sábado, 25 de febrero de 2017

CRONICAS LEB ORO J25 | QUESOS CERRATO PALENCIA SE VISTE DE COLIDER DERROTANDO AL RETABET.ES GBC MIENTRAS QUE ALEKSANDAR MARCIUS GUIA AL CACERES PATRIMONIO ANTE EL MELILLA BALONCESTO (I)

MAGIA HUESCA - UNION FINANCIERA OVIEDO (77-70)

Foto: C.Pascual / sporthuesca.com

Importantísima victoria del Magia Huesca en la prórroga en un partido en el que entre Gintvainis, Gantt, Motos, Bulic y Fontet anotaron 70 de los 77 puntos del equipo. Simovic no jugó y Gunjina estuvo un minuto sobre la pista en el que falló un tiro y perdió un balón. Enorme acierto desde la larga distancia con 10 triples de 20 lanzamientos (50%), mientras que el Oviedo se quedó en 7/28 aciertos (25%).

Igualado comienzo de partido en el que Dani Pérez anotaba 6 de los 10 primeros puntos para los visitantes, y después pasaría muchos minutos hasta que volvió a sumar puntos. Jesperson también dio muestras de que sería una amenaza constante durante todo el choque, mientras que el Magia Huesca sufría en la elaboración y no terminaba de asentarse a las defensas del conjunto asturiano. Mikel Motos con un triple evitaba males mayores al término del primer cuarto (14-18).

En el segundo cuarto, los ovetenses llegaron a disponer de hasta ocho puntos de ventaja en dos ocasiones (18-26 y 20-28), momento en el que los jugadores de perímetro de Guillermo Arenas, es decir, Gintvainis, Pérez y Gantt incrementaron exponencialmente su nivel defensivo de forma que cortocircuitaron a Dani Pérez y por ende al Oviedo. En ataque apareció Fontet, lo que unido a un triple de Gantt y al buen hacer de Bulic en los instantes finales permitieron a los peñistas irse tan solo uno abajo al descanso (31-32).

Tras la reanudación, los intercambios de golpes se sucedían entre uno y otro equipo, siendo el ala-pívot estadounidense Paul David Jesperson la solución en el ataque asturiano cuando más quemaba el balón. Entre Gintvainis, Gantt y Fontet asumían las responsabilidades ofensivas del Magia y era Bulic quien conseguía poner por delante al equipo tras un lanzamiento en suspensión (43-42). Un triple de Rodríguez y dos tiros libres de Motos dejaban todo por decidir de cara al último cuarto (45-45).

El Oviedo parecía escaparse en el electrónico con dos tiros libres de Dani Pérez, quien llevaba sin anotar desde el primer cuarto (48-54) y era el base lituano Jokubas Gintvainis el elegido para sacar las castañas del fuego desde la larga distancia (51-54). Un nuevo triple de Gantt ponía al rojo vivo el marcador, y Gintvainis lograba un estratosférico triple para darle la vuelta al partido a falta de un minuto (59-58). Dani Pérez hacía la guerra por su cuenta y demostraba que el Oviedo estaba roto, pero Gintvainis no supo aprovechar la situación y tan solo convirtió uno de los dos tiros libres que dispuso en la siguiente acción (60-58). Acto seguido, a Fontet le señalaron una rigurosa falta en la lucha por el rebote con Dos Anjos, quien convertía los dos lanzamientos para poner el empate a 60 a falta de 26 segundos. Mikel Motos tuvo la opción de ganar el encuentro con un lanzamiento liberado desde el perímetro, pero la presión le atenazó y ni siquiera tocó aro. Se llegaba al tiempo extra.

La prórroga no podía empezar mejor para los altoaragoneses con un triple de Gintvainis y un tiro libre de Gantt (64-60). Pese a que el Oviedo redujo diferencias gracias a Dani Pérez, un nuevo triple de Motos y una canasta de Fontet dejaba una cómoda renta (69-63) que los peñistas supieron administrar hasta el final del choque en el que los visitantes se dedicaron a cometer faltas para congelar el crono. Al final victoria justa por 77-70.

