sábado, 8 de octubre de 2016

CRONICAS LEB ORO J2 | RETABET.ES GBC SE LLEVA EL DERBI VASCO MIENTRAS QUE EL TAU CASTELLO ANULA EL PARTIDAZO DE JORDI TRIAS 31 DE VAL (I)

QUESOS CERRATO PALENCIA - MAGIA HUESCA (77-69)

Foto: baloncestoconp.es

No ha sido tal vez la brillante victoria que esperaban los aficionados tras el triunfo en Cáceres, pero los de Sergio García logran una victoria trabajada que queda maquillada por el resultado final que debió ser con una mayor diferencia.

Los aficionados palentinos vieron a un Palencia muy serio en el trabajo pero con algunos despistes al contagiarse con el ritmo e intensidad, sobretodo intensidad, de un Magia Huesca que va a dar mucha guerra a poco que se acoplen.

Este año se va a ver un Quesos Cerrato Palencia que va a volver a intentar jugar a un alto ritmo de juego, y a los rivales intentando frenar con faltas esos ataques o como en la jornada disputada, con un Huesca apretando en la salida de balón aunque para eso hay que tener mucho físico porque el conjunto de Sergio García tiene numerosas alternativas sobretodo o precisamente para subir el balón y superar las presiones.

No fue un partido fácil a pesar de 5 a 0 inicial ya que el conjunto de Sergio Jiménez apretaba en defensa y provocaba errores en lanzamientos y en esos instantes iniciales, con los dos equipos aun midiéndose, Huesca lograba dar la vuelta al electrónico y durante algunos momentos se situaba por delante.

Dos triples de Bas y una canasta de Lamont marcaban diferencias durante algunos instantes pero algunas impreciones defensivas y ofensivas dejaban el marcador final del primer cuarto en 17 a 15, y Bas anotando 13 de los puntos palentinos.

La igualdad se mantendría durante los siguentes diez minutos, con los palentinos casi siempre por delante (se pondrían en una ocasión por encima los oscenses), pero sin un juego fluido colegial dada la presión en pista contraria de los de Sergio Jiménez, llegando al descanso con 5 por delante el conjunto palentino, pero con mucho trabajo y un Dani Rodríguez firme desde el tiro libre.

Los palentinos volvían de vesturarios mucho más firmes en defensa, mejor plantados y con un Huesca situado en zona, comenzaba a aparecer la figura de Jhornan Zamora que había estado discreto durante la primera parte, sobretodo a partir de mediados de cuarto, cuando tras un irregular intercambio de canastas, algunas recuperaciones de balón y un mayor acierto de los palentinos, situaba a los de Sergio con 13 arriba.

A poco menos de 3 minutos para el final de cuarto, Jiménez pedía tiempo muerto, y en un cuarto poco productivo para ambos, lograba meter de nuevo en el partido a Huesca con tres buenas acciones de Jankaikis, 61 a 54.

Precisamente Jankaikis inauguraba el cuarto final, pero el lituano daba paso a un recital Zamora – Blanch que entre ambos, con varios robos de balón, y contraataques dispaban la ventaja palentina a 18 puntos a poco menos de 5 minutos de final de partido y agotando prácticamente el técnico visitante los tiempos muertos.

Con el partido matado casi por completo, Huesca intentaba no bajar los brazos, manteniendo una gran intensidad de cuerpo y brazos y ante un Palencia un poco más relajado, maquillando el resultado final que se situaría en 77 a 69.

No ha sido una victoria brillante pero siendo principio de pretemporada y con un objetivo a largo plazo, el conjunto palentino mostró cierta irregularidad, pero sobretodo en el momento en el que se decidía el partido, al inicio del último cuarto, sacó toda su experiencia y sobretodo madurez, para dar un golpe definitivo a un partido que a pesar de la diferencia final, debió ser mayor.

Lo mejor: En un partido irregular en el acierto, Romá Bas en la primera parte con su anotación y en la segunda con su trabajo defensivo, y Zamora, primera parte menos efectiva y en la segunda absolutamente resolutiva con un Marc Blanch acosado por las decisiones arbitrales, fueron lo mejor del encuentro en el que de nuevo el juego exterior mostró un mayor acierto.

