sábado, 4 de marzo de 2017

CRONICAS LEB ORO J26 | GEDIMINAS ZYLE DA ALAS AL LEYMA CORUÑA, RETABET.ES GBC REAFIRMA EL LIDERATO EN SU FEUDO MIENTRAS QUE CAFES CANDELAS BREOGAN SUMA SU CUARTA VICTORIA CONSECUTIVA (I)

LEYMA CORUÑA - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (83-69)

Foto: Basquet Coruña

Se gustó el Leyma Coruña ayer en Riazor. Volvió a ser el dueño de su Palacio y la afición lo agradeció. Aunque flojeó en el tercer cuarto con solo 10 puntos, el equipo de Tito Díaz supo reponerse para cerrar el partido ante el Cáceres con una victoria (83-69) que le permite asentarse en la zona alta de la clasificación.

La igualdad en el primer cuarto fue total. Era imposible que alguno de los dos equipos se escapase. Si Djuran metía un triple, Pérez le contestaba con otro. Si Monaghan probaba desde fuera, también lo hacia Rakocevic. Bajo el aro, Olmos y Marcius. Y así se pasaron los primeros diez minutos. Con el Leyma solo un punto por delante del Cáceres (29-28). Nadie fallaba así que tocaba fortalecer la defensa y arriesgarse en ataque. Lo hizo bien el equipo coruñés, que con un parcial de 15-0 metió el miedo en el cuerpo a los pupilos de Antonio Bohigas. Zyle lideraba al Leyma, y así fue después el mejor valorado de la plantilla naranja.

Cuando el árbitro anunció el descanso, los locales mandaban con comodidad y los 17 puntos de ventaja (56-39) les permitía sentir tranquilidad por primera vez esta temporada. Un relax que poco duró, pues en el tercer cuarto costó carburar. Parecía que los naranjas iban cuesta arriba cada vez que se acercaban a la canasta contraria. Mientras, Rakocevic, Fuller y Marcius hacían de las suyas y recortaron once puntos en apenas unos minutos. El 56-53 volvía a abrir un partido que el Leyma creyó tener en su mano. Debutó Rowley con los naranjas y Johnson mostró mejoras, lo que esperanza a los aficionados coruñeses de cara al play off. Zyle apareció para frenar la sangría del Cáceres. Anotó seis puntos seguidos y puso cabeza cuando parecía que el grupo podía desordenarse. Algo que intentaba evitar por todos los medios Tito Díaz. Solo diez puntos anotó el Leyma en el tercer cuarto. Pero su rival solo hizo nueve más, por lo que la situación estaba controlada. Aunque siempre en alerta.

Siguió peleando el conjunto herculino en el último cuarto. El definitivo. Zyle continuó sumando y cuando los locales se vieron diez puntos por encima, recuperaron el equilibrio y dieron los pasos adecuados para celebrar la decimosexta victoria del curso. Un triunfo importante que demuestra que Riazor es un terreno peligroso. Un triunfo que mantiene al Leyma en lo más alto de la tabla. Ahora es cuarto, a la espera de lo que ocurra hoy en los partidos de Oviedo, Burgos y Melilla.

Crónica: Ana Carro / laopinioncoruna.es


RETABET.ES GBC - ACTEL FORÇA LLEIDA (71-65)

Foto: Gipuzcoa Basket

Con un gran ambiente rodeando el encuentro en el Gasca, el RETAbet.es GBC comenzó dominando con 5 puntos consecutivos de los guipuzcoanos Lasa y Oroz. Igualaba el marcador el Actel Força Lleida pero Lander Lasa enchufaba su segundo triple para devolver la ventaja al equipo, que aumentaba con una gran jugada de Ndoye tras tiro libre de Carlson. Mediado el periodo los catalanes anotaban desde fuera para acercarse, pero el GBC se alejaba una vez más hasta tomar 6 puntos de renta. A pesar del dominio local, los de Borja Comenge lograban acercarse desde el 6.75, pero el cuarto finalizaba rematado por una canasta de Simeonov que dejaba el luminoso a 23-17.

Dos canastas consecutivas de Ndoye elevaban la diferencia a los 10 puntos nada más comenzar el segundo acto. Capel y el mismo Ndoye sumaban cuatro más sin que el Lleida lograse anotar en la primera mitad del cuarto (parcial 8-0 en el minuto 5 del segundo periodo). Carlson aumentaba aún más la distancia con dos triples, y entonces lograban cortar el parcial los de Comenge para tratar de recuperar aliento, pero los locales se enchufaban de nuevo para volver a marcar los 19 de diferencia a base de triples. Canasta de los catalanes para cerrar la primera parte a 45-28.

Reaccionaba el Actel Força en la reanudación para tratar la remontada mientras el GBC comenzaba a encontrar dificultades para desenvolverse con la facilidad que había tenido en la primera parte. Ajustaban hasta ponerse a 8 a falta de un minuto tras dominar totalmente el periodo, pero finalmente Úriz lograba marcar la barrera psicológica de los 10 puntos para el final del encuentro (56-46).

