sábado, 25 de marzo de 2017

CRONICAS LEB ORO J29 | CARLES BIVIA ASALTA EL MARTA DOMINGUEZ SOBRE LA BOCINA EN UNA JORNADA QUE PONE FIN A LAS RACHAS DE MARIN PEIXEGALEGO Y F.C BARCELONA LASSA “B” (I)

CAFES CANDELAS BREOGAN - LEYMA CORUÑA (104-73)

Foto: Luis Ruiz / El Progreso

Cuando más importante era ganar, por la clasificación y la emotividad de triunfar en un derbi, el Leyma Coruña desapareció. No lo había hecho en toda la temporada. No de esa manera. Una actuación pobre de los pupilos de Tito Díaz es el balance final de un partido en el que se impuso el Breogán (104-73) gracias al empuje de Bropleh y Cruz, los mejor valorados de la noche.

El inicio fue un aviso de lo que estaba por venir. Salió con fuerzas el equipo de Ignacio Lezcano, como se debe salir en cualquier derbi. Arco abrió el marcador con un triple y Fakuade se alió con la canasta para ayudar a hacer un parcial de 10-2. Peor imposible. O sí, porque aunque apareció Zyle para sumar puntos en el casillero de los naranjas, los breoganistas no tuvieron piedad y optaron por no relajarse, a pesar de su superioridad. A la fiesta del triple se unió un Bropleh en estado de gracia. Una pesadilla para los coruñeses, igual que Cruz. Entre ellos cerraron el primer cuarto con una ventaja de diez puntos (24-14).

Siguió sufriendo el Leyma cuando el Breogán le endosó otro parcial, este de 15-2. Un golpe muy duro. Con el 42-18 en el marcador parecía imposible que el conjunto herculino reaccionase. Pero lo intentó. Sacó fuerzas antes del descanso y anotó 12 puntos mientras su rival solo había hecho un triple, otra vez de Bropleh. La distancia, al descanso, era de 18 puntos. Un mundo, pero existía un pequeño hueco para la remontada. Una esperanza que se desvaneció a los pocos minutos de reanudar el choque. Se estrelló el Leyma contra la canasta y el Breogán siguió haciendo de las suyas al ritmo del alero estadounidense.

En el último cuarto, ya estaba todo hecho. Al equipo naranja no le quedaba otra que mirar cómo los lucenses les pasaban por encima. Además de estar ordenados en defensa, no se les escapa una en ataque. La brecha entre ambos equipos era cada vez mayor, hasta llegar a una distancia insalvable.

Intentó Monaghan hacer de líder junto a Zyle para maquillar el resultado, pero ni eso consiguió el Leyma, que hizo el peor partido de la temporada en Lugo. Un enfrentamiento que finalizó con un muy doloroso 104-73 en el marcador. Es la primera vez este curso que el equipo coruñés recibe tantos puntos en contra. Tan solo el Prat había conseguido rozar los cien ante el Leyma, partido que acabó con 90-97. En aquella cita, los de Tito Díaz habían dado la cara y lograron seguir el ritmo del rival. Esta vez no. Vio cómo el Breogán se escapa a 31 puntos. Caída libre. No hay otra opción que levantarse para seguir peleando. El trabajo anímico de esta semana será clave. Tendrá más días para recuperarse ya que el próximo compromiso es el domingo en Riazor con el Oviedo como visitante. Otro enfrentamiento directo. De todos modos, el Leyma sigue sexto. El Oviedo perdió ayer y hoy le toca al Melilla, el único que podría alcanzar esta jornada a los naranjas.

