sábado, 13 de febrero de 2016

CRONICAS LEB ORO JORNADA 21 | CAEN QUESOS CERRATO PALENCIA Y MELILLA BALONCESTO Y PEÑAS HUESCA LO APROVECHA PARA METERSE EN LA POMADA (I)

ORENSE PROVINCIA TERMAL - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (55-70)

Jakstas fue uno de los mejores del Cáceres.
Foto:Axencia Deportiva Galega

El Cáceres obtuvo una victoria de postín en la noche de ayer al vencer en el dificilísimo Pazo dos Deportes ante un Ourense que fue superado desde el mismo salto inicial. El cuadro extremeño afrontó el partido muy mermado de efectivos con las bajas de Slezas y Mockford y Ñete Bohigas tuvo que apelar desde el salto inicial a la inventiva táctica para paliar las carencias interiores del equipo. La defensa de ayudas que puso en práctica le salió a la perfección porque sacó del partido al COB.

El equipo ourensano ofreció un manual de todo lo que no se debe hacer en ataque y propició que el Cáceres, a pesar de no contar con buenos porcentajes de tiro, comenzase a mandar en el marcador a partir del minuto cinco de encuentro. Fueron diez minutos de juego en los que los errores se impusieron claramente sobre los aciertos hasta el punto de que la primera canasta de partido tardó 2:20 minutos. Kapelan fue el que consiguió los únicos cinco puntos de los locales en los primeros cinco minutos de juego y Serrano y Marco fueron los que empezaron a ser las referencias ofensivas cacereñas que bastaron para empezar a abrir diferencias en el marcador (5-11). Pero en la sucesión de errores del partido también entró Cáceres que no logró plasmar en el marcador en el primer cuarto su mejor estar en la pista (9-13).

Aunque las sensaciones eran buenas por habían anulado a Pedro Rivero, que se fue al banquillo sin anotar, el perímetro cobista no existía y Serrano se hacía grande en ambas zonas. Así en el comienzo del segundo cuarto el parcial de 0-5 colocó una primera diferencia importante (9-18) en plena fase desconcierto local, que tardó tres minutos en conseguir la primera canasta de este segundo cuarto.

Las rotaciones en el COB dieron un impulso defensivo al equipo lo que propició una tímida reacción que abortó Cáceres a base de golpes de calidad y poderío interior de Jakstas, mientras Serrano tenía minutos de descanso en el banquillo. Cáceres seguía dominando a placer el partido y el COB errático a más no poder, pero en los últimos dos minutos del cuarto llegó un contratiempo importante para el equipo de Bohígas, la lesión fortuita de Añeterve Cruz cuando lanzó un triple y cayó sobre el pie de Ander Martínez sufriendo un fuerte esguince que le apartaría de todo lo que restaba de encuentro.

Al Cáceres le quedaba abonarse al más difícil todavía con otra baja más y antes de llegarse al descanso sufrió dos triples de Ander Martínez y Tomás Fernández, jugadores de banquillo cobista, que les metió en el partido, a pesar de la amplia superioridad cacereña que solo llevó de renta al descanso cinco puntos (23-28), eso sí con un marcador más típico de categorías base que de una de baloncesto profesional y todo ello con porcentajes de tiro como el de Cáceres en el 6,75 difícil de empeorar (15%).

Sucesión de errores

Pero el partido lejos de mejorar tras el descanso, incluso tuvo minutos de mayor sucesión de errores en ambos equipos, aunque con la ventaja cacereña en el marcador que siempre supo mantener por encima de los cinco puntos. De nuevo ambos equipos jugaron casi a punto por minuto hasta los primeros cinco minutos del cuarto y con la sobriedad de Serrano y la sucesión de tiros libres fallados por el COB, Cáceres consiguió terminar el tercer cuarto retomando la máxima renta a su favor (33-42) y con la sensación de que simplemente cometiendo menos errores que el COB y cerrando el rebote, sería suficiente para conseguir una victoria de mérito por los numerosos contratiempos con los que afrontó el partido.

