoria ante Leyma Básquet Coruña. Primero, liderando una incontestable racha de triples acertados en el primer tiempo. Después, dirigiendo el partido con la autoridad de un líder en la segunda parte, manejando el tempo y las ventajas sin dar en ningún momento del partido opción de remontar a Leyma Básquet Coruña. 20 puntos, 5 rebotes y 7 asistencias para 28 de valoración adornan la estadística de nuestro líder, si bien el partido del resto del equipo poco lo desmerece: 90 puntos, 111 de valoración y 12 triples anotados para sumar, sin duda, el partido más completo de la temporada.

El festival de triples marca el inicio

Los primeros compases del partido, con Kapelan desenfundando ante Stelzer y Rowley dominando el rebote, mostraron de manera clara que el Ourense Provincia Termal había salido enchufado al partido. No entraban los tiros pero las sensaciones no podían ser mejores. Pronto empezó a sonar la red de Riazor. Kapelan al contraataque, Barreiro desde el tiro libre, Salash jugando con ganas en el poste. Todo ello y una gran defensa a Olmos para sumar las primeras ventajas visitantes (2-8, min. 4).

Y con la intensidad, llegó el acierto. Seis triples anotados por el Ourense Provincia Termal en apenas cinco minutos que dinamitaban muy pronto el choque. Primero fue Rivero. Después, Barreiro y Rivero por dos veces. Ander Martínez y Zamora también se unían a la fiesta, logrando una ventaja de +14 ya en el primer acto. La entrada de Burjanadze reducía las diferencias al final del primer acto (18-27, min. 10).

Zamora toma el relevo

Con la segunda unidad en pista, el Ourense Provincia Termal cambió su estilo. Rejón pasó a dirigir los ataques y el ritmo bajó, procurando jugadas más elaboradas y explotar los dos contra dos. Al menos, así sucedió en los primeros instantes, pues un triple de Ballesta volvía a destacar al lanzamiento exterior como clave visitante. Y si Ballesta lanzaba y anotaba, Zamora no iba a ser menos. Dos triples tras bote del venezolano llevaban al Ourense Provincia Termal a ampliar la diferencia por encima de los quince puntos (22-37, min. 17)

En esos minutos Leyma Coruña vivía por y para Stelzer, quien con tres triples en apenas cuatro minutos de juego respondía a la perfección a lo esperado de él. El intento de acercamiento fue rápidamente respondido por Kapelan, que anotaba tres lanzamientos desde la media distancia para cerrar el cuarto con +15 para nuestro equipo (31-46, min. 20).

Rivero lidera la sentencia

Al regreso de los vestuarios, Leyma Coruña intentó subir el ritmo defensivo y presionar más a nuestros exteriores, pero el Ourense Provincia Termal lo leyó bien y encontró pronto a Rowley, de forma que el conjunto local nunca se acercó a más de 10 puntos (40-50, min. 24).

Tras los minutos iniciales, Kapelan volvió a encarar a Stelzer y encontró acierto con hasta cinco tiros libres consecutivos. La ventaja volvía a superar la quincena de puntos. El dominio bajo los aros de Rowley, la suma constante de Barreiro, la visión de Rejón y el control del tempo de Rivero hicieron el resto. Al final del tercer cuarto la ventaja ya rozaba la veintena de puntos (48-67, min. 30).

El último cuarto comenzó con Sergio Olmos haciendo daño, por primera vez en el partido, ante Guillermo Rejón. Dos acciones positivas del pívot coruñés redujeron la diferencia a catorce, pero la remontada quedó en ademán. Un parcial de 0-10 liderado, de nuevo, por Pedro Rivero y Jhornan Zamora, ponía la sentencia (57-81, min. 35). De ahí al final, intercambio de canastas con Zyle y Rowley como líderes, y debut de Bob Van Zijverden, el 4º jugador del equipo EBA que participa este año con el Ourense Provincia Termal en LEB Oro (tras Martín Rodríguez, Isma Fernández y Dani Stefanuto). Final: 73-90.

El próximo viernes regresamos al Pazo dos Deportes Paco Paz en horario habitual a las 21:00 horas. Será ante el Unión Financiera Oviedo, uno de los equipos revelación de la liga. ¡Os esperamos!

Leyma Básquet Coruña (73): Monaghan (7), Stelzer (14), Abia (4), Zyle (12), Olmos (13) –cinco inicial- Creus (5), Ángel Hernández (6), Jesús Castro (2), Burjanadze (10) y Hampl (-).

