domingo, 29 de enero de 2017

CRONICAS LEB PLATA J18 | SAMMIC ISB SIN PIEDAD EN NAVARRA Y ES LIDER EN SOLITARIO MIENTRAS QUE EL CAMBADOS CIDADE EUROPEA DO VIÑO 2017 CONSIGUE UN TRIUNFO DE PRESTIGIO ANTE EL HLA LUCENTUM (I)

AQUIMISA LABORATORIOS QUESO ZAMORANO - COMERCIAL ULSA CBC VALLADOLID (81-67)

Foto: Emilio Fraile / laopiniondezamora.es

El Aquimisa Queso Zamorano no está dispuesto a regalar la plaza que tanto está disfrutando su afición en la Liga LEB y ayer demostró q ue tiene capacidad para ganar a cualquier rival, aunque este sea el primer equipo de Valladolid contra el que nunca -ni siquiera cuando se trataba del Forum- había jugado en Zamora.

Fue un partido a carra de perro, con una gran emoción en el que pudo pasar de todo pero finalmente, la suerte y el acierto de que carecieron los zamoranos en otras ocasiones, ayer se les puso de cara para firmar una victoria brillantísima que quedará en las vitrinas del CB Zamora pase lo que pase al final de la temporada.

El encuentro tenía un indudable atractivo y si la semana pasada el rival había sido el primer equipo de León, ayer lo era el de Valladolid, que llegaba dispuesto a afianzarse en puestos de play off pese a contar con un par de bajas por lesión.

Todo se complicó enormemente para los de Saulo Hernández cuando perdían de 18 puntos poco antes del descanso, pero este Aquimisa Queso Zamorano tiene una gran arma en su tiro exterior que, en un día acertado, le permite plantar cara al rival más pintado, como terminaría ayer por ocurrir y no sólo los zamoranos consiguieron darle la vuelta al marcador, sino incluso terminar ganando el partido con una cómoda ventaja en el marcador final.

Entró muy concentrado en el partido el Usla y en dos acciones precisas se ponía por delante en el marcador con 0-4, aunque pronto recibió la réplica de Willy Kody que equilibró la contienda de forma inmediata para dar entrada un periodo del partido muy equilibrado con empates sucesivos a 8 y 10. El pucelano Wade decidió que tenía que convertirse en el protagonista sobre la pista y de su acierto nació la reacción del Ciudad de Valladolid que, en un abrir y cerrar de ojos, y aprovechando unos momentos de descontrol defensivo del Aquimisa, se escapó hasta un preocupante 14-26 con que se cerraba el primer cuarto.

Hubo reacción zamorana y llegó en un primer momento de la mano de Chris Hansen con un triple de los suyos y Redpath se apuntaba al festival triplista con otra canasta para poner un 20-28 que volvía a meter en el partido a los de Saulo Hernández. Nuevo arreón pucelano y el marcador que se abría otra vez y un triple de Wade ponía el 22-40 en el minuto 16, la máxima ventaja que llegó a disponer el Valladolid.

Pero el CB Zamora no estaba dispuesto a entregar su derrota tan pronto: Kody firmaba un "2+1" y el Usla se quedaba sin anotar durante tres minutos. Los zamoranos defendían entonces en zona mientras Kody seguía haciendo daño bajo el tablero y Hansen desde la línea de triples. Asi, el partido, con un magnífico ambiente en la grada entre la afición zamorana y un buen grupo de seguidores pucelanos, se iba al descanso con un equilibrado 34-42.