Además, Carlos Toledo sumó frescura y desparpajo en los últimos minutos del tercer cuarto anotando y jugando con criterio lo que le daba a Bohigas una rotación de calidad para suplir la lesión de Añeterve Cruz. Y eso le bastó porque contó con la peor versión del COB de la temporada que solo intentó remontar el partido con su tiro de tres puntos, donde salvo Ander Martinez y Kapelan conseguían anotar. El dato más positivo para Cáceres fue que Pedro Rivero consiguió su primera canasta a falta de nueve minutos para finalizar el partido y que Anagnostou y Parejo estaban en estado de gracia en ataque.

Así la diferencia llegó hasta los doce puntos (33-45) y a partir de ese momento solo necesitó Cáceres manejar la ventaja en el marcador con su defensa y consiguiendo triples y canastas de mérito en momentos clave de la posesión que acabaron con la mínima resistencia local buscando una remontada tan injusta por sus méritos en la pista como irreal. Incluso los cacereños consiguieron el average, tras perder en el partido de la primera vuelta, aunque ahora mismo los de Bohigas ya piensan en el playoff de ascenso y el COB parece condenado a luchar por salvar la categoría.

CLUB OURENSE BALONCESTO: Pedro Rivero (7), Kapelan (9), Barreiro (3), Salash (0), Rowley (7) - Zamora (2), Rejón (16), Ander Martínez (12), Tomás Fernández (3), Ballesta (0).

CÁCERES PATRIMONIO: Jose Antonio Marco (11), Luis Parejo (8), Añeterve Cruz (2), Jakstas (14), Serrano (14) - cinco inicial - Alvaro Frutos (5), Corrales, Anagnostou (11) y Carlos Toledo (5).

Noticia: Jacobo Rodríguez / hoy.es


COCINAS.COM - PLANASA NAVARRA (75-58)

Foto:Miguel Herreros

ARRANQUE CLAVE. Fundamental empezar bien: un rebote ofensivo de Tunde, una bandeja de Arévalo y los 5 primeros puntos de Galarreta ponían el 9-0 de salida, una ventaja sobre la que pivotaría el desarrollo posterior del partido, hasta que se rompió al final. Un Planasa Navarra en reconstrucción, con nuevo inquilino en el banquillo esta misma semana, no anotaba hasta los 4 minutos de juego, y aunque entraba en calor con Garrido e Iván García (17-12, minuto 10), seguiría ya por debajo toda la noche.

CON TODOS. Toda una temporada de lesiones y contratiempos ha influido también en la evolución del equipo. Por segundo partido, el Cocinas.com ya está reconstruido y vuelve a funcionar como un grupo cohesionado, donde todos suman: en su debut en el Palacio, Geoffrey Hockins aportó una rotación sólida y sin cometer errores, acabó con 8 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias, y un equipo cómodo bajo su mando, permitiendo el desahogo de minutos a un Borja Arévalo que fue el mejor de la noche: 11 puntos, 4 rebotes, 2 robos, 1 tapón estratosférico y 6 faltas recibidas en sólo 23 minutos en pista. La otra clave estuvo en la pintura, con una papeleta enorme ante la que ya es una de las mejores parejas interiores de la liga, el ex NBA Korolev y Óliver Arteaga (28 puntos y 23 rebotes entre ambos), Jermel Kennedy y Malick Fall dieron minutos de intensidad, trabajo y actitud, con Carlson potente en todas las facetas dentro de una noche negada a canasta y un Tunde Olumuyiwa que cerró un partido excepcional (13 puntos, 7 rebotes, 3 tapones). Por fuera, Alex Reyes no necesitó lanzar a canasta para hacer cosas importantes en pista y mantener la tensión en el perímetro.

ACORDEÓN. Siempre con el Cocinas.com por delante, toda la noche se movió entre acelerones locales y las recuperaciones parciales de Planasa Navarra. Carles Bravo irrumpía en un segundo cuarto espectacular (13 puntos, con 2 triples) para sostener ventajas en torno a la decena, con una máxima de 12 con mate de Kennedy (24-12, minuto 12), antes de la recuperación navarra: un parcial de 5-12 con la entrada en juego de Korolev, Arteaga y Narros para su último acercamiento estable (29-24, minuto 17). Los puntos de Carlson y Ott, más Galarreta y otro chispazo de Arévalo, dejaban todo abierto al descanso (41-33).