Ourense Provincia Termal (90): Rivero (20), Kapelan (15), Barreiro (11), Salash (2), Rowley (9) –cinco inicial- Ballesta (3), Zamora (16), Ander Martínez (5), Tomás Fernández (2), Rejón (7) y Bob Van Zijverden (-).

Noticia: clubourensebaloncesto.com


MELILLA BALONCESTO - CAFES CANDELAS BREOGAN (70-61)

Edwards defendido por Wright.
Foto: Melilla Baloncesto

El Decano volvió a la senda de victoria tras imponerse a un Cafés Candelas Breogan que tiró de orgullo y a punto estuvo de complicar el encuentro a los melillenses. El encuentro brilló más por las defensas de ambos conjunto pero el hacer de Hernández-Sonseca en la pintura, con 24 tantos de valoración, fue clave en el triunfo melillense.

El Club Melilla Baloncesto no arrancaba bien el partido. A pesar de sorprender al conjunto celeste con una defensa zonal, las constantes pérdidas en los primeros ataques, llevaba a que Cafés Candelas Breogan a ponerse con un 0-6 en el marcador. El Decano reaccionaria de la mano de un triple de Suka y una canasta y adicional de Edwards que empataban la contienda (6-6, min. 5). Las defensas se imponían claramente en este primer cuarto que concluiría con máxima igualdad 12-11.

En el segundo periodo el toma y daca entre ambos equipos fue contantes lo que provocó varias alternancia al mando del partido durante estos primeros minutos del segundo acto, donde el partido se enmarañaba por momentos (26-26, min. 17). Esa dureza defensiva la que llevaban el partido los dos equipos provocaba que Cafés Candelas Breogan entrará en bonus, que aprovechaba los melillense para abrir brecha. Un mate sobre la bocina de Hernández-Sonseca ponía un 35-26 al descanso.

Tras la reanudación Suka revolucionaba el partido con dos triples consecutivos iniciaba un parcial de doce puntos consecutivos que dejaría el electrónico con quince puntos de ventaja (43-28) a favor de los azulinos cuando se habían consumido ya cuatro minutos de este tercer cuarto. Dani López rompería el parcial pero de nuevo la buena defensa zonal practicada por los hombres de Alcoba no daba opción y les permitía irse al último cuarto con un cómoda renta 53-40.

En el último cuarto los lucenses tiraban de orgullo y desde la línea de triple y una mayor intensidad en defensa apretaban el marcador (55-50, min. 34). Melilla Baloncesto no encontraba su sitio en ataque pero aun así conseguía aguantar la embestida celeste. Un nuevo triple de Rakocevic dejaba la diferencia en tres puntos (62-59) a falta de dos minutos. Un robo de Suka que culminó Franch con una bandeja y una posterior canasta de Manzano ponían el 66-59 a un minuto para la conclusión. Edwards con un mate ponía el punto final al partido y dejaba el definitivo 70-61 en el marcador.

Noticia: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto


QUESOS CERRATO PALENCIA - PALMA AIR EUROPA (74-59)

Debuto Okoye con los palentinos.
Foto: diariopalentino.es

El Quesos Cerrato Palencia se adjudicaba la decimosexta victoria de la temporada, meritoria a tenor del rival que tenía enfrente y de la claridad con la que ganó al Palma Air Europa, en un duelo en el que su defensa marcó el ritmo de inicio a fin.

Era el último partido como local de los de Sergio García antes de la Copa Princesa del 29 de enero. Antes de eso solo le queda ya la visita a Burgos del próximo viernes. Y en él se produjo el debut de su última incorporación, el pívot estadounidense con pasaporte nigeriano Ike Okoye, que jugó sus primeros minutos con la camiseta morada después de apenas tres días de entrenamientos junto a sus nuevos compañeros. Entraba a 1:28 del descanso, capturando un rebote, recibiendo una falta y anotando un tiro libre en esa primera aparición.

La friolera de 28 habían sido los puntos de diferencia favorables a los palentinos en el duelo de la primera vuelta (55-83). Un marcador que, sin duda, estaba bien guardado en la mente de los jugadores visitantes cuando saltaron anoche a la cancha del Pabellón Marta Domínguez. Aunque no por eso el Quesos Cerrato perdió la iniciativa en el inicio del choque. Con sus mejores armas en liza, la defensa y el contraataque, los palentinos empezaban dominando el marcador (4-0, 9-3, 13-8), provocando el primer tiempo muerto de Ángel Cepeda aún con 3:23 del primer acto por jugar. Tiempo en el que los triples de Romà Bas y Marc Blanch llevaban a los morados al 23-15.

