sábado, 18 de febrero de 2017

CRONICAS LEB ORO J24 | RETABET.ES GBC SE PONE LIDER EN UNA JORNADA NEFASTA PARA LOS PRIMEROS CLASIFICADOS (I)

LEYMA CORUÑA - CALZADOS ROBUSTA (62-71)

Foto: Basquet Coruña

El Clavijo sorprende al Leyma en su terreno y se adjudica una importante victoria (62-71) que cimentó justo antes del descanso. Tuvo la oportunidad de remontar el conjunto local, pero se quedó en un intento.

Parecía en el arranque que se iba a repetir la misma historia de Ourense. Errores de Olmos en canastas fáciles, huecos en defensa y un rival algo más enganchado sobre la pista. Cambió rápido de actitud el Leyma, evitando que los despistes le condenasen demasiado pronto. Apareció Garrido con un triple pero eso no fue suficiente para asustar a lo naranjas. El base catalán, imparable, desquició a un conjunto coruñés que daba la cara con Zyle, Djuran y Olmos para igualar el marcador hasta en cuatro ocasiones en el primer cuarto (8-8, 10-10, 12-12, 15-15).

Ya en los segundos diez minutos le tocó debutar a un Justin Johnson que ilusionó a la afición con alguna viguería. Podía ser el momento del empujón del Leyma, que abrió el cuarto con un triple obra de Djuran, pero el Clavijo tenía un as en la manga. Bastante imprevisible, además, porque fue Alberto Martín el que se cargó el equipo a su espalda y anotó once puntos en apenas siete minutos. El descanso llegó cuando más lo necesitaba el equipo local, que recibió un doloroso 2-18. Le tocaba mostrar en la reanudación que todavía no estaba ko (31-45).

Tito Díaz salió del vestuario con las manos en alto, pidiendo al público que se convirtiese en un sexto jugador muy necesario. Le sirvió al Leyma para espabilar, aunque era difícil cazar a un rival que no se encontraba con el aro, solo con la red. Djuran siguió acertando con los triples y Monaghan se multiplicó en la pista para tirar de los naranjas. Sin embargo, Ruiz de Galarreta y Garrido seguían sumando puntos, lo que no daba margen para acercarse al rival y abrir el partido. Parecía imposible que la diferencia entre ambos disminuyese de los diez puntos (44-54). Los hombres de Tito Díaz quisieron dejar claro, una vez más, que nunca se rinden. Fortalecieron la defensa y tuvieron la oportunidad de hacer notar su aliento en la nuca del rival. No entraron las canastas y el árbitro no pitó pasos en una acción de Kupsas al final del tercer tiempo (49-58). Y Olmos quejándose de la rodilla. Más difícil todavía.

En cinco minutos, tan solo el triple de Creus y una canasta de Bonifant (52-61). Ambos equipos trataban de no cometer errores. Uno quería aferrarse al triunfo, el otro buscar la remontada sin descuidar la defensa. Los lanzamientos exteriores de Sabonis, que podían dar vida al Leyma, salieron escupidos por el aro. El golpe ya se materializaba, mientras los naranjas trataban de maquillar el resultado para no quedarse con una anotación tan pobre. Solo fue peor la conseguida en Melilla, cuando el marcador se cerró con un 63-55. Ayer, el Clavijo le pasó por encima con un 62-71 final. Una derrota que le obliga a sumar en la próxima salida si quiere seguir con opciones de hacerse con el factor cancha del play off. Aún queda mucho que remar.

Crónica: Ana Carro / laopinioncoruna.es


MELILLA BALONCESTO - SAN PABLO INMOBILIARIA BURGOS (77-66)

Foto: Melilla Baloncesto

El Melilla Baloncesto continua con su buen momento y anoche venció en el Javier Imbroda al San Pablo Inmobiliaria por 77-66, en un gran partido, especialmente en el aparatado defensivo, de los hombres dirigidos por Alejandro Alcoba, que suman su quinta victoria consecutiva. El más destacado de los melillenses fue Jorge Sanz con 22 créditos de valoración.

Con un Melilla Baloncesto desacertado en los primeros minutos y un San Pablo Inmobiliaria que sorprendía con Akodo de salida, el partido se desarrollaba con igualdad (4-4, min 3). Arteaga asumiría protagonismo para pone al equipo por primera por delante en el marcador (14-12, min 6). Los burgaleses reaccionaron para endosar un 0-7 de parcial que rompía Sanz con un lanzamiento triple (16-17). Un dos mas uno de Gatell cerraría este primer cuarto para permitir a los azulinos irse por delante 19-17.

