lunes, 8 de mayo de 2017

CRONICAS LEB PLATA 1/4 J4 | ACEITUNAS FRAGATA MORON Y ZONOTZA ST HACEN VALER EL FACTOR CANCHA Y YA ESTAS EN SEMIS MIENTRAS QUE HLA LUCENTUM FUERZA EL QUINTO, MVP GUILLERMO REJON (LUCENTUM) 33 DE VAL

ACEITUNAS FRAGATA MORON - CAMBADOS CIDADE EUROPEA DO VIÑO 2017 (75-70) (3-1)

Foto: Adrián Castillo

El 7 de mayo de 2017 será una fecha que quedará para los anales del deporte de Morón de la Frontera. Bueno, y de Morón en general. Es el día en que Aceitunas Fragata Morón consiguió la mayor gesta del deporte local clasificándose para las semifinales de la fase de ascenso a la LEB Oro. Y además, eliminando con toda justicia al subcampeón de la competición, un Xuven Cambados que, gracias a su calidad y su grandísimo juego, dan más lustre a este importantísimo triunfo. Un partido para cerrar la serie que lo tuvo todo, con emoción hasta el final, y en el que Morón dio una de sus mejores versiones de toda la temporada.

Intensidad máxima en la primera parte, con ambos equipos mostrando en cada cuarto sus mejores armas. En los primeros diez minutos, Xuven Cambados mandaba gracias a un grandísimo acierto en el tiro exterior. Los jugadores de Aceitunas Fragata Morón trataban de cerrar la zona interior porque los gallegos contaban de nuevo con Charles Nkaloulou y eso posibilitaba que los «bajitos» se quedasen libres de marca para anotar a placer. No se encontraba cómodo el Morón en estos primeros minutos, desbordado por un Cambados que se lo jugaba todo a cara o cruz. Aun así, la entrada de Tyler Gaffaney dio aire a Aceitunas Fragata Morón (esta frase podrá ser usada toda la crónica; imperial el americano) y el equipo empezó a acercarse en el marcador. Una canasta de Pedro Romera dejaba el electrónico en 15-19.

Sería la última canasta que metería Xuven en mucho tiempo. Comenzó el segundo cuarto con una de las defensas más espectaculares que se recuerdan en el Pabellón Alameda. Una defensa que redujo al mejor ataque de la liga a cero puntos. Salió Morón inspiradísimo con un parcial de 14-0, pisando fuerte con sendos triples de Alejandro Rodríguez y Tyler Gaffaney, que noqueaban a los gallegos. La concentración máxima de los jugadores locales cortocircuitó las ideas del rival, que se estrellaba una y otra vez ante un muro. Tuvieron que pasar seis minutos para que Shota Gelazonia rompiese esa mala racha de su equipo, que tampoco pudo anotar más allá de dos puntos en tiros libres y un triplazo de Charles Nkaloulou que dejaba el marcador con un +10 para Morón en el descanso. 36-26.

Sufrió mucho el Xuven Cambados el primer partido en Morón sin este jugador, que a la postre de este partido sería el MVP gracias a unos números sensacionales (19 puntos, 8 rebotes y 30 de valoración). Gracias a su actuación y al acierto en el tiro exterior, una vez más, de los jugadores de creación, Cambados empezó a remontar la gran desventaja que habían cosechado en el segundo cuarto. Chapela y Quintela contrarrestaban con sus triples al de Alo Marín y Cambados se acercaba (43-38 a falta de 5 minutos). Pero el fuego de Tyler se empezaba a notar y entre él y Chagoyen empezaron a alejar de nuevo a Morón en el marcador. Y habría seguido yendo hacia delante si no hubiese sido por varios baches en el camino que se traducían en tiros libres para Cambados. Aceitunas Fragata Morón veía reducida su ventaja a 3 puntos tras un nuevo tiro libre de Chapela (impresionante la efectividad de este jugador, uno de los grandes nombres de Xuven) a falta de 30 segundos... hasta que apareció Tyler otra vez. Un triple suyo dejaba el marcador en 56-50 para los diez minutos finales.