De esta manera el Magia Huesca suma la séptima victoria de la temporada y sale del descenso tras la derrota del Marín Peixegalego en Logroño. El próximo encuentro de los peñistas será el domingo 5 de marzo a partir de las 18 horas en la Ciutat Esportiva Joan Gamper frente al filial del FC Barcelona. Los catalanes son los colistas de la clasificación pero acumulan dos victorias consecutivas y cuentan entre sus filas con dos campeones de la Euroliga como son Víctor Sada y Jordi Trías.

Crónica: Jorge Calleja Visiedo / sporthuesca.com


ACTEL FORÇA LLEIDA - TAU CASTELLO (92-69)

Foto: Santiago & Enjuanes

Magnífico partido del Actel Força Lleida. Aunque el Tau Castellón se mostró más preciso en los primeros diez minutos de juego, el conjunto leridano protagonizó un segundo cuarto espectacular para romper el partido y conseguir la decimocuarta victoria de la temporada para un resultado final de (92-69) . Destacar que el conjunto de Borja Comenge obtuvo un 113 de valoración y todos los jugadores del Actel Força Lleida fueron capaces de anotar. El jugador más destacado de los locales fue Papa Abdoulaye Mbaye con 15 puntos, 6 rebotes, 1 asistencia, para un 23 de valoración.

El inicio del partido sería un espejismo de lo que estaba por suceder, el Tau Castellón se mostraba muy preciso y superaba la defensa leridana para colocarse con un marcador de 0-7 en el minuto dos de partido. Los leridanos conseguían estrenarse en el marcador con una canasta de Mbaye. Posteriormente los visitantes seguían enchufados y no dejaban a los locales acercarse al electrónico llegando siete puntos por encima (18-25) cuando restaban 26 segundos para el final del primer cuarto. Era entonces cuando Alfonso Alzamora (4 puntos, 6 rebotes, 1 asistencia, 3 tapones, 14 de valoración) se fabricaba una jugada que Nguirane sólo podía parar con falta personal y permitía anotar dos tiros libres al pívot local para dejar un marcador de (20 -25) al final del primer periodo.

En el inicio del segundo cuarto los de la tierra firme intensificaban la defensa y reducían el porcentaje de tiro de los visitantes al tiempo que incrementaban su primero Miquel Feliu (6 puntos, 3 asistencias) anotaba un triple, y posteriormente era Marc Martí (12 puntos, 7 rebotes, 13 de valoración) quien con cinco puntos consecutivos instauraba un parcial de 8-0 que colocaba a los del Barris Nord por encima (28-25) y obligaba a parar el partido al técnico visitante, Antonio Ten, el minuto trece de partido. Los visitantes sólo conseguían anotar un punto desde la línea de tiros libre en los primeros seis minutos del segundo cuarto, los leridanos cerraban bien el rebote defensivo y lo aprovechaban para trenzar rápidos contragolpes que hacían mucho daño al Tau Castellón, consiguiendo un parcial de ( 7-1) y una diferencia de 9 puntos en el ecuador del segundo cuarto (35-26) tras un triple de Marc Rubin de Celis (5 puntos, 2 rebotes, 5 asistencias, 12 de valoración). El Actel Força Lleida seguía obteniendo puntos tanto desde la pintura con Leonardo Demetrio (13 puntos, 7 rebotes, 16 de valoración), como desde la línea exterior con Juampi Sutina (8 puntos, 2 rebotes), el Tau Castellón no encontraba la forma de reaccionar y permitía romper el partido a los leridanos con otro parcial de (11-2) antes de llegar al descanso con un marcador de (48-32) favorable al conjunto del Segrià.