El protagonista de los primeros minutos del segundo acto tuvo un nombre propio, Kevin van Wijk. El holandés mostraba una de sus mejores versiones de la temporada y anotaba nueve puntos consecutivos para poner un colchón de diez puntos (35-25, min. 16). Varios despiste consecutivos eran aprovechado por San Pablo Imboliaria para acercarse en el electrónico (35-30). Alejandro Alcoba paraba el encuentro y en la reanudación, dos triples consecutivos de los azulinos, devolvía el parcial y una renta de ocho puntos al final de la primera parte (41-33).

San Pablo Inmobiliaria salió de vestuarios con una gran intensidad defensiva, que no permitía a los melillenses estar cómodos en el partido y encontrar su ritmo de juego, lo que llevó a que el marcador se apretase al final de este periodo (50-49).

Con todo por decidirse en el último cuarto, el Decano como a crecer desde la defensa, controlando el rebote, y los bajos porcentajes de tiro subían. De nuevo la aparición de van Wijk en el partido fue clae para abrir una nueva brecha (62-55, min. 36). Empezó entonces un intercambio de triples, del que los melillenses salían relativamente bien parados (72-66, min, 38). A un minutos para el final, Gatell taponaba un tiro de Steirnasson, y a continuación, Marcos Suka anotaba una bandeja sobre el final de posesión para dar tranquilidad al equipo (74-66). Un triple de Sanz desde la esquina a falta de 17 segundos certificaba la victorias melillense por 77-66.


Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto

RETABET.ES GBC - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (81-70)

Foto: Gipuzcoa Basket

Un intercambio de triples inauguraba un encuentro que comenzó algo frío y con mucha igualdad, aunque se fue calentando a medida que pasaban los minutos y el RETAbet.es GBC iba dominando el ritmo y el marcador. Mediado el periodo los locales sacaban ya una interesante renta gracias al acierto exterior de jugadores como Uriz o Capel y el buen trabajo de Slezas en el interior. La ventaja iba en aumento, la defensa cumplía su misión de frenar a un rival que lograba sumar poco a poco desde el tiro libre, pero sin lograr reducir la diferencia a menos de 10 puntos hasta el triple anotado por casi sobre la bocina (27-18)

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad trataba de reaccionar encadenando dos puntos más al inicio del segundo periodo, pero no conseguía continuidad y los guipuzcoanos volvieron a tomar distancia con un gran trabajo colectivo. El acierto exterior daba paso a la anotación de los jugadores interiores como Ndoye y la renta se elevaba a los 16 puntos, aunque eran los triples de Capel y Carlson los que terminaba de romper el encuentro. El equipo se sentía en su salsa, con todos los jugadores aportando, y así hasta el descanso (49-30).

El equipo regresaba del vestuario sin Porfi Fisac, que no pudo continuar debido a un problema de migrañas, pero siguió manteniendo el buen trabajo de la primera parte bajo la dirección de Bully Oyón. Carlson, que no tenía su día en el triple, se comía la pintura con quien tuviera por delante, y mientras al GBC le salía todo, los cacereños no encontraban la tecla para remontar. Lograron reducir a 19 pero los locales se mantuvieron firmes al finalizar el periodo (61-43).

Apretaron los de Bohigas, que pensaban vender muy cara su derrota. Reaccionaban hasta ponerse a 10 aprovechando varios minutos de desconcierto y falta de acierto de los guipuzcoanos, que encontraban en los triples de Uriz, Capel o Pino la llave para volver a una cómoda ventaja que gestionaron hasta el final, llevándose el partido por 81-70.

81 - RETABET.ES GBC (27-22-12-20): Úriz (15), Pino (8), Carlson (20), Capel (12), Slezas (6) - cinco inicial - N´Doye (8), Oroz (2), Lasa (4), Pardina (6), Simeonov (0).

70 - CÁCERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (18-12-13-27): Ananogstou (11), Corrales (0), Rakocevic (11), Toledo (4), Marcius (17) ?cinco inicial- Fuller (8), Parejo (2), Kavas (12), Riauka (6).

Crónica: Gipuzcoa Basket

TAU CASTELLO - QUESOS CERRATO PALENCIA (96-94)

Foto: Pascual Cándido

El baloncesto es caprichoso a la vez que maravilloso, aunque también muchas veces indescifrable. Un claro ejemplo ocurrió en la impresionante victoria del TAU Castelló sobre el Quesos Cerrato Palencia. Venía de perder 4 partidos seguidos, se enfrentaba al segundo clasificado, tenía lesionado a un hombre importantísimo como Arévalo... Muchos factores en contra, pero se sacó de la manga un partidazo para dar la campanada de la jornada. Un partido que parecía perdido al término del primer cuarto y al que llegaron los locales con una clara desventaja en el último periodo, pero a base de convicción, esfuerzo y la magia que tiene este deporte se pudo saldar con un triunfo que no puede dejar mejor sabor de boca.