El encuentro se reanudó con una clara consigna: sacar la artillería del perímetro exterior zamorano. Primero fue Will Perry con dos triples, uno de ellos culminando un contragolpe y en un abrir y cerrar de ojos, el marcador se ponía en 42-44 cuando Paco García pedía un tiempo muerto que no sirvió para nada porque entonces comenzó la exhibición de Chris Hansen delante del que fue el gran triplista en la historia del CB Zamora, Mike Hanse, que contemplaba la remontada zamorana atónito desde la granda. El Aquimisa tomó la delantera por un solo punto, y el británico Graham-Bell replicaba con una jugada de tres puntos, instantes antes de que sufriera un esguince de tobillo que le obligó a jugar lesionado y claramente mermado a partir de entonces. Sendos triples de Rodrigo de la Fuente y Alberto García parecían volver a poner las cosas en su sitio para los vallisoletanos con 45-53, pero Hansen mantuvo su acierto mientras Paco García se enzarzaba en una agria discusión con Dieng en el banquillo y el partido volvía a equilibrarse con 58-58 tras una personal antideportiva de juzgado de guardia de Wade.

El último cuarto comenzó igualado pero un nuevo triple, de Perry culminando un contragolpe, destacó ligeramente al Aquimida que, apoyado en un gran Asanin que se convirtió en el dueño de la zona pucelana, hizo que todo cambiara y que la ventaja zamorana ya no parara de crecer hasta el final. Paco García, desquiciado con varios de sus jugadores, decidió finalmente jugar los cuatro últimos minutos con cinco jugadores "de la casa".

Crónica: Manuel López-Sueiras / laopiniondezamora.es


AGUSTINOS LECLERC - ACEITUNAS FRAGATA MORON (86-77)

Foto: César F. Buitrón / sportleon.com

El Agustinos Eras E. Leclerc sigue firme en su pabellón. El Aceitunas Fragata de Morón tampoco pudo con los leoneses que estuvieron muy intensos y regulares en ataque y supieron ser solidarios en defensa para frenar a uno de los equipos con más talento ofensivo de la categoría que aguantó 25 minutos el ritmo de los leoneses para acabar a merced de un Agustinos Eras que no notó en exceso jugar con sólo ocho jugadores porque al final no pudo tramitar a tiempo para este encuentro la ficha de Niang.

Era un duelo entre dos quipos con más talento ofensivo que aplicación defensiva y eso se notaba desde el primer minuto. Los andaluces haciendo daño desde el perímetro y los leoneses repartiendo más los puntos, con Mbamalu como primer ejecutor, pero con participación importante de Lacunza y Sergio Martínez en momentos claves.

En varias ocasiones amenazó con escaparse el equipo de Jareño que mantenía siempre el mando en el marcador, pero cada vez que podía irse encontraba la manera de estrechar el marcador el equipo andaluz con el acierto de sus tiradores, la clase que atesora todavía Jesús Chagoyen o el poderío físico de sus interiores que llevaban el duelo equilibrado al descanso.

Tras el paso por los vestuarios aparecía Medina que con dos triples seguidos volvía a estirar la ventaja local hasta los ocho puntos que trataba de enjugar el equipo visitante al que le costaba mas que en los dos primeros cuartos entrar en la defensa leonesa que aprovechaba otros dos triples de Medina y Mbamalu para afrontar los 10 minutos finales con una interesante renta de diez puntos (69-59).

Quedaba rematar la faena y jugando en casa el partido no se le podía escapar a los de Jareño que apretaron en labores defensivas y ahí acabaron con las esperanzas de los andaluces que tuvieron que conformarse en los minutos finales por evitar que perder no sólo el partido sino también el ‘average’ particular (los andaluces habían ganado por 15 puntos en la primera vuelta) que lograron in extremis, un dato que puede ser importante para la lucha por estar en el play off de ascenso ya que ambos equipos están ahora empatados en la clasificación.

86 Agustinos Eras E. Leclerc: Medina (16), Mbamalu (17), Lacunza (17), Dieng (8), Crook (10) –cinco inicial- Domínguez, Jaime Diéguez, Libroia (6) y Sergio Martínez (12).

77 Aceitunas Fragata Morón: Jiménez (17), A. Marín (15), Placide (8), Keshinro (10), Chagoyen (9) –cinco inicial- J. Marín (5), Gutiérrez (3), Gaffaney (7), Rodríguez y Cizmic (3).

