sábado, 23 de enero de 2016

CRONICAS LEB ORO JORNADA 19 | PALIZAS DE PEÑAS HUESCA Y AMICS CASTELLO, CACERES SIGUE SUMANDO, GRAN VICTORIA A DOMICILIO DE UF OVIEDO MIENTRAS QUE QUESOS CERRATO PALENCIA LLEGA A LA COPA CON UNA VICTORIA DE PRESTIGIO (I)

OURENSE PROVINCIA TERMAL - UNION FINANCIERA OVIEDO (65-69)

Ferrán Bassas con el balón.
Foto: Oviedo Baloncesto

Victoria vital la cosechada por parte del Unión Financiera Baloncesto Oviedo en Ourense, 65 a 69. Los hombres de Carles Marco dominaron el partido de principio a fin y supieron controlar los nervios en los momentos delicados del encuentro. Así pues, con ésta, el OCB suma su segunda consecutiva lejos de Pumarín y ya acumula 11 victorias en su casillero lo que le lleva a consolidarse en la zona alta de la tabla.

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo llegaba al Pazo do Deportes Paco Paz con el objetivo de lograr la segunda victoria consecutiva a domicilio. Enfrente tenían a un Ourense Provincia Termal que sumaba dos triunfos seguidos y que, sin duda, buscaría reforzar su condición de candidato al playoff y proseguir con la buena dinámica. Quien se llevase la victoria, saldría muy reforzado tanto en confianza como en clasificación. Así pues, el partido tenía todos los ingredientes necesarios para asegurar su grandeza.

Con un Unión Financiera Baloncesto Oviedo de naranja, el partido comenzó con un Ourense más plantado sobre el parqué, dominando desde el perímetro. Los hombres de Carles Marco pasaban bien el balón y emparejaron el marcador con el transcurso del tiempo. Ferrán Bassas lideraba a los suyos y se lanzaba a las transiciones rápidas, mientras que el conjunto local dominaba sobre la zona. Transcurrían los minutos y el luminoso reflejaba igualdad máxima, con constantes alternancias entre ambos conjuntos. Dan Trist se hacía fuerte en la zona y sumaba ya ocho puntos. Al término del primer cuarto, 15-17 para el conjunto carbayón.

El segundo cuarto comenzó con un colosal Mario Cabanas, sumando dos rebotes ofensivos vitales para el conjunto azul. El posterior triple de Zaid Hearst y un mate de Cabanas concedió a los ovetenses la máxima del partido hasta el momento, ocho arriba. Los de Gonzalo García recurrían a Zamora que se echaba el equipo a la espalda. Sin embargo, no les terminaban de salir las cosas. A falta de 3 minutos para el descanso, el conjunto carbayón seguía en tendencia ascendente y marcaba el ritmo del partido. Gran nivel de juego el mostrado por los de Carles Marco: contundentes en la defensa y con ideas claras en ataque. Sin embargo, el equipo gallego terminó el cuarto con un mayor acierto, lo que les acercó de nuevo en el marcador. Manejaron bien el balón y encontraron canastas fáciles. Tras cumplirse los primeros 20 minutos, 29-35.

Comenzaba la segunda mitad y el Unión Financiera Baloncesto Oviedo salió lanzado, aumentando la distancia a 11 puntos. El movimiento de balón por parte de los de Carles Marco les concedía oportunidades de tiro que no desaprovechaban. El conjunto gallego no quería dejar escapar en el marcador al OCB y, a través de constantes transiciones rápidas, lograban seguir sumando. En el último tramo del cuarto, la diferencia se mantendría estable, con el Ourense Provincia Termal en bonus, lo que aprovechó el conjunto ovetense. El OCB se hizo fuerte en el rebote y gozaba de segundas oportunidades muy valiosas. No obstante, el conjunto orensano no cesaba en su persecución y no le pondría las cosas nada fáciles al equipo asturiano. A falta de disputarse los últimos diez minutos, 47-58 para el Unión Financiera Baloncesto Oviedo.