Con el movimiento del banquillo los hombres de refresco mantenían en el buen tono de sus compañeros. Mike Fakuade (10 puntos en el segundo periodo) relevaba a un Lamont Barnes que pese a la incomodidad de la máscara protectora mostraba sus mejores cualidades en ambas canastas. La renta favorable a los locales rondaba la decena. A 4:13 del descanso, un triple de Dani Pérez (jugó, pese a sus molestias) situaba el 35-24.

Y aún pudo aumentar la ventaja antes del intermedio. Fue en el último minuto y medio, donde el electrónico se elevó hasta el 45-30.

En la reanudación el encuentro la defensa palentina consiguió secar al ataque de su rival durante tres minutos y medio. Aunque hasta que Richi Guillén anotó dos tiros libres para el 47-30, los palentinos tampoco habían superado la defensa rival, pues solo Fakuade había sumado dos puntos. Con 47-37, tras una sucesión de pérdidas moradas, Sergio García pedía su primer tiempo muerto de la noche a 5:13 del final del periodo. El ritmo anotador del duelo se había frenado (el Palma trataba de parar a los palentinos, a la vez que daba aire al veterano Guillén, con una defensa zonal), lo que ayudó a los visitantes a reducir la renta hasta el 56-48.

El último periodo fue el más intenso, el colofón a un gran encuentro entre dos colosos. El Palma se acercó a seis con sus primeros puntos (dos tiros libres del omnipresente Guillén), pero el Quesos Cerrato respondió y estiró el marcador una vez más (65-52, a 6:22, con un triple de Joan Tomàs) a su favor. Dos minutos y medio más tarde llegaba la siguiente canasta el partido, otro acierto desde los 6,75 de Mitch McCarron. Ponía, a 3:56 del final un 68-52 que hacía justicia a una magnífica labor defensiva de los palentinos.

Noticia: David del Olmo /diariopalentino.es


ACTEL FORÇA LLEIDA - SAN PABLO INMOBILIARIA BURGOS (91-84)

Mate de Herun.
Foto: Santiago & Enjuanes

El Actel Força Lleida ha ganado 91 a 84 en el San Pablo Inmobiliaria de Burgos en un partido donde se han necesitado dos prórrogas para decantar la balanza. Aunque la defensa leridana ha comenzado floja, se ha acabado convirtiendo en la pieza fundamental de los de Prado. La otra clave han sido Gerun, que anotó 20 puntos y capturó 13 rebotes para convertirse en el nuevo ídolo de la afición, y Sutina, endolladíssim desde larga distancia (20 puntos con un 4/7 en T3) .

Los dos conjuntos han comenzado el partido intentando madurar las jugadas, pero la floja defensa leridana ha propiciado que el Burgos diera un paso adelante en el inicio. Los visitantes han encontrado en Peciukevicius un filón difícil de parar en las penetraciones a canasta mientras que al Lleida le ha costado más sumar y sólo los centímetros de Gerun parecían ser un arma efectiva (5-13). Aunque detrás los de Prado seguían sufriendo, Sutina ha salido del banquillo para revolucionar los de casa y acortar distancias al finalizar el primer cuarto (17-21).

Un parcial de 0-7 para los visitantes, comandado por Maresch, puso a los castellanos más de diez puntos por encima en un abrir y cerrar de ojos (17-28), pero la reacción local no se ha hecho esperar. Greven y Sutina la han clavado de triple y Marshall cada vez que saltaba era para destrozar la defensa rival. Así, el Actel Força Lleida ha encadenado 14 puntos consecutivos y ha remontado el partido (31-28). Alguna decisión arbitral polémica sumada al bonus que acumulaban los de casa ha provocado que los castellanos se volvieran a avanzar pero Sutina volvía a sacar el francotirador sobre la bocina y dejaba a los leridanos dos puntos por encima al descanso (37-35).

Con una mejora defensiva palpable por parte de los locales, los visitantes no han tenido más remedio que tirar de tres, aunque esta vez Vega, Sinica y Maresch no han fallado y entre los tres han anotado cuatro tiros exteriores casi seguidos (45-50 ). El Lleida, sin embargo, volvía a recurrir a Gerun, que cuando no anotaba recibía falta, y encaraba los últimos diez minutos del tiempo reglamentario de nuevo por encima en el marcador (54-53).

Los lanzamientos lejanos que antes habían entrado a los visitantes, como recurso a una defensa bien cerrada de los de Prado, han comenzado a salirse de dentro mientras que la circulación de balón local se mantenía fluida. Un tiple de Pérez ha puesto tierra de por medio a falta de todavía siete minutos (59-54) pero ha sido clave para mantenerse por delante hasta a falta de un minuto (61-60). El Burgos, después de intentarlo en muchas ocasiones, ha acabado dando la vuelta a través de Huertas. Andújar ha vuelto a dar la vuelta al marcador (63-62) pero un contraataque ha permitido que los visitantes se hicieran nuevamente con la puntera. Sin embargo, ha aparecido la estrella del partido, Gerun, que anotó un tiro libre vital para forzar la prórroga (64-64).