Crónica: César F. Buitrón / sportleon.com


CAMBADOS CIDADE EUROPEA DO VINO 2017 - HLA LUCENTUM (87-69)

Foto: M.F / diariodearousa.com

Partidazo del Cambados Cidade Europea do Viño 2017 para ganar de nuevo al HLA Lucentum, uno de los favoritos al ascenso. El equipo de Manu Santos se impuso en O Pombal 87-69, si bien la diferencia final no refleja lo que fue el partido. Un pulso igualado que no resolvió hasta los cuatro últimos minutos. El Xuven se “partió la cara” en la pista para sumar su decimoprimera victoria en dieciocho encuentros y prolongar su excelente campaña. Lo hizo con Adriá Baiget como gran protagonista. Acabó con 26 puntos (5/7 en triples) y firmó un segundo cuarto antológico al anotar 16 de los 20 puntos del Xuven.

La victoria no solo tiene mérito por la entidad del rival, sino también porque Charles jugó lesionado con un esguince en un dedo pulgar. El congoleño ayudó en la rotación. El equipo y el público no dejaron de creer en el triunfo, dieron el arreón en el tercer cuarto y no titubearon en el último cuando el hasta ayer colíder llegó a ponerse a tres puntos. Con la defensa y el carácter como señas de identidad, el Xuven acabó sacando de la pista a su rival.

Los problemas físicos provocaron que de inicio Manu Santos sorprendiera en el quinteto situando a Matt Don y Pedro Romera y dejando en el banquillo a Charles y Shota. Los locales salieron con la premisa de hacerse duros atrás y cerrar el rebote. Con dificultades empezaron frenando a su rival y las defensas se impusieron en ambos bandos. Tres minutos y medio tardó Lucentum en anotar. Con un triple del Balogun desde la esquina, los visitantes entraron en ritmo anotador con otros dos triples para disfrutar de su máxima en todo el duelo (4-9). Santos dio entrada a sus pívots “titulares” y el Xuven, con Shota inspirado, reaccionó con un parcial de 12-2 para cerrar el parcial por delante, aunque con ventaja mínima porque Nikolic aplacó la reacción amarilla (19-18).

En el segundo cuarto llegó la exhibición de Adriá Baiget. Metió 16 de los 20 puntos de su equipo con 4/4 en triples. El catalán se echó a la espalda al Xuven para mantenerlo en el duelo ante un Lucentum que fue imponiendo su músculo. Los problemas en la mano de Charles, que solo tiró una vez a canasta en la primera parte, unido a los de faltas de Matt, debilitaron a un equipo local por dentro donde Romera no era capaz de encestar en la pintura. Fue Baiget con sus 16 puntos el que tiró del carro amarillo en ataque ayudado por Juan Rubio. Baiget cerró el cuarto con un triple sobre la bocina para dejar en ventaja a los suyos (39-38).

El tercer cuarto empezó de forma inmejorable para los locales. Con un parcial de 8-2 merced a dos triples seguidos, de Charles, en sus primeros puntos en el partido, y de Érik, que provocaron el tiempo muerto visitante (47-40). El Xuven carburaba e impuso su ritmo desde la defensa, jugando en transiciones rápidas. Érik y Shota hacían daño a un Lucentum que se vio superado. La diferencia se fue a los 11 puntos (55-46), pero el escolta Álvaro Martín salió al rescate alicantino con dos triples seguidos. El Xuven, contra la zona visitante, también acertó desde la línea de 6.75. Primero Bratt y luego Juan Rubio en la última acción del cuarto (66-57). El acierto exterior fue clave en este período para los amarillos (5/5 en triples).

