domingo, 27 de noviembre de 2016

CRONICAS LEB PLATA J10 | EL SAMMIC ISB CAE ANTE EL ZORNOTZA ST Y LAS VICTORIAS DE COVIRAN GRANADA Y CARREFOUR “EL BULEVAR” AVILA PROVOCAN UN TRIO DE LIDERES EN CABEZA (II)

XUVEN CAMBADOS - HISPAGAN UPB GANDIA (76-70)

Foto: G. Salgado
diariodearousa.com

El Xuven de Manu Santos se reencontró con la victoria cortando una racha negativa de tres derrotas al superar ayer en O Pombal al Hispagan UPB Gandía 76-70. Fue un triunfo sufrido, ya que los locales llegaron a ir 9 abajo en el tercer cuarto, y muy trabajado. Cimentado en la producción de los pívots en la segunda parte, con un Charles Nkoloulou decisivo, a la par de una afición entregada a la causa. O Pombal apretó, el Xuven respondió en los minutos decisivos de un partido en el que casi siempre fue a trompicones, y cayó la sexta victoria de la temporada para afianzarse en los puestos de play-off.

Como se esperaba, UPB Gandía planteó un partido a toda pista. Los valencianos jugaron a un ritmo alto. Aunque empezó entonado Juan Rubio, muy pronto se vieron las dificultades de los exteriores locales para sacar ventajas en los uno contra uno. Pero el Xuven tuvo el mando en el marcador al inicio porque su rival no metió una desde la línea de 6.75 (0/7 en triples en el primer cuarto). El equipo de Manu Santos gozaba de una ventaja significativa consumidos los ocho primeros minutos (16-7). Entonces entró en la pista el veterano Shaw Miller, para producir y aportar intangibles con sus 42 años. Las tornas cambiaron. Gandía se puso por delante al inicio del segundo cuarto completando un parcial de 2-12. El Xuven no estaba cómodo. Forzaba demasiado las situaciones de ataque. Manu Santos paró el partido. A los visitantes Duch y Navarro empezaron a entrarles los triples (4/6 en este cuarto), lo que unido a las prestaciones de Miller les permitieron irse al descanso en ventaja 34-39. Las sensaciones no eran buenas para el Xuven.

Y empeoraron al inicio del tercer cuarto. El plan local se orientó a buscar las ventajas en ataque de sus pívots. Pero a Shota le costaba anotar delante del rocoso Cheick Conde. Tomasevic, en cambio, campaba a sus anchas al otro lado de la pista. La cosa se puso seria (40-49) y Manu Santos volvió a parar el partido. Al Xuven le costaba mucho anotar y su rival conseguía canastas fáciles. Con una rotación de solo 9 jugadores tras la marcha de Manny y con el mexicano Mauricio Cheda viendo el partido al lado del banquillo a la espera de tramitar su ficha, el entrenador utilizó juntos a tres grandes: Matt y Charles junto a Shota primero, y luego con Pedro. Funcionó. El Xuven ganó enteros atrás y llevó el balón delante a sus interiores, que encontraron las ventajas cerca de canasta.

El parcial fue de 9-0 tras un triple de Shota. En ese momento los más de 600 aficionados congregados en el pabellón (cada vez acude más gente) ya eran el jugador número diez. Muy metidos en el partido, ovacionando cada acción positiva del equipo. El Xuven pudo completar la remontada, pero quizá por la ansiedad estuvo demasiado fallón en contraataques claros y en tiros liberados, por los que los valencianos cerraron el tercer cuarto aún por delante, 51-54.

En el último, los locales insistieron en hacer llegar el balón a sus pívots al poste. El Xuven anotaba cerca de canasta gracias a Matt Don y Charles, y su rival respondía a base de triples para no perder la delantera. Matt puso por delante al Xuven tras pelear como un jabato un rebote de ataque (61-60). Pero Gandía, con tercer triple casi seguido volvió a tomar la iniciativa, 61-65 mediado el cuarto, recién entrado Shota a pista. Instantes después entró Rubio por Matt, volviendo al plan habitual.