Crónica: Ana Carro / laopinioncoruna.es


ACTEL FORÇA LLEIDA - MARIN PEIXEGALEGO (73-79)

Foto: Agencia LOF
lavozdegalicia.es

Si el de anoche era uno de los partidos más complicados que le quedan por delante al Marín Ence Peixe Galego para intentar asegurarse la permanencia, el sueño azul no está todavía acabado. Ganó, y lo hizo desde el primero momento y exhibiendo la pizca de suerte que tanto reclama Javi Llorente. Fueron la suerte y el buen juego. Así, y después de una larga travesía en el desierto (seis derrotas consecutivas), el Peixe volvió a ganar (en la séptima victoria de la temporada). Y lo hizo en una pista complicada como la del Actel Força Lleida en un partido en el que todo se decidió en los últimos cinco minutos de partido. El triunvirato formado por Cain, Derksen y Romero fue letal ante un rival que fue de más a menos. Además, el gran acierto desde la línea de tiros de tres (9/16) y el dominio en el rebote (26/30) fue clave también para el triunfo marinense.

Empezó frío el cuadro azul y fue por debajo en el marcador desde el principio. Así, en los primeros tres minutos, un 8 a 4 reflejó claramente que el Força Lleida había saltado a la pista con más intensidad en el juego. Una diferencia que llegó a ser hasta de cinco puntos (12-7). La referencia ofensiva de los catalanes estaba siendo el senegalés Papa Mbaye. Sin embargo, los locales no tuvieron continuidad en su juego y fueron perdiendo gas. Una circunstancia que supo aprovechar su rival para ir acortando distancias (12-11) traspasado el ecuador del primer cuarto.

Fue entonces cuando apareció la mano del canario Jorge Romero. Primero con un triple que culminó la remontada peixiña (12-14) y luego con dos más consecutivos que situaron el marcador en un 14 a 20. Dos tiros libres de Nevels sellaron el luminoso en un 16 a 20 al final de los primeros diez minutos. El ascenso acababa de comenzar.

Ya en el segundo cuarto, los de Javier Llorente siguieron aumentando su ventaja con un parcial de salida de 0 a 4 (18-25). Pero el Força Lleida tuvo la capacidad de reaccionar y en un abrir y cerrar de ojos igualó el partido con un 7 a 0 (25-25), lo que precipitó un tiempo muerto del técnico local. Mbaye siguió bombardeando el aro rival y culminó la remontada (32-30). La ventaja ilerdense llegó a ser de seis puntos (36-30), provocando un nuevo parón del encuentro por parte visitante. La máxima diferencia local llegó a ser de ocho puntos (38-30). A partir de ahí, se le acabó la gasolina a los de Borja Comenge, que vieron cómo el Peixe Galego volvía a entrar en el partido gracias a su solidez defensiva y acierto en ataque. A poco más de un minuto para la conclusión de la primera mitad, el marcador reflejaba un 38 a 37. El americano Gabe Rogers incluso ponía por delante a los azules (38-39), pero cuatro puntos consecutivos en los últimos 38 segundos permitieron al Força Lleida acabar los veinte minutos iniciales con ventaja (42-39).

Eficacia en los triples

Tras el paso por los vestuarios, el equipo catalán salió más entonado y manteniendo el buen tono exhibido en los minutos finales de la primera mitad. Así, un parcial de 4 a 0 dejó el luminoso en un 46 a 39. Rápidamente despertó el Peixe, que a base de triples dio la vuelta a la situación (46-49). La diferencia se elevó hasta los cuatro puntos pasado el ecuador del periodo (49-53). Borja Comenge no tuvo más remedio que solicitar un tiempo muerto para detener el partido y enderezar a un equipo totalmente perdido. Pero los marinenses se mantuvieron firmes en su juego (51-56). Aunque la situación en los últimos dos minutos se revirtió y que un parcial de 7 a 0 con un triple final de Simeón dio ventaja de nuevo al cuadro local al final del tercer cuarto (58-56). Todo quedaba pendiente hasta el último.

Y lo cierto es que el Peixe falló. Los ilerdenses golpearon con fuerza en menos de un minuto (parcial 4-0, 62-56). Javier Llorente pidió un tiempo muerto al ver que se le podía escapar definitivamente el partido. Pero lo único que consiguió fue parar el golpe (65-60). Dos tiros libres de Derksen dieron vida a los peixiños (65-62) cuando restaban poco más de seis minutos para la conclusión. Luego fue el turno del americano Jason Cain, quien empataba el partido (65-65).