TERCER CUARTO. El regreso de vestuarios era clave para abrir una distancia sólida o exponerse a un partido igualado. El dúo riojano Arévalo-Galarreta tomaba las riendas para plantear una ventaja que empezaba a ser importante (50-37, minuto 23), mientras la clave estaba en el otro lado, en un nivel defensivo que dejaba a Planasa Navarra resolviendo posesiones con tiros forzados o sin llegar a lanzar, y sufriendo la intimidación local (8 tapones en toda la noche). Sólo el espectacular Korolev y el habitual Arteaga anotaban con fluidez en un equipo sin tiro exterior (4/22 en triples) y superado por el avance de Tunde y Bravo que elevaban la máxima hasta el 60-45 (minuto 28) antes del tramo decisivo.

GESTIÓN. El desarrollo del partido, después de todo, no era nuevo. Muchos han sido esta temporada los choques que se han ido después de entrar en el cuarto decisivo con ventajas de 10 puntos, esta vez el Cocinas.com templó el ritmo de juego e intensificó la defensa para evitar parciales en contra. Los tiros clave visitantes se salían y los de Antonio Pérez se mantenían firmes, con Arévalo desde la personal y dos grandes acciones interiores de Tunde (espectacular su último cuarto) que, por fin, asentaban una ventaja ya decisiva (68-51, minuto 35). Planasa Navarra bajó al fin los brazos y el desenlace fue plácido, con otro debut en el Palacio, el de Simon Birgander con la camiseta riojana, y una máxima que alcanzó los 20 puntos (75-55). El Palacio ovacionó a su equipo ya en los minutos finales de fiesta, y se quedó a celebrar la victoria, había ganas de hacerlo después de mucho tiempo.

Cocinas.com 75 (17+24+19+15) Arévalo (11), Alfredo Ott (4), Galarreta (14), Carlson (3), Olumuyiwa (13) -cinco inicial- Birgander, Brais Gago, Carles Bravo (17), Hockins (8), Fall (3), Alex Reyes, Kennedy (2)

Planasa Navarra 58 (12+21+15+10) Servera, Iñaki Narros (5), Sergio Rodríguez (5), Korolev (16), Óliver Arteaga (12) -cinco inicial- Justo (1), Bonhome, Iván García (8), Nguirane (4), Quique Garrido (7)

Noticia: Dpt Comunicación CB Clavijo


PEÑAS HUESCA - QUESOS CERRATO PALENCIA (89-63)

Foto:Rafael Gobantes

El Quesos Cerrato Palencia sucumbió en casa de un Peñas Huesca que sigue imparable y que ayer ahogó a los de Sergio García con un buen ataque y una excelente defensa. Los locales no dejaron tirar con comodidad a su rival que, además, perdió claramente la batalla del rebote (43-29) y fue siempre a remolque en el luminoso.

El conjunto palentino, por su parte, solo fue capaz de anotar 63 puntos, igualando su peor registro de la temporada aunque en aquella ocasión, el 20 de diciembre de 2015, esos 63 puntos le bastaron para imponerse a Ourense Provincia Termal (56-63).

En un inicio de partido marcado por la intensidad defensiva, el Quesos Cerrato tomaba ventaja con un parcial inicial de 0-6. Pero Huesca reaccionaba a tiempo. Los locales, se hicieron con el control del rebote y con dos triples consecutivos empataban el choque 6-6. No quedó ahí la cosa, Pardina y Bordignon elevaban el parcial oscense hasta el 10-0. Palencia perdía el balón una y otra vez ante la presión local y aunque Otegui ponía fin a la sequía, dos nuevos triples locales hacían saltar las alarmas a falta de 4:17 para el final del primer cuarto (16-8). Reajustó su defensa el Quesos Cerrato, moviendo el balón con menos ansía, y consiguió un 0-6 que le daba vida de nuevo (18-15), aunque una última canasta de Portález ponía el 20-15 al final del cuarto.

Dani Pérez recortaba aún más las diferencias en el inicio del segundo cuarto (20-17), aunque justo después el encuentro se convirtió en despropósito, con un carrusel de fallos que mantuvo el marcador inamovible durante dos minutos y medio. Al final, los locales hacían valer de nuevo su clara superioridad en el rebote para volver a poner tierra de por medio (24-17). No reaccionaba el Palencia Baloncesto, que fallaba demasiados lanzamientos y no conseguía segundas opciones. Y mientras, el Peñas seguía ampliando rentas hasta llegar a los 12 a falta de cuatro minutos para el descanso (31-19). De ahí al final del cuarto la contienda se igualó y el intercambio de canastas marcó el ritmo, aunque eso solo benefició al equipo local, que se iba al descanso con 13 de ventaja (40-27).