El Xuven no era capaz de anotar desde fuera, pero cerca de canasta tenía una mina. El georgiano Shota ahora sí imponía su ley en la zona, al igual que un Charles crecido. Empezaron a encadenar buenas defensas, complementadas con aportaciones en ataque. Un 2+1 de Charles espoleó al público (67-65 a falta de 2:39). El Xuven volvió a fallar al contraataque y recibió un triple inverosímil contra el tablero de Duch, 67-68. Tocaba final emocionante en los dos últimos minutos. El Xuven los jugó con mucha determinación. Dos tiros libres de Bratt le devolvieron la iniciativa. Otra buena defensa y por fin un tiro abierto acertado. El primer triple local del último cuarto a falta de 52 segundos, obra de Brat Osborne para poner el 68-72. La acción siguiente fue la puntilla, un soberbio tapón de Charles, que sentenció a falta de 20 segundos con otra canasta, 74-68 y asegurar el triunfo.

Crónica: G. Sánchez / diariodearousa.com


AGUSTINOS LECLERC - SEGUROS SOLISS ALCAZAR BASKET (80-73)

Foto: César F. Buitrón

El Agustinos eras se abona a las remontadas. Tercer triunfo consecutivo de los de Jareño y tercer partido que rescatan cuando parecía perdido, aunque éste diferente a los anteriores porque no fue en los últimos compases del encuentro cuando los leoneses recuperaron su desventaja sino unos minutos antes, pero con mucha más complicación todavía que los precedentes para firmar la remontada ya que el equipo de Alcázar de San Juan se había ido hasta cerca de los 30 puntos de renta que parecían llevar el partido a una sentencia segura antes del último cuarto.

Todo lo que habían hecho mal los de Ángel Jareño en los dos primeros cuartos, con continuos desajustes defensivos, con errores no forzados en ataque, con poca inspiración de cara al aro desde el perímetro y, en definitiva, casi nada ejecutado como le gusta que se hagan las cosas al entrenador de la escuadra leonesa.

Nada podía hacer presagiar, por tanto, que el partido fuera a tener un final diferente a un cómodo triunfo visitante. Pero el baloncesto es tan bonito por partidos como el que ayer protagonizaron los leoneses. Tres acciones de mérito seguidas, una defensa que cambiaba completamente y los casi 30 puntos se colocaron, en un abrir y cerrar de ojos, en poco más de 10 y, con ello, las dudas aparecieron en un equipo que parecía estar festejando ya una victoria que se les empezaba a complicar.

El acierto en Mbamalu, dos triples importantes de Domíguez, la seriedad de Lacunza y el ritmo de juego que imprimió al equipo Medina, unidas a la aportación en el rebote de Dieng y, en definitiva, el trabajo de equipo que había faltado hasta ese momento hizo que el milagro empezará a verse cada vez más cerca. A menos de cuatro minutos para el final del encuentro los leoneses se ponían por delante en el marcador y ahí empezó a diluirse el equipo castellano-manchego. De tenerlo todo hecho a tener que remontar. Demasiado duro para ser capaces de cambiar el chip y sacar la cabeza del hoyo en el que la habían metido inesperadamente.

Una situación totalmente distinta y los leoneses, crecidos por la remontada y reforzados en su moral por los dos triunfos anteriores no daban ya ninguna concesión al Soliss y festejaban un triunfo que los lanza definitivamente en la clasificación hacia los puestos tranquilos.

80 CB Agustinos Eras: Libroia (15), Dieng (6), Mbamalu (16), Lacunza (9), Crook (5) –cinco inicial- Domínguez (6), Medina (16), Sergio Martínez (4) y Millaud Meunier (5).

73 Seguros Soliss Alcázar: Oluic (3), Santonja (5), Díaz (18), Laguerre (3), Thomas (16) –cinco inicial- Ruiz (6), Villarejo (3), Nared (11), Djambo (6) y Mbasogo (2).

Crónica: César F. Buitrón / sportleon.com


AQUIMISA LABORATORIOS QUESO ZAMORANO - CARREFOUR "EL BULEVAR" AVILA (64-72)

Foto: zamora24horas.com

El equipo de Carrefour El Bulevar regresó al camino de la victoria, derrotando a domicilio al colista, Aquimisa Queso Zamorano, un equipo que había ganado en las tres últimas jornadas, en dos de ellas en las canchas de los dos primeros clasificados. No hubo cuarta para los zamoranos que se vieron superados por los chicos de David Mangas.

