domingo, 30 de octubre de 2016

CRONICAS LEB ORO J6 | EL EFECTO PUMARIN ACABA CON LA IMBATIBILIDAD DEL ACTEL FORÇA LLEIDA Y CAFES CANDELAS BREOGAN ENCAJA SU SEGUNDA DERROTA CONSECUTIVA (II)

CAFES CANDELAS BREOGAN - MAGIA HUESCA (71-84)

Foto:@CBBreogan

Segundo triunfo consecutivo para los peñistas esta temporada y primero fuera de casa, sustentado en un gran partido del pívot catalán Albert Fontet, que se fue hasta los 15 puntos y 7 rebotes. Gunjina colaboró con 18 tantos en su haber; mientras que los mejores en el conjunto local fueron Gilling (17 puntos y 8 rebotes) e Iván Cruz (15 puntos y 9 rebotes). El Peñas consiguió remontar las ventajas iniciales del Breogán en el tercer cuarto.

El Magia Huesca empezó el encuentro acertado con dos canastas consecutivas de Gintvainis y Fontet, que iban acompañadas de ágiles transiciones y balones en ventaja a los interiores para generar faltas. No obstante, Rafa Huertas mantenía con vida al Cafés Candelas Breogán. De los 11 primeros puntos de los lucenses, 9 eran consecuencia de tres triples de Huertas que le permitían voltear el marcador (11-9). La goma se estiraba y se encogía, tras una canasta de Geramipoor, el Breogán conseguía una ventaja de 7 puntos (20-13), aunque Jankaitis y Gunjina se encargaban de reducir diferencias antes de terminar el cuarto (23-18).

El segundo cuarto empezaba con la misma tónica que el primero, con dominio oscense, en esta ocasión era Gunjina quien sumaba 5 puntos consecutivos. Además Carlino lograba su primer triple con la camiseta del Magia Huesca y otro lanzamiento exterior de Gintvainis dejaban una ligera ventaja (25-29) que era dilapidada de inmediato con un parcial de 10-0 para el Cafés Candelas (35-29). Los hombres de Sergio Jiménez no se venían abajo, sino que apretaron las líneas de pase y tras dos tiros libres de Fontet se colocaron a un punto (37-36), pero dos nuevos triples consecutivos para los lucenses, en esta ocasión de Gilling, dejaban el 43-36 al descanso. La actuación arbitral era excesivamente permisiva con los locales y el preparador peñista Sergio Jiménez fue sancionado con una falta técnica al quejarse por ese motivo.

Tras la reanudación continuaba el intercambio de canastas. Cruz y Huertas lideraban a su equipo, mientras que Mikel Motos y Fontet eran los más productivos entre los de verde. El Magia Huesca demostraba carácter y no se veía intimidado ante la presión del público lucense. De hecho, conseguía la remontada aprovechando que el Breogán utilizaba a Gilling de ala-pívot y a Fakuade de pívot. En ese momento emergía la figura de Fontet y un parcial de 0-6 culminado con dos tiros libres del catalán permitían poner de nuevo a los peñistas por delante a falta de disputarse los 10 últimos minutos. (56-58).

En el último cuarto el Magia Huesca siempre fue por delante en el electrónico pero con pequeñas diferencias sin que se pudiera cerrar la victoria hasta la bocina final. Gunjina y Jankaitis anotaban, pero Franch y Gilling mantenían con vida al Breogán. Ambos conjuntos encadenaban imprecisiones y durante 3 minutos y 36 segundos nadie era capaz de anotar (con 63-66). Afortunadamente Carlino rompió esa tendencia para los verdes a falta de tres minutos para el final, en el que los hombres de Sergio Jiménez estuvieron más acercados en el carrusel final de tiros libres. Con 70-72 a falta de 14 segundos, Geramipoor erraba uno de sus dos lanzamientos desde la línea de personal; mientras que el peñista Gintvainis anotaba sus dos tiros libres (71-74). El triple final de Fernández buscando la prórroga no entró y el Magia Huesca pudo disfrutar de su segunda victoria de la temporada. Una victoria que da tranquilidad, en una cancha muy complicada, y que permite reponerse tras el complicado inicio de 4 derrotas.

