sábado, 17 de diciembre de 2016

ENTREVISTA CON... DJIM BANDOUMEL, BUSCANDO VOLVER A VOLAR SOBRE EL ARO

En el verano del 2012 desembarcaba en España, concretamente en el Força Lleida de la por entonces llamada Adecco Oro un joven pívot de origen africano pero criado en Canadá, una exótica mezcla para el conjunto ilerdense. Su nombre era Djim Bandoumel un interior de 213 cm con un portentoso físico, capaz de volar por encima del aro cuando le venía en gana. LEB Oro y LEB Plata para desaparecer de las competiciones españolas, cuando todo parecía presagiar una larga carrera en las competiciones FEB. Contactamos con el jugador y nos atiende cortésmente y en un casi perfecto castellano, vamos a ver que nos tiene que contar Djim Bandoumel.

Mate de Bandoumel sobre Jawai en la Lliga Catalana

En la temporada 2012/2013 llegabas a España, al Força Lleida, tras tu periplo universitario, ¿Qué conocías de España y de la liga?

Después de graduarme en Finanzas en Estados Unidos. Quería seguir jugando. Sabía que España era lel mejor sitio para jugar después de la NBA. También sabía que España era un país precioso porque vine a visitarlo antes de un gran partido, Canadá contra la selección española. Así que me alegré mucho de que Força Lleida me diera mi primera oportunidad como jugador profesional de baloncesto.

En el Força Lleida hicisteis una gran temporada, acabando séptimos en la liga regular y cayendo en cuartos de final ante el Quesos Cerrato Palencia por un ajustado (3-2). ¿Qué recuerdos tienes de aquel Força Lleida que te dio la oportunidad en Europa?

Mi año novato fue de aprendizaje porque el estilo de juego es diferente al de América. Además tengo que aprender a escuchar y hablar español. Fue divertido aprender una quinta lengua. Amo aprender nueva cultura. Tenía muy buenos compañeros de equipo que me ayudaban a aprender catalán. La ciudad de Lleida tiene fans maravillosos que nos ayudan a ganar.

A nivel personal en tu primera campaña como profesional conseguiste unos números de 6,8 puntos y 4 rebotes en 17 minutos de juego. ¿Te esperabas este rendimiento?, o esperabas más de tu primer contacto con el profesionalismo.

Mi primera temporada como pro fue un proceso de aprendizaje. Quería jugar bien cada partido que estaba en la cancha. Y cuando estaba en el banco estaba estudiando el juego para estar preparado para mi próxima oportunidad. Siempre pongo grandes expectativas en mí mismo porque sé de qué lo soy capaz.

Con el Zornotza ST de LEB Plata

Durante el verano del 2013 recalas en el Zornotza ST de la LEB Plata, con el conjunto vasco juegas un total de 11 encuentros a un muy buen nivel (11 puntos y 6 rebotes), pero en el mes de febrero abandonas Larrea. ¿Cuál fue el motivo de tu salida?

En mi segundo año en España, tengo una nueva oportunidad para mostrar mi talento. Zornotza fue otro gran reto para mí porque ya no era catalán sino vasco. Aprendí mucho y jugué a un alto nivel. Pero después de Navidad la dirección del equipo decidió firmar un center que no estaba allí al principio de la temporada. Creo que fue una decisión más económica que deportiva. Y tener sólo un jugador internacional. Zornotza es un mercado muy pequeño.

Tras tu salida, rápidamente encuentras acomodo, de nuevo en la LEB Plata, en el Marín PeixeGalego. ¿Era para ti una prioridad seguir en España?

Después de que dejé el equipo fue muy importante para mí seguir jugando en España, cuando inicio un proyecto me gusta terminarlo con una nota positiva. Mi agente hizo un buen trabajo para ayudarme a conseguir eso.

Con el conjunto pontevedrés disputas un total de 17 partidos siendo un referente en la pintura con tus 8,3 puntos y 5,1 rebotes, ¿cómo fue el cambio de jugar en LEB Oro en un equipo de la parte alta de la tabla a en una sola temporada hacerlo en dos equipos modestos de una categoría inferior?

Era difícil para mí no verme jugar en LEB Oro, porque tuve un muy buen primer año. Incluso jugue muy bien contra equipos de ACB como Málaga y el Barça. Creo que puedo jugar en España en categorías altas, he mejorado mucho mi tiro y mi dribling. Ahora puedo jugar tanto de 4 como de 3.

Bandoumel en su estancia en Egipto

La 2013/2014 fue tu última temporada en España, nos han soplado que después recalaste en equipos de Túnez y Egipto, ¿Cómo fueron tus experiencias en unas ligas un tanto exóticas?

Mi tercer y cuarto año como profesional, tuve más libertad en la cancha. Durante mi verano entrené con los Raptors de Toronto en mi país de origen, Canadá. Me ayudó mucho desarrollar mis habilidades en la posición de alero. Jugué mucho en el 3 y mi confianza era grande. Egipto y Túnez me ayudan a entender que soy más que un jugador interior.

Actualmente, ¿hacia dónde apuntan tus destinos profesionales?, ¿sigues ligado al baloncesto?, o estar aparcado temporalmente.

Actualmente estoy en Canadá. Trabajo en un banco aquí como un planificador financiero. También mantengo mi cuerpo en forma y juego todos los días con la universidad en mi ciudad. Estoy esperando la oportunidad de jugar en Europa de nuevo después de la Navidad. Sé que puedo ayudar a un equipo a ganar con mi juego.

¿En un futuro te gustaría volver a jugar en España?

He viajado por todo el mundo con el deporte. Soy de África, crezco en Canadá, estudio en Estados Unidos y he jugado profesionalmente en dos continentes. Y hoy puedo decir que mi lugar favorito para jugar es España. Mi ciudad favorita en el mundo es Barcelona. Disfruto muchísimo de este país, la gente es muy amable. Sería muy especial para mí tener la oportunidad de jugar en España de nuevo. Para demostrarme a mí mismo y a la liga que puedo aportar muchos puntos positivos a un equipo.

0 comentarios:

Publicar un comentario