En la crónica de Zamora 24 horas se indica que los abulenses se mostraron más acertados en un último cuarto clave en el que el CB Zamora pareció tensionarse en los momentos decisivos y los porcentajes de tiro fueron más que discretos. Después de tres victorias consecutivas en finales de infarto, esta vez el tramo final le dio la espalda a los blanquiazules, que caían al final por un claro 64-72.

Indica Zamora 3.0 que fue un partido de altibajos pero igualado hasta los últimos diez minutos, en los que el equipo zamorano no aguantó la presión del rival.

El CB Zamora Aquimisa Queso Zamorano no pudo sobrepasar al Ávila en un bonito encuentro en el que apenas se notó la enorme diferencia clasificatoria y de nivel que separa a dos equipos con aspiraciones diametralmente opuestas. No obstante, Ávila se quedaba la temporada pasada a un solo partido del ascenso a LEB Oro y este año ha comenzado la competición con un balance de 7-3 que le mantiene colíder de la competición.

Pero esa diferencia de nivel no quedó patente este sábado, al menos hasta el último cuarto, donde Ávila sacó su talento y su acierto para finiquitar el duelo en los últimos cinco minutos del choque. Hasta entonces, los abulenses tuvieron en su mano romper la contienda en dos ocasiones más, pero el CB Zamora no se dio por vencido y solventó sus malos momentos con el acierto desde la pizarra de Saulo Hernández, planteando defensas zonales que se atragantaban al ataque visitante.

La jornada arrancó con la imagen de ambos equipos mostrándose unidos contra la violencia de género, para comenzar un partido en el que el primer cuarto concluyó 15-19 para Carrefour El Bulevar, con cuatro puntos de ventaja para los visitantes que habían hecho un 0-9.

En el segundo cuarto los verderones sacaron los dientes y con Domagoj Proleta como destacado sorprendieron a los zamoranos con mucho ritmo y fuerza tras un parcial de 0-12, aunque el CB Zamora reaccionó a tiempo y acortó distancias. Al descanso, el CB Zamora se iba por detrás en el marcador por un ajustado 31-34. Un parcial de 14-3, asentado en una defensa zonal memorable de los blanquiazules, revertía una sangría de puntos encajados en el segundo cuarto y permitía a los zamoranos dejar el partido abierto para el segundo tiempo.

Tras el asueto, Ávila intentó romper de nuevo el choque con un 0-8 volviendo a aumentar la ventaja frente a los blanquiazules, pero el CB Zamora se mostraba muy serio en su juego, sobre todo un Johan Kody, que junto con la buena primera parte de Perry, mantenía a su plantel con serias opciones de ganar, poniéndose por delante en el marcador, aunque al final del tercer cuarto el resultado era favorable a los de Mangas.

Pero en el cuarto decisivo, el Aquimisa Queso Zamorano no fue capaz de igualar el tremendo acierto de Ávila. Pese a que los últimos diez minutos arrancaban con un ajustado 50-51, con el paso de los minutos se vio que el acierto iba a ser clave. Mientras Ávila anotaba en su buena selección de tiro con un dos más uno de Marín y un triple de Beranek, al CB Zamora la suerte le dio la espalda y vio como sus mejores tiradores eran incapaces de anotar desde el perímetro. Ni Hansen, ni Perry, ni Nyla fueron capaces de abrir el aro y la ventaja de Ávila se disparó hasta el definitivo 64-72 con el que finalizó el partido.

Cuatro nombres de Carrefour El Bulevar han superado el diez en valoración. Igualados a 17 han estado Connor Beranek (17 puntos y 9 rebotes) y Javi Marín (12 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias). Con 13 se ha acreditado William Hall (12 puntos y 10 rebotes) y con 10 Arturo Cruz (9 puntos y 6 rebotes).