Diez minutos de infarto. Diez minutos de emoción. Diez minutos de esos que se ven en las películas de deportes, cuando el teórico tapado empieza a encontrarse en serios aprietos, pero saca fuerzas de donde no hay para culminar una gesta histórica, en este caso para el baloncesto y el deporte de Morón de la Frontera. Tyler volvía a estar on fire y metía un triple para empezar el cuarto, luego Cheda metía un triple y este era contestado por Javi Marín. Una locura que se trasladaba del campo a la grada y de la grada al campo. Pero en ese descontrol, Cambados encontró una mina y gracias a Nkaloulou y los tiros libres lograban empatar el partido por primera vez en muchos minutos (0-8 de parcial para ello). La tensión se mascaba en el ambiente, pero Málaga vino al rescate de Morón: triplazos de José Alberto Jiménez y de Rubén Gutiérrez (grandísimo encuentro del base) para que la grada respirase. Pero fue por poco tiempo. Otro nuevo arreón de los tiros libres sirvió para que Xuven Cambados empatase de nuevo. 70 iguales a falta de 1:34 segundos. Podía pasar cualquier cosa… y la cosa es que Tyler estaba tocado por una varita mágica. Qué bien le ha sentado el mes de mayo. Su triple mató definitivamente a Cambados, a pesar de que luego fallase dos tiros libres. Porque Alo Marín cogió el rebote del segundo fallo y, tras la falta forzada por los gallegos, el alero no falló para poner el 75-70 definitivo en el marcador. Un 75-70 que quedará grabado en la historia del deporte de Morón y que la gente recordará durante muchos años. Ahora queda esperar al rival que saldrá del quinto partido entre Valladolid y Lucentum, porque Aceitunas Fragata Morón YA ESTÁ EN SEMIFINALES.

Crónica: Juan Luis Mármol


COMERCIAL ULSA CBC VALLADOLID - HLA LUCENTUM (63-65) (2-2)

Foto: José Fco. Martínez / FLBA

El HLA Lucentum iguala la eliminatoria y continua la lucha por clasificarse a semifinales de la promoción de ascenso a LEB Oro. El conjunto dirigido por Miguel Ángel Zapata sufrió para llevarse el cuarto encuentro del Polideportivo Pisuerga y se sobrepusieron para ganar por 63 a 65 al Comercial ULSA CBC Valladolid. La balanza se inclinó para el cuadro local en varios tramos del encuentro gracias a los tiros libres pero enfrente se encontraron con un HLA Lucentum más sólido en la segunda mitad liderados por Guillermo Rejón (21 puntos y 11 rebotes).

Los alicantinos contarán con una segunda final gracias a este triunfo en Valladolid. El quinto y definitivo partido de cuartos se disputará el próximo martes 9 de mayo a las 20:30h en el Pabellón Pedro Ferrándiz. De este modo, los jugadores lucentinos recuperan el factor cancha y se jugarán el pase a semifinales con la afición de su lado.

Los dos equipos reaparecieron sobre el parqué del Pisuerga sumando en sus primeras posesiones e imponiendo un ritmo alto. Estos compases contrastaban con la dinámica de los dos duelos previos donde los ataques se atragantaban en ambas canastas. Lo que no cambió fue la igualdad entre vallisoletanos y alicantinos donde solo alcanzaron una distancia de 3 puntos en el luminoso. La única excepción se produjo en la parte final del cuarto cuando Ciudad de Valladolid amplió la brecha tras un parcial de +6 (18-14). Balogun redujo posiciones con un triple pero los tiros libres de Mukendi pusieron el 20 a 17 con el que se cerró el envite.

A base de triples, los locales engrosaron su dominio a 7 puntos pero Nikolic y Martín evitaron que se acomodasen en el marcador con tres canastas consecutivas (26-25). Rejón adelantó a su equipo tras el tiempo muerto de Paco García. Sin embargo, los locales reaccionaron y recuperaron la ventaja. Una antideportiva pitada a Méndez pudo estirar la máxima diferencia local antes del descanso pero, gracias al triple de Nikolic, se volvía a llegar al final del cuarto con una separación de 3 puntos (36-33).