Aunque Vilanova anotaba un triple después de un minuto y medio de errores, Andújar empataba a través de la línea de tiros libres (67-67) tomando la responsabilidad de los de casa. También desde la línea de 4,60 ambos conjuntos sumaban muy despacio hasta que un palmeo de Gerun dejaba un esperanzador 71 a 68. Sin embargo, Burgos encestaba de tres y forzaba el empate a 71 y la necesidad de una segunda prórroga.

Y en la segunda ha ido la vencida. Un parcial de 8-0 dirigido por la muñeca impasible de Jorge García ha dado alas a los leridanos, que ya no han dejado escapar la ventaja (79-71). Sin dejar opción en el rebote y mucho más acertados en los tiros libres, los de Prado han dejado la victoria (91-84) en el Barris Nord, que lo ha celebrado haciendo la ola y con el debut de Martín Duch, que ha anotado el último punto del encuentro.

Noticia:flleida.cat


PLANASA NAVARRA - AMICS CASTELLO (85-81)

Gancho de Arteaga.
Foto: Basket Navarra

Planasa Navarra cuajó una segunda parte “sobresaliente” -en palabras de su entrenador, Sergio Lamúa- para sumar su séptima victoria de la temporada. El equipo verde recuperó las buenas sensaciones para derrotar a un combativo Amics Castelló (85-81) y completar la gran fiesta que se vivió en el Anaitasuna con motivo del Día del Baloncesto Navarro.

Si se le puede poner esa buena nota a la segunda parte de Planasa Navarra es porque el equipo supo dar el paso al frente que el partido requería después del descanso para frenar a un Amics Castelló que se movía en su salsa en un partido con mucha anotación y poco control. Ahí, en la intensidad y la concentración defensiva tras el paso por los vestuarios, estuvo la clave de un triunfo que sabe a gloria para los navarros, necesitados de buenos resultados para no caer en la desesperanza.

Fue un encuentro trepidante en los dos primeros cuartos. Los de Sergio Lamúa supieron aguantar el ritmo de los visitantes, quienes desarrollaron el juego alegre que les caracteriza, y por eso el partido resultó igualado y con una altísima anotación. Las primeras ventajas de los de Toni Ten (4-10, 6-13) fueron rápidamente neutralizadas desde el perímetro por Iñaki Narros e Iván García, con dos triples cada uno (18-16), para voltear el marcador antes del primer parón (21-18).

Más de lo mismo se vio en un segundo acto en el que Planasa Navarra puso tierra de por medio con seis puntos consecutivos de Maodo Nguirane (27-18). Pero los castellonenses están cómodos cuando se juega a tanta velocidad, y con un gran acierto exterior -como el triple sobre la bocina de Faner- se mantuvieron vivos en el partido. Tanto que se llegó al intermedio con un marcador de 44-46.

“Ha sido un milagro irnos a vestuarios sólo dos puntos abajo”, señaló Lamúa tras el partido. Lo veía claro en el descanso: el partido debía cambiar en la segunda parte, porque de mantenerse el mismo guión el resultado no iba a ser bueno para sus intereses. Y el equipo respondió en los dos últimos cuartos: puso más intensidad en defensa, dejó al Amics Castelló en 13 puntos en el tercer periodo y fraguó el triunfo en un último acto en el que estuvo muy acertado.

Se llegó a los últimos minutos con 58-59 en el luminoso, igualdad que se mantuvo hasta que dos triples de Sergio Rodríguez y un tercero de Iñaki Narros dinamitaron el partido -el capitán navarro fue el MVP, con 25 puntos anotados y ¡34! de valoración-. Con +10 para Planasa Navarra a minuto y medio del final (80-70), aún hubo tiempo para el sufrimiento, pero los verdes pusieron la guinda a su “sobresaliente” trabajo defensivo para no dejar escapar una importante victoria (85-81).

La grada del Anaitasuna, en donde se vivió un ambiente espectacular -la afición, entregada, hizo incluso la ola-, premió el partido de los suyos con una gran ovación tras la bocina. Y los jugadores respondieron igual agradeciendo el gran apoyo recibido en una noche para el recuerdo.

