sábado, 17 de diciembre de 2016

CRONICAS LEB ORO J15 | VICTORIAS CON AROMA COPERO PARA EL RETABET.ES GBC Y QUESOS CERRATO PALENCIA. FINAL DE INFARTO EN EL MULTIUSOS DE CACERES (I)

MAGIA HUESCA - SAN PABLO INMOBILIARIA BURGOS (61-68)

Foto: C.B Miraflores

Quinta victoria consecutiva. El San Pablo Inmobiliaria consigue ganar cinco partidos de manera consecutiva, mostrándose como el equipo más en forma de la categoría. Además, ganando dos recientes partidos a domicilio. Los burgaleses volvieron a tener que sufrir mucho para doblegar al Magia Huesca, en un encuentro marcado por las rachas.

El principio y el final del partido fueron para los visitantes, que disfrutaron de buenos momentos de juego, para no pasar apuros en la recta final. Además, la expulsión del entrenador de los oscenses, Sergio Jiménez, trastocó mucho a los jugadores y lastró notablemente las opciones de victoria los locales.

Prometedor inicio de partido de los hombres de Diego Epifanio ‘Epi’. A la primera de cambio, los azules aprovecharon los errores de un Magia Huesca lejos de su mejor versión (3-9). Pero fue un espejismo de dos minutos que tuvo un parcial en contra casi calcado (9-4), para devolver la igualdad al partido 12-13. Habían pasado los primeros minutos de partido y quedó patente que sería un duelo de rachas. Un breve 0-5 alertó a Sergio Jiménez, que solicitó el primer tiempo muerto del partido (12-18). Tras el paso por el banquillo, se equilibraron las fuerzas. Los burgaleses estaban muy acertados en ataque y consiguieron neutralizar el intento de reacción de los locales. Así, el primer cuarto se terminó con un muy favorable marcador (17-26).

La reanudación mostró una versión más dura de las defensas de ambos equipos, que impidieron anotar en los primeros minutos. Sin embargo, los visitantes cedieron terreno y sufrieron un parcial de 7-2 que llevó a ‘Epi’ a emplear su primer tiempo muerto del partido (24-28). De poco sirvió. El Peñas siguió recortando diferencias y logró empatar el partido (30-30). Todo volvía a empezar, cuando quedaban un par de minutos para llegar al descanso. Unos minutos clave para intentar tomar ventaja, Estos fueron aprovechados por los locales, lanzados en este segundo periodo y llegaron al descanso con marcador de 35-33, que evidenciaba un mal segundo periodo azul.

Más de lo mismo. Mal inicio de juego tras el paso por vestuarios. La situación comenzaba a ser alarmante, porque el San Pablo Inmobiliaria tenía verdaderos problemas para anotar. ‘Epi’ tuvo que detener el partido, tras ver los continuos errores ofensivos de sus hombres (42-37). En esta ocasión, los visitantes sí despertaron y mostraron una palpable superioridad que comenzó a poner nervioso a Jiménez. El técnico de los locales fue expulsado, después de señalarle dos técnicas por protestar. Eso le salió caro al Magia Huesca, que cerró el tercer cuarto por detrás en el marcador (42-49), tras encajar un parcial de 0-12.

A pesar de que el Magia Huesca estaba contra las cuerdas, los oscenses sacaron un ímpetu desconocido hasta el momento y se marcaron todo un parcial de 8-0 que tiraba por la borda la ventaja conseguida en la recta final del tercer cuarto (50-49). Pero, como ocurriese en otros momentos del partido, el Magia Huesca se desconectó, a la vez que el San Pablo Inmobiliaria recuperaba el tono y anotaba un gran parcial de 8-19 que les sirvió para dar la vuelta al partido y ganarlo con solvencia. (61-68).

Sin descanso, la próxima jornada se disputará el martes 20 de diciembre, a las 21.00 horas, en el Polideportivo Municipal El Plantío, ante Cáceres Patrimonio de la Humanidad.

61 – Magia Huesca: Mikel Motos (2), Jorge Lafuente (6), Jure Gunjina (3), Pablo Pérez (0), Robert Gantt (16), Albert Fontet (8), Mirza Bulic (7), Jokubas Gintvainis (19).