El parón en el ecuador del encuentro sentó mejor en las filas vallisoletanas y reaparecieron con 5 puntos de Sergio de la Fuente. Por su parte, el HLA Lucentum necesitó 4 minutos para entonarse de cara al aro. Una vez solventaron el bloqueo, las sensaciones se pusieron favorables para los visitantes y recuperaron momentáneamente el electrónico (41-42). Con un duelo tan ajustado, las defensas ganaron protagonismo. Los de Alicante, que fueron a remolque durante gran parte del cuarto, llegaron a los últimos 10 minutos ganando por 49 a 51.

Álvaro Lobo estrenó el envite con dos triples con los que puso la máxima visitante y superó la barrera de los 53 puntos en los que se quedó el conjunto alicantino en los dos encuentros anteriores (49-57). Los de Zapata aguantaron esta posición privilegiada durante varios minutos pero el conjunto local no se dio por vencido antes de tiempo y se colocó 56 a 59 pasado el meridiano del acto. Un triple de De la Fuente reavivó las esperanzas vallisoletanas cuando más lo necesitaban y puso el marcador en 63 a 64 con 43 segundos por jugar. Tras salirse el triple de Reyes, los jugadores del HLA Lucentum defendieron con el alma la última posesión y no dieron opción a sus rivales de realizar un lanzamiento que alejase el triunfo visitante. Un tiro libre con el tiempo cumplido de Reyes dejó el definitivo 63 a 65 en el luminoso del pabellón pucelano.

Una vez empatada la eliminatoria, la serie volverá al Pedro Ferrándiz de Alicante donde se disputará el quinto partido de cuartos. El encuentro comenzará el martes 9 de mayo a las 20:30h y será gratuito para los abonados lucentinos y niños menores de 12 años. El club también pondrá a disposición del resto de aficionados entradas a 3 euros. En el cruce de semifinales ya se conoce el rival, Aceitunas Fragata Morón, que espera a alicantinos o vallisoletanos tras superar al Xuven Cambados, segundo clasificado en la temporada regular.

Comercial ULSA CBC Valladolid, 63: H. Wade-Chatman (6), M. González (11), B. Sidibe (4), D. Astilleros (12), S. de la Fuente (22); P. Esteban (3), A. Morales (3), G. Mukendi (2), A. García (-), E. Castaño (-), R. Graham-Bell (-)

HLA Lucentum, 65: A. Reyes (6), Á. Lobo (15), G. Rejón (21), D. Ferguson (0), C. Marzo (7); M. Balogun (3), Á. Martín (5), A. Gómez-Arrones (-), J. Aramburu (0), A. Méndez (0), L. Nikolic (8)

Crónica: María Comín / Dpt Copmunicación Fundación Lucentum


ZONOTZA ST - CARREFOUR "EL BULEVAR" AVILA (74-69) (3-1)

Foto: Zornotza ST

¡Estamos en semis! En un auténtico partidazo, cargado de la emoción y tensión características de un playoff, el Zornotza gana al Óbila por tercera vez consecutiva en la serie y sigue en la lucha por el ascenso a Oro. En semifinales nos esperará el potente Covirán Granada, actual campeón de Copa y tal vez el máximo favorito al ascenso. ¿Nos va a asustar eso? No, les plantaremos cara de tú a tú y, pase lo que pase, seguiremos escribiendo páginas brillantes en nuestra ya larga Historia. Y seguiremos soñando. Nos lo hemos ganado.

Qué matinal de basket en Larrea. Los partidos de playoff son otra historia, no tienen nada que ver con los de liga regular; aquí se juega a vida o muerte y sólo puede quedar uno. Nosotros cobramos ventaja en la serie el pasado viernes, pero los abulenses estaban empeñados en empatar la eliminatoria y disputar el partido decisivo en su cancha. Éramos conscientes de que hoy era el día D, de que había que hacer los deberes esta mañana, en nuestro hogar, con el apoyo de los nuestros, porque si no, volver a ganar en Ávila iba a resultar muy difícil. El equipo era consciente y la afición también, así que el ambientazo en Larrea ha sido el de las grandes ocasiones. Y qué partidazo se ha vivido. Igualdad, emoción, tensión, espectáculo… Todos los requisitos para que Zornotza y Óbila, y sus respectivas aficiones (la nuestra fundamental en la consecución del objetivo, pero la abulense, por minoritaria que haya sido, no menos animosa y entusiasta, dejándose notar en semejante ambiente festivo) hayan levantado un monumento al BA-LON-CES-TO. Felices nosotros por haber ganado y superado la eliminatoria -de manera justa, nos parece-, pero reconociendo que hay que agradecer a ambos equipos por igual el que nos hayan brindado semejante espectáculo. De parte de todos los aficionados al baloncesto: Eskerrik asko, Zornotza! ¡Muchas gracias, Óbila!