El navarro siguió sumando junto a Slezas para retomar el control, pero volvían a empujar los ilerdenses para poner en aprietos al Gipuzkoa Basket. Se ponían a 5 metiendo presión al equipo y nervios a la afición, que trataba de ayudar a sus jugadores animando con fuerza. Pino marcaba un gran triple en un momento fundamental y daba oxígeno de nuevo al conjunto guipuzcoano. Los de Comenge seguían peleando, Carlson culminaba un jugadón para mantenerse distante y la defensa apretaba como nunca, pero una vez más los de Lleida ponían en apuros al equipo, que finalmente supo resolver el entuerto y llevarse la victoria por 71-65.

71 - RETABET.ES GBC (23-31-11-15): Úriz (11), Pino (3), Carlson (18), Capel (2), Slezas (2) - cinco inicial - N´Doye (12), Oroz (2), Lasa (8), Pardina (8), Simeonov (5).

65 - ACTEL FORÇA LLEIDA (17-11-18-19): Nevels (13), Mbaye (7), Sevillano (10), Simeón (6) , - cinco inicial? Alzamora (0), Hermet (7), Marti (0), Feliu (9), Rubin (2), Sutina (3), Demetrio (8).

Crónica: Gipuzcoa Basket


TAU CASTELLO - CAFES CANDELAS BREOGAN (88-96)

Foto: Pascual Cándido

No pudo ser. El TAU Castelló se enfrentaba a un rival superior, fue a remolque durante todo el choque, lo intentó de todas las maneras, pero en esta ocasión no tuvo la suerte y acierto necesarios que le ha llevado a la victoria en otras ocasiones.

Las cosas no pudieron empezar peor para los locales, que encajaron un parcial de 0-10 en poco más de 2 minutos. Los gallegos salieron con la puntería muy afinada, ya que apenas fallaron tiros ante un combinado local un tanto apagado. Fue a partir de este peligroso momento cuando Edu Durán sacó a relucir su talento con 13 puntos prácticamente consecutivos. El atasco ofensivo parecía terminado y además los castellonenses empezaron a mostrar sus señas de identidad con algunas transiciones rápidos y ataques más directos. La desventaja castellonense se recortó sensiblemente al término del primer periodo, que terminó con un parcial de 24-26. Podía haber ido mejor, ya que el recital ofensivo del combinado anfitrión contrastaba con algunos fallos defensivos perfectamente evitables que evitaron ponerse por delante en el marcador. Sin duda alguna, lo más destacado de este cuarto fue la exhibición de Durán, en el que anotó 13 puntos, bien secundado por Cooper, que hizo 7.

En el siguiente periodo se vio más mordiente en defensa. Los lucenses se encontraban ahora más incómodos para elaborar sus ataques, mientras que los de Toni Ten buscaban otras referencias ofensivas al estar Durán reposando en el banquillo. Apareció Herrera, muy incisivo bajo los aros y con una defensa muy meritoria sobre unas de las estrellas visitantes: Stainbrook. Sin embargo, el mayor problema era ahora el rebote, ya que el Breogán cogió demasiados ofensivos, con lo que pudo hacer más tiros de campo y así resulta complicado remontar. A pesar de ello, la renta de los gallegos no era definitiva (42-48 al descanso).

En la reanudación, el choque fue un toma y daca con buenas acciones de ataque en ambos lados y un fluido intercambio de canastas, pero eso no le bastaba al TAU Castelló para a fin ponerse por delante en el marcador. La cosa se puso más peliaguda en el minuto 27, cuando el Cafés Candelas Breogán estiró el luminoso a su favor (55-64) y Durán se cargó de faltas. Fue entonces cuando tocaba apretar aún más en defensa y a los ataques rápidos y raciales (los ejemplifica a la prefección Chema con sus penetraciones) a los que suele recurrir el combinado castellonense cuando se ve apurado.

Se terminó el tercer periodo y la cosa seguía difícil (60-70) hasta que los lucenses sufrieron un pequeño bloqueo en ataque junto a un parcial de 9-0 que hicieron que se volviera a tener esperanza cuando aún quedaban 7 minutos por delante. Por desgracia, el Breogán tiene calidad en sus filas y volvió a coger ventaja dándole la vuelta al parcial que acababa de recibir (74-82). De este modo, Toni Ten se la jugó con la mejor artillería que tenía: sacó a Durán de su descanso preventivo por las faltas acompañado de Rodríguez, Faner para revolucionar el ritmo, Dusma y un Cooper que estaba teniendo una gran actuación. Había arreones, canastas locales de mérito, pero los visitantes tenían recursos para replicar y en el rebote ofensivo continuaban haciendo daño, especialmente Stainbrook. El tiempo se consumía, pero la diferencia lejos de recortarse, se mantenía y se plantó en el 88-96 definitivo. El TAU Castelló lo había intentado, pero no le acompañó la magia que había tenido 2 semanas antes contra el Palencia. Fue un guión muy parecido, pero esta vez sin final feliz.

Crónica: Dpt Comunicación Amics Castelló

0 comentarios:

Publicar un comentario