Todo empezaba de nuevo y restaban solo cinco minutos. Derksen encendió la alarma en el Barris Nord cuando puso el 65 a 67. Comenge solicitó tiempo muerto, pero de nada le sirvió. Nuevo arreón del Peixe para colocar el marcador en un 67 a 71 a 3’04’’. El Força Lleida lo intentó de todas las maneras, pero el balón no entró en el aro. Dos tiros libres de Javier Múgica acercaron más a los locales a la victoria (67-73). Y los nervios traicionaron a los de Comenge, que acabaron cediendo ante el ímpetu azul y su acierto en los tiros libres. Y el resultado, al fin, les hizo justicia, y selló una victoria peixiña por seis puntos (73-79).

Crónica: Carmen García de Burgos / lavozdegalicia.es


QUESOS CERRATO PALENCIA - PALMA AIR EUROPA (78-79)

Foto: Bahía San Agustín

El Palma Air Europa consigue una gran victoria ante uno de los mejores equipos de la competición, el Quesos Cerrato Palencia por un resultado de 78 a 79 con triple ganador de Carles Bivià en los últimos segundos. Los de Xavi Sastre realizaron un gran partido en una de las pistas más complicadas de la liga y supo sobreponerse a los malos momentos para sumar una importante victoria.

Buen inicio de partido del Palma Air Europa que salía muy metido y muy serio en defensa y jugando un ataque muy fluido lo que le llevaba a coger ventaja a los primeros cuatro minutos con un resultado de 5 a 9.

El conjunto local reaccionaba de la mano de la pareja de exteriores, Blanch - Rodríguez y daba la vuelta al marcador, colocándose por delante pero los de Xavi Sastre aguantaban y una canasta de Carles Bivià en los últimos segundos del cuarto dejaba a los mallorquines por delante con un resultado de 20 a 21 al final de los primeros diez minutos.

Empezaba el segundo periodo y el conjunto de Xavi Sastre seguía muy fuerte, frenando bien las fortalezas ofensivas del conjunto local y encontrando buenas situaciones en ataque, como un triple de Mikel Úriz que dejaba un 22 a 31 en los primeros tres minutos de cuarto.

Palencia no quería dejar escapar el partido y volvía a poner la directa, una técnica a Rob Grabauskas les permitía anotar 3 puntos en una jugada y les acercaba peligrosamente en el marcador, pero el Palma Air Europa seguía sin dejarse intimidar y se mostraba muy serio en la pista, el acierto estaba de su lado y conseguía llegar al descanso del partido por delante con un marcador favorable de 37 a 42.

Segunda mitad en marcha y el partido se igualaba, el pabellón Marta Dominguez apretaba fuerte en favor de su equipo que respondía a la perfección gracias a una intensa defensa a la que los árbitros permitían ir al límite y a una mejora de su ataque que les colocaba por delante 56 a 52 a falta de 2:17 del tercer cuarto y llevaba a Xavi Sastre a pedir tiempo muerto.

Palencia no aflojaba y conseguía mantenerse firme y aguantaba por delante hasta el final del cuarto logrando una ventaja de 5 puntos (59-54).

Intercambio de golpes para empezar el último cuarto que favorecía a un Palencia que encontraba en Joan Tomas su referencia ofensiva. Los locales aprovechaban su buen momento para abrir una brecha de ocho puntos (70 a 62) que obligaba a Xavi Sastre a pedir tiempo muerto a falta de 5:30 para el final del partido.

Pero esto no estaba perdido, ,para nada, el Palma Air Europa salía dispuesto a darlo todo en el tramo final de partido e imponía un parcial de 1 a 9 que dejaba un empate a 71 a falta de 2:53 para el final del partido.

El pabellón pitaba fuerte y Palencia volvía a colocarse por delante pero este era el partido del Palma Air Europa y el conjunto mallorquín empataba de nuevo a 76 a falta de 43 segundos. Los locales anotaban de nuevo y dejaban el partido al aire,. Quedaban 13 segundos para el final y Carles Bivià volvió a sacar su fusil para anotar un triple ganador en los últimos segundos que dejaba un resultado final de 78 a 79 dando una victoria que puede valer unos play-off.