El partido ha arrancado como el viernes, con un triple zornotzarra. Esta vez ha sido Dani de la Rúa el que ha activado el marcador. El base azudense, que el viernes montó un servicio de reparto de asistencias, hoy iba a mostrarnos su versión anotadora. La respuesta llega en forma de mate por parte de Connor Beranek. El de Nebraska comenzaba así su particular recital, no en vano es uno de los mejores jugadores de la categoría. Mientras los visitantes elaboran mejor las jugadas, moviendo bien el balón, encontrando buenas salidas en los bloqueos, nosotros lo apostábamos todo el triple, dado que los castellanos nos denegaban el asceso a las proximidades de su aro. Desde el 6’75 llegan seis puntos de la mano de David Iriarte y De la Rúa, nuevamente. Nuestras dos primeras canastas de dos las convierte Tevin Falzon, pero habiendo tenido que currarse de lo lindo cada una de ellas. Y de esa manera, y tras fallos de unos y otros, nos vemos 13-8 luego de haberse jugado seis minutos. Los nervios hacen vivir minutos de más imprecisiones y nuestra renta cae al nivel mínimo, 18-17, al terminar el primer cuarto, que lo hace con otra de esas canastas casi imposibles de Beranek, un triple lejano y sobre la bocina. El estadounidense lleva entonces anotados 13 de los 17 puntos de su equipo. Y la guerra que nos seguirá dando.

En el segundo cuarto Beranek sigue a lo suyo, pero por nuestra parte hay más efectivos que comienzan a sumar puntos: Vasilije Vucetic transforma dos tiros libres, Juanchi Orellano anota una bandeja tras un pasar y cortar interpretado con el pívot serbio, y Khalid Mutakabbir e Iker Salazar se reparten dos triples que nos ponen 28-19 en sólo dos minutos del segundo acto. El Óbila aborta nuestra fuga; Carlos Noguerol clava un triple, Beranek suma dos puntitos más y el inglés Will Hall otros cuatro para empatar rápidamente el encuentro. Niko Skouen protagonizará el nuevo amago de escapada zornotzarra. Los siete puntos del noruego más un tiro libre anotado por JR Cadot vuelven a servirnos para abrir brecha: 36-29. A partir de ahí fallamos varios tiros y seguiremos sintiendo la respiración de los abulenses en el cogote al llegar al descanso con un 38-33.

Vamos ganando de manera similar a la del viernes (entonces era 36-33) y confiamos en volver a repetir el tercer cuarto de aquel día. No lo lograremos porque seguiremos asistiendo a un tira y afloya, a un vaivén en el marcador. ¿Qué pegamos un tirón? Ellos responden sin dilación. La emoción está servida y se ve que hoy habrá que pelear hasta el último suspiro. Los abulenses están más frescos que hace dos días y cuentan con un Beranek estelar. Aun así, disfrutamos de unos minutos de gran acierto, tanto en defensa (tapones y recuperaciones varias que nos permiten correr) como en ataque y alcanzaremos la decena de puntos de ventaja tras otro triple de De la Rúa, 52-42. Cadot sigue derrochando un día más energía, músculo y determinación (entre él y la canasta rival traza mentalmente una línea recta y allá que va, arremetiendo, sin importar lo que haya por medio) y con el equipo pudiendo jugar a campo abierto nos ponemos once arriba, 57-46, a dos minutos y medio para el final del cuarto. Nuevamente es un triple de Noguerol el que enfría un tanto nuestro entusiasmo, pero Skouen a la carrera, asistido por Cadot, logra un 2+1 que nos mantiene diez por delante, 60-50, a la espera del último cuarto.