En la reanudación los visitantes se mostraban más concentrados y recortaban la diferencia con cinco puntos consecutivos de su jugador más destacado, Juan Cabot (15 puntos, 4 rebotes, 16 de valoración). Sin embargo, aparecían Garrett Nevel (13 puntos, 2 rebotes, 5 asistencias), y Demetrio para detener la reacción de los de la Plana (53-37) cuando corría el minuto 23 de juego. Los dos conjuntos disputaban de tú a tú el tercer periodo, pero en el tramo final de este, era el Actel Força Lleida quien se enchufa, y mediante dos grandes triples de Garrett Nevel y Marc Martí lograba una ventaja de 21 puntos antes de entrar en los últimos diez minutos de partido (72-51) .

Lejos de relajarse, los hombres de Comenge iniciaban con hambre el último periodo y rápidamente obtenían un parcial de (6-0) y una máxima ventaja de 27 puntos en el minuto 33 de juego (78-51). Después de un mate sensacional de Nevel que mantenía la lava de puntos favorable a los leridanos (84-59), los visitantes pedían tiempo muerto. En este momento, los jugadores del conjunto local Pablo Gracia (4 puntos, 1 rebote) y Kregor Hermet (4 puntos, 1 rebote, 1 asistencia), entraban en pista y anotaban varias cestas para conseguir que todos los jugadores de la Actel Força Lleida puntuaran en el partido. El Tau Castellón no bajaba los brazos y seguía luchando, esto le permitía obtener un parcial de (4-10) para recortar la diferencia cuando se entraba a los últimos compases de partido. Las dos últimas canastas del encuentro corrían de las manos de Leonardo Demetrio y Pablo Gracia, dejando un resultado de (92-69) que permite a los leridanos sumar una nueva victoria y escalar posiciones en la tabla clasificatoria.

Crónica: Força Lleida


QUESOS CERRATO PALENCIA - RETABET.ES GBC (92-83)

Foto: baloncestoconp.es

Quesos Cerrato Palencia logró una de las victorias más importantes de la temporada venciendo al GBC de Porfi Fisac de una forma brillante y diferencial solo maquillada en cierta forma por los donostiarras en el último cuarto.

Aunque nadie lo planteó como un referendum sobre el técnico del Quesos Cerrato Palencia, Sergio García, todos los aficionados y medios de comunicación valoraron el encuentro ante los donostiarras como una “evaluación” solada sobre el trabajo del actual y campeón técnico de Palencia Baloncesto, Sergio García, y si hoy hay que cerrar la nota del técnico del conjunto palentino, sobre lo vivido desde que se fue Fisac hasta el final del encuentro ante GBC, es de sobresaliente absoluto, y ojalá este encuentro cierre cualquier debate que hubiera podido haber y si alguien sigue intentando comparar, que ese alguien se lo haga al fin mirar.

La alegría del encuentro, la brillante victoria palentina sobre el GBC, se consolida esta semana con el liderato y las derrotas de Oviedo y Burgos este viernes, lo que permite a los palentinos alcanzar el liderato al superar el basketaverage sobre GBC; ay dirán algunos sobre las derrotas en Oviedo o Castelló, pero mal harían no solo en mirar en carne propia sino el respeto ante rivales que de una forma (con influencias ajenas o no), lograron la victoria ante los palentinos de forma directa o rivales que cayeron ante equipos teóricamente inferiores (y esta temporada eso tiene mucho más que sentido).

Si nos referimos al encuentro en sí, tuvo dos partes diferenciadas, hasta mitad de primer cuarto y resto de partido, la diferencia entre un GBC de Fisac aprovechando algunas facilidades palentinas y el resto, con un Palencia explotando su talento ante el oficio visitante.

El morbo apuntaba a la presentación de Porfi Fisac como técnico visitante, algo que la afición dividió entre la indiferencia, aplauso y pito, que posiblemente se dividió en tercios pero que en el aplauso fue unánime en el homenaje ante el Campeón de España de 400 metros y que representará a los españoles en el Campeonato de Europa del Próximo fin de semana, Oscar Husillos.