Lo peor: La irregularidad y principalmente el contagio con el juego impulsivo o alocado de los oscences que tal vez privó a una fría afición palentina de una victoria más holgada.

Crónica: baloncestoconp.es


ACTEL FORÇA LLEIDA - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (78-66)

Foto: OPTA / hoy.es

Cáceres se fue ayer con las manos vacías de Lleida tras encadenar la segunda derrota del presente curso (78-66) ante un Força Lleida que mostró estar más rodado que los de Ñete Bohigas, a pesar de las importantes bajas de Sutina y Alzamora por parte catalana. Por su parte, el conjunto cacereño también notó la ausencia de Rakocevic y la falta de rodaje de las nuevas incorporaciones. Como dijo el mismo técnico cacereño «esto no ha hecho más que comenzar» y los extremeños tienen «margen de mejora» y para ello el preparador pidió «dos semanas más y recuperar a Rakocevic» para ver a un Cáceres mejor.

El partido empezó con un Cáceres enchufado y que dominó el juego y el marcador en los primeros minutos. Un 0-5 de entrada hicieron que la grada local se impacientara por momentos. La reacción local no tardó en llegar y al ecuador del primer acto el marcador reflejaba tablas (10-10). Durante un par de minutos hubo equilibrio en el electrónico pero las rotaciones de los locales fueron mejores y el mayor acierto ilerdense permitió a los de Borja Comenge adelantarse por vez primera gracias a Nevels (17-14), uno de los más destacados de su equipo y que para dar la vuelta al marcador anotó su primer triple de la noche en la capital catalana. La reacción leridana se confirmó en los últimos compases alargando el marcador hasta el 29-21 a la finalización del primer cuarto. Mala pinta tenía el duelo para Cáceres.

La continuación fue la certificación de la mejora local y el estancamiento extremeño. Las rotaciones de los verdiblancos fue netamente inferior a la de los de negro y eso condenó a los visitantes. Poco a poco, los locales se crecieron gracias al tiro exterior y gracias a un Miki Feliu que demostró que su presencia en la pista tiene mucho valor, más allá de los puntos que anote en su haber. Su entrada dio alas a su equipo que creció por momentos y creyó más en sus opciones de victoria con el alero catalán en pista. Así las cosas, la renta se mantuvo para los catalanes que cerraron la primera mitad del encuentro con un parcial favorable de 16-13 para reflejar en el marcador un 45-34 ciertamente preocupante para los de Ñete Bohigas.

Los galones de Feliu

La segunda mitad arrancó con un Cáceres más entonado y metido en el encuentro. Eso se reflejó en la reducción de su desventaja hasta los seis puntos (49-43) gracias a dos triples seguidos de Sergio Pérez. Con 49-45 en el marcador, registrado en la siguiente jugada, el leridano Feliu tiró de galones para frenar la euforia visitante con un triple que dejó pasmado a más de uno. Luego, con 54-48, los errores ofensivos de los cacereños frustraron cualquier intento de reacción. Así, tras una pérdida de posesión por no lanzar, Feliu aumentó la brecha en el electrónico hasta los dos dígitos (61-51) a falta de 3 minutos para el final del tercer acto del partido. Para redondear la reacción ilerdense Hrmet devolvió el cuace del encuentro a su sitio al inicio del segundo periodo situando el 64-53 con un gran triple. Duro golpe para los extremeños que vieron cómo se mantenían los mismos 11 puntos de desventaja a falta de los últimos diez minutos del choque.

El último cuarto fue un querer y no poder de los pupilos de Ñete Bohigas. El cansancio acumulado por ambas partes pasó factura y deslució el choque. Un punto más ventajoso para Lleida que para Cáceres. Nuevamente, el acierto en el tiro exterior local y los claros errores de los visitantes fueron elementos clave para acabar de decantar la balanza a favor de los de Comenge. El parcial de 14-13 lo dice todo. Lleida supo mantener su renta sin desgastarse y sin tener que forzar a sus dos hombres con problemas físicos: Sutina y Alzamora.