En el último cuarto empezó mejor el Lucentum, más agresivo, dominando el rebote, lo que le permitió apretar el marcador 68-65 mediado el cuarto. En los momentos más críticos, el Xuven respondió con carácter. Dos acciones seguidas productivas de Matt, un rebote en defensa unido a una canasta desde media distancia animaron a los locales. Luego Baiget metió su quinto triple en el partido en un momento importante (74-67 a falta de poco más de cuatro minutos). El público se encendió y llevó en volandas a los suyos en la siguiente acción en defensa, en la que Lucentum se “comió” la posesión. Dos rebotes de ataque que desembocaron en una falta sobre Romera dieron más renta a los de Manu Santos, con su rival cada vez más precipitado y fuera del partido, como demostró Rejón con otra pérdida (20 del equipo visitante).

El Xuven no solo aseguró el triunfo, en los dos últimos minutos llevó la diferencia hasta los 18 puntos. Los jugadores acabaron manteando a Erik Quintela, que les anunció que su próxima boda. Su hermano Sergi fue homenajeado por el club en el descanso y se llevó la ovación del público.

Crónica: G. Sánchez / diariodearousa.com


BASKET NAVARRA - SAMMIC ISB (57-93)

Foto: Basket Navarra

Un Basket Navarra irreconocible sufrió una contundente y dura derrota (57-93) ante el líder de la LEB Plata, Sammic Iraurgi SB. La fiesta organizada con motivo del Día del Baloncesto Navarro, que llenó de color y calor las gradas del pabellón Universitario, quedó empañada por un mal partido del equipo, que se vio superado de principio a fin por un rival que no tuvo piedad.

“No nos queda más que pedir disculpas a la afición y al club. No hemos sido el Basket Navarra que queremos ser, sino todo lo contrario, y habrá gente que se irá a casa creyendo que somos algo que no somos, lo que nos duele mucho. Pedimos perdón. Ahora toca tener la cabeza arriba y levantarse, porque este equipo ha demostrado en otras ocasiones que sabe hacerlo”. Así de tajante, sin excusas, se mostró tras el partido el entrenador de los navarros, Joaquín Prado. Y sus palabras, con la disculpa ante la afición por delante, son el mejor resumen que se puede hacer de un partido para olvidar.

Y es que el Basket Navarra al que estamos acostumbrados no dio señales de vida ante un Sammic Iraurgi serio y sólido que demostró por qué ocupa la primera posición de la clasificación. Los rojos, de nuevo sin su capitán Iñaki Narros, ausente por lesión, fueron una gris sombra de sí mismos y terminaron siendo arrollados sin paliativos por un rival que supo aprovechar las facilidades con las que se encontró.

El encuentro se torció desde el principio, con un Sammic Iraurgi que hizo mucho daño por medio de hombres como Gaizka Maiza, Joseph De Ciman o Timothy Dezelski, sobre todo desde la línea de tres puntos. Los de Joaquín Prado, blandos en defensa y sin la claridad necesaria en ataque, eran incapaces de cerrar la brecha en el marcador, que ya era de 10 puntos concluido el primer cuarto (12-22). Basket Navarra se veía superado en todas las facetas del juego, incluso en intensidad. Eso, unido a la falta de acierto de jugadores que suelen tenerlo, caso de Adrián Fuentes, Dylan Poston o Max Hopfgartner, no presagiaba nada bueno.

Al descanso se llegó con un 26-40 que, a pesar de todo, mantenía con opciones al cuadro local. Todo debía pasar, eso sí, por un cambio radical sobre el parqué tras el paso por los vestuarios. Pero no: lejos de mejorar sus prestaciones tras el parón, el equipo navarro se vino abajo para terminar claudicando antes de tiempo. Resultó clave el nefasto inicio del tercer periodo, con un parcial de 2-10 que colocaba el 28-50 y ponía en bandeja la victoria a los de Azpeitia.

