sábado, 7 de octubre de 2017

CRONICAS LEB ORO J2 | MELILLA DOS DE DOS, CACERES BAILA A RITMO DE TRIPLES MIENTRAS QUE EL TAU CASTELLO CONSIGUE UNA IMPORTANTE VICTORIA ANTE EL CHOCOLATES TRAPA (I)

 LEYMA CORUÑA - SAENZ HORECA ARABERRI (76-68)

Foto:Nando Martínez

Aunque quedan instrumentos de la orquesta por afinar, la melodía del Leyma Básquet Coruña ayer sonó mucho mejor que la del primer encuentro. Y de premio, la victoria ante su afición por 76-68.

El conjunto de Aranzana consiguió vencer al Araberri de Antonio Pérez poniendo en práctica lo dicho en la previa, controlando el ritmo y cargando el juego interior.

En el primer cuarto del choque, el Leyma puso en marcha su plan. Consiguió más rebotes que el rival y supo ralentizar su salida al contragolpe. Sin poder hacer su juego a la carrera, el equipo vitoriano se vio un poco perdido y acabó por debajo en el marcador. Los 9 puntos de Gilling en los diez minutos iniciales neutralizaron los errores de Hernández Sonseca, al que todavía le queda mucho que afinar para no desentonar en la orquesta naranja.

El segundo cuarto estuvo marcado por la entrada a la pista de un gran Sergio Olmos que consiguió sus primeros cuatro puntos en menos de un minuto.

El Leyma siguió parando el juego rival y permitió las mínimas contras posibles. Gracias a esta concentración defensiva llegó una ventaja de dieciséis puntos pero un parcial de 1-5 en los últimos minutos hizo que el Araberri recortase distancia hasta el 38-28.

Tras el descanso llegó el peor parcial de los locales. Araberri mejoró su porcentaje de tiro y metió una marcha más a su juego. Con mayor intensidad en toda la pista consiguieron empezar el último cuarto a sólo cuatro puntos.

Los diez minutos finales se esperaban inciertos, pero las ganas de dar una alegría a la afición hicieron que los jugadores del Leyma defendiesen con uñas y dientes la ventaja. Y a diecinueve segundos para el final, Gilling anotó un triple que dejaba el marcador en el 76-68 final para desesperación del rival.

Crónica: Lucía Urresti / laopinioncoruna.es


 RIO OURENSE TERMAL - CB. CLAVIJO (70-72)

Foto: larioja.com

Primer triunfo del Robusta Clavijo de la temporada. Una victoria en Orense 70-72 que deja dos buenas señales: que el equipo es capaz de jugar muy bien, sobre todo en ataque, y también que la mala suerte en los finales de otros años parece haberse desvanecido.

Porque los de Jenaro díaz fueron ayer mejores que su rival durante buena parte del partido. El Clavijo ganó los primeros 35 minutos de partido con solvencia, y se plantó en los últimos cinco minutos con un +16 en el marcador asombroso. Todo, con Coggins y Yates mandando en el juego, tras un despegue inicial 'made in' Carles Bravo.

Pero entonces, en esos últimos cinco minutos, todo el acierto de los anteriores desapareció, temblaron las manos, tembló la defensa. Y el COB remontó.

O casi: las diferencias se iban acortando, acortando, acortando... hasta que, a falta de tres segundos y con el 70-72 en el marcador, el local Johnson se iba para la canasta en un contraataque sin apenas oposición. Era una bandeja asequible... que falló. Rebote riojano, y final.

Lo dicho. En otras temporadas, partidos como el de este viernes se perdían. Pero este Clavijo, batallador y con chispa, ganó.

Buenas sensaciones aparecen en el Robusta. A ver si se confirman y duran.

Crónica: larioja.com


 ACTEL FORÇA LLEIDA - IBEROSTAR PALMA (89-94)

Foto: Javi Enjuanes

Primera victoria esta temporada para el Iberostar Palma que ha vencido en la complicada pista del Força Lleida por un resultado de 89 a 94 en un encuentro en el que los jugadores de Xavi Sastre han sabido sufrir y resolver en los momentos delicados.