Comienza bien ese último período. Falzon falla un triple, semitaponado por Fernando Fernández Noval, pero el rosarino Orellano pasaba por allí abajo, captura el rebote y en la misma acción deja el balón dentro de la canasta. Larrea vibra con esos doce puntos de ventaja. Y es que para entonces la afición ya es un jugador más. Pero los de David Mangas no se rinden y replican a los de Garita. Noguerol se había traído de casa un buen surtido de jarros de agua fría y cada vez que parecía que ya nos íbamos, el base gallego anotaba y devolvía la igualdad. Siete puntos del de Chantada, más otro triple de Beranek ponen un 62-60 en el marcador a cinco minutos del final. Entre Vucetic y Cadot consiguen darnos algo de aire, 68-61, pero Beranek lanza desde el arco por dos veces seguidas y ambos triples hacen chof, dejando el duelo en un inquietante 68-67 a dos minutos del final. Salazar falla un triple y Beranek tiene la oportunidad de dar ventaja a los abulenses, pero esta vez falla, el rebote es para Hall, Noguerol lanza, falla y el rebote es capturado por Cadot a 67 segundos del final. El propio Noguerol comete su quinta falta y Cadot anota el primer tiro libre pero falla el segundo. El rebote sale por línea de fondo y será para el Zornotza. 69-67 y tensión al máximo en esa caldera de pasión que es Larrea. De la Rúa yerra un triple, Javi Marín rebotea, vuelan los abulenses, Beranek va a empatar el partido con una bandeja, pero… ¡tapón de Salazar! Cruzamos la cancha, los nervios no permiten buenas lecturas del juego, Vucetic se queda con un balón/patata caliente y se saca de la manga un fade away al más puro estilo Dirk Nowitzki, provocando la locura en la afición zornotzarra al ver que la patata cae en la cazuela. 71-67 y 26 segundos por delante. Tiempo muerto del Óbila. Balón para Arturo Cruz, que falla el triple, pero Beranek, quién si no, vuela para transformar en canasta un excelso palmeo (alcanzando así los 31 puntos y 12 rebotes). 71-69 y 18 segundos por jugar. Esto es baloncesto. Estos son los playoffs. Esto es la leche. Saca de fondo el Zornotza y Mutakabbir recibe falta. El de Atlanta mete el primero, falla el segundo, ay, pero rebotea Vucetic que convierte el error de su compañero en dos puntos que saben a victoria. 74-69 y 16 segundos para que se confirme nuestro pase a semifinales. Tiempo muerto visitante, tiro a la desesperada de Domagoj Proleta, rebote zornotzarra y ¡victoria! ¡El Zornotza está en semifinales!

Vasilije Vucetic, inmenso, ha sido nuestro MVP con 26 de valoración (14 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 2 tapones y 8 faltas recibidas). JR Cadot, intenso, ha vuelto a conseguir un doble doble: 11 puntos y 12 rebotes. En dobles figuras anotadoras, 12 puntos cada uno, han estado los artilleros Dani de la Rúa y Niko Skouen. Iker Salazar ha continuado coleccionando rebotes, 9 hoy, pero por encima de las individualidades, el triunfo de hoy y el de toda la serie, se ha obtenido gracias al trabajo de equipo, al esfuerzo de un grupo bien avenido en el que cada uno aporta lo suyo y en el que todos son necesarios. Jugadores, técnicos y afición (capitaneada por un infatigable y saleroso Ixer) han hecho posible que nuestro equipo, que nuestro pueblo, se plante nuevamente en una semifinales de ascenso a LEB Oro, la antesala de la ACB. Un éxito de toda esta gran familia llamada Zornotza ST.

Ahora tocará viajar a Granada para iniciar otra durísima serie de playoff. Enfrente tendremos a un gigante, pero nosotros iremos cargados de ilusión, porque nos gusta soñar, porque sabemos que somos capaces de convertir los sueños en realidad.

Crónica: Zornotza ST


MVP JORNADA

TOP 5 DE VALORACION

Guillermo Rejón.
Foto: FEB.es

MVP GUILLERMO REJON (LUCENTUM) 33 DE VALORACION

2-Charles Nkaloulou (Xuven) 30.

-Connor Beranek (Ávila) 30.

3-Vasilije Vicetic (Zornotza) 26.

4-Sergio de la Fuente (Valladolid) 22.

5-Daniel Astilleros (Valladolid) 21.

0 comentarios:

Publicar un comentario