domingo, 22 de octubre de 2017

CRONICAS LEB ORO J5 | UNION FINANCIERA OVIEDO REMONTA Y SE LLEVA EL TRIUNFO EN PUMARIN, CAFE CANDELAS BREOGAN APLASTA AL CACERES PATRIMONIO (II)

 UNION FINANCIERA BTO. OVIEDO - RÍO OURENSE TERMAL (90-85)

Foto: Hugo Álvarez/OCB

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo se hace con una nueva victoria ante su público tras derrotar por 90-85 al Río Ourense Termal. A pesar de llegar al último cuarto con una desventaja de doce puntos, los jugadores comandados por Carles Marco y gracias al empuje de la afición conseguían una nueva victoria. Tras este partido, el OCB prepara ya su visita al Carramimbre CBC Valladolid (viernes 27, 20:45h).

El inicio del encuentro estuvo marcado por las imprecisiones en ataque de ambos equipos. Los de Carles Marco se veían con cuatro faltas en menos de tres minutos, lo que dificultaba las labores defensivas. Romaric Belemene salió para desatascar el ataque de los locales y consiguió anotar un triple en el ecuador del primer cuarto para poner el 9-11 en el marcador. Por parte de los visitantes, los triples de Ahonen hacían que el Ourense se fuese distanciando en el electrónico poco a poco. Dan Trist volvía a Pumarín y lo hacía por la puerta grande, llegando a superar los diez puntos en su cuenta particular antes de que se cumplieran los siete minutos de encuentro. A menos de dos minutos para el final del cuarto, Fabio Santana anotaba un triple que hacía levantarse a la grada de Pumarín y el electrónico marcaba 18-21 a favor de Río Ourense Termal. Un tapón de Belemene dio paso a una contra para los de Carles Marco que culminaba Oliver Arteaga y ponía el 24-23 definitivo del cuarto.

El OCB salió inspirado en los primeros compases del segundo periodo, que mediante un triple de Belemene y una canasta tras robo de Fabio Santana se ponían cuatro arriba (29-25). Poco después, una canasta y adicional de Fabio Santana obligaban a Gonzalo García de Vitoria a pedir un tiempo muerto con el resultado de 31-25 y 7.45 por jugar del segundo cuarto. El conjunto gallego parecía recuperar sensaciones por medio de la dirección de juego de Reggie Johnson y un triple de Ahonen obligaba, en este caso a Carles Marco, a parar el partido con 32-29 en el electrónico. Oliver Arteaga se convirtió en un quebradero de cabeza tanto para Dan Trist como para Orlov, especialmente gracias a las faltas que forzaba en defensa, algo que provocó que el conjunto gallego se metiera en bonus a falta de 6.24 para el descanso. En la fase central del segundo periodo, el encuentro parecía atascarse debido a varias interrupciones y el Unión Financiera Baloncesto Oviedo volvió a encontrar ciertos problemas a la hora de anotar. Reggie Johnson volvía a poner a Ourense por delante a falta de tres minutos para el descanso, pero era inmediatamente contestado por Fran Cárdenas que devolvía la ventaja al conjunto carbayón. Los de García de Vitoria se negaban a irse por debajo en el marcador al descanso y otro triple del base americano ponía la diferencia en tres puntos (39-42). Cuando tan solo restaban 33.74 segundos para la conclusión del segundo cuarto, Ourense pedía otro tiempo muerto para preparar un último ataque de sus jugadores, que culminaba Reggie Johnson con una bandeja tras una gran jugada individual. Al descanso, el marcador indicaba el 42-46 a favor del Río Ourense Termal.

El inicio del tercer cuarto fue eléctrico, con ataques muy cortos, aunque con bajo acierto por parte de ambos equipos. El base americano, Reggie Johnson, seguía poniendo en aprietos a la defensa local con sus triples. El alero del OCB, Romaric Belemene, contestaba a las canastas de los visitantes con espectaculares mates que hacían levantar a la grada de Pumarín dos veces en un minuto. A falta de 4.00 para el final del tercer período, Carles Marco se veía obligado a parar el partido tras otro triple de Reggie Johnson y un mate de Dan Trist que colocaban el 51-59 en el marcador. Tras el tiempo muerto, Oliver Arteaga siguió forzando faltas de los interiores y consiguió anotar un 2+1 para los locales, reduciendo la desventaja a los cinco puntos. Los intentos de los locales por acercarse en el electrónico eran sofocados por un Reggie Johnson en estado de gracia, que a falta de 1.34 para la conclusión del cuarto había anotado ya 25 puntos poniendo la máxima diferencia a favor del Río Ourense Termal en once puntos (56-67). Al final del tercer cuarto, el conjunto gallego se alejaba aún más en el marcador (60-72), aunque con opciones para los ovetenses de lograr la victoria.