La recta final del partido culminó el despropósito. Basket Navarra, con corazón pero sin cabeza, puntería ni suerte, cayó presa de la ansiedad mientras veía como Sammic Iraurgi se dedicaba a ampliar su renta. No hubo mucha más historia hasta la bocina, a la que se llegó con un doloroso 57-93 que traduce a la perfección lo visto en la pista.

“Esperemos que esto sólo sea un accidente que no se repita”, señalaba Joaquín Prado tras el partido. Con esa intención, y con el objetivo de levantarse para volver al buen camino, afrontará Basket Navarra su próximo reto. Será el domingo (12.45 horas) en la pista de Torrons Vicens L’Hospitalet. #IRRENDIBLES, a levantarse.

BASKET NAVARRA (57) Fuentes (4), Yárnoz, Poston, Hopfgartner (7), Hidalgo (14) -quinteto inicial-, Zabalo (3), Bleeker (11), Vázquez (11) y García (7).

SAMMIC IRAURGI SB (93) Maiza (17), De Ciman (12), Guridi (5), Dezelski (21), Karena (12) -quinteto inicial-, Ramón (1), Arenaza (6), Sherman (13), García (3), Segurola (2) y Astigarraga (1).

Crónica: Basket Navarra


C.B TARRAGONA 2017 - TORRONS VICENS-C.B L´HOSPITALET (73-77)

Foto: C.B Tarragona

El partido de esta noche en el Serrallo se planteaba como uno de los más importantes de la temporada, para definir el devenir del equipo en lo que queda de liga. Los dos equipo llegaban igualados, con un balance de 5 victorias y 12 derrotas. El técnico Berni Álvarez recuperaba Marco Giménez pero perdía Orion Outerbridge por lesión. Los de Tarragona han encontrado en Salim, con 38 puntos y 42 créditos de valoración, su mejor hombre, pero no han podido evitar la derrota en uno de los partidos clave de lo que resta de competición.

El CBT ha comenzado el partido con una intensidad que había quedado olvidada en semanas anteriores, anotándose un parcial de 5-0 nada más comenzar. La defensa azul forzaba los errores de los visitantes y ahogaba su ataque con una presión en toda la pista. A pesar de no encontrarse cómodo en los primeros minutos de juego, L'Hospitalet ha sabido encontrar el camino para igualar el partido a 8 puntos a falta de poco más de tres minutos para finalizar el cuarto. A finales de estos primeros diez minutos es cuando L'Hospitalet ha conseguido su máxima ventaja, +4, quedando en dos tras una buena jugada de Oriol Besora (10 - 12).

El segundo período no podía empezar mejor. Tres triples consecutivos, uno de Diego y dos de Salim, para volver a llevar el marcador del lado azul (19 - 16). El CBT volvía a ser el del inicio de partido, lo que dejaba sin ideas al ataque de su rival. Con el partido igualado a 24 puntos había que volver a defender intensamente desde primera línea para recuperar de nuevo lo que L'Hospitalet, poco a poco, había ido ganando. Una muy buena defensa azul no dejaba cruzar la línea del centro del campo y Salim cogía el liderazgo de su equipo a nivel ofensivo.

El partido ha vuelto del descanso de la misma manera de la que se ha llegado, con mucha igualdad. Todo lo que se conseguía en un lado del campo era rápidamente respondido de la misma manera en el otro lado. Hasta que ha llegado al ecuador de este cuarto y el CBT ha puesto una marcha más. Controlando el rebote defensivo y apretando las líneas de pase es como ha conseguido una renta de +6, la máxima hasta el momento (47-41). Mientras tanto, Salim seguía con la muñeca entonado y conseguía dos triples consecutivos más por su equipo para ampliar la diferencia hasta los 10 puntos. Pero en este final de cuarto, Hospitalet no se rendía y se ponía a dos puntos terminados los diez minutos (55-53).