La gestión del marcador y de los últimos arreones de los extremeños fueron neutralizados con sangre fría por parte leridana. Así, el local Nevels condujo a su equipo a una ventaja más cómoda en los primeros minutos del acto definitivo. Pese a que Lleida encadenó tres pérdidas de balón consecutivas Cáceres no tuvo fuerza para reducir distancias de manera drástica y se llegó con un cómodo 70-59 favorable a Lleida a los últimos 5 minutos de partido. Llegados a este punto, los de Bohigas bajaron los brazos y se rindieron a su rival, que hizo vibrar a su afición con los triples de Rupnik y Feliu para cerrar el encuentro con el final 78-66.

Actel Força Lleida: Papi (2), Sevillano, Demmetrio (14), Rupnik (5) y Nevels(13); También jugaron Hrmet (8), Jordi, Feliu (16), Rubin de Celis (8) y Martí (12).

Cáceres Patrimonio de la Humanidad: Marco (6), Parejo (5), Marcius (16), Riauka (4) y Toledo (11). También jugaron Anderson (12), Sergio Pérez (12), Corrales y Ragnar.

Crónica: Opta / hoy.es


TAU CASTELLO - F.C BARCELONA LASSA "B" (76-64)

Foto: Amics Castelló

El TAU Castelló dio un paso muy importante con su triunfo sobre el FC Barcelona. La primera victoria siempre es muy importante en los deportes de equipo, supone una subida de moral y además si es ante tu público lo llenas de ilusión. Fue un partido de contrastes, con el equipo castellonense muy certero en la primera mitad y bastante espeso en la segunda, pero con final feliz, que es lo importante.

Las cosas no empezaron bien para los castellonenses, que recibieron un parcial de 2-9 nada más empezar. Poco a poco fue defendiendo más fuerte, quitándose los miedos… y a correr un poco, que es lo que les gusta. Destacaba además en el plano individual Maodo Nguirane, muy acertado y dominando bajo los aros, con lo que en pocos minutos cambió la decoración (17-14, min. 7).

Los de Toni Ten siguieron sujetando bien a su rival en defensa. A los culés no les entraban los triples y el veterano Jordi Trias tiraba de experiencia, calidad y galones para mantener a flote a los suyos en anotación.

Tras unos minutos, Toni Ten puso en pista mayor poder ofensivo exterior con la entrada de Borja Arévalo y Edu Durán. Este dúo sacó el tarro de las esencias y, junto al buen tono defensivo general, los de La Plana despegaron en el marcador (32-18, min. 13). El TAU Castelló era un ciclón en esos momentos y los azulgranas parecían aturdidos, sin encontrar otra vías para anotar que no fuera un impresionante Trias. De hecho, llegaron al descanso con una pobre serie de 2 de 13 desde más allá de la línea de 6,75. Con 40-27 en el luminoso, los visitantes recurrieron a la defensa en zona en busca de un cambio, pero Toni Ten enseguida pidió un tiempo muerto para hacer los ajustes necesarios ante el nuevo panorama táctico que se planteaba. Tras esta pausa la situación no cambió y el combinado anfitrión seguía con una amplia renta al término del segundo período (47-31).

En la reanudación, los visitantes continuaron con la defensa en zona y se mostraron más incisivos en ataque, en esta ocasión haciendo daño bajo los tableros. El TAU Castelló no estaba del todo fluido, por lo que perdió una buena ocasión para romper definitivamente el partido. Así, Faner entró en pista para intentar con su velocidad hacer un juego más vivo y los de La Plana optaron por cambios en su defensa, pero lejos de arrugarse, el Barcelona iba sintiéndose más a gusto (58-47, min. 30).