68 – San Pablo Inmobiliaria: Brandon Brine (3), Aegir Steinarsson (3), Mo Soluade (4), Álex Barrera (12), Javi Vega (11), Jorge García (4), Edu Martínez (11), Goran Huskic (10), Percy Gibson (6) y Álex López (4).

Crónica: Ismael del Álamo / Dpt Comunicación C.B Miraflores


CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD - CALZADOS ROBUSTA (83-80)

Foto: Armando Méndez / hoy.es

Necesitaba el Cáceres una victoria en la que algunos de sus hombres puestos en entredicho pegasen un golpe encima de la mesa. Y ayer se dio el caso. Con actuación estelar de JC Fuller y la más que digna aportación al juego colectivo del lituano Riauka, los cacereños consiguieron ayer una merecida victoria frente a un Clavijo que no llegó a hacer gala de suficiente continuidad. Todo en un partido ya de por sí no especialmente brillante, aunque en los minutos finales los riojanos lograron llevar la incertidumbre al Multiusos al lograr reducir una renta de 16 puntos que parecía insalvable, hasta el punto de que gozaron del último lanzamiento para haber forzado la prórroga.

Regresaba José Antonio Marco a la titularidad en el Multiusos con minutos también en el quinteto inicial para Carlos Toledo, que en las últimas semanas está gozando de la confianza de Ñete Bohigas con el objetivo de que comience a asumir más responsabilidades. Un inicio de primer cuarto marcado por un juego poco vistoso por parte de ambas escuadras, que salieron algo frías al pabellón y, sobre todo, poco acertadas en ataque. Clavijo basaba su propuesta en el juego exterior, insuficiente ante el mayor tino que el conjunto cacereño fue adquiriendo en la recta final del cuarto para lograr obtener la primera ventaja parcial (21-19).

Segundo cuarto

En el segundo acto no cambió en demasía la decoración del encuentro, y apenas alguna espectacular jugada como un rebote con mate de JC Fuller pudo despertar a la grada de su letargo. Instantes en los que los hombres de la rotación en ambos bandos luchaban de poder a poder, pero siempre con la balanza inclinada levemente a favor de los intereses cacereños, con un 29-24 a falta de cinco minutos para el descanso.

Luego, con el propio Fuller muy enchufado y un Riauka solidario en la aportación al juego colectivo, el Cáceres consiguió una renta de diez puntos que quedaron en tan solo siete con el triple de Clavijo sobre la bocina. Con Rakocevic un tanto errático o, mejor dicho, no tan acertado como otras noches en esta primera mitad de partido, era Fuller el que hacía las veces de castigador, marchándose al tiempo de asueto con 17 puntos en haber. Al final del partido firmaría 30.

En la reanudación, los hombres dirigidos por Antonio Pérez no mostraron de salida la clarividencia suficiente como para conseguir acercarse en el electrónico, lo que no desaprovechó el Cáceres, que llegó a hilar buenas jugadas con su política del pase extra para situarse 50-48 a poco más de cinco minutos para el final del tercer cuarto. Aunque luego Clavijo reaccionó para ponerse tan solo a seis puntos, el equipo verdinegro logró finalmente afrontar el último cuarto con un relativamente cómodo 61-52.

Sin dramatismo

El equipo cacereño salió en el último acto con el afán de no dar dramatismo al encuentro, algo que no acabaría de conseguir. Fuller seguía a lo suyo, 'on fire', mientras los riojanos, pese al buen hacer de John Bonifant desde el perímetro, no conseguían dar con la tecla para hacer que el partido comenzase a virar a su favor. Todo ello pese a que el Cáceres llegó a jugar varios minutos sin un cinco puro con Marcius lastrado por las faltas. Así las cosas, los de Bohigas ya consiguieron una renta de 16 puntos (68-52) que parecía encarrilar definitivamente el partido a falta de algo más de siete minutos para el final. Solo lo parecía, porque unos nefastos minutos de los locales en la toma de decisiones con pérdidas de balón permitieron que Clavijo, a base de triples, redujese distancias hasta situarse a tan solo cinco puntos (70-65) a falta de dos minutos y 40 segundos. Y luego a tres (77-74) a falta de 36 segundos. No sin sufrimiento, y gracias al siempre solvente Luis Parejo desde la línea de tiros libres, el Cáceres logró abrochar la victoria (83-80), teniendo en sus manos el jugador visitante Alberto Ruiz el triple que hubiese forzado la prórroga.