El partido volvía a la igualdad a falta sólo del último periodo. L'Hospitalet venía de remontar diez puntos en un visto y no visto, y mantenía la dinámica a principios de cuarto. Llevaba la diferencia a los 5 puntos, pero no contaban con que hoy era el día de Salim. El 2 del CBT anotaba los tres tiros libres y Nil igualaba el marcador a 62. Quedaban 5 minutos para finalizar el partido y los nervios se apoderaban de la grada. Menos de Salim, que con otro triple, ponía a los suyos a un punto (69-70) a falta de dos minutos. El CBT lo tenía a tocar pero un triple de los visitantes a falta de 23 segundos ponía un 71-76 insalvable por falta de tiempo. Los azules lo han intentado hasta el último instante pero han acabado cayendo por 73-77.

Crónica: C.B Tarragona


HISPAGAN UPB GANDIA - COVIRAN GRANADA (82-89)

Foto: Photographerssports

Triunfo del Coviran Granada por 82–89 en la pista de Hispagan Gandía. Los rojinegros aprovecharon una salida fulgurante con un parcial de 0-14 para ir por delante en el marcador durante todo el partido, aunque los locales se pusieron en varias ocasiones a un solo punto de diferencia. Los visitantes sentenciaron el triunfo gracias a dos triples consecutivos de Ivan Milekovic. Los más destacados por parte nazarí fueron Adrian Bowie, Joel Almeida, Tyran De Lattibeaudiere, Jesús Fernández y el propio alero croata, aunque por encima de todas las individualidades sobresalió la actuación de coral de todo el equipo, que sumó 109 de valoración.

Salida en tromba del equipo de Pablo Pin. Los visitantes obligaron a Víctor Rubio a solicitar el primer tiempo muerto del partido con un 0-10 en el marcador. Adrian Bowie y Tyran De Lattibeaudiere fueron los principales activos de los rojinegros en ataque en los primeros minutos. Tras casi cinco minutos sin anotar, el parcial lo rompió Carlos Gil con una canasta (2-14). Los locales se pusieron las pilas en defensa y ocho puntos consecutivos le permitieron volver a meterse en el partido (13-18). Misma diferencia con la que acabó el primer cuarto (16-21).

Iván Martínez mantuvo a su equipo por encima en el marcador con cuatro puntos seguidos, pero Hispagan Gandía obligó a Pablo Pin a parar el partido al ponerse a solo dos puntos (28-30). Los visitantes le devolvieron el golpe a su adversario y con un parcial de 0-7 tomaron aire en el electrónico. Víctor Rubio volvió a pedir tiempo muerto y su equipo redujo la desventaja en el marcador, aunque el segundo cuarto se cerró con un triple de Alejandro Bortolussi (38-42).

Como si del primer cuarto se tratase, el Coviran Granada repitió la salida fulgurante del inicio del partido. Con un triple de Joel Almeida y dos mates de Adrian Bowie y Tyran De Lattibeaudiere, los visitantes estiraron el marcador hasta la decena. Víctor Rubio paró el crono y un triple de Kevin Navarro acercó a su equipo en el marcador, pero una canasta de Carlos Corts dejó el resultado en 58-67 al final del tercer cuarto.

Gandía se colocó a solo cuatro puntos tras un triple de Forbes, pero dos lanzamientos certeros por parte local desde más allá de la línea de 6,75 metros con la firma de Gil y Otero situaron a los locales a un punto (69-70). Cuando más quemaba la pelota apareció la muñeca balcánica de Ivan Milekovic para, con dos triples seguidos, darle una bombona de oxígeno al Coviran Granada (70-78). Los visitantes ya no dieron más margen a la sorpresa y finiquitaron el partido por medio de los tiros libres en el último minuto. Al final, triunfo del Coviran Granada por 82-89 ante Hispagan Gandía en un completo encuentro de los visitantes, que dominaron con autoridad el rebote.

El próximo sábado visita el Palacio de Deportes el CB Tarragona. El encuentro comenzará a las 18:30 horas.