Entrabamos en los últimos 10 minutos y un triple de Kapelan levantó al Pazo do Deportes Paco Paz y comenzaba a apretar cada jugada. Un parcial 9-0 a favor de los gallegos abría el partido y todo quedaba por decidirse. Los nervios estaban acelerados y el ritmo del partido se incrementó al máximo. Ningún equipo quería dejar escapar este encuentro. A falta de 4´15, 5 arriba para el OCB, 57-62.

A pesar del esfuerzo de los locales, quienes estuvieron más acertados al final del encuentro, nunca llegaron a ponerse por delante aunque llegaron a estar sólo un punto por debajo. El acierto en los tiros libres de Zaid Hearst y Víctor Pérez en las últimas jugadas del encuentro, sentenció la victoria para el banquillo visitante, 65 a 69.

El jugador más valorado del Unión Financiera Baloncesto Oviedo fue Dan Trist con 24 de valoración gracias a sus 19 puntos, 6 rebotes, 1 asistencia, 2 recuperaciones y 6 faltas recibidas. Por parte del Ourense Provincia Termal, el mejor fue Jonathan Barreiro gracias a sus 19 de valoración (16 puntos, 6 rebotes, 1 asistencia y 1 balón recuperado).

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo volverá a la actividad el próximo jueves tras el parón por la Copa Princesa.

CLUB OURENSE BALONCESTO (65): Barreiro.J (16), Kapelan.D (16), Salash.M (3), Rowley.K (8), Rivero.P (7) –quinteto inicial- Ballesta.J (-), Martínez.A (-), Fernández.T (-), Rejón.G (8), Rodríguez.M (-), van Zijverden.B (-), Zamora.J (7).

UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (69): Bassas.F (9), Miso.A (6), Pérez.V (8), van Wijk.K (2), Trist.D (19), –Quinteto inicial- Fernández.F (-), Prieto.A (-), Sánchez.D (2), Hearst.Z (12), Marín. J (1), Cabanas.M (10), Parada.M (-).

Noticia: Dpt comunicación Oviedo Baloncesto


COCINAS.COM - CACERES PATRIMONO DE LA HUMANIDAD (78-81)

Lanzamiento de Carlson.
Foto: CB Clavijo

El Cáceres sumó en Logroño su décima victoria (78-81) que le afianza en la parte media-alta de la tabla y da un paso casi decisivo para asegurar la permanencia. Sin embargo, los de Ñete Bohigas sufrieron ante un rival batallador que a punto estuvo de darle un disgusto. Enorme la actuación de Slezas, que firmó un doble-doble (21 puntos y 18 rebotes) acabando con una valoración de 36. También el cuestionado Ben Mockord estuvo a un notable nivel con sus 14 puntos.

Hubo muchos nervios y errores en los dos equipos en los primeros compases del partido. A ambos les costaba anotar y en los dos primeros minutos el marcador reflejaba un escuálido 2-2. Un triple del americano Alfredo Ott colocó el 5 a 2 en el luminoso. Es evidente que había igualdad de fuerzas (7-9, min. 5).

Un certero triple del local Bravo situó a los riojanos de nuevo por delante en el marcador (10-9), aunque la réplica la puso Añaterve Cruz con un nuevo lanzamiento exterior para el 10 a 12 (min, 6). Parecía que los jugadores de los dos equipos ya habían calentado sus muñecas. El lituano Jakstas puso el 14-16 aunque una canasta de Carlson cerró el primer cuarto (16-16). Destacar al excelente aportación del pivot Tautvydas Slezas (5 puntos y 6 rebotes) en este periodo. Después redondearía su soberbia noche. Por su parte, Carlson estaba siendo una pesadilla para la defensa extremeña.