La dinámica del partido no cambió en el tercer cuarto. El Peñas Huesca, con un excelente trabajo defensivo, conseguía mantener a raya a un Palencia que no conseguía mejorar sus números. Los de Sergio García peleaban, pero les costaba sangre sudor y lágrimas llegar hasta el aro contrario y cuando lo hacían fallaban demasiados lanzamientos. Además, seguían sin estar afinados en el rebote, lo que daba ventaja a su rival. Además, Peñas Huesca se encontró en este cuarto con el acierto exterior de Costa, que contribuyó a elevar la renta de su equipo hasta los 20 puntos (64-44).

Sólo un milagro podía salvar a Palencia, y Peñas Huesca no estaba dispuesto a facilitarle las cosas. Los de Quim Costa apretaron aún más en defensa en el inicio del último cuarto y durante los primeros cinco minutos Palencia solo sumó cinco puntos, lo que permitió al equipo local ampliar su renta hasta los 24. Al final, 89-63.

Noticia: diariopalentino.es


AMICS CASTELLO - MELILLA BALONCESTO (80-73)

Foto:Amics Castelló

Lo del Amics Castelló de esta temporada no tiene nombre. Si ya estaba sorprendiendo a propios y extraños en su estreno en LEB Oro, su victoria sobre el poderoso Melilla (segundo clasificado y claro aspirante para subir a ACB) ha sido, de momento, el culmen de este equipo que no para de superar barreras y hacer soñar a su afición. Con este triunfo, la permanencia está en el bolsillo (¡¿quién lo hubiera dicho a principio de campaña?!) y ya no hay límites.

El inicio de los castellonenses fue muy bueno, con intensidad en defensa y acierto en ataque a pesar de que los visitantes quisieron sorprender echando mano de la defensa en zona, quizás buscando que el choque no entrara en el ritmo vivo que le gusta a los de La Plana. Por suerte, no fue así y el primer cuarto acabó siendo muy vistoso (20-24 en el luminoso), con anotación alta en ambos contendientes, fruto sobre todo del acierto en el perímetro, ya que los melillenses firmaron una serie de 4 de 5 en triples. Por su parte, los de La Plana no se quedaban atrás con un destacable 64 % de acierto en tiros de 2 y un 50% en triples.

La cosa se sosegó bastante en el siguiente periodo, en el que ya no se puedo ver el caudal anotador del anterior. El combinado visitante seguía fiel a la defensa en zona y, cuando se dispone de un presupuesto y una plantilla como la suya, tenía diferentes opciones para agarrarse en ataque. Hizo valer, sobre todo, la superioridad física de sus interiores para hacer daño puesto que el festival de triples se diluyó. Todo ello, con un bajón en el acierto local (tenía que llegar en algún momento), el Melilla abrió una pequeña brecha (33-41, min. 19), con lo que los castellonenses fueron ahora los que probaron con la defensa en zona. Así, las cosas, una canasta de Faner y acertadas defensas de los de Toni Ten se llegó al descanso con un esperanzador 35-41.

En la reanudación, sonó la voz de alarma. Esta vez, los discípulos estaban en defensa individual, algo que bloqueó bastante al Amics Castelló. Y para rematar, Hernández-Sonseca hizo valer la experiencia y calidad que atesorar en sus 212 centímetros para anotar o generar puntos para sus compañeros. En un visto y no visto de poco más de 3 minutos, un parcial de 2-9 colocó un preocupante 37-50 en el luminoso. Toni Ten pidió tiempo muerto y sus palabras parecieron despertar a unos jugadores bastante espesos, optando pos la defensa en zona 2-3 para sujetar mejor a los pívots rivales. Se vio el brío y coraje de otras ocasiones, defensa hiperagresiva, ataques directos y transiciones rápidas, es decir, el Amics Castelló en esencia pura. Con ello, la situación se arregló en parte (48-56, min. 28) y el banquillo visitante pidió tiempo muerto. Esta pausa no paró el arreón castellonense, que defendía con el cuchillo entre los dientes y salía como flechas en transición. En esos momentos se vivió la locura en el Ciutat de Castelló, que vibraba como nunca viendo como su equipo se comía literalmente al poderoso Melilla (prácticamente sólo recurría a los triples con bastante desacierto) y se ventiló la desventaja que padecía, llegando al final del tercer periodo por delante (61-60) y con la afición entregada y en éxtasis.