Un resultado que permite a Planasa Navarra afrontar sus próximos compromisos con otra cara, si bien la moral y el optimismo nunca se perdieron porque el equipo siempre ha dado la talla. La semana que viene toca visitar al Peñas Huesca. Será el viernes a las 21.00 horas en la capital oscense.

Noticia: Dpt Comunicación Basket Navarra


CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD - CB PRAT JOVENTUT (73-54)

Kasse se perderá lo que resta de liga por lesión.
Foto: F.Villegas / elperiodicoextremadura.com

Ganar por 19 puntos (73-54) no siempre esconde sensaciones positivas. El Cáceres Patrimonio de la Humanidad solamente las ofreció ante el Prat Joventut cuando el tercer cuarto avanzaba. Hasta entonces había sufrido demasiados problemas, pero lo importante era retomar la senda del triunfo y se logró.

La primera parte fue rara. O, directamente, mala. Tan extraña que, con el balón en juego, la mascota que intenta darle ambientación a los partidos, un muñeco con traje medieval, se paseó en una jugada por delante del banquillo local ante la estupefacción de reservas y cuerpo técnico. Inédito.

Anécdotas aparte, muy poco baloncesto se vio durante esos 20 minutos iniciales. El Prat había llegado sorprendentemente sin dos de sus mejores jugadores, Xavi Forcada y Agustí Sans, y un tercero, Alex Piru Ros, alcanzando el pabellón a falta de pocos minutos para el salto inicial.

El filial del Joventut parecía así una víctima fácil para los verdinegros, en línea ascendente si se olvida el naufragio de Huesca el viernes anterior. Pero quizás verlo tan sencillo no les ayudó, firmando un arranque flojo que dio la iniciativa a los visitantes.

En todo caso, no era para preocuparse. Una pequeña racha local a base de correr el contraataque situó un 16-11 en el marcador (min. 7) que parecía el arranque de un hipotético paseo.

No fue así. En ese momento, entre el final del primer cuarto y el inicio del segundo, el Cáceres encadenó seis minutos sin anotar, en una lamentable sucesión de fallos en buena y mala posición, aderezada por un buen puñado de balones perdidos. Menos mal que el Prat tampoco estaba acertado y apenas se aprovechó de ello. Además, Rolandas Jakstas cometía pronto su segunda falta, pero eso no le impediría, a la larga, hacer un gran encuentro, al igual que su compatriota Tautvydas Slezas.

Víctor Serrano, el último que había logrado una canasta, rompió el mal fario, pero lo único que abrió fue una fase igualada en la que, eso sí, brilló la muñeca de Sergio Pérez, clave para que al menos la ventaja fuese cacereña al descanso (31-30).

SEGUNDA PARTE

A falta de acierto, al menos había que jugar con más energía. Un inteligentísimo robo de balón de José Marco (la defensa no es precisamente su especialidad) fue el inicio de una fase de mayor implicación por parte de todos. Eso se tenía que notar obligatoriamente en ataque (41-35, min. 25).

Era el momento de intentar romper el partido, evitar como fuese la lotería de un final igualado. Triples de Añaterve Cruz, Jakstas y dos de Guille Corrales --el día que meta desde lejos, llegará muy alto-- señalaron el camino (55-45, min. 30). Interesante también el rato en el que Alvaro Frutos jugó como escolta. Ben Mockford solamente jugó 9 minutos y no llegó a encestar: otro mensaje diáfano de que las cosas no le van nada bien.

Había que rematar el trabajo y pasar a otra cosa. Se logró sin dificultades, prolongando la línea ascendente en el juego, encontrando cada vez mejores posiciones, evitando despistes en defensa. Sí se pareció entonces al Cáceres que ha ganado a buena parte de los grandes de la LEB Oro y que camina con holgura hacia la permanencia y, acto seguido, hacia la lucha por meterse en los playoffs de ascenso. Hubo hasta tiempo para dar su segundo partido en esta liga a Alberto Cano, el junior que está echando una mano en los entrenamientos.

CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD: José Marco (0), Luis Parejo (7), Sergio Pérez (12), Rolandas Jakstas (19), Tautvydas Slezas (8) --cinco inicial-- Ben Mockford (0), Alvaro Frutos (8), Guille Corrales (6), Añaterve Cruz (5), Víctor Serrano (8).

CB PRAT JOVENTUT: Gerbert Martí (13), Sergi Costa (6), Xabier López-Arostegui (0), Alex Ros (19), José Coego (4) --cinco inicial-- Albert Homs (2), Oscar Amo (4), David Iriarte (3), Zoran Nikolic (3).

Noticia: Javier Ortíz / elperiodicoextremadura.com

0 comentarios:

Publicar un comentario