64 Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano: Aaron Redpath (3), Willian Perry (10), Dynile Forbes (10), Dani López (0), Johan Bitjaa (8) -cinco inicial-, Jeff Solarin (8), Chris Iza (2), Sergi Llufriu (0), Chris Hansen (9) y Sangone Niang (14).

72 Carrefour El Bulevar: Arturo Cruz (9), Javi Marín (12), Nikola Vujovic (2), William Hill (12), Connor Beranek (17) -cinco inicial-, Domagoj Proleta (6), Mads Bonde (3), Ignacio Ballespín (7) y Carlos Noguerol (4).

Crónica: deportesenavila.com


ACEITUNAS FRAGATA MORON -COVIRAN GRANADA (56-77)

Foto: Photographerssports

Importante triunfo del Coviran Granada en el derbi andaluz ante el Aceitunas Fragata Morón. El equipo de Pablo Pin se impuso por 56-77 gracias al espectacular parcial de 40-11 que consiguió en los últimos 15 minutos de partido. El conjunto rojinegro, que llegó a ir ocho abajo, se recompuso gracias a una zona que cortocircuitó por completo el ataque local. El marcador pasó de lucir el 45-37 mediado el tercer cuarto al 56-77 final. Tyran De Lattibeaudiere y Carlos de Cobos, los mejores del cuadro visitante con 26 de valoración. El jamaicano gracias a sus 21 puntos y 8 rebotes, por los 14, 5 recuperaciones y 7 faltas recibidas del brasileño.

El Coviran Granada realizó una puesta en escena espectacular con un parcial de 7-0 liderado por Carlos de Cobos, que anotó 4 puntos y repartió una asistencia para el triple de Joel Almeida. Jesús Chagoyen estrenó el marcador de los locales, que siguieron mirando por debajo a su rival. El equipo de Pablo Pin tenía claras las ideas en ataque, lo que le permitió anotar con facilidad. Rafa Rufían pidió tiempo muerto porque los visitantes rozaban la decena de ventaja (7-16 a 3:16 para el final del primer cuarto). Cuatro puntos seguidos del Aceitunas Fragata Morón dejaron el resultado en 15-20 al final del primer cuarto.

El conjunto rojinegro volvió a pista en el inicio del segundo acto con un parcial de 5-0 que, ahora sí, le dio los diez puntos de ventaja. Pero ahí llegó la reacción de los locales. El equipo de Rafa Rufián reaccionó gracias a su buena defensa y le endosó al Coviran Granada un parcial de 13-2. Los locales remontaron el partido y aumentaron su ventaja para el descanso gracias a dos triples de Rubén Gutiérrez y Alo Marín, este último desde el centro del campo. Los visitantes estuvieron sin anotar 6 minutos, lo que provocó que el CB Morón se fuera al intermedio con el resultado de 36-30.

El Coviran Granada volvió frío del vestuario e hizo la comba en el marcador en varias ocasiones. El Aceitunas Fragata Morón rozó la decena de ventaja en varias ocasiones, pero una zona impuesta por Pablo Pin cuando peor pintaban las cosas y una mayor claridad de ideas en el ataque nazarí permitieron al equipo visitante remontar el partido para el inicio de los últimos diez minutos (47-50). Hasta el momento no habían dado casi señales de vida, pero aparecieron cuando el balón quemaba. Joel Almeida, Tyran De Lattibeaudiere y Adrian Bowie estuvieron excelsos en la segunda mitad.

El Coviran Granada continuó con la misma tónica en el último cuarto y fue abriendo ventaja cada minuto. El equipo de Pablo Pin volvió a ser la mejor defensa de la liga y a los locales les costó un mundo anotar (9 puntos en el último cuarto). Un triple de Joel Almeida y cinco puntos seguidos de Tyran De Lattibeaudiere obligaron a Rafa Rufián a parar el partido. Pero el vendaval del jamaicano ya no podía detenerse y el conjunto nazarí consiguió su máxima ventaja con un triple de Carlos Corts.

El conjunto visitante jugó de forma cómoda los últimos minutos de partido, ya que la zona se le atragantó al Aceitunas Fragata Morón. El Coviran Granada siguió aumentando la diferencia en el marcador hasta que un triple, el segundo de la temporada, de Tyran De Lattibeaudiere dejó el marcador al final del partido en 56-77. Los granadinos conquistaron de esta forma el pabellón Alameda en el primer derbi andaluz de la temporada oficial.