Ya en el segundo cuarto, el Cáceres apretó el acelerador y puso el marcador en un 16 a 20, que precipitó un tiempo muerto solicitado por el técnico local Antonio Pérez que buscó más fluidez en el juego de su equipo. No fue efectivo, ya que el Cáceres siguió brillando en su colectividad para conseguir otro parcial de 0-6 a poco más de seis minutos para la conclusión (16-26). Los de Ñete Bohigas estaban realizando sus mejores minutos. Por su parte, el Cocinas.com estaba totalmente atascado. Los riojanos supieron despertar --parcial 12-4-- tras los despistes extremeños (28-30) para igualar de nuevo el luminoso.

Ahora el que estaba teniendo problemas era el Cáceres. Pero los visitantes supieron mantener el tipo en la recta final y lograr una ventaja de 5 puntos (32-37). Slezas terminó con diez puntos y ocho rebotes, bien secundado por su compañero Jakstas y el capitán Luis Parejo (6 puntos).

SEGUNDA PARTE Tras el paso por los vestuarios, el decorado se mantuvo igual. El Cáceres continuó llevando la iniciativa (34-40). Un triple de Arévalo puso a su equipo a un punto (39-40) manteniendo la igualdad y la emoción al enfrentamiento. Así se pasó por el minuto 25 con 41-46 tras triple de Parejo.

Tres tiros libres anotados por Carlson pusieron por delante a los riojanos (49-48). El Cáceres había perdido frescura. La ventaja local se amplió más (53-49) ante la desesperación de Bohigas. El Cáceres siguió dejando escapar el partido (60-50) con un Carlson y Ruiz de Galarreta colosales. Al final del tercer cuarto, el marcador reflejaba un 60-54 tras tímida reacción visitante.

Restaban diez minutos y aún podía suceder absolutamente de todo. Y empezó con un triple de Mockford (60-57), pero respondió Carlos Bravo con otro (63-57). Continuó al frente del marcador el Cocinas.com, que sufría para conservar su renta porque el Cáceres apretó el acelerador para, posteriormente, igualar el partido (66-66) gracias a Jakstas. Restaban poco más de seis minutos para el final. Con 73-70, tras un parcial de 5-0, Ñete Boigas se vio obliado a pedir un tiempo muerto. Restaban 4 minutos.

Salió al rescate Slezas (73-72). El partido ganó en emoción cuando Jakstas puso el 75 a 76 a 1'43. Un triple de Carlson firmó el 78-78. José Antonio Marco anotó un tiro libre (78-79) a 30 segundos. El Cocinas.com marró tres palmeos increíbles y el partido lo sentenció Mockford.

COCINAS.COM: Michael Carlson (24), Babatunde Olumayiwa (6), Carles Bravo (16), Borja Arévalo (9) y Alfredo Ott (3). También jugaron Brais Gago (0), Alberto Ruiz de Galarreta (14), Alejandro Reyes (0) y Jermel Kenney (6).

CACERES PATRIMONIO: José Antonio Marco (3), Taytvydas Slezas (21), Aña Cruz (6), Rolandas Jakstas (14) y Luis Parejo (14). También Ben Mockford (14), Sergio Pérez (3), Alvaro Frutos (4), Guille Corrales (0), Víctor Serrano (2).

Noticia:elperiodicoextremadura.com


CB PEÑAS HUESCA - PLANASA NAVARRA (74-48)

Foto archivo: Basket Navarra

Peñas borró del partido a Planasa Navarra prácticamente desde el salto inicial. El equipo de Quim Costa dominó defensa y ataque durante todo el choque e incluso deleitó a los aficionados con jugadas espectaculares al final del partido. Superada la derrota “in-extremis” de Barcelona, los oscenses continúan en un gran momento de juego y continúan una jornada más entre los cinco primeros. Maldunas y Costa, los mejores de un Peñas en el que destacó el juego colectivo por encima de las individualidades. Arteaga y Justo, los mejores del equipo de Lamua. A pesar de ello, los interiores locales supieron parar al MVP de la competición.