Lo que es el encuentro en sí, y durante los cuatro primeros minutos fue el conjunto visitante el que tuvo la delantera en el marcador, con dos equipos serios en defensa, pero que tras un 4 a 9 obligaban a Sergio García a pedir tiempo muerto.

Mano de santo, dos triples consecutivos de Bas y Samb situaban a los colegiales delante en el marcador aunque los problemas en estos primeros instantes se centraban el rebote que caía de la mano visitante y provocaba segunda opciones en algunos casos dañinas para los palentinos al convertirse en canasta. Aun así la constancia palentina permitía a los de Sergio García finalizar el primer cuarto con 5 de ventaja, 22 a 17.

Los palentinos se permitían el lujo de jugar los primeros minutos del segundo cuarto a un ritmo que podía haber beneficiado a los donostiarras pero que sin embargo, a pesar de su control colegial, permitía ver a un Palencia dominador, a un Joan Tomás acertado y a un Palencia por delante en el electrónico que sin embargo obligaban al técnico local a parar el partido al situarse GBC a un solo punto, 31 a 30. Lejor de meter el miedo en el cuerpo, los palentinos volvían a estirar el marcador para llegar al descanso con 7 de renta, 38 a 31.

Palencia salía de vestuarios como una “bestia brutal”con un parcial de 12 a 4 que iría incrementando a pesar del “cabreo” de Fisac y tiempos muertos hasta un 61 a 40 tras triple de Bas que prácticamente ponía el punto y final al encuentro a pesar de las diferencias de criterio arbitral de Terreros principalmente, pésimo todo el encuentro.

Palencia afrontaba los últimos diez minutos con 19 de ventaja pero como en los cuartos anteriores, los colegiados trataban de diferenciar las zonas, y los donostiarras que nada tenían que perder, comenzaban a recortar lentamente hasta 3:30 del final en el momento en el que los colegiales decían punto y final, para dar la puntilla a un GBC que sin benevolencia hubiera podido recortar la diferencia al final del tercer cuarto, finalizando el encuentro con 92 a 82, victoria, basketaverage, derrotas de Oviedo y Burgos, y liderato momentáneo antes de la visita a Melilla, un durísimo rival.

Lo mejor: Tras derrotas ante Oviedo o Castelló, y victorias como la de este fin de semana ante el GBC de Porfi Fisac, es posible que al fin el aficionado se de cuenta firme de la igualdad de esta temporada y que cada semana cualquier escenario es posible. A nivel global lo importante fue la victoria, pero también lo fue el control del rebote de la segunda parte y las escasas pérdidas de balón de todo el encuentro. A nivel individual como siempre Dani Rodríguez o Urko Otegui, pero también menos valorado también en el caso de Joan Tomás o Mamadou Samb.

Lo peor: Victoria importante pero también hubo algunos problemas a la hora de cerrar el rebote defensivo durante la primera parte. Mal partido de la pareja arbitral, con escaso acierto en la señalización de errores técnicos en la primera parte y que en el caso de Terreros se acentuaron con una lamentable segunda parte.

Crónica: baloncestoconp.es


CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD - MELILLA BALONCESTO (104-99)

Foto: L.C / hoy.es

Otra noche mágica e imprevisible en el 'Multisueños'. El Cáceres logró deshacerse ayer del Melilla (104-99) en un ejercicio de fe en sí mismo. Y es que los de Ñete Bohigas tuvieron que nadar contracorriente en varias fases del partido, incluida en una prórroga en la que los norteafricanos comenzaron golpeando primero. Y todo después de que un parón del partido de un cuarto de hora debido a un fallo eléctrico cortase el buen momento de los de Alejandro Alcoba, para beneficio del Cáceres.

Una escuadra, la verdinegra, que consiguió su duodécima victoria de la temporada y que a la vez cortó la racha de cinco triunfos consecutivos que acumulaba el equipo melillense.