Crónica: Álvaro Calleja / sporhuesca.com


UNION FINANCIERA OVIEDO - ACTEL FORÇA LLEIDA (88-84)

Foto: Oviedo Baloncesto

Victoria de infarto del Unión Financiera Baloncesto Oviedo que se impuso 88 a 84 al hasta ahora líder invicto, el Actel Força Lleida. El “Efecto Pumarín” volvió a empujar a los suyos para lograr un triunfo vital para la confianza del equipo y que les cataloga como invictos en el fortín.

Arrancaba el partido en Pumarín con un objetivo claro. Lograr que la victoria se quedase en Oviedo. Sin embargo no sería tarea fácil y ya al comienzo del primer cuarto el Actel Força Lleida demostró por qué es el líder de la categoría. No obstante, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo no iba a asustarse y con el apoyo de Pumarín arrancó el partido con buenas sensaciones.

Como ya viene siendo una constante en el juego del OCB, los puntos venían sobre todo desde la línea de tres. En el ecuador del primer cuarto, igualdad máxima sobre el parqué, 10-10. A falta de dos minutos, un triple de Johan Löfberg adelantaba a los asturianos y ponía el 17-14. El primer cuarto fue un recital de juego ofensivo por parte de los dos equipos. Al término del mismo, 19-20 para los ilerdenses.

El segundo cuarto parecía repetir la misma tónica. Sin embargo fue el equipo de Carles Marco quien tomó la delantera y comenzó a implantar su ritmo sobre la cancha. La pareja de bases Dani Pérez-Fabio Santana estaba haciendo mucho daño al Actel Força Lleida. Los hombres de Borja Comenge no se dejaron ir y dirigidos por su gran base, Luka Rupnik, igualaban el encuentro. Manu Rodríguez se emergía como máximo anotador del partido sumando hasta catorce puntos. Al descanso, 46-45.

Tras la pausa volvía a reanudarse el juego en un encuentro trepidante donde ningún equipo daba un balón por perdido. Esta vez fueron los visitantes quienes tomaron la delantera en el marcador aupados por la capacidad reboteadora de los suyos. Además, el OCB no estaba del todo acertado y provocó el 53-56 con el que se llegó a los cinco minutos del tercer cuarto.

La afición local apretó cuando más se le necesitaba y eso surtió efecto en los jugadores del Unión Financiera Baloncesto Oviedo quienes daban la vuelta al marcador tras una canasta de Johan Löfberg. A falta de disputarse el último cuarto, igualdad total en el marcador, 64-64.

Llegaban los últimos diez minutos y con ello la batalla final para lograr la victoria. Ambos equipos derramarían hasta la última gota de sudor por hacerse con ella. Los pupilos de Borja Comenge se pusieron hasta ocho arriba poniendo tierra de por medio. Pero en Pumarín todo podría pasar. Un triple de Fabio Santana puso el 70-72 con el que se volvían a meter en el partido. Luka Rupnik, por la parte visitante, lideraba a los suyos y mantenía a los catalanes por delante. A falta de cinco minutos para el final 76-78.

Faltaban dos minutos y medio y la tensión sobre el parqué era máxima, ningún equipo lograba anotar la canasta decisiva. Todo esto hasta que llegó el sueco Johan Löfberg y a falta de 38 segundos anotó el triple que puso el 86-84 en el marcador. Posteriormente, dos buenas defensas de los asturianos les daban una victoria grandiosa aupada por su afición. Al final del partido, 88-84.

El jugador más valorado del Unión Financiera Baloncesto Oviedo fue Felipe Dos Anjos tras sumar 23 de valoración. El pívot brasileño anotó 12 puntos, capturó 7 rebotes y dio una asistencia. Miquel Feliú fue el jugador más valorado del Actel Força Lleida tras obtener 19 de valoración (15 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias).

UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (88): Pérez.D (7), Löfberg. J (19), Rodríguez.M (14), Windler.D (15), Dos Anjos.F (12) –quinteto inicial- Santana.F (7), Martínez.C (5), Salvó.M (5), Barro.M (4), Meana.A (-), González.M (-).