Arranque eléctrico de la mano de Christian Díaz

No pudo arrancar mejor el partido para Peñas ya que en apenas unos minutos supo combinar acierto en el tiro, fluidez en la circulación de balón y una gran defensa “made in Costa” sobre todo centrada en el MVP Oliver Arteaga, que no vio luz hasta bien entrado el partido. Christian Díaz imprimió un ritmo de juego alto al conjunto altoaragonés y anotó y asistió en los compases iniciales, forzando a Planasa a parar el partido a falta de 2:26 para finalizar el primer cuarto. 19-7 era el resultado al final de este primer parcial. Buen trabajo también en defensa del capitán Jorge Lafuente, que volvía a salir de inicio ante la ausencia de Kris Davis.

Tímida reacción visitante que quedó en espejismo

El segundo cuarto fue casi un calco del primero hasta que Quim tuvo que pedir tiempo muerto tras un parcial de 3-11 a favor de los navarros. Ivan García y Justo sostenían a los visitantes ante la “desaparición” de Arteaga que era “engullido” una y otra vez por los pívots peñistas. Goran Huskic comenzaba a entrar en el partido y aportó su habitual intensidad bajo el tablero, aunque en esta ocasión, en la pintura verde mandaba un lituano: Gabas Maldunas. Pese a esto, a la finalización de este periodo “despertaba” Oliver Arteaga si bien sus 4 puntos eran neutralizados por 5 de Lluis Costa que también empezaba a presentar sus credenciales en el choque. Con todo esto, se llegaba al descanso en el Palacio con 33-22 para Peñas.

Despegue en el tercer cuarto y espectáculo final

Ni tan siquiera el paso por el vestuario pudo servir de estímulo para los de Sergio Lamua, quién con a penas 2 minutos trascurridos se veía obligado a pedir un tiempo muerto. Christian Díaz seguía inspirado en todas las facetas del juego y un triple de Daniel Bordignon parecía “mandar a la lona” al equipo de Pamplona. Pocos minutos más tarde, y de la mano de Pardina y el propio Bordignon, se alcanzaba la máxima ventaja hasta ese instante (47-24). Planasa trataba de reaccionar de la mano de Arteaga pero la distancia cedida resultaba insalvable.

El último cuarto del choque, tampoco dejó lugar a la duda si no al deleite del aficionado oscense aupado por los mates de Maldunas y Sedekerskis. Peñas sigue apuntando alto. Muy alto.

Estadísticas: Gabas Maldunas (22) MVP del choque

Gabas Maldunas fue el MVP del partido y de su equipo en un encuentro en el que hasta 7 jugadores de Peñas superaron los 1o de valoración (Costa, Huskic, Díaz, Lafuente, Pardina, Sedekerskis y Maldunas). El pivot lituano anotó 12 puntos y capturó 10 rebotes que le sirvieron para sumar 22 de valoración. Las 7 asistencias de Lluis Costa, para acabar en 18 de valoración tampoco pueden pasar desapercibidas.

Oliver Arteaga, el MVP de la competición, fue el mejor jugador de su equipo con 13 puntos y 9 rebotes y 15 de valoración, rozando las dobles figuras. A pesar de esto, fue claramente frenado por los pívots locales que le ganaron la partida. Buen partido de Iván García y Guillermo Justo (13 de valoración) aunque insuficiente para poder plantar cara. Los bajos porcentajes de tiro finales del conjunto navarro acabaron pesando demasiado.

Noticia: Diego Abril / sporthuesca.com


AMICS CASTELLO - ACTEL FORÇA LLEIDA (85-65)

Espectacular mate de Garrett
Foto: Amics Castelló

Los dos equipos empezaron algo tensos, cometiendo numerosos errores e imprecisiones en ataque. Poco a poco, los locales se fueron quitando de encima el agarrotamiento y se les vio algo más fluidos. El Amics Castelló quería correr, buscaba transiciones rápidas, pero no podía culminarlas en canasta ante un rival concienciado del peligro de su oponente si despliega su velocidad. El Lleida hizo mucho daño con los triples (12 de sus 18 puntos en el primer cuarto vinieron desde más de la línea de 6,75), mientras que la anotación de los anfitriones era más variada. Con esta dinámica, había continuas alternativas en el marcador y acabó este periodo con un igualado 16-18.