La alarma sonó en el inicio del último cuarto, cuando los azulgrana bajaron de la barrera psicológica de los 10 puntos (58-52, min. 32), preocupando sobre todo la sensación que daba de no tener ideas para atacar. Nguirane no tenía el acierto de antes, no se encontraban posiciones de tiro y bajo el aro se hacía de noche y el aro pequeño cada vez que se penetraba. Así las cosas, Toni Ten puso a jugar a Arévalo y a Chema García. Al primero parar ayudar a desatascar los ataques; y al segundo confiando en su potencia y coraje a la hora de afrontar los momentos decisivos de partido. Herrera entró por Nguirane; y el quinteto lo completaban Fede Uclés y un Edu Durán dispuesto a dar oxígeno con su calidad (fueron claves las faltas que recibió). La apuesta salió bien y sin dejar de apretar las clavijas atrás se certificó la primera victoria de la temporada, la que esperaban los miles de personas que se dieron cita en el Ciutat de Castelló.

TAU CASTELLÓ: Faner (3), García (6), Rodríguez (7), Uclés (7), Nguirane (15) –cinco inicial--; Durán (18), Fernández, Arévalo (13), Cooper (1), Herrera (6), Pedro López y Alin Voinea. 15 faltas. Sin eliminados.

FC BARCELONA: Figueras (9), Trias (16), Font (9), Diagne (5), Dedovic (9) –cinco inicial--; Velicka (2), Esteban (6), Martínez (6), Mazaira y Sena (2). 19 faltas. Eliminado: Martínez.

Crónica: Dpt Comunicación Amics Castelló


RETABET.ES GBC - SAENZ HORECA ARABERRI (69-54)

Foto: leboro.es

Primer encuentro que ha disputado el Sáenz Horeca Araberri domicilio en esta temporada en LEB Oro, el primer derbi vasco que ha terminado con derrota para los alaveses (69-54) en un encuentro en el los jugadores de Arturo Álvarez no bajaron los brazos pero los de Porfi Fisac impusieron su juego desde el primer momento y fueron por delante en el luminoso durante todo el choque. El máximo anotador fue Berhanemeskel con 14 puntos y Hearst con 13 puntos.

En el arranque del encuentro el equipo local tomó la delantera en el marcador y fue así durante todo el primer tiempo llegando a ponerse hasta 10 puntos por delante (23-13) pero los jugadores del Sáenz Horeca Araberri consiguieron acercarse en el marcador gracias a un triple de Johnny Berhanemeskel y otro de Iván García y el acierto en el rebote se llegó al final del primer cuarto 25-21. De nuevo en el segundo cuarto, el equipo de Porfi Fisac comenzó fuerte y logró sacar la ventaja de doce puntos en el luminoso 42-30 al llegar al descanso con el equipo local muy bien en el rebote y gran acierto en los tiros de tres destacando la actuación de Carlson.

En la reanudación, los de Porfi Fisac siguieron imponiendo su juego llegando al final del tercer cuarto 52-43. En el último cuarto, los jugadores araberristas se acercaban en el marcador con un triple de Hearst y una canasta de Rowley (56-50) pero de nuevo un triple de Uriz alejó al equipo local 59-50. El acierto en los tiros de tres y los rebotes fueron la clave en la victoria del Gipuzkoa Basket. Los de Arturo Álvarez peleaban por remontar el marcador pero no estuvieron acertados en el tiro exterior y ni en el rebote.

Para este encuentro, Arturo Álvarez contaba con la baja de Nondas Papantoniou que fue operado por una rotura en el tabique nasal, y Markel López con problemas de espalda. Para este choque el técnico araberrista convocó al canterano del equipo junior, Igor Gil que ya formó parte de la plantilla que logró el ascenso a LEB Oro.

Crónica: Araberri Basket


MELILLA BALONCESTO - PALMA AIR EUROPA (74-68)

Foto: Melilla Baloncesto

El Club Melilla Baloncesto suma la primera victoria de la temporada tras imponerse en la segunda jornada de liga al Palma Air Europa por 74-68. Los melillense dominaron durante casi todo el encuentro pero un mal ultimo cuarto a punto estuvo de amargar el estreno en casa. El más valorado de los melillense fue el pívot canario Oliver Arteaga, quien firmó un doble-doble, para irse a los 22 créditos de valoración.