El último cuarto continuó jugándose con la intensidad al rojo vivo. Era la hora de los valientes, de los decididos a la hora de asumir la responsabilidad anotadora. Todo dependía básicamente de acciones individuales tanto en uno como en otro bando y no podía haber más emoción y entrega. El buen trabajo castellonense dio una pequeña ventaja a 3 minutos del final (73-67) que hacía soñar con el triunfo y que el técnico melillense solicitara un nuevo tiempo muerto.

Fue poco después cuando llegó una inoportuna falta antideportiva en contra de los de La Plana, pero solo la aprovecharon metiendo un tiro libre y las cosas pintaron mejor tras una canasta de Faner y una espectacular mate de Nwogbo tras un robo (otro de tantos) de la defensa castellonense. El marcador se puso en 77-68 a 1:34 para el final. Ver para creer: la victoria estaba prácticamente en el saco. El Melilla lo intentó a la desesperada, pero ya no pudo impedir una de las victorias más brillantes, bonitas, emotivas y trabajadas de toda la temporada. Realmente impresionante, como escuchar a la afición de Ciutat ovacionar entregada a sus ídolos. Ya no quedan palabras para definir la temporada de este Amics Castelló.

Noticia: Dpt Comunicación Amics Castelló


SAN PABLO INMOBILIARIA BURGOS - LEYMA BASQUET CORUÑA (82-86)

Foto:CBM/María González

Poco o nada queda ya de aquel Básquet Coruña de la primera vuelta, que regresaba a casa cabizbajo tras perder el partido en los últimos minutos. Ayer volvió a mandar, a creer y a superarse. El trabajo en equipo funciona, y no solo en el Palacio, también fuera. El esfuerzo es enorme pero la recompensa ayuda. El conjunto que dirige Tito Díaz acumuló ayer tres victorias consecutivas tras vencer al San Pablo Inmobiliarias Burgos (82-86). Otro paso de gigante. Se coloca séptimo en la clasificación, a la espera de lo que hagan Barcelona y Palma.

La carrera por el triunfo cambió cuando solo habían pasado tres minutos. Ahí el Leyma subió el ritmo y se convirtió en dueño. Gracias, en parte, al acierto de Stelzer. Pero no solo las canastas cuentan, la visión de juego de Jesús Castro fue clave para encaminar el partido. El capitán está a punto de ser el que era. Ayer formó parte del quinteto inicial, una muestra de que está recuperando la forma. Ayudó en el rebote capturando cuatro de un total de 36. El conjunto coruñés ha mejorado en un aspecto que es clave a la hora de decidir finales.

La escapada, no obstante, no fue sencilla. El Burgos nunca se rindió y peleó como el que más, necesitado tras tres derrotas seguidas -esta es la cuarta-. Hasta en cinco ocasiones volvieron las tablas al marcador (5-5, 22-22, 28-28, 52-52 y 60-60), pero no por eso se dejaba intimidar el Básquet Coruña. Endosó un parcial de 0-8 al rival que le mantuvo muy vivo para llegar con ventaja al descanso (47-49).

El bajón llegó en el tercer cuarto, pero apenas tuvo consecuencias. Le costó al Leyma finalizar las jugadas, aunque mejoró en defensa y eso le permitió observar de cerca al Burgos, que fue mejor en estos minutos. Para por fin sentenciar el choque apareció Beka Burjanadze. El georgiano encadenó seis canastas que, junto a las de Stelzer, dieron la victoria a los chicos de Tito Díaz. El triple de Vega cuando solo quedaban once segundos para el final solo sirvió para maquillar el resultado (82-86). El Básquet Coruña vuelve de Burgos con una sonrisa y con un importante logro bajo el brazo, el tercer triunfo consecutivo.

Noticia: Ana Carro / laopinioncoruna.es

0 comentarios:

Publicar un comentario