ACTEL FORÇA LLEIDA (84): Rupnik.L (18), Nevel.K (16), Mbaye.P (2), Sevillano.G (2), Demetrio.L (8) –quinteto inicial- Bergada.J (-), Feliu.M (15), Rubin.M (7), Sutina.J (10), Alzamora.A (4), Marti.M (2).

Crónica: Dpt Comunicación Oviedo Baloncesto


CB PRAT - QUESOS CERRATO PALENCIA (62-81)

Foto:baloncestoconp.es

Tras un espectacular arranque de liga (3 victorias consecutivas), CB Prat había sumado dos derrotas seguidas, lo que lo convertía en un equipo herido y con ganas de resarcirse en su pista. Para cuerpo técnico y jugadores de Quesos Cerrato Palencia estaba claro que a pesar de estas derrotas, el partido ante Prat había que afrontarlo con humildad, trabajando duro desde el primer momento para desconectar el juego de sus dos grandes referencias (Pep Ortega y Xavi Forcada).

Esa fue la puesta en escena del equipo de Sergio García, con un Romá Bas encargado de “secar” al principal creador de juego catalán, mientras Urko Otegi se ocupaba de Pep Ortega. El alero alicantino no se conformó con cortocircuitar la creación de juego catalan, también fue el principal arma ofensiva de los morados anotando la mitad de los puntos el equipo en los primeros 10 minutos.

El segundo cuarto se iniciaba (18-30) con un Quesos Cerrato Palencia que amenazaba con romper el partido rápidamente, pero los cambios introducidos provocaban desajustes defensivos que permitían el acercamiento progresivo del equipo local.

El 43-47 con el que se iban los equipos a los vestuarios daba esperanza a la afición catalana.

Fue un espejismo, ya que la salida palentina de vestuarios fue aún mejor que el inicio de partido. Una defensa que “secaba” el ataque local (solo 2 puntos en 10 minutos) y en ataque apareció Marc Blanch con 3 triples consecutivos para abrir distancias, y uno más de Zamora para acabar con las esperanzas del CB Prat.

Los últimos diez minutos (45-63) sirvieron para dar oportunidades a los menos habituales ya que la victoria no corrió peligro en ningún momento.

Lo mejor

La consistencia de Quesos Cerrato Palencia que merced a un excelente trabajo defensivo marcó el camino de la victoria.

De los menos habituales, Josep Pérez aportó buenos minutos, Zamora volvió por sus fueros y Engström dispuso de 14 minutos.

Lo peor

El bajón que se produjo cuando coincidieron varios habituales suplentes en pista. En particular Maldunas debe ser más consistente y Andújar sigue sin sumar al grupo.

Tras dos victorias consecutivas, sumar una tercera el viernes parece necesario para sentir que el equipo ha cogido la buena línea y continuar con las buenas sensaciones.

El próximo rival será TAU Castelló equipo que suspendió su partido de esta semana tras el trágico accidente sufrido en la jornada anterior.

Crónica: baloncestoconp.es


LEYMA CORUÑA - OURENSE TERMAL (79-67)

Foto:laopinioncoruna.es

En pleno samaín, el Leyma Coruña espantó los fantasmas y acabó con su meigallo, el que le llevó a estar dos años y medio sin poder ganar al Ourense en un derbi gallego en LEB Oro. Lo hizo con autoridad, aunque el marcador diga lo contrario. Porque al ritmo de Zach Monaghan y Joan Creus y con Dago Peña de nuevo en plan estelar los naranjas arrollaron al conjunto de la ciudad de As Burgas, que se quedó con siete y nueve puntos en su casillero en el segundo y en el tercer cuarto. La ventaja máxima fue de 22 puntos. Por eso los últimos diez minutos fueron casi innecesarios y solo sirvieron para que unos se relajaran y otros apelasen a la heroica para intentar la remontada. Se cortó a tiempo y el conjunto de Tito Díaz suma y sigue. Cinco victorias. Una derrota. Tercero en clasificación pero empatado con Retabet y Lleida. Sin duda, una de las referencias.