Melilla Baloncesto comenzaba lanzado a por la victoria liderados por un gran Pablo Almazán que anotaba los primeros cuatro puntos de los azulinos (4-0, min 1). Las imprecisiones empezaron a aparecer en el conjunto melillense y Palma Air Europa lo aprovechaba para tomar el mando del encuentro con una canasta de Biviá (8-9. Min 5). El Decano reaccionaria con una mejor defensa y con mayor fluidez en ataque lo que le permitía dejar la diferencia en diez puntos (29-19) al final del primer cuarto.

El segundo acto comenzaba con dos perdidas consecutivas de los hombres de Alejandro Alcoba que acercaban de nuevo a los baleares (29-21, min 11). Los de la Ciudad Autónoma se atascaban en ataque, y ni la opción de jugar con tres pequeños daba rédito a los de Alcoba, que se veía obligado a parar el partido con 29-25 en el electrónico. La aparición de van Wijk devolvió la tranquilidad al equipo antes del descanso al que se llegó con el resultado de 41-31.

Melilla Baloncesto salió enchufado tras el descanso, personificado en la figura de Alfredo Ott que con ocho puntos consecutivos lanzaba al equipo y obligaba al técnico mallorquín a para el encuentro con 51-33 campeando en el electrónico cuando habían transcurrido casi minutos de periodo. Arteaga interpretando a las mil maravillas el pick&roll con Pedro Rivero aumentaban aún más la diferencia al final del tercer acto (60-45).

Gatell ponía máxima de partido al principio del último y definitivo periodo (64-47, min 32). A partir de ese momento los melillenses se diluyeron en el partido. Ello dio alas Palma Air Europa para recortar en el marcador y poner a solo seis puntos a 2:33 para el final del encuentro (69-63). Pero Melilla Baloncesto tiró de experiencia con Rivero para controlar los minutos finales y llevarse la primera victoria de la temporada por 74-68.

Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto


LEYMA CORUÑA - MARIN ENCE PEIXEGALEGO (71-65)

Foto: Carlos Pardellas / laopinioncoruna.es

Cuando todo te sale mal y aun así ganas, es que has entrado en una dinámica en el que las victorias llegan casi por inercia. No tuvo su mejor día el Leyma Coruña, pero supo apretar los dientes cuando el Marín peor se lo ponía. Tres cuartos contra las cuerdas para huir del KO en el último con un golpe directo de defensa rematado por Dago Peña y Zach Monaghan, los únicos que mantuvieron la nave naranja a flote durante todo el partido y que tuvieron por fin ayuda desde el rincón para firmar el dos de dos.

El Leyma no empezó mal, pero le faltó continuidad en el primer cuarto. Encadenaba buenas acciones con poca intensidad defensiva y algunas precipitaciones. Le permitió cerrar el primer cuarto con una pequeña ventaja (21-16) el acierto exterior de Djuran con dos triples consecutivos. Su juego era más efectivo que brillante, pero sufrió un apagón. Múltiples pérdidas de balón, malos pases, peores decisiones y la sensación de que no tenía muy claro cómo encarar la canasta. El marcador se movió por rachas. Primero para el Marín con 0-8. Después un 7-0 que volvió a poner por delante a los locales. Terminó de arreglar el desaguisado un triple de Peña (33-32). El nulo acierto visitante desde la línea de 6,75 hizo el resto.

Esto se acabó en la reanudación. Tres triples abrieron el camino del Marín cuyo 38-45 obligó a Tito Díaz a pedir tiempo muerto. Solo canastas esporádicas de Peña y Monaghan mantenían al Leyma. Anotaron Zyle y de nuevo Djuran. La ventaja volvía a ser local, pero solo de un punto (50-49). Los coruñeses recuperaron su mejor versión al final. Apretaron en defensa y aparecieron jugadores que habían estado perdidos como Zyle, Lucas y sobre todo Olmos, cuyo gesto de rabia al anotar un 2+1 lo decía todo (65-58). Suyos fueron también dos tiros libres que cortaron una racha de 0-5 cuando el Marín amenazaba una victoria que cerraron otros dos desde la personal de Monaghan y Peña.

Crónica: María Varela / laopinioncoruna.es

0 comentarios:

Publicar un comentario