Tras la pausa, los de La Plana se mostraron dispuestos a subir una marcha el ritmo del partido. Fueron más agresivos en defensa, robaron varias bolas y los ataques eran más directos. Ante el tono que verde que estaba cogiendo el choque, el técnico del combinado catalán pidió un tiempo muerto. Los de Toni Ten plantearon una defensa muy abierta y con cambios en los bloqueos para controlar el lanzamiento exterior, la principal fuente de anotación de su contendiente, lo que dio buen resultado. Por desgracia, el buen hacer de los de La Plana atrás (el Lleida acabó el segundo cuarto con sólo 13 puntos) no tuvo reflejo en el luminoso, ya que estaban bastante desacertados. Nadie tenía el día.

Tras el descanso, la intensidad siguió siendo alta, la defensa al límite y el juego un tanto descontrolado, con lo que el encuentro parecía estar en una atmósfera que podía beneficiar a los locales. Así, se produjo un primer distanciamiento importante del Amics Castelló en el minuto 27 (49-40). Fue uno de sus típicos arreones en los que pasa por encima del más pintado, con un Nwogbo especialmente inspirado al que le frenó su racha la acumulación de faltas personales. El conjunto visitante parecía algo noqueado y echó mano de sus veteranos, sobre todo el ex pívot ACB Alzamora y otro interior como Jorge García, pero no conseguían recortar ante un Amics Castelló que esta vez sí que veía el aro con facilidad (26 puntos en el tercer cuarto).

El último periodo se inició con un esperanzador 58-49. Una vez más, la defensa y la velocidad fueron las grandes aliadas de los La Plana, que con dos contraataques fruto de unos robos abrió ya una importante brecha (62-49). Los catalanes lo intentaban, pero el Amics era un duro muro que costaba perforar. Además, los de Toni Ten estaban en una vorágine positiva y encestaban con frecuencia. A medida que pasaban los minutos, el Actel Força Lleida se desinflaba, la renta aumentaba y la victoria parecía más segura a pesar de que los castellonenses llegaron al bonus de faltas muy pronto.

Los minutos finales fueron un auténtico paseo, con la ventaja en torno a la quincena y el combinado anfitrión sin bajar la guardia atrás. Por si esto fuera poco, Garrett y Nwogbo mandaban bajo los aros y la puntería desde el perímetro estaba más afinada. Esta holgura permitió también que debutara el joven canterazo Xavi Ramos. De este modo, el combinado de la capital de La Plana certificó su décima victoria, la que alcanza una cifra simbólica, un número mágico. Un número que puede ser suficiente para lograr la permanencia… y eso que aún estamos en enero. ¡Bravo Amics!

AMICS CASTELLÓ: Faner (9), Blair (9), Rodríguez (16), Nwogbo (16), Hidalgo (4) –cinco inicial--; Cabot (6), Bortolussi (5), García (2), Garrett (12), Sánchez (6) y Xavi Ramos. 22 faltas. Eliminado Nwogbo.

ACTEL FORÇA LLEIDA: Sevillano (6), Simeón (5), Marshall (15), Herun (5), Greven (7) –cinco inicial--; Rubin, García (6), Pérez (8), Alzamora (7) y Sutina (6). 24 faltas. Sin eliminados.

Noticia: Dpt Comunicación Amics Castelló


SAN PABLO INMOBILIARIA BURGOS - QUESOS CERRATO PALENCIA (74-82)

Foto: Luis López Araico
diariopalentino.es

El Quesos Cerrato Palencia tuvo que esforzarse al máximo y apretar en defensa durante 45 minutos para doblegar en la noche de ayer en El Plantío al cuarto de la tabla, un correoso San Pablo Burgos que le llevó a la prórroga tras un final de infarto, aunque en el tiempo extra los morados fueron superiores para presentarse ante la Copa Princesa con otra victoria.