Atrevido inicio de partido en ambos lados de la pista con dos equipos que buscaban rápido acciones de canasta. Este juego parecía favorecer al conjunto catalán que liderados por el serbio, Djukanovic (6 puntos en el cuarto) empezaban mandando en el marcador por un resultado de 15 a 12 en los primeros cinco minutos de partido.

Un triple de Joan Tomàs igualaba el partido a 15 puntos y dar impulso al equipo. Palma empezaba a encontrar su juego en ataque pero los locales no se dejaron intimidar y aguantaban gracias un juego muy intenso y rápido que les permitía cerrar el primer cuarto con una ventaja de cuatro puntos (25-21).

Segundo cuarto en juego y el Iberostar Palma entraba en sequía anotadora debido a falta de ideas en su ataque, mientras tanto el Força Lleida aprovechaba el desconcierto mallorquín para seguir con un buen ritmo anotador que lo alejaba a 7 puntos (34-27) a falta de 6:50 para el descanso.

Grossembacher anotaba de tres, pero rápidamente respuesta rival en el aro contrario con otro triple. Los de Xavi Sastre conseguían reducir la diferencia gracias a una mejora del acierto en su ataque pero seguían sin conseguir parar la verticalidad del equipo local llegando al minuto seis de periodo por debajo con un resultado de 39 a 35.

Minutos finales de la primera mitad en los que un mejorado Iberostar Palma en ataque encontrando a sus referentes y mejores situaciones de tiro. Pero esto no era suficiente para dar la vuelta al marcador ya que seguía sin encontrar la tecla para frenar a un Força Lleida que mandaba al descanso por un resultado de 47 a 42.

Se reanudaba el encuentro y el conjunto mallorquín salía a por todas, mejor defensa y ataques elaborados que llevaban a un parcial de 3 a 9 después de una canasta de Tau Slezas que colocaba al Iberostar Palma por delante (50-51) y llevaba al entrenador visitante a pedir tiempo muerto a los 3 minutos de cuarto.

Momentos de mucha emoción en la grada del Barris Nord y en la pista en los que cada canasta se sudaba al máximo. La grada del mítico pabellón apretaba muy fuerte, pero el Iberostar Palma se mantenía firme y duro para finalizar el tercer cuarto por delante con un marcador de 60 a 65 a su favor.

Último cuarto que no podía empezar peor para los de Xavi Sastre. El Força Lleida se adueñaba del control del rebote y ponía la directa para imponer un parcial de 6-0 que les devolvía el control del marcador a los primeros 2 minutos de cuarto (66-65).

Duelo de pistoleros en Barris Nord, Ben Mockford sacaba el fusil para anotar varios tiros desde el 6’75, pero que siempre encontraban la respuesta de un acertado Lleida que se mantenía muy acerca hasta que un buen momento del conjunto de Xavi Sastre dejaba una ventaja de 6 puntos (77-83) que obligaba al entrenador local a pedir tiempo muerto a falta de 3:14 para el final.

Últimos instantes de infarto en Lleida en los que el Iberostar Palma se mantenía siempre por delante. El Força Lleida apretaba pero a falta de poco más de 1 minuto, Ben Mockford anotaba un triplazo para ponerse 81 a 86.

Último minuto en juego y el Força Lleida se negaba a dar el partido por perdido, el conjunto mallorquín no fallaba pero los locales se acercaban de nuevo forzando tres tiros libres y el marcador reflejaba un igualado 85 a 88 a falta de 18 segundos.

Los de Xavi Sastre aguantaban bien la ventaja y no fallaban desde el tiro libre para acabar logrando la primera victoria por un resultado de 89 a 94.