Aceitunas Fragata Morón: Alo Marín 13, Rubén Gutiérrez 3, Jesús Chagoyen 4, Tyler Gaffaney 8 y Keshinro 2 – quinteto titular – Javi Marín 2, José Alberto Jiménez 8, Alejandro Rodríguez 8, Placide 5, Leo Cizmic 3 y Okoroba 0.

Coviran Granada: Cristian Uta 0, Joel Almeida 11, Tyran De Lattibeaudiere 21, Carlos de Cobos 14 y Adrian Bowie 9 – quinteto titular – Carlos Corts 3, Alejandro Bortolussi 10, Pablo García (no jugó), Germán Martínez (no jugó), Ivan Milekovic 3, Edu Pérez 0 y Jesús Fernández 6.

Crónica: Dpt Comunicación Fundación C.B Granada


ZORNOTZA ST - SAMMIC ISB (60-57)

Foto: Zornotza ST

Este sábado era un día muy especial para la familia del Zornotza ST; después de cuatro jornadas como locales jugadas en el “exilio”, nuestro equipo por fin volvía a casa, a Larrea, a su hogar de parquet nuevo y reluciente. Hogar, dulce hogar, era lo que pensábamos todos con alivio, y para la ocasión nada mejor que un derbi vasco y ante el que era líder en solitario de la tan igualada LEB Plata, el Sammic ISB azpeitiarra. El Zornotza vestiría sus mejores galas -uniforme nuevo- para celebrar la vuelta a Amorebieta y nuestro coach Mikel Garitaonandia podría contar con doce jugadores en condiciones de jugar tras tantas jornadas de disponer de una miniplantilla por culpa de las malditas lesiones. El público no fallaba, llenando Larrea dispuestos a alentar a los suyos con entusiasmo e ilusión.

Ingredientes todos excelentes para confeccionar una tarta de bienvenida a casa, pero faltaba ponerle la guinda. Y se puso, vaya si se puso, con una victoria de enorme mérito y dificultad que redondeaba la fiesta.

Victoria que ha tenido que ser currada al máximo luego de pasar por momentos muy críticos ante un equipo como el Iraurgi que ha demostrado que no era líder por casualidad y que venía de apalizar a todo un Lucentum la pasada jornada. El partido no ha sido un dechado de virtudes técnicas; ha habido muchos errores, muchas imprecisiones, más fallos que aciertos, y la victoria de nuestros chicos se ha cimentado en darlo todo sobre la cancha, en poner todo el corazón en cada acción del partido. Y si en algún momento parecían decaer, allí llegaba al rescate el “efecto Larrea”, esa afición que nunca deja solos a los suyos.

El comienzo ha sido esperanzador, con dos canastas de Nouhoum Bocoum y un triple de David Iriarte que nos ponían 7-2 en tres minutos. Sin embargo, los de Iker Bueno pronto tomarían el mando del partido, con mucha autoridad, con una grandísima defensa que secaba a los nuestros y con un imparable Joe de Ciman. El alero canadiense, primero con un mate de concurso y luego con una afinadísima puntería exterior, daba la vuelta el solo al marcador. Un marcador que se movía a cuentagotas, porque ya decimos que esta tarde los errores se iban a ir sucediendo. Nos habíamos quedado sin ver aro y terminaba el cuarto con 11-14.

En el segundo cuarto llegarán nuestros momentos de mayor angustia. Bien es cierto que tras un triple de Juan Torres nos ponemos brevemente por delante, pero a partir del 18-16 tras una canasta de Juanchi Orellano, el Iraurgi apretará de lo lindo. Su defensa no nos da ni una opción de hallar posiciones de tiro, ni por fuera ni por dentro. En las zonas se impone el neozelandés Mike Karena y desde el exterior nos cañonean el estadounidense Tim Dezelski y el exzornotzarra Ander García. En cuatro minutos nos hacen un terrorífico parcial de 0-14 y se nos escapan de doce puntos, 18-30 a tres minutos del descanso. Dani de la Rúa desatasca la situación con dos canastas, una de ellas triple, pero Iker Bueno frena la reacción con un tiempo muerto y vuelven a estirar la renta. Fea se pone la cosa, pero afortundamente en los últimos segundos merced a una trabajadísima canasta de Vasilije Vucetic y el segundo triple de Iriarte dejan el marcador en un 28-34 al descanso. Podía haber sido peor.