Crónica: Dpt Comunicación Bahía San Agustín


SAN PABLO INMOBILIARIA BURGOS - F.C BARCELONA LASSA "B" (85-77)

Foto: CBM/María González

Prueba superada. El San Pablo Inmobiliaria ha salido airoso de uno de los duelos más difíciles que se le podían presentar en estos momentos. Recibir a un agigantado FC Barcelona Lassa B, con seis victorias consecutivas en su haber, no era fácil de solventar. Sin embargo, el cuadro local demostró que está preparado para afrontar cualquier examen que se le presente, por difícil que este sea. Además, los hombres dirigidos por Diego Epifanio ‘Epi’ fueron de menos a más, consiguieron reaccionar a la intensa propuesta de Alfred Julbe y dieron la vuelta al partido en la recta final.

El San Pablo Inmobiliaria suma una victoria más que le permitirá seguir siendo un equipo de la zona noble de la clasificación, donde los enfrentamientos directos van a hacer que el club de los privilegiados sea cada vez más exclusivo.

El invierno se instaló en El Plantío, congelando a un San Pablo Inmobiliaria que salió muy frío ante un equipo que está exultante de confianza. Esto se tradujo, en poco más de tres minutos, en un rápido parcial de 5 a 12 que se encontró con la petición de tiempo muerto de ‘Epi’. Se consumió pronto, pero fue efectivo. Los locales respondieron con un 5-0 que les devolvía al partido (10-12). Sin embargo, solo fue un espejismo. El FC Barcelona Lassa B estaba jugando con mucha movilidad y defendiendo realmente bien, y volvió la ventaja blaugrana, que llevó a cerrar el primer cuarto con un marcador de 16-24, que no fue peor gracias al acierto de Alex Barrera.

El momento más crítico del partido llegó en el inicio del segundo periodo. El FCB Lassa B siguió embistiendo a los burgaleses, que se metieron en problemas con el 20-31. Por suerte, en ese momento apareció el más estelar Edu Martínez y se encargó, él solo en volver a meter al equipo en partido con ocho puntos consecutivos en menos de dos minutos (28-31). La fulgurante actuación del riojano hizo de Alfred Julbe, técnico blaugrana, pidiese tiempo muerto. La oportuna reacción llegó. Después de que el San Pablo Inmobiliaria llegase a empatar el partido (31-31), la remontada dio pie a un nuevo partido en el que el Barça seguía dominando, pero sin holgura (44-46).

Tras el paso por vestuarios la tendencia se invirtió y el San Pablo Inmobiliaria comenzó a mandar después del 63-62. Atrás quedaba una guerra fría en la que ambos equipos habían firmado una tregua. A partir de ahí, los jugadores de Diego Epifanio no desaprovecharon la ocasión de labrarse un final de partido más tranquilo y trabajaron intensamente en tratar tierra de por medio (67-62).

El último cuarto mantenía las espadas en todo lo alto, pero no después de toda una declaración de intenciones del equipo burgalés. Fue un próspero parcial de 7 a 4 el que hizo temer a Julbe por el partido (74-66). Los blaugrana volverían a la carga, pero el San Pablo Inmobiliaria ya era consciente de que los catalanes serían un mal compañero de viaje en un final igualado y comenzaron a manejar el tempo del partido a su antojo, para pasar unos últimos minutos más tranquilos de lo que cabía esperar (85-77).

La próxima jornada, el San Pablo Inmobiliaria jugará en la complicada pista de Ourense Provincia Termal, el Pazo Paco Paz, en la trigésima jornada que se celebrará el día 31 de marzo a las 21.00 horas.

85 - San Pablo Inmobiliaria: Brandon Brine (-), Aegir Steinarsson (9), Mo Soluade (11), Álex Barrera (11), Javi Vega (19), Jorge García (4), Edu Martínez (13), Goran Huskic (2), Filip Toncinic (12), y Álex López (4).