Hispagan Gandía: Dnyle Forbes 14, Vladimir Tomasevic 2, Kevin Navarro 8, José Luis Otero 5 y Cheick Conde 2 – quinteto titular – Adriá Duch 3, Sergio Vidal 3, Carlos Gil 22, Shalawn Miller 11, Miguel Martínez 12, Agustín Ambrosino 0 y Nedas Krisciunas (no jugó).

Coviran Granada: Carlos Corts 7, Adrian Bowie 17, Joel Almeida 12, Jesús Fernández 9 y Tyran De Lattibeaudiere 18 – quinteto titular – Ivan Milekovic 12, Alejandro Bortolussi 8, Iván Martínez 6, Pablo García 0, Edu Pérez (no jugó), Cristian Uta 0 y Germán Martínez (no jugó).

Crónica: Dpt Comunicación Fund. C.B Granada


SEGUROS SOLISS ALCAZAR BASKET - CARREFOUR "EL BULEVAR" AVILA (79-61)

Foto: lanzadigital.com

El Alcázar, después de algunas dudas en el inicio, cuajó un buen primer cuarto, especialmente en defensa. Los de David Varela consiguieron dejar en apenas 12 puntos a los abulenses, lo que les permitió tomar las primeras ventajas en el electrónico. A pesar de no mostrarse tan acertado como otras tardes desde la línea de tres, acertaron Nacho Díaz y Thomas para poner a los manchegos por delante, mientras los visitantes firmaban un pésimo 20% en lanzamientos de campo.

El comienzo de la segunda parte mantuvo la misma dinámica. Los abulenses tardaron cuarto minutos en conseguir anotar. Los manchegos tampoco estaban de dulce de cara al aro contrario, pero la diferencia sobrepasó la barrera de los diez puntos (24-12). En ataque, el Alcázar representaba una obra coral, con casi todos sus jugadores aportando. Lejos de detener la hemorragia, los visitantes vieron cómo el equipo local encontraba el camino a la canasta contraria, liderado por Laguerre. El Ávila estaba KO y la renta se disparó por encima de los 20 puntos al descanso (43-21).

Tras el paso por los vestuarios, los visitantes afinaron la puntería en los lanzamientos lejanos. Anotaron sus primeros tres triples del partido. Cruz y Hall en dos ocasiones le daban un hálito de esperanza a los castellano leoneses, que conseguían reducir distancias en el electrónico del Díaz-Miguel hasta los 14 puntos (53-39). Se llegó al descanso con esa misma ventaja (57-43), lo que mantenía la tensión en un encuentro que había dominado el Alcázar, pero al que el Ávila no le había perdido la cara tras estar contra las cuerdas.

Los visitantes iban de menos a más y así comenzaron el último cuarto, con dos canastas que dejaron el choque al borde de la barrera psicológica de los diez tantos (57-47). La distancia se estabilizó en esos diez puntos gracias al intercambio de canastas desde la línea de tiros libres. El tiempo corría a favor de los de David Varela, pero el choque seguía en el filo y más teniendo en cuenta que justo en el ecuador de este últimos acto los visitantes rompieron la barrera de la decena (61-53).

El Alcázar estaba muy atascado en ataque y la tensión se palpaba en cada jugada. Varela pidió tiempo muerto y Laguerre salió al rescate desde su lugar preferido, la línea de tres (64-53). Nacho Díaz se unió a la fiesta desde el mismo sitio (69-57) cuando restaban dos minutos y medio y el partido parecía estar en el bolsillo de los locales. Pero no lo iba a poner fácil el cuadro visitante, que apretaba los dientes y de la mano de Hall y Marín se ponía a ocho (69-61). Sin embargo, el buen hacer de Nacho Díaz y Laguerre permitió a los locales llevarse con cierta tranquilidad el partido, sumar diez victorias y mantenerse en posiciones de play off de ascenso.

Crónica: lanzadigital.com

0 comentarios:

Publicar un comentario