jueves, 21 de julio de 2016

LEB ORO NOTICIAS | HECTOR MANZANO CONTINUARA UNA CAMPAÑA MAS EN EL MELILLA BALONCESTO

Foto: Melilla Baloncesto

El Club Melilla Baloncesto ha llegado a un acuerdo con el alapívot Héctor Manzano para ampliar su vinculación con el club una temporada más. De esta manera el granadino, quien se convierte en la cuarta renovación para la próxima campaña, vivirá su quinta temporada en Melilla, divida en dos etapas.

Héctor Daniel Manzano Alcaraz, a pesar de nacer en Barcelona, creció deportivamente en las categorías inferiores del Santa Adela Motril y del C.B Granada. Fue precisamente en el conjunto vinculado del club nazarí con el que debutó en Liga EBA en el año 1999. Manzano permaneció durante seis temporada con el club granadino, con el que compaginó el equipo de EBA con el primer equipo de la ACB. En la máxima categoría del baloncesto nacional jugó en las campañas 2001/02 y 2002/03, disputando 56 partidos. En la temporada 2003-2004 fichó por el Menorca Básquet (LEB) y el año siguiente lo inició en Menorca pero después de 6 partidos se fue a CB Granada para jugar en EBA y nuevamente en ACB. Tras esa campaña el jugador recaló en las filas del Aguas de Valencia-Gandía, de la LEB2, con el que conseguiría esa temporada el ascenso a la LEB, proclamándose MVP nacional de la categoría. Los problemas físicos solo le permitieron jugar 18 partidos en la Oro con el equipo de Gandía en su debut en la LEB.

Un año más tarde regresaría a la LEB Oro, al fichar por el conjunto del UB La Palma, donde cuajó su mejor temporada en la competición promediando 9,8 puntos, 5,2 rebotes, 1,3 asistencias y 1 robo de balón. En la 2008/09 se incorporaría al recién ascendido CB Vic antes de dar el salto a la ACB un año más tarde en las filas del Obradoiro disputando un total de 22 partidos, donde promedió 5,13 puntos (91% TL, 58% T2 y 36% T3) y 2,13 rebotes en los poco más de 15 minutos por partido. La siguiente campaña, 2010/11 la viviría a caballo entre la Adecco Oro y la ACB. Sí a principios de temporada recalaba en las filas del CiP Lleida Basquetbol y con el que disputó un total 23 encuentros (10 puntos y 4,9 rebotes), meses más tardes volvería a la ACB con el C.B Granada para disputar el final de temporada en la ACB.

En el verano de 2011, el alapívot granadino aterrizaba en la Ciudad Autónoma donde permaneció durante tres temporada consecutivas. En su primera temporada fue una de las piezas claves de la exitosa temporada de los melillenses. Manzano promedió 9.5 puntos y 5 rebotes de media en su primera temporada en la ciudad autónoma. En su segundo año, y a pesar del descenso, el nazarí fue otro de los jugadores destacados del equipo aumentando su prestación hasta los 11 puntos y casi 6 rebotes para convertirse en el segundo jugador mejor valorado del decano con 13,4 tantos de valoración, La tercera y última temporada no fue menos, y el motrileño volvió a muestras de clase siendo el mejor del equipo entrenado ya por Alejandro Alcoba. Al final de esa tercera temporada, y aunque el jugador contaba con un año más de contrato, decide desvincularse de la entidad melillense para disputar el final de temporada con el CB Valladolid en la Liga Endesa. En la 2014/15, Manzano decidió probar suerte lejos de nuestras fronteras firmando por el Ada Blois Basket 41, equipo de la NM1 francesa con el que disputó la final de ascenso a Pro B y donde el motrileño fue el jugador más destacado de esa final con 17 puntos y 5 rebotes. El verano pasado en su regreso en Melilla, cuajó una buena temporada, yendo de menos a más, y se quitaba la espina del descenso vivido en anterior etapa, logrando con el club el primer ascenso a la ACB de su historia del club.

Héctor Manzano es un alapívot de gran polivalencia, que gracias a su gran movilidad y buen tiro desde la línea de 6.75, además puede desempeñar tanto la posición de “4” como la de “3”. Ese gran porcentaje desde posiciones lejanas y su capacidad de encarar el aro, le convierten en un jugador fundamental para abrir las defensas contrarias. Además cuenta con recursos para generar sus propios puntos cerca del aro y de espaldas a canasta. Sus 2.05 metros de altura le permiten también ir con solvencia al rebote, tanto defensivo como ofensivo. En defensa, su versatilidad le permite defender a un gran abanico de jugadores con eficacia.

Estadísticas de la temporada 2015/2016 en LEB Oro: 9.2 puntos (51.1% de dos, 36.5% de tres y 75.4% de tiros libres), 4.1 rebotes y 1.1 asistencias en 20 minutos de juego en 29 partidos, para 9.3 tantos de valoración.

Noticia: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto

0 comentarios:

Publicar un comentario