domingo, 20 de noviembre de 2016

CRONICAS LEB ORO J10 | UN SAEZ HORECA ARABERRI IMPARABLE AGUDIZA LA CRISIS DEL CALZADOS ROBUSTA, MARIN PEIXEGALEGO CORTA SU MALA RACHA Y EL CB PRAT HACE VALER SU CONDICION DE LOCAL ANTE EL MAGIA HUESCA (II)

CB PRAT - MAGIA HUESCA (93-78)

Foto: C.Pascual

Abultada derrota del Magia Huesca en Prat, en un partido en el que empezó muy bien, pero la superioridad de los locales en el rebote (31 por 22) y los 16 puntos de Moix en el tercer cuarto le dieron la vuelta al partido. El juego exterior peñista funcionó con 18 puntos de Carlino y otros 15 de Gintvainis. En los catalanes, Ortega se fue hasta los 18 puntos y 21 de valoración. El Prat frena así su racha de 6 derrotas consecutivas.

A diferencia de lo que le ha sucedido en numerosas ocasiones al Magia Huesca esta temporada, parcial de salida rotundo con 2-9 a favor de los de Sergio Jiménez. El movimiento de balón dentro-fuera funcionaba y permitía tiros cómodos de Simovic y Fontet, y lanzamientos liberados de Gintvainis, que se ponía con 5 puntos en apenas tres minutos y medio. Carlino también se mostraba fiable, pero en dos minutos se encadenaron varios ataques precipitados y Ortega y Amo conseguían darle la vuelta al partido (17-13). Tras un tiro libre errado por Forcada, se llegaba al final del cuarto con 20-15 para los locales. Hasta siete jugadores del Prat habían conseguido estrenar su casillero de puntos en los primeros 10 minutos.

El segundo cuarto ha estado lleno de dinámicas contrapuestas. Un parcial de 0-10 liderado por Gintvainis y con un buen papel de Fontet ponía el 28-29. Esa sería la última vez que los peñistas tendrían la ventaja en el electrónico en todo el partido. En ese momento emergía la figura de López-Arostegi con seis puntos en juego casi consecutivos y el buen hacer de Bieshaar forzando faltas que le llevaban a la línea de personal. Con una canasta de Ortega se cerraba el cuarto con un tanteador favorable de 45-37 a los badaloneses.

Tras la reanudación, un jugador del filial del Joventut era quien destacaba por encima del resto: Xavier Moix. El escolta barcelonés de 21 años anotaba los 16 puntos con los que terminó el partido en este tercer cuarto, incluyendo 4 triples, para evitar que el Magia Huesca tuviera opciones de competirle la victoria al Prat. En cualquier caso, los hombres de Sergio Jiménez no se arrugaban y encontraban buenos lanzamientos para Carlino y Lafuente. Marcos Portález terminaba el periodo con un tiro libre para dejar el marcador en 73-58.

En el último cuarto, Mikel Motos y Lafuente lo seguían intentando pero todo el esfuerzo era en balde. Los locales, espoleados por su público, siempre tenían a un jugador que asumía con éxito las responsabilidades ofensivas, en esta ocasión el alero serbio de 24 años Milan Nikolic. Tras una cansata suya, la desventaja oscense alcanzaba los 20 puntos (86-66), una diferencia que entre Gunjina y Carlino se encargaban de maquillar hasta el 93-78 final.

De esta manera el Magia Huesca pierde su tercer partido en cuatro jornadas y habrá que esperar a la finalización del Peixegalego-Cáceres para conocer su puesto en la clasificación. El próximo compromiso liguero de los peñistas tendrá lugar el viernes que viene frente al Club Ourense Baloncesto a partir de las 21 horas en el Palacio de los Deportes de Huesca.

Crónica: Jorge Calleja Visiedo / sporthuesca.com


MARIN PEIXEGALEGO - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (77-68)

Foto: Ramón Leiro / lavozdegalicia.es

Fue en el momento en el que el Marín Ence Peixe Galego empezó a creer en sí mismo cuando su juego volvió a ser el que fue hasta hace seis jornadas. Los azules jugaron con distintos colores y permitieron al Cáceres Patrimonio de la Humanidad hacer suyo A Raña hasta que decidieron ponerse todos la misma camiseta. La remontada asomó al final del tercer cuarto pero no se materializó hasta el último, cuando dieron la vuelta a un marcador que los estaba dejando demasiado atrás.

Intentó Derksen dar algo de brillo a un primer parcial que comenzó mal, con errores en defensa y poco tino en el tiro. Ni Múgica ni Cain lograron encontrar la tecla que les permitiera encestar algún triple. El rookie norteamericano protagonizó algunas de las mejores jugadas de los quince minutos iniciales, que terminaron con un desalentador 10-17. Pero no para el cuadro de Javi Llorente, que regresó a la cancha con la firme intención de recortar distancias. Lo consiguió solo a ratos, como el que Cain eclipsó con un mate que, por una vez, lograba burlar los 2,14 metros y 140 kilos del islandés Nathanaelsson, de cuya corpulencia se quejaba segundos antes el propio pívot. Fue de las pocas jugadas brillantes que tuvo el norteamericano, aun siendo el mayor anotador azul de la primera parte. También acusó, más aún, la envergadura del islandés Bauzá cuando Llorente dio un descanso al Cain. Tuvo que ser José Simeón quien, a cuatro minutos del descanso, estrenó la línea exterior, que pareció volver a blindarse para el Peixe tan pronto la pelota entró en el aro.