Sin Roger Vilanova y Rafa Huertas finalmente en el conjunto burgalés por lesión, el técnico local situaba en el quinteto inicial a un jugador de habitual escaso protagonismo como el alero croata Marko Proleta, en previsión de lo que pudiera suceder más adelante. Y los palentinos empezaban llevando la iniciativa, de la mano de sus exteriores. Aunque muy pronto Javi Vega anotaba su séptimo punto para igualar (9-9) y el Burgos asumía el mando.

Si el perímetro palentino corría para sumar en su casillero anotador, por parte local eran los hombres grandes los que asumían galones para dominar el marcador. Filip Toncinic, referencia burgalesa en la pintura sumaba seis puntos, haciendo daño a los interiores palentinos en el primer acto. Pese al 2+1 de Dani Rodríguez (el mejor anotador palentino entonces, con ocho puntos) que momentáneamente ponía por delante a los morados (15-17), fue el San Pablo Burgos el que acabó por delante (19-19, tras canasta de Matija Poscic).

El segundo periodo tuvo dos partes, la primera dominada por los palentinos, de apenas dos minutos, donde fueron capaces de situarse con seis puntos de renta tras un parcial de 0-8. Dos jugadas de tres puntos (triple muy lejano de Marc Blanch y 2+1 de Dani Pérez) y un palmeo de Ike Okoye, que situaban el 19-25, motivando el tiempo muerto del técnico local Diego Epifanio.

Reaccionaban los locales tras esa pausa y, pese a las buenas acciones de Mitch McCarron y Mike Fakuade, equilibraban la balanza (32-32). El de Roger Fornas era el tercer triple prácticamente consecutivo que encadenaban los burgaleses. Después del consiguiente tiempo muerto pedido por Sergio García, Anton Maresch anotaba de nuevo desde los 6,75 (5/10 al descanso para los locales), iniciando un 7-0 que distanciaba al Burgos (39-32). Siete puntos que se llevaría al descanso (43-36).

Pese al aumento de la intensidad defensiva de los palentinos en la reanudación, en el tercer cuarto solo logró empatar (45-45), a poco más de 5 minutos del final del periodo. El ambiente se caldeó con un par de técnicas señaladas sobre los locales que, espoleados en su orgullo, llegaron a la bocina final con un parcial de 7-0 y un 55-46 más que claro. Los palentinos habían logrado frenar su acierto en el triple (1/7 en esos 10 minutos), pero a falta del último periodo se veían nueve puntos abajo.

El trabajo desde la defensa (y ayer también en la anotación, pues acabó con 14 puntos)de un soberbio Romà Bas y el estado de gracia de Dani Rodríguez (terminó con 25) daban la vuelta al choque. Cinco puntos del primero y tres triples del base ponían en apenas cuatro minutos el 57-61. Incluso tres minutos más tarde, tras un 2+1 de Lamont Barnes (que ayer tuvo enfrente un hueso muy duro de roer, como Filip Toncinic), el marcador señalaba un claro 61-67. Pero el Burgos no estaba dispuesto a rendirse y, con dos triples de un excelso Justas Sinica, ponía las tablas (71-71) en el electrónico a solo 36’’. En ese tiempo hubo de todo, menos puntos. Cada equipo trató de sacar de banda, con 10’’ en el reloj, pero en ambos casos los árbitros señalaron los cinco segundos en el saque.

Y así se llegó a la prórroga. En ella, el Burgos empezó con tres tiros libres anotados (74-71), mientras el Quesos Cerrato tardaba tres minutos en encontrar el camino del aro, con un lejano lanzamiento de Urko Otegui. Pero ese fue el inicio del 0-11 que cerró un partido donde los ocho de diferencia (74-82) estuvieron en los tiros libres finales tras las técnicas a los burgaleses que afearon el final.

Noticia: David del Olmo / diariopalentino.es

0 comentarios:

Publicar un comentario