Crónica: Bahía San Agustín


 CACERES PATRIMONIO DE LA HUMAN - FC BARCELONA LASSA (95-73)

Foto: F.Villegas / elperiodicoextremadura.com

Nada mejor para reinaugurar el Multiusos que con una apacible victoria local. El Cáceres Patrimonio de la Humanidad sometió sin piedad al Barcelona Lassa B (95-73). Aunque todavía es un horizonte muy lejano, tanto la permanencia como poder luchar por los playoffs de ascenso están un poco más cerca.

No es cuestión de quitarle méritos a nadie porque este tipo de partidos a veces se enredan, pero el resultado queda algo devaluado por la tremenda facilidad con la que se obtuvo. A la diferencia teórica entre ambos conjuntos que ya se podía intuir antes del choque se unió el hecho de que en el filial no se alinearon los que probablemente son sus tres mejores piezas: Marc García, Rodions Kurucs y Voledimyr Herun.

Así el terreno estaba allanado y apenas hubo combate desde el salto inicial, aunque al espectador tampoco le importó demasiado. Había que ganar y no tener que esperar a la quinta jornada para hacerlo, como la temporada pasada. El Cáceres, superior en absolutamente todos los aspectos, se dedicó a meterse en vena la autoestima que se le podía haber volatilizado en la derrota ante el ICL Manresa.

En ese sentido fueron significativos los dos triples en el primer cuarto de Guille Corrales, necesitado de adquirir confianza en ese aspecto de su juego. Su salto de calidad como base de élite en la LEB Oro está ahí.

Al final del primer cuarto las cartas ya estaban boca arriba (23-14), un hueco que se fue ampliando paulatinamente entre numerosos errores de los jóvenes azulgranas y el buen grado de inspiración que tenían los locales, que no dejaron en ningún momento que el choque se le envenenase. Pese a que Alfred Julbe se desgañitaba en la banda, sus chicos se vieron superados por la situación.

Con 44-23 al descanso solo faltaba, salvo catástrofe, conocer la diferencia final y si el Cáceres podría mantener la ambición de machacar. Niko Rakocevic, aunque todavía una décima segundo más lento de lo habitual, aprovechó entonces para reencontrarse consigo mismo y clavó cuatro triples en el tercer cuarto. Un killer siempre es un killer y de su entendimiento con Warren Ward, que no dejó de percutir el aro rival durante toda la noche, pende buena parte de las posibilidades de que los objetivos se cumplan.

17 TRIPLES / 69-44 y a quemar los últimos diez minutos, en los que, aunque con mayor relajación defensiva que hasta entonces, el festín no paró. El Cáceres siguió especialmente atinado desde la línea de tres puntos, redondeando una espectacular marca de 17 aciertos de 32 intentos, prácticamente lo mismo que acreditó en los tiros de dos (17/30). Otra estadística en la que lució --y que hasta ahora había levantado dudas-- fue el rebote (40-27).

Hubo, cómo no, minutos para todos: el argentino Franco Acosta, vinculado del Jugarzo Adepla, y el senegalés Vieux Kasse, una de las grandes esperanzas de la cantera. Él anotó la última canasta de una de las noches más plácidas que se recuerdan en los últimos años en el Multiusos.

Había que ahorrar fuerzas para lo que viene. Y es que el próximo miércoles, en la visita al Iberostar en Palma de Mallorca, no será tan sencillo.

Cáceres Patrimonio de Humanidad: Guille Corrales (10), Luis Parejo (6), Warren Ward (22), Rolandas Jakstas (3), Robertas Grabauskas (12) --cinco inicial-- Pol Olivier (2), Sergio Pérez (8), Vieux Kasse (2), Franco Acosta (0), Ola Keshinro (11), Niko Rakocevic (15), Dani Martínez (6).

Barcelona Lassa B: Denton Koon (5), Pol Figueras (3), Aleix Font (13), Atoumane Diagne (12), Sergio Martínez (8) --cinco inicial-- Maxim Esteban (0), Luka Samanic (10), Nedim Dedovic (15), Arnas Velicka (7).