Luz al final del túnel

No importó tanto. La distancia se había reducido a dos puntos, y el Peixe comenzaba a ver más plausible la remontada. Poco duró la alegría y demasiado la maldición de los triples, que parecían haberse inclinado por el Cáceres en su reparto de aciertos (6 de 13 frente al único peixiño, también de 13). Tuvieron que confiar sus canastas los azules a los dos puntos y, en última instancia, a los tiros libres. Fue Kobre quien cerró, en los últimos segundos, el segundo cuarto con un triple frustrado. Pero no era solo cosa de mala suerte. El Cáceres jugó como un equipo, y el Peixe, no. Las diez asistencias de los visitantes en la primera mitad frente a las tres locales dan fe.

Los marinenses dieron su primera alegría real mediado el tercer parcial de mano de Múgica y su triple, el segundo del encuentro. Le tomó el relevo poco después Simeón antes de volver a repetir hazaña él mismo a cuatro minutos del final del cuarto, mientras Derksen seguía metiéndose a la afición en el bolsillo con su incansable labor de defensa y organización. Conseguían así ir manteniendo la brecha que los separaba en una media de seis puntos y un mínimo de cuatro (52-56, min 13).

Los esfuerzos peixiños se daban con demasiada frecuencia de bruces contra cuatro muñecas que parecían encontrar su distancia de tiro natural en la línea exterior. Eran las de Anagnostou y Parejo. Hasta que el Peixe empezó a comportarse como un equipo. Y redujo la distancia a dos (56-58, min 14). No había transcurrido el primer minuto del último parcial cuando Cain conseguía algo que en algún momento pareció imposible: empatar y, dos minutos después, adelantarse en el marcador. El juego en equipo fue uniendo a los azules como pegamento, y adhiriéndoles a la canasta cacereña hasta conseguir un 64-61 a cinco minutos del final. Una falta pitada injustamente en su contra a punto estuvo de costarles la victoria, pero los azules se repusieron y el espectacular triple de Simón dio la alegría que ponía la guinda al partido. Intentaron contener entonces los extremeños al Peixe, pero ya era tarde.

MARIN PEIXEGALEGO: Cain (18), Múgica (10), Simeón (8), Miso (6), Derksen (16) -quinteto inicial-, Kobre (11), Bauzá (4), Ferreiro, Cabanas (2), Homs (2)

CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD: Anagnostou (5), Corrales (9), Rakoçevic (11), Parejo (14), Marcius (17) -quinteto inicial-, Nathanaelsson (6), Riauka, Anderson (4), Marco (2)

Crónica: Carmen García de Burgos / lavozdegalicia.es


SAENZ HORECA ARABERRI - CALZADOS ROBUSTA (87-71)

Foto: Araberri Basket

El Sáenz Horeca Araberri consigue la cuarta victoria consecutiva, la séptima de esta temporada, ante el Calzados Robusta (87-71). El equipo alavés se coloca con un balance de 7 victorias y 3 derrotas, a tan solo una victoria del primer clasificado, el Gipuzkoa Basket. Los jugadores de Arturo Álvarez que continúan invictos en su pista. Destacar la presencia alavesa en la recta final del encuentro con cuatro jugadores vitorianos sobre la cancha: Martín Buesa, Dani Lorenzo, Markel López y Josu Andrés. Destacar también la actuación de Cvetinovic con 23 de valoración y 20 puntos y de Zaid Hearst, con 22 de valoración y 19 puntos.

Comenzó el partido con un triple de Galarreta y con la ventaja en el marcador del equipo de Antonio Pérez que fue por delante en el luminoso hasta que el Sáenz Horeca Araberri, con una defensa zonal agresiva, y la falta de acierto de tiro de los riojanos, los araberristas le dieron la vuelta al resultado 15-14. El primer cuarto terminó 23-21. Un primer cuarto disputado, con buen trabajo defensivo.

En el segundo cuarto, dominaban los jugadores de Arturo Álvarez pero no conseguían distanciarse en el marcador aunque sí llevaron la ventaja durante todo el segundo cuarto que finalizó 40-38.

Tras la reanudación, el equipo local imponía su juego y conseguía la máxima diferencia del partido, los jugadores de Arturo Álvarez se colocaban 17 puntos por delante 57-40 pero empezaron a recortar puntos hasta llegar al final de este tercer tiempo 60-48.

En el último cuarto del partido, el Sáenz Horeca ampliaba la distancia hasta 20 puntos ante el equipo riojano. Araberri ha sabido ponerle el ritmo al partido, han estado acertados en el tiro y en el rebote y el equipo visitante bajaba los brazos. En la recta final sobre la cancha protagonismo para los alaveses. Dani Lorenzo, Márkel López, Martín Buesa y Josu Andrés, cuatro vitorianos sobre la cancha.

Crónica: Dpt Comunicación Araberri Basket

0 comentarios:

Publicar un comentario