miércoles, 24 de mayo de 2017

CRONICAS LEB PLATA 1/2 J5 | DAVID IRIARTE Y SERGIO DE LA FUENTE GUIAN A ZORNOTZA ST Y COMERCIAL ULSA CBC VALLADOLID A LA FRAN FINAL, MVP SERGIO DE LA FUENTE (VALLADOLID) 35 DE VAL

COVIRAN GRANADA - ZONOTZA ST (81-92) (2-3)

Foto: Zornotza ST

El equipo vizcaíno se impone de forma merecida en Granada en el quinto partido de las semifinales y se medirá al Valladolid.

El Ametx Zornotza escribió ayer una nueva página en su libro de oro al derrotar al Covirán Granada (81-92) en el Palacio nazarí ante unos 6.000 espectadores y de esa manera meterse en la gran final. En ella espera el Valladolid, que superó en el quinto de su serie al Aceitunas Fragata Morón (95-74). Los de Garitaonandia se agigantaron para noquear al favorito en un partido pleno de acierto donde siempre mantuvieron los nervios ante un equipo, sobre el papel, superior.

Los 25 puntos de un estelar Iriarte (5/10 en triples) fueron vitales para cerrar el triunfo, con papel destacado en ataque de Mutakabbir, De la Rúa y Cadot, los tres con 15.

El Ametx Zornotza empezó sin ningún miedo. Iriarte, Cadot… Los triples entraron y el equipo verde se puso 2-6 arriba. El premio al buen juego de los vizcaínos se tradujo en un 4-13, con un 2+1 de Mutakabbir, que encendió todas las alarmas entre el graderío nazarí. Los granadinos supieron reaccionar para empatar el partido a 14 con un 10-1 de parcial. Los vizcaínos aguantaron el tirón, pero el Covirán, con un triple de Corts, se fue al final del primer cuarto por delante (24-19).

Los nazarís quisieron marcar diferencias, aunque el Zornotza se puso a tres (26-23). Mutakabbir y Cadot tiraron del carro en ataque (34-31) aunque sin poder echar mano a los locales. Los triples empezaron a entrar para los nazarís y la ventaja local se amplió hasta la decena (41-31). Orellano apareció entonces con fuerza en ataque para limar rentas y devolver a los zornotzarras al partido antes de llegar al descanso (44-38).

Jesús Fernández sacó la tercera de Vucetic al inicio del tercer cuarto, pero el Zornotza no perdió la cara en ningún momento. Los nazarís se pudieron 7 arriba después de un triple de Milekovic (49-42), pero los de Garitaonandia empezaron la remontada. Cadot, Mutakabbir -que se metió también en tres faltas personales-, con dos triples, e Iriarte, también desde la larga distancia, sumaron para empatar de nuevo el encuentro (53-53) mediado el periodo.

Iriarte tomó el relevo anotador, el aro se le hizo grande como una piscina, y el Zornotza volvió a asumir el control del partido con hasta cuatro puntos de renta (57-61). Se entró en los diez últimos del encuentro con 62-63.

Los puntos fueron llegando para los nazarís desde los tiros libres (66-63) en el arranque del cuarto periodo. Garitaonandia paró el partido e Iriarte, con otro triple, volvió a subir el empate al marcador (66-66). De la Rúa disparó desde los 6,75 para dar la delantera al Zornotza, lo que unido a un mate de Cadot, otro acierto lejano del base y dos tiros libres, permitó colocar un más que interesante 67-76 a 5’ del final.

Los zornotzarras mantuvieron la delantera y se metieron con 6 de renta a 1’15’’ (76-82) de la conclusión. El Granada apretó, pero el equipo vizcaíno supo aguantar la presión para meterse en la gran final.

Crónica: Mundo Deportivo


COMERCIAL ULSA CBC VALLADOLID - ACEITUNAS FRAGATA MORON (95-74) (3-2)

Foto: R.Otazo / elnortedecastilla.es

El polideportivo Pisuerga explotó de alegría. El marcador señalaba un apabullante 95-74. El Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid jugará por el ascenso a LEB Oro tras imponerse de manera soberbia al Aceitunas Fragata Morón, en una segunda parte en la que eclipsó al conjunto sevillano, que se vio desarbolado por el aumento de la intensidad defensiva local y un acierto de las ardillas atípico. Un apoteosis de juego acompañada de una grada tan entregada como feliz. Sus chicos, suyos porque la gran mayoría llevan en el DNIValladolid como lugar de nacimiento, habían llegado a la final, donde este viernes ya les espera el Zornotza en su cancha de Amorebieta. El sueño de alcanzar la LEB Oro sigue vivo después de diez partidos, de diez combates en los que las ardillas han salido triunfantes.