Crónica: Javier Ortíz / elperiodicoextremadura.com


 CLUB MELILLA BALONCESTO - ICL MANRESA (68-66)

Foto: Melilla Baloncesto

Dos de dos. Así ha empezado la liga el Club Melilla Baloncesto que se imponía que un final de infarto al ICL Manresa por 68-66. Dani Rodríguez fue el encargado de anotar la canasta de la victoria para un conjunto azulino que tuvo en Guerra a su mejor hombre con 23 créditos de valoración.

El choque comenzaba muy igualado entre melillenses y manresanos y con dos claros protagonista, Fran Guerra por el lado azulino y el sueco Lundberg por parte manresana (11-11, min. 7). Melilla Baloncesto no encontraba el acierto exterior que buscaba, aunque tampoco andaba mucho mejor los de Aleix Durán. Con esa igualdad en el marcador se llegaba al final del primer acto (21-21).

El inicio del segundo periodo estuvo marcado por la buena defensa melillense con varios tapones que levantaron al público que se dio cita en el Javier Imbroda y una intensidad que le permitía controlar el ritmo del encuentro y llevar a Manresa al cinco contra cinco. La entrada de Dani Rodríguez y Guerra dio un nuevo aire al equipo, que desde el bloqueo directo conseguía dominar el partido. Solo el desatino, especialmente desde el tiro libre, impidió a los de Alejandro Alcoba conseguir una mayor al descanso (36-32).

La salida de vestuarios de los de la Ciudad Autónoma fue buena. Con la misma intensidad en defensa, y ahora si, anotando desde el exterior, los azulinos conseguían poner máxima de partido 48-39 cuando se alcanzaba el ecuador de este tercer cuarto. Todo parecía de cara, pero apareció Álvaro Muñoz, quien con cuatro triples consecutivos metía a los manresanos en el partido. Melilla Baloncesto intentaba dar la respuesta de la mano de Mamadou Samb, inspirado en este tramo final de cuarto al que se llegaría con una mínima ventaja de dos puntos (55-53) a favor de los melillenses.

En el último acto, la igualdad seguía presente en el electrónico. ICL Manresa lograría hacer saltar las alarmas en el banquillo melillense con un 0-5 de parcial (57-60, min. 34), que Alejandro Alcoba paraba con un tiempo muerto. En la reanudación Kapelan ponía de nuevo las tablas en el electrónico con una lanzamiento triple. A 17 segundos para el final el partido marchaba empatado a 66 y con posesión para los azulinos. Dani Rodríguez asumía la responsabilidad en ataque. Y es que cuando llegan estos momentos, el catalán se sienta en su salsa. No falló. Una canasta suya a falta de 3.7 segundos para el final daba la victoria al Club Melilla Baloncesto por 68-66, y eso que Costa tuvo en sus manos la bola para dar la victoria conjunto catalán.


Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto


 TAU CASTELLO - CHOCOLATES TRAPA PALENCIA (78-75)

Foto: Pascual Cándido

El TAU Castelló logró su primera victoria de la temporada dando un golpe sobre la mesa, ya que se impuso al Chocolates Trapa Palencia, un equipo llamado a luchar por el ascenso a ACB. Fue como muchos partidos de los de La Plana, que empiezan con problemas para carburar a tope y acaban ganando con un derroche de agresividad y convicción.

El TAU Castelló empezó como nos tiene acostumbrados, con unos ataques muy directos y velocidad en las transiciones. Sus pívots Nkaloulou y Rowley fueron los primeros en anotar, pero lo hacían lejos del aro al jugar de cara con unos defensores superiores físicamente. Por su parte, en el otro bando, también eran los pívots, especialmente Barnes y Otegi, los que hacían más daño. La cosa iba de pívots, ya que Rowley hizo dos faltas, se tuvo que sentar y le reemplazó un Edu Gatell que se despachó con unos minutos francamente buenos. La dictadura de los grandes fue respondida con la revolución del pequeño base local Steinarsson, el único del perímetro castellonense que anotaba; y en los castellanos sobresalía Jordi Grimau, acertado en el tiro y aprovechando bajo los tableros su mayor altura sobre sus defensores.