El Melilla salió al parqué con una seria actitud y a las primeras de cambio ya comenzó a provocar pérdidas de balón en el Cáceres. En ataque, los de Alejandro Alcoba aprovechaban también los fallos puntuales en los marcajes de los extremeños para situarse con un favorable 5-13 a los cinco minutos tras un triple de un activo Marcos Suka.

Tras el pertinente tiempo muerto solicitado por Ñete Bohigas, y sobre todo con la entrada de Rakocevic, que no había jugado de inicio, el Cáceres se entonó en el aspecto ofensivo para llegar a colocarse a uno (14-15). A pesar de ello, el equipo norteafricano no se descompuso y logró llegar al final del primer cuarto con renta favorable (20-26) merced a un triple de Jorge Sanz, el director de juego en la rotación.

Ya en el segundo acto, con Fuller y Parejo salvando la subida de balón del equipo cacereño, las cosas no arrancaron mucho mejor de inicio. No obstante, dos buenas acciones consecutivas de Kavas, un triple y una recuperación del esloveno que acabó ejecutando en la canasta melillense Sergio Pérez, llevaron el 29-30 al electrónico a falta de poco menos de siete minutos para el descanso. La reacción no quedó ahí, pues posteriormente el Cáceres continuó su escalada para voltear el marcador (35-31). Tras convivir con pequeñas rentas, el equipo local volvió a verse superado por un Melilla que en los minutos finales del cuarto tiró de sus hombres con galones. En este caso, los visitantes conseguían llegar al descanso con un favorable 40-46, anotando nuevamente sobre la bocina, en este caso Héctor Manzano.

Dos triples de Melilla a cargo de Manzano y Suka nada más salir de vestuarios propiciaron la primera ventaja visitante de cierta envergadura (40-52). Poco después llegaría un parón de un cuarto de hora propiciado por los fallos en la iluminación artificial del Multiusos cuando el electrónico rezaba un 42-54 a falta de siete minutos y medio. La obligada pausa le sentó de perlas al Cáceres, que consiguió, sobre todo en los últimos compases del cuarto, arrancar una muy buena racha para fijar el electrónico en el 60-62 gracias en última instancia al triple de Fuller sobre la bocina.

Con todo por decidir, Bohigas apostó en el último cuarto por mantener a Corrales y a Fuller en cancha. A través de una gran penetración, el escolta estadounidense, que comenzaba a asumir las riendas, ponía las tablas a 64 puntos a falta de poco más de ocho minutos para el final. En un tira y afloja vibrante, luego Luis Parejo también instauró el empate a través de un triple con tiro adicional (72-72) a falta de seis minutos y cuarenta segundos.

El Cáceres fijaba en estos compases su juego en penetraciones y balones a la pintura para un Marcius imperial y superlativo, cuyo nombre era coreado por la grada. Pero fue Rakocevic quien con dos tiros libres puso por delante al equipo cacereño (80-78) a falta de tres minutos y 28 segundos.

En el pabellón, mientras, llegaba otro fallo de iluminación similar al que había propiciado el anterior parón, pero el juego esta vez sí continuó. El posterior intercambio de canastas, con Marcius imparable por parte cacereña, fue roto por Pedro Rivero desde la línea de los 6,75 metros (84-85) cuando restaban menos de dos minutos para el final. Tras desaprovechar ataques importantes, el Cáceres se vio abocado a remar contracorriente. Melilla, sin embargo, no apuntilló al Cáceres desde la línea de tiros libres y el cuadro local logró empatar a 89 a falta de cuatro segundos gracias a dos tiros libres de Fuller. Luego Melilla no acertó en su ataque y el partido fue a la prórroga.

Ya en el tiempo extra, Melilla fue quien golpeó primero, poniendo tierra de por medio con cinco puntos de diferencia (93-98) en los dos primeros minutos y medio. Pero, por enésima ocasión, el Cáceres resurgió y logró dar la vuelta al marcador en un arranque de fe, llegando con 102-99 a los últimos 39 segundos y con Fuller entonado no solo en ataque, sino también incluso taponando algún lanzamiento exterior. Al final, 104-99 para el Cáceres y delirio generalizado.