A la vuelta de vestuarios se aprecia que el Zornotza sale dispuesto a apretar más en defensa. Si en ataque tenemos dificultades, intentaremos compensarlo generando también nosotros esas dificultades al Iraurgi. En principio eso sirve para no quedarnos demasiado descolgados y que no se nos escapen de más de diez puntos. Iker Salazar vuelve a ser nuestro paladín defensivo, reboteando e intimidando con sus tapones. El “efecto Larrea” también empieza a dejarse sentir. Se aprieta al rival desde la cancha y desde la grada. Eso tendrá premio. A falta de cuatro minutos la muñeca de Vucetic está acertada desde la media distancia. Greg Gantt también se enchufa al partido y el equipo empata a 41. A tres minutos del final del cuarto perdemos 43-45 y hay cambiará todo. A partir de ese momento llegan nuestros mejores minutos. Cerraremos todas las puertas en defensa, en la zona y fuera. El rosarino Orellano está enorme en defensa, robando balones, reboteando en ambos aros. Para terminar el cuarto llega un triplazo de Gantt que nos vuelve a poner por delante mucho tiempo después, 48-45 y diez minutos de más emoción.

El último cuarto arranca con un Zornotza lanzado. Seguimos mordiendo en defensa y, aunque el Iraurgi intenta frenarnos con una zona, en ataque anotamos con cierta fluidez. Vucetic lo borda en el tiro exterior, Joseba Estalayo también echa una mano con un triple y a seis minutos del final estamos trece arriba, 58-45. En ocho minutos hemos logrado un parcial de 15-0, y desde aquel 18-30 del segundo cuarto, el parcial es de 40-15. Y como la cosa parece ir de parciales y arreones por parte de uno y otro, ahora le toca el turno al Iraurgi. Nos estaba yendo bien, pero unos errores en tiros aparentemente fáciles y unas pérdidas de balón nos desestabilizan y ofrecen la posibilidad a los visitantes de volver a tiempo al partido. De nuevo nos quedamos sin munición y los azpeitiarras van recortando, poquito a poco pero sin pausa. El partido había parecido estar encarrilado poco antes, pero ahora cierta inquietud nos invade. A menos de dos minutos, y tras haber recibido un 0-10, nos quedamos en un 58-55 que abre todo tipo de posibilidades para la resolución del partido. Erramos nosotros, yerran ellos. Y otra vez. Y otra. La emoción crece. A veinte segundos del final Vucetic anota dos tiros libres, 60-55. A dieciseis segundos De Ciman se escapa de nuestra defensa. Bandeja. 60-57. Recibe falta Gantt a quince segundos. Con anotar uno vamos bien. Falla los dos. El Iraurgi juega para empatar. Triple fallado por De Ciman a cinco segundos para el final. Rebotea Alex Ramón pero ya no hay tiempo para más. ¡El Zornotza gana al líder!

Triunfo logrado con el corazón, como ejemplo de ello sirvan las actuaciones de Juanchi Orellano e Iker Salazar, fantásticos en la faceta defensiva, en las recuperaciones, rebotes y otros intangibles que las estadísticas no reflejan. Lo que sí reflejan es que el MVP del partido ha sido el serbio Vasilije Vucetic que reaparecía después de cuatro jornadas lesionado y ha anotado 17 puntos, capturado 5 rebotes y recibido 7 faltas para alcanzar los 25 de valoración.

Diez jornadas disputadas, seis victorias y cuatro derrotas. Nos situamos a una sola victoria de distancia de los colíderes. Sigamos ilusionados, sigamos soñando, y más ahora que hemos vuelto a Larrea, a nuestro hogar, dulce hogar.

Crónica: Zornotza ST

0 comentarios:

Publicar un comentario