El duelo comenzó loco y muy igualado, con un primer cuarto que no decidió nada (28-29) y con ambos con un ritmo anotador elevadísimo. No parecía que fuera a romperse tan pronto en favor de ninguno de los dos equipos. Pero si hay alguien capaz de dinamitar un partido ese es Zach Monaghan. No es nuevo que es un jugador con una magia especial. La puso toda sobre la pista en una sola acción. Taponó, se fue con la pelota de una punta a otra y con una bandeja marcó canasta y forzó la personal. Más que tres puntos. Porque fue el inicio del despegue. El 33-29 era la máxima ventaja de la que disponían hasta entonces los naranjas, una renta que creció hasta los nueve puntos cuando la bocina mandó a los contendientes al vestuario (45-36). Ayudó la inacción visitante. Los ourensanos marcaron su primera canasta a los seis minutos y medio. Eso sí, fue un triple. Pero se quedaron con siete puntos. Muy pobre botín.

Y más ruin cuando este apenas creció en los siguientes diez minutos. Con evidentes gestos de frustración, el Ourense se vio avasallado por el ritmo propuesto por Monaghan y Creus. Entraron en juego los interiores, Olmos -todavía con la asignatura pendiente de los tiros libres, ayer dos de ocho- y Sabonis. No había contestación. Superioridad en todas las facetas de juego. La ventaja ya rozaba la barrera de los veinte puntos al término del tercer cuarto (64-45), que rompió con un triple Djuran nada más empezar el cuarto (67-45). La máxima ventaja dio paso a un partido diferente, con un Leyma más precipitado que permitió que el Ourense incluso creyera en la remontada (70-60). Frenó esta emboscada Peña con un triple y después con una jugada personal. Fue un epílogo demasiado largo de una victoria cantada. El Leyma ya está a la altura de los históricos gallegos, con nueve triunfos y nueve derrotas en su balance global en LEB Oro.

Crónica: M. Varela / laopinioncoruna.es


MARIN PEIXEGALEGO - F.C BARCELONA LASSA "B" (67-79)

Foto: Capotillo / lavozdegalicia.es

Ni la magia de A Raña, ni los estratosféricos números de Cain y Derksen, ni el samaín marinense y ni el extraordinario último cuarto realizado por el conjunto marinense sirvió al Peixe Galego para darle la vuelta a un partido que arrancó torcido y que acabaría con la tercera derrota consecutiva para los de Llorente que se vieron superados por el potencial del filial azulgrana.

De nuevo el talón de Aquiles del conjunto que dirige Javi Llorente estuvo en la línea de tres. Mientras los visitantes anotaban con facilidad, los azules siguen peleados con el aro y solo tres de los diecisiete lanzamientos que intentaron acabaron en canasta.

En el primer cuarto, el Barcelona B ya dejó claro que no venía a Marín de excursión y en un abrir y cerrar de ojos se hicieron con una ventaja de trece puntos al finalizar el primer período que resultaría insalvable.Liderados por Aleix Font, bien escoltado por Trias y Velicka, el Barça se limitó a defender la renta obtenida para hacerse con la victoria final.

Ni la inspiración de Jason Cain bajo aro ni las penetraciones de Derksen sirvieron de antídoto para un Peixe que sigue dando motivos para la esperanza y la ilusión pero padece un cuadro grave de mala puntería que se prolonga ya durante tres jornadas y que ya privó a la afición azul de celebrar dos victorias en A Raña.

Marín Ence PeixeGalego: Jason Cain (20), Javier Mugica (8), Jose Simeón (5), Andrés Miso (3), Tim Derksen (17) -quinteto inicial- Marc Bauza, Manu Ferreiro (2), Oubiña (4), Adón (2), Homs (6)

F.C Barcelona Lassa "B": Velicka (7), Trias (12), Aleix Font (22), Diagne (9), Dedovic (6) -quinteto inicial- Esteban (7), Martínez (7), Mazaira (6), Carrasco (3), Zizic.

Crónica: Manu Otero / lavozdegalicia.es

0 comentarios:

Publicar un comentario