Cáceres Patrimonio de la Humanidad: Corrales (8), Rakocevic (11), Carlos Toledo (4), Sergio Pérez (14) y Marcius (29) -cinco inicial- Fuller (20), Parejo (8), Kavas (8) y Riauka (2).

Melilla Baloncesto: Pedro Rivero (21), Suka (21), Manzano (16), Eloy Almazán (6) y Fall (0) -cinco inicial- Sanz (9), Pablo Almazán (4), Arteaga (14), Gatell (6), Ott (2) y Van Wijk (0).

Crónica: J.Cepeda / hoy.es


SAN PABLO INMOBILIARIA BURGOS - LEYMA CORUÑA (86-89)

Foto: Carlos Pardellas / laopinioncoruna.es

Importantísima victoria la del Leyma ayer en la cancha del Burgos (86-89). De esas que gustan, que duelen al rival y que ayudan a motivarse para los siguientes retos. Además, con este triunfo, el conjunto naranja salta un puestos en la clasificación y se sitúa sexto, con el mismo balance que el Melilla, quinto.

Empezó arriba el Leyma, pero no mandando. Le costó coger el timón ante un rival que sabe bien a lo que juega, sobre todo en su terreno. Zyle y Olmos -este último el mejor valorado de los coruñeses- se lanzaron al ataque y elaboraron un parcial de 3-8 que daba cierta ventaja a los hombres de Tito Díaz (19-30). Poco aguantó el Leyma así. Le va la marcha y los nervios suelen ayudarle a dar lo mejor de sí. Se dejó ir en el segundo cuarto, cuando Barrera y Huskic empezaron a carburar.

Tras el descanso, no hubo desconexión. Todo lo contrario. Salieron los naranjas dispuestos a cerrar el partido cuanto antes. Un 0-12, en buena medida obra de Monaghan, sacudió a los locales. Entonces apareció un monstruo que tenía como objetivo comerse al Leyma. Fue Vega. Justo antes de poner fin al tercer cuarto, anotó dos triples consecutivos (64-69) que abrieron el choque de nuevo.

No acabó ahí la cosa y en los diez minutos definitivos siguió haciendo daño. Hizo once puntos seguidos, intentando meter miedo a los coruñeses, que sabían que debían mantener la concentración para evitar disgustos. Vega, al final, fue el autor de 29 puntos. Pero ni ese chaparrón hundió a los herculinos. Trabajaron en equipo, como siempre hacen. Salió el capitán Ángel Hernández para mantener el control mientras Monaghan y Olmos se encargaban de ir sumando puntos. También Djuran se atrevió desde lejos. Al Leyma le salía bien el plan, pero el Burgos no se quedó con los brazos cruzados y peleó sin descanso. Los triples de Barrera y Martínez igualaron el marcador (84-84) y aumentaron la tensión, pero el base estadounidense de los visitantes también se lució desde la línea de 6.75 para dar paso a un Olmos que puso el punto y final con dos tiros libres. Triunfo de equipo que se meten los naranjas en la maleta. A por el siguiente.

Crónica: Ana Carro / laopinioncoruna.es


CALZADOS ROBUSTA - MARIN PEIXEGALEGO (83-77)

Foto: Justo Rodríguez / larioja.com

Al Calzados Robusta le han venido muy bien los aires gallegos de la última semana. Si la pasada jornada se llevó la victoria de La Coruña, este viernes ha doblegado al Marín Peixegalego en un partido que se decidió en la prórroga (83-77) y ve entrar oxígeno en sus pulmones mientras se aleja del equipo pontevedrés, su inmediato perseguidor en la lucha por salir de las arenas movedizas del descenso.