El que mejor empezó fue el reciente fichaje del TAU Castelló, Deividas Busma, que fue el autor de 14 de los primeros 16 puntos de los locales. Por desgracia, la inspiración del pívot lituano no era suficiente, ya que en el bando palentino era todo lo contrario: todos los miembros de su quinteto inicial anotaban y se llegó en poco tiempo a un preocupante 12-20 en el luminoso. Fue entonces cuando los de La Plana recurrían a diferentes alternativas defensivas, esencialmente la zona, pero cometiendo algunos despistes que su rival no desaprovechaba, sobre todo el visitante Rodríguez, que se despachó con 12 punto en ocho minuto sin cometer un solo fallo en sus lanzamientos. Cierto es que los palentinos estaban excelsos, pero una vez más el conjunto anfitrión empezaba sin la intensidad y concentración necesarias, encajando así demasiados puntos en solo el primer cuarto (19-33).

Los de Toni Ten despertaron tras la pausa. Su defensa fue más agresiva (una zona abierta se le atascó a los castellanos), se iba más duro al rebote, los interiores seguían haciendo daño (sobre todo Herrera cerca del aro y Cooper en transición) y el acierto que antes era esquivo al fin apareció. Así las cosas, lo que parecía la inminente ruptura del choque se desvaneció gracias al coraje castellonense y tanto equipo como afición recobraron las esperanzas de victorias al devolver la igualdad en el marcador en la recta final de este segundo periodo (43-45, min. 19).

El tercer cuarto se inició con susto, ya que los castellanos cogieron una renta en torno a los 10 puntos, pero por suerte despertó el perímetro castellonense, que hasta entonces había estado desacertado. Faner le daba ritmo al choque y seguía con su recital en el reparto de asistencias, mientras que Cooper y Busma continuaban con su buen tono. A pesar de lo bien que hacían las cosas los locales, la calidad y saber estar se imponía para seguir por delante en el electrónico,sobre todo gracias al pívot Samb. Al filo del término de este periodo, el TAU Castelló apostó por un juego exterior con talento para anotar con Durán, Cabot y Rodríguez, pero sin un base nato, pero esta apuesta no se tradujo en puntos, mientras que el Palencia aprovechó una serie de ataques infructuosos de los locales para irse otra vez por encima de los 10 puntos de renta (73-86, min 33). Los de Toni Ten lo seguían intentando, no se rendían a pesar de que no lograban recortar. El juego era como le convenía al TAU Castelló: Faner había vuelto a la pista y se encargo de dotar al choque de un ritmo lo más rápido y directo posible.

Así las cosas, la magia de este deporte hizo el resto. En este deporte tan maravilloso un rato de inspiración puede darle la vuelta por completo a un partido. La defensa no paraba de darlo todo, vinieron los triples que hacían falta (sensacional Rodríguez todo el choque), el conjunto visitante parecía bloqueado y las gradas del Ciutat de Castelló eran una olla a presión. No era para menos este éxtasis que se vivía gracias al 95-90 que se produjo a poco más de un minuto del final.

Sin embargo, aún quedaba más sufrimiento para padecer. El Palencia metió un tiro libre y un triple seguidos, con lo que se apretaba la cosa (95-94). La última posesión, con poco más de 20 segundos para llegar al final, fue para el TAU Castelló... y esta vez no falló. Busma rubricó su gran partido recibiendo una falta a 6 segundos, de la que anotó un tiro libre... suficiente para certificar uno de los triunfos más brillantes, meritorios y motivadores de la temporada.

TAU CASTELLÓ: Cabot (11), Durán (2), Faner (16), Uclés (2), Busma (21) –cinco inicial--; Rodríguez (14), García (2), Nguirane (2), Cooper (18) y Herrera (8). 14 faltas. Sin eliminados.

PALENCIA: Bas (7), Rodríguez (18), Otegui (10), Tomás (5), Barnes (10) –cinco inicial--; Samb (19), Valge, Maldunas (7), Zamora (13) y Blanch (5). 24 faltas. Sin eliminados.

Crónica: Dpt Comunicación Amics Castelló

0 comentarios:

Publicar un comentario