Pese a la corta rotación empleada por Paco García, solo siete jugadores –en el último minuto dio entrada a los júniors Alberto García y Eduardo Castaño como premio–, el Comercial Ulsa sacó fuerzas, uno se pregunta de dónde a estas alturas de la temporada, para marcarse la mejor segunda parte de la campaña. Baloncesto de muchos quilates que el público disfrutó como hacía tiempo. Hasta la grada hizo la ola. Fue una fiesta que esta plantilla no quiere que pare hasta la victoria en el último partido. El sueño de ascender a LEBOro sigue siendo eso, un sueño, aunque ahora está mucho más cerca.

La clave del triunfo volvió a estar en la defensa. Mejor dicho, cuando esta ganó en intensidad y mordiente tras el descanso. Si los locales habían encajado 49 puntos en los primeros veinte minutos de juego, recibieron 25 en todo el segundo tiempo. Eso, unido al acierto de Wade-Chatman y Miguel González (autor de cuatro triples), la soberbia actuación del de siempre, Sergio de la Fuente, la aportación de la mejor versión de Sidibe y el trabajo de Graham-Bell, más la buena dirección de Pablo Esteban y la intensidad de Astilleros, llevó a una victoria sin paliativos. Una diferencia de 21 puntos que habla muy a las claras del espectacular juego mostrado por los locales, que tuvieron la virtud de apagar a un equipo de calidad como el sevillano.

El primer cuarto fue igualado. Jugado de poder a poder. La defensa del Comercial Ulsa no complicaba la vida en exceso a los hombres de Rafael Rufián. También es verdad que los locales tampoco tenían mayor problema para anotar. El equipo de Paco García llegó a tener una renta de seis puntos (20-14, min. 8), pero el cuadro visitante no permitió que la diferencia creciese. Al final de los diez primeros minutos se llegó con una igualada a 26 puntos.

En el segundo cuarto, el Ciudad de Valladolid tuvo mayores problemas para anotar, sobre todo con la presión a saque de fondo, mientras Morón seguía viendo canasta con facilidad. Eso generó que el cuadro andaluz fuese ahora el que cogiese cierta diferencia en el electrónico (35-43). No transmitía buenas vibraciones el Comercial Ulsa, aunque la grada no dejaba de animar a los suyos. Además, algunas controvertidas decisiones arbitrales encendieron la caldera pucelana. La cosa tampoco fue a mayores y los dos equipos cogieron el camino del vestuario con 43-49. El Aceitunas Fragata Morón ganaba a los puntos al ecuador del choque.

La salida de las ardillas fue intensa. El paso de los vestuarios había tenido un efecto dinamizador sobre las huestes vallisoletanas. En menos de cinco minutos, el marcador ya reflejaba un empate tras un parcial inicial de 10-4. Miguel González iniciaba su idilio con el 6,75 –anotó tres en ese cuarto–. Wade-Chatman siguió la estela del canterano con otros dos triples y la renta crecía hasta los diez puntos (63-53m. 28). La zona sevillana había sido superada sin problemas. El Pisuerga vivía una fiesta. Con una diferencia de ocho puntos se llegaba al último y decisivo cuarto.

El inicio de los últimos diez minutos de juego resultó letal para los intereses del conjunto andaluz. Un parcial de 14-2 en los cinco primeros minutos del cuarto llevaron a los locales a tener un colchón de 20 puntos (82-62). La grada hacía la ola. No era para menos. Su equipo jugaba el mejor baloncesto del año. La diferencia máxima llegó a +21 –sería con la que acabaría el choque–. El rebote ofensivo vallisoletano hacía mucho daño y daba más de una opción de tiro. Morón se veía impotente. El partido fue muriendo entre la algarabía de los aficionados que veían a su equipo en la final. La grada seguía de fiesta. El baloncesto vallisoletano tenía algo que celebrar después de mucho tiempo. Y, como dijo Paco García, que la fiesta no pare. El sueño de la LEBOro sigue vivo.

Comercial Ulsa: Wade-Chatman (18), Miguel González (18), Sidibe (13), Graham-Bell (14), De la Fuente (25) –equipo inicial–, Esteban (2), Astilleros (5), Alberto García y Castaño.

Aceitunas Fragata Morón: Javier Marín (13), Jiménez (2), Chagoyen, Cizmic (4), Keshinro (9) –equipo inicial–, Kasse (14), Alejandro Marín (13), Gaffaney (11), Gutiérrez (5) y Rodríguez (3).

Crónica: Víctor Borda / elnortedecastilla.es


MVP JORNADA

TOP 5 DE VALORACION

Sergio de la Fuente.
Foto: FEB.es

MVP SERGIO DE LA FUENTE (VALLADOLID) 35 DE VALORACION

2-David Iriarte (Zornotza) 29.

3-Henri Wade-Chatman (Valladolid) 21.

-Adrian Bowie (Granada) 21.

4-Jean Cadot (Zornotza) 20.

5-Miguel González (Valladolid) 19.

0 comentarios:

Publicar un comentario