El partido era vital para los dos contendientes. El Robusta debía encadenar su segunda victoria consecutiva y abrir un poco de margen con el descenso, dejando al Marín a dos triunfos de distancia. Los gallegos, por su parte, necesitaban sacar un resultado positivo del Palacio de los Deportes logroñés para dar alcance a los riojanos y repartir angustias con Antonio Pérez y los suyos ante la cercanía cada vez mayor del descenso.

El primer equipo del Clavijo pareció entender mejor la trascendencia del duelo desde el inicio... o mostró más control de sus nervios cuando el árbitro lanzó el balón al aire. No es que los locales brillaran con un juego atractivo y efectivo pero, al menos, eran los menos fallones de los dos contrincantes. Así, comenzó dominando en el marcador sin grandes alardes, con una buena puesta en escena de Norris y un apañado Birgander que sabía que iba a tener que disputar muchos minutos ante la limitaciones interiores de su equipo. El capitán Galarreta también ponía su granito de arena para controlar el choque con un puñado de puntos de ventaja (21-16 tras el primer cuarto).

El Marín hacía algún intento de asaltar el marcador, pero acumulaba pérdidas que lo impedían.

El segundo cuarto de los gallegos comenzó de forma horrible. Los de Javier Llorente se movían al ritmo que marcaba Andrés Miso, el único que parecía ver con cierta claridad la canasta rival junto a Múgica, pero los errores en la gestión del juego (hasta 13 pérdidas contabilizaron en la primera mitad, 21 al final) y el acierto ofensivo de Bravo, con ocho puntos consecutivos, daban al Robusta la máxima ventaja (33-22, minuto 17). El conjunto visitante reaccionó antes del descanso y frenó la sangría en los momentos previos al paso por el vestuario (35-30 al descanso).

Volvieron a salir con ganas los logroñeses para recuperar la decena de ventaja (40-30), pero otra vez Miso tiraba de los suyos y el Robusta daba después un nuevo tirón. La sensación de dominio de los locales sobre la cancha era palpable, con un Kupsas que despertaba, pero no se plasmaba en una diferencia ostensible en el marcador. Entre el público se palpaba el resquemor de que el Marín podía acercarse demasiado a poco que encontrara por fin un mínimo de regularidad y acierto.

Cain y Derksen se apuntaron en este tercer cuarto al choque. Malas noticias para los riojanos pese a que seguían mirando al rival por encima del hombro antes de entrar en el cuarto definitivo (54-48). Los gallegos seguían sin hilar fino y sin mostrar la solidez necesaria como para encontrar el camino recto hacia el triunfo. Al Robusta le bastaba con un escaso orden para dar la que parecía la puntada definitiva al rival (60-50).

No fue así. Más bien fue lo contrario. Un parcial de 5-17, liderado por Derksen y culminado con dos tiros libres de Adón, colocaban por vez primera al Marín al frente del encuentro (65-67) con menos de dos minutos en el crono.

Después de todo el partido dominando, tocaba sufrir y remontar de nuevo. Dos tiros libres de Kupsas devolvieron las tablas y Miso falló el triple que hubiera dado la victoria a los suyos. Prórroga. El menos malo de los posibles finales según se presentaba a última hora el combate.

Y entonces resurgió el Robusta. Un triple de Garrido y otro de Bonifant comenzaron desnivelando el periodo extra hacia la parte local (73-67). Esta vez sí, el Robusta supo conservar la ventaja gracias a Kupsas y al tino en los tiros libres para certificar el tan sufrido como necesario triunfo riojano.

Calzados Robusta: Presley (12), Bonifant (9), Galarreta (10), Garrido (7), Kupsas (17) -quinteto inicial- Bravo (8), Norris (8), Martín (2), Laso (1) y Bigander (9).

Marín Peixegalego: Cain (9), Mugica (13), Miso (15), Derksen (17), Romero (10) -quinteto inicial- Bauza (2), Ferreiro, Rogers (4), Adon (7) y Homs.

Crónica: Luismi Cámara / larioja.com

0 comentarios:

Publicar un comentario