77 – FC Barcelona Lassa B: Dago Peña (18), Stefan Peno (11), Maxim Calvo (-), Por Figueras (-), Jordi Trias (9), Aleix Font (17), Atoumane Diagne (2), Sergi Martínez (4), Víctor Sada (3) y Volodymyr (13).

Crónica: Ismael del Álamo / Dpt Comunicación C.B Miraflores


CALZADOS ROBUSTA - OURENSE PROVINCIA TERMAL (93-77)

Foto: laregion.es

Lo apuntaba Gonzalo García de Vitoria en la previa: el acierto en los triples podía desequilibrar la balanza. Y lo hizo. A favor del CB Clavijo. Los riojanos realizaron una exhibición desde el perímetro en la primera mitad. Descosieron a un COB que cuando se dio cuenta de que el partido empezara, estaban 15 puntos abajo. Después tocó reaccionar. A la desesperada. Buscaron, también, la ayuda del triple. Pero había mucho terreno que recuperar. Los ourensanos llegaron a ponerse a 6 (78-72 a falta de 4:12 para el final) pero ahí se quedó su empuje. Al final, un 93 a 77 que dejó al CB Clavijo en pie.

El COB no mantuvo sus costumbres lejos del Pazo. Salió fuera de punto. Los riojanos olieron la sangre y no dudaron en bombardear el aro cobista. Con Pressley al mando, no pararon de sumar de tres en tres. Ni el tiempo muerto que pidió el técnico cobista sirvió. Uno tras otro, hasta siete triples anotaron los de Logroño en el primer cuarto. Faltó defensa para evitarlo. Durante muchos minutos. Y en ataque tampoco deslumbraba el COB. Era la tormenta perfecta que terminó con el 33 a 18 del acto inicial.

El guión en el segundo cuarto se mantuvo. La entrada de Devin Wright se notó. La intensidad defensiva aumentó, sin alardes. Los ourensanos llegaban al contacto, pasaban los bloqueos y tocaban más balones. Recortaron la distancia hasta los ocho puntos (42 a 34) pero Rioja siempre tenía la última palabra. Siempre la tuvo. Una respuesta efectiva, que cortaba las ansias de remontada visitante. El mejor ejemplo, el triple en el último segundo de Carles Bravo para subir el 54 a 41 camino de los vestuarios. Un soberano tortazo y un 11 de 16 en triples asombroso.

Reacción sin premio

En la reanudación las cosas se igualaron. La defensa cobista se presentó. Rioja ya fallaba desde más allá de la línea de 6,75. Y a pico y pala el COB se acercó. Poco a poco. Fran Guerra hacía daño en la pintura y el 57 a 50 despertó las esperanzas. Pero la remontada del COB se quedó corta. Siempre les faltó esa jugada que cambiase la dinámica. Y el rebote ofensivo riojano (pocos, pero muy importantes) volvió a estirar el marcador.

Los ourensanos solo se encomendaban a un último cuarto milagroso. Empezó mal. Hasta que se abrió la veda. Intercambio de golpes. El COB se acordó de que también sabe meter desde fuera. Kapelan afinó su punto de mira y anotó tres triples seguidos, con uno más de Mitrovic como complemento. Era el momento. 78 a 72 y 4:12 por jugar.

Rioja mantuvo la calma. Jugó exactamente como no se espera que juegue un equipo de la parte baja. Pero es que tiene plantilla para ello. Y se lo demostró al COB. Los últimos minutos fueron locales. Recuperaron su acierto ante un equipo ourensano que se desfondó. El ritmo anotador local fue una losa demasiado pesada. Un triple (qué iba a ser si no) de Bonifant puso el cierre con el 93 a 77.

Víctimas de un mal inicio, de una defensa que tardó en aparecer y no lo hizo al 100%, y, sobre todo, de una ración de triples digna de empacho, el COB perdió la chispa lejos del Pazo.

Crónica: laregion.es

0 comentarios:

Publicar un comentario