La igualdad era máxima (22-22 al término del primer cuarto) y en el segundo el ritmo se volvió aún más vivo, con posesiones más cortas. Apareció en pista Ott, que contribuyó notablemente a revertir la sequía anotadora que había en los exteriores. Por desgracia, una serie de errores de los locales y el recital que ofrecía Otegi (le daba igual el tipo de defensor que le pusieran) cristalizó en un preocupante 30-36 y el primer tiempo muerto que pedía Toni Ten. Había potencial y calidad en la pista (Ott, Bas, Faner, Sabonis y Gatell) pero la bola no entraba, mientras que Otegi (llegó al descanso con 12 puntos y 14 de valoración) y Grimau (13 puntos y 18 de valoración) seguían a lo suyo, metiéndolas de todas las formas y colores, llegando a provocar un segundo tiempo muerto prácticamente consecutivo. Bas y Ott estaban bien sujetos y los pocos tiros que tenían liberados no entraban. Sólo Steinarsson con sus arreones de raza hacia la canasta conseguía aumentar la anotación, aunque era a cuentagotas, por lo que la cosa estaba bastante mal al descanso (35-47).

El TAU Castelló salió enrabietado tras la pausa, con su defensa al límite. Así se logró que Otegi y Grimau fallaran algún tiro y que los visitantes agotaran una posesión al no poder tirar. Contribuyeron de nuevo a la fiesta Nkaloulou y Gatell (cerró el partido con una gran actuación) con su anotación, con lo que empezó a haber esperanza (42-49, min. 24), a la espera de que se unieran al intento de remontada los hombres de perímetro. Los locales presionaban muy arriba para que los palentinos su quedaran con pocos segundos para sus ataques posicionales. También presionaba el público del Ciutat subiendo los decibelios, pero no se llegaba a recortar del todo. Entonces Toni Ten apostó por la revolución de los pequeños poniendo en pista genta ágil y ligera en una clara apuesta a cara o cruz por la velocidad y la agresividad en toda la pista.

Con este planteamiento se llegó al último cuarto. Unas buenas defensas y 5 puntos seguidos de Ott hicieron volver a soñar (63-68, min. 33). El TAU Castelló estaba defendiendo con una zona abierta que le estaba dando buen resultado. El guión parecía simple y claro: remar con la zona y correr en ataque. ¡Y menudo resultado que dio! Otegi y Grimau estaban desaparecidos, nadie más en el Trapa Palencia veía aro con claridad y cuando apareció el perímetro de verdad con dos triples consecutivos al fin se culminó la remontada (71-70, min. 37) con un Ciutat de Castelló en ebullición como espectador. Sin embargo, esos minutos de inspiración castellonense no continuaron en los instantes siguientes y los palentinos, sabiendo aplicar su experiencia y agarrándose a la pista, volvieron a adelantar (71-75 a 2 minutos del final). Steinarsson --¡qué partidazo el suyo!-- sacó un oportuno 2+1 que niveló las cosas 74-75 cuando apenas quedaba un minuto para acabar. La defensa castellonense se vio premiada con su rival comiéndose la posesión y en el ataque siguiente, el inconmensurable Gatell adelantaba a los de La Plana (76-75). Y fue de nuevo la defensa, ya que el Trapa Palencia no vio aro y en los pocos segundos restantes los de La Plana fueron mejores. Se lo creyeron, lucharon y ganaron con merecimiento.

Crónica: Dpt Comunicación Amics Castelló


 CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID - CAFES CANDELAS BREOGAN (--)


 El encuentro se disputará el próximo 01/11/2017 a las 18:30 horas.

0 comentarios:

Publicar un comentario