Triunfo importante para los intereses del equipo cacereño, que ve cómo se va despejando en gran medida el camino hacia una salvación que se está cimentando en el Multiusos. Burgos será la siguiente parada este próximo martes.

CÁCERES PATRIMONIO: Marco (7), Rakocevic (10), Toledo (5), Sergio Pérez (8) y Marcius (4) -cinco inicial- Fuller (30), Corrales (0), Parejo (8), Ragnar (2) y Riauka (9).

CALZADOS ROBUSTA: Enric Garrido (0), Alberto Ruiz (12), John Bonifant (19), Norris (9) y Herun (19) -cinco inicial- Pressley (11), Edward (9), Carles Bravo (0), Alberto Martín (0) y Adrián Laso (0).

Crónica: J.Cepeda / hoy.es


TAU CASTELLO - LEYMA CORUÑA (88-82)

Foto: Amics Castelló

El TAU Castelló logró su tercera victoria de los últimos 4 partidos disputados tras vencer al solvente Leyma Basquet Coruña. Fue uno de esos triunfos que dejan buen sabor de boca, ya que los de La Plana vinieron desde atrás para en el tramo final llevarse un triunfo que por momentos parecía muy difícil. No fue el mejor partido de los locales, que volvieron a mostrarse irregulares, pero cuando sacan su mejor cara son realmente fantásticos y capaces de lograr cosas que parecen imposibles.

El choque se inició muy vivo, con los castellonenses guiados por un Joan Faner que imprimía mucha velocidad y que además estaba acertado en sus lanzamientos. No obstante, el combinado de La Plana cometía despistes defensivos que no le permitían escaparse en el marcador a pesar de que estaba anotando con fluidez. Era un juego muy directo, con posesiones rápidas y cortas, creando así un patrón de juego en el que los de Toni Ten se encuentran más cómodos. Se sentó Faner y entró Arévalo en la posición de base, quien también supo imprimir dinamismo, asistencias y anotación, para así poder llegar al término del primer cuarto con una jugosa renta (28-20).

Los coruñeses salieron a morder en el segundo periodo, mostrándose muy agresivos en defensa. Eran ahora los locales quienes no estaban a gusto, abrumados por la fuerte defensa de su rival, por lo que Toni Ten pidió tiempo muerto. El TAU Castelló se quitó parte del problema siendo más incisivo en sus penetraciones y con acierto en los triples, mientras que los visitantes parecían depender en exclusivo de su pívot Olmos. De este modo, se llegó por primera vez a la barrera de los 10 puntos (37-27, min. 15). El Coruña reaccionó con una defensa en zona que se volvió a atragantar a TAU, con lo que en vez de romper el partido, el combinado gallego volvía a meterse en él (38-35, min. 16). Ahora, el principal referente ofensivo del Leyma Coruña era su escolta Dagoberto Peña sólo en la primera parte hizo 20 puntos). Algunos de sus compañeros se unieron a la fiesta gallega y con el desconcierto castellonense unido a su bajada de intensidad la ventaja se fue hacia el bando visitante al descanso (44-49).

En la reanudación, el TAU Castelló continuaba sin verlo claro ante la defensa en zona gallega. Cooper metió dos triples seguidos, pero no era suficiente para frenar a un Peña que seguía dando dolores de cabeza y al pívot Zyle, que aprovechaba bien los balones que recibía bajo los aros. Poco a poco, los locales se fueron animando. Su defensa subió de tono, al igual que los decibelios del Ciutat en busca de la remontada, pero no había puntería en el tiro y la diferencia se mantenía en torno a los 5 puntos.

No quedaba otra que defender y esperar a que llegara una racha de acierto. Fue cuando Toni Ten echó mano de Chema García en busca de un líder para la remontada como lo fuera ante el Gipuzkoa con su explosividad y garra. Ese era el guión con el que se planteaba el último y decisivo cuarto.

Sin embargo, Sergio Rodríguez se saltó este guión y tres tripes suyos junto ayudaron a soñar con la victoria al darle la vuelta al marcador (71-70, min. 32). Acto seguido, el Leyma Coruña volvió a ponerse por delante y el choque entró en una fase destinada para los decididos y valientes. El choque entró en un toma y daca en la que se sucedían las canastas y la diferencia era mínima, parecía que a nadie le temblaba el pulso con la tensión que se vivía. Quedaba poco más de un minuto y una buena defensa castellonense provocó el esperado fallo coruñés, respondido con una rápida canasta de Cooper que volvía a adelantar a los suyos (83-82 a 1:11 del final). Entonces sí que aparecieron los nervios e impreciosiones en ambos contendientes: pérdidas, errores... fueron unos 40 segundos tensos a más no poder, resueltos con una falta antideportiva gallega a 15 segundos del final, con lo que la cosa pintaba bastante bien. Sergio Rodríguez metió los dos tiros y en la posesión posterior recibió una falta más a 9 segundos del término del choque. Metió uno, pero no hacía falta más. Fue suficiente para rubricar una victoria tan importante como sufrida y trabajada.

TAU CASTELLÓ: Faner (8), Durán (11), Rodríguez (14), Uclés (2), Nguirane (14) --cinco inicial--; Cabot (9), Fernández, García (4), Arévalo (8), Cooper (14) y Herrera (4). 14 faltas. Sin eliminados.

LEYMA CORUÑA: Peña (26), Monaghan (5), Hernández (7), Zyle (12), Olmos (7) –cinco inicial--; Lucas (6), Ferreiro (2), Djuran (8), Creus, Sabonis (2) y Mikulic (7).

Crónica: Dpt Comunicación Amics Castelló


RETABET.ES GBC - MELILLA BALONCESTO (66-61)

Foto: Gipuzcoa Basket

Canasta de Uriz para inaugurar el marcador del encuentro solidario en el Gasca. A pesar del buen ritmo, el Melilla Baloncesto logró tomar después una pequeña ventaja desde el triple, pero pronto igualó Pardina desde el mismo punto. El rival quería reafirmar sus buenas sensaciones pero el GBC no se dejó amedrentar y tomó poco a poco las riendas del partido. Triples de Uriz y Capel, que debutaba con el equipo, para adelantarse, momento en el que Alcoba cambiaba a sus cinco jugadores en pista de una vez. Pero los de Fisac siguieron fieles a su estilo y se mantuvieron en cabeza hasta el final del primer periodo que Sergi Pino cerraba con un triple que dejaba el marcador a 16-12.

El RETAbet.es GBC siguió apretando en defensa para poner en apuros a los visitantes, que tampoco ponían fácil la labor del equipo. Los guipuzcoanos frenaban la rival y comenzaban a despuntar con puntos de Lasa o Pino, que seguía acertadísimo desde el 6,75. También desde el exterior empezaron a recortar los melillenses, que cambiaron la racha del partido y lograron ponerse a uno mediado el periodo. Anotaba entonces Lasa de tres para volver a adelantarse, aunque el Melilla Baloncesto logró darle la vuelta al marcador. Dos tiros libres de Slezas y un triple de Uriz daban de nuevo la ventaja a los locales llegando al descanso a 30-27.

Las canastas de Slezas y Pino seguían ampliando la renta del GBC hasta los 10 puntos de diferencia, y Uriz anotaba un triple que terminaba de romper el partido. Parcial 12-0 para los guipuzcoanos, que se alejaban cada vez más y más en el marcador. Hasta 16 puntos de renta gracias a una gran defensa y un Gasca entregado a su equipo, que se sentía muy cómodo imprimiendo ritmo al partido. Melilla aprovechaba la euforia local para tratar de iniciar la remontada, pero Gipuzkoa Basket estaba de dulce y seguía haciendo las delicias del público. Con el rival en bonus, los de Fisac aprovechaban todas sus oportunidades para seguir distanciados y finalizar el periodo a 55-42.

Había que mantener el nivel del cuarto anterior para llevarse la victoria, pero el rival también reaccionaba y se intensificaba la lucha en la cancha. Cesaba la anotación en ambas canastas durante varios minutos hasta que Uriz anotó un triple que desatascaba la sequía, pero enseguida contestaban los melillenses, que iban a vender cara su derrota. Las defensas apretaban sin tregua, pero el GBC gestionaba su renta. Cuando ellos recortaban a menos de 10, triple de Uriz para a alejarse de nuevo. Los de Alcoba apretaron en los minutos finales para tratar de aguarle la fiesta al GBC poniéndose a tres, pero el Gasca empujó a su equip, que con sangre fría supo jugar sus cartas para llevarse una nueva e importante victoria en casa por 66-61.

66 - RETABET.ES GBC (16-14-25-11): Uriz (16), Capel (3), Pardina (9), Carlson (3), Slezas (8) - cinco inicial - Oroz (2), N´Doye (3), Lasa (7), Pino (13), Simeonov (2).

61 - CLUB MELILLA BALONCESTO (12-15-15-19): Gatell (6), Suka (6), Rivero (7), Van Wijk (2), Almazán, E. (3),? quinteto inicial- Manzano (12), Arteaga (14), Almazán, P. (2), Sanz (3), Ott (6).

Crónica: Gipuzcoa Basket


QUESOS CERRATO PALENCIA - OURENSE PROVINCIA TERMAL (83-77)

Foto: Marta Moras / elnortedecastilla.es

Se esperaba un partido intenso, bonito, de los que hacen afición. El Ourense Termal llegaba a la cancha del líder con tan solo una victoria menos. Los gallegos pelearon, y estuvieron en algunos momentos por delante del Quesos Cerrato.

Pero los hombres de Sergio García no se dejaron llevar por la emoción y han conseguido en la noche de este viernes una victoria que les acerca aún más a la Copa Princesa.

El partido empezó con los dos equipos muy concentrados. Ambos sabían qué tenían que hacer si querían resultar vencedores del choque. En los primeros diez minutos, el Quesos Cerrato fue el claro dominador del partido. Mamadou Samb, Roma Bas y Jhornan Zamora se pusieron las pilas y comenzaron a sumar para los palentinos. Antes de los primeros cinco minutos de juego el Quesos Cerrato ya vencía de diez, lo que obligó a los gallegos a pedir un tiempo muerto. Tras la pausa, ajustaron su defensa y los colegiales ya no conseguían canastas tan fáciles. Al final del primer cuarto se llegó con 27-20 en el electrónico, y buenas sensaciones para los hombres de Sergio García.

El segundo periodo arrancó como el primero. El Quesos Cerrato era el dueño y señor del partido, pero poco a poco los gallegos se fueron aplicando en defensa y la distancia se reducía. Su defensa en zona funcionaba y consiguieron reducir la ventaja, primero a cinco puntos, luego tres, y consiguieron empatar (39-39) cuando quedaba menos de un minuto para llegar al descanso. La buena defensa del conjunto local había bajado de intensidad y se notó. Sergio García gritaba desde el banquillo, pero veía impotente cómo antes del descanso su equipo había desperdiciado la ventaja y se retiraba a los vestuarios dos puntos por debajo en el marcador.

Tras el descanso, se vio un partido de poder a poder, con dos equipos muy sólidos que ofrecieron un buen baloncesto, para disfrute del público local. El tercer cuarto fue muy igualado. Por los locales, Jhornan Zamora seguía enchufadísimo ante su ex equipo. Si en el inicio los colegiales pecaron de precipitación, al final de estos diez minutos se consiguió de nuevo la fluidez en ataque.

En los últimos diez minutos, el Quesos Cerrato volvió a tirar de casta y consiguió apuntalar una victoria muy importante para sus aspiraciones. Zamora acabó de redondear su noche. A él se sumaron los Urko, Blanch y compañía, que como las hormiguitas, fueron sumando poco a poco hasta dar la vuelta al marcador. Al final, una victoria trabajada, de las que sirven como aviso a los futuros rivales.

Crónica: Daniel de la Torre / elnortedecastilla.es

0 comentarios:

Publicar un comentario