La intensidad defensiva del OCB puso nervioso a los jugadores del Río Ourense Termal, y la presión a toda cancha provocó que, cuando solo se había consumido un minuto del último cuarto, Gonzalo García de Vitoria tuviese que parar el partido. Pumarín sabía lo necesario que era su empuje para hacerse con el encuentro y la grada se animaba por momentos. El Unión Financiera Baloncesto Oviedo comenzaba a encontrar la fluidez en ataque por medio de un triple de Fran Cárdenas y dos canastas de media distancia de Davis Geks y Víctor Pérez. Esto obligaba a Ourense a pedir otro tiempo muerto a falta de 5.43 para el final del encuentro con el resultado de 72-76. Cárdenas y Geks volvían a ser protagonistas en los siguientes ataques y el base onubense igualaba el partido a falta de 3.44 a 79-79 con dos tiros libres. El capitán del OCB, Víctor Pérez, quería marcharse a casa con una victoria, y un parcial de 4-0 anotado íntegramente por él, ponía a los locales tres puntos arriba. Cuando ya solo quedaban 1.45 para el final del encuentro, Fran Cárdenas aprovechaba su buena racha desde la línea de tres puntos y ponía el 86-81 a favor de los locales, lo que obligaba a García de Vitoria a pedir un nuevo tiempo muerto. Con tan solo 1.22 para el final, el encuentro tuvo que ser detenido debido a que Mouhamed Barro se llevó un golpe en la cara y tuvo que ser atendido por las asistencias médicas; finalmente, el pívot ovetense fue retirado del campo. Tras un alley oop a la contra, rematado por Daniel Trist, Carles Marco decidió parar el encuentro a falta de 52 segundos para el final y con 87-83 en el electrónico. El partido lo cerraba Fran Cárdenas anotando dos nuevos tiros libres que ponían el definitivo 90-85 en el marcador y sumando una nueva victoria para el Unión Financiera Baloncesto Oviedo.

El jugador más valorado por parte del Unión Financiera Baloncesto Oviedo fue Oliver Arteaga con un total de 23 de valoración, sumando 15 puntos, 4 rebotes, 1 asistencia y 6 faltas recibidas en casi diecisiete minutos de juego. Por parte de Río Ourense Termal, su jugador con mejor valoración fue Reggie Johnson con 28 (28 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias).

UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (90): Cárdenas.F (17), Pérez.V (8), Geks.D (6), Karahodzić.K (3), Barro.M (9) –quinteto inicial– Fernández.A (-), Santana.F (12), Maynard.D (4), Arteaga.O (15), Belemene.R (16), Meana.A (-), Rodríguez.A (-).

RÍO OURENSE TERMAL (85): Ahonen.R (8), Uzas.R (5), Trist.D (17), Johnson.R (28), Orlov.V (10) –quinteto inicial– Maura.A (-), Rodríguez.M (-), Manzano.H (6), Kohs.V (7), Moreno.V (1), Ndoye.A (3).

Crónica: Dpt Comunicación Oviedo Baloncesto


 CAFES CANDELAS BREOGAN - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (101-73)

Foto: Óscar Cela

Otra victoria en el Pazo. El Breogán continúa invicto en la quinta jornada de la LEB Oro tras despachar al Cáceres en el primer cuarto. Los de Bohigas fueron incapaces de reaccionar ante un rival que les exprimió en todas las facetas del juego.

Los de Lezkano se despegaron pronto en el marcador, cerrándose atrás con una defensa hombre a hombre y exprimiendo todas sus armas ofensivas para sacar punta a sus aproximaciones al aro rival. Bohigas trató de ganar centímetros con las primeras rotaciones, pero su equipo parecía bloqueado y a falta de dos minutos la diferencia ya estaba en 16 puntos (25-9). El Cáceres pidió tiempo, pero el técnico extremeño apenas logró una tibia reacción.

Quintetos muy cambiados al inicio del segundo tiempo, el local con Uriz en la dirección, Quintela, Sulejmanovic, Stainbrook y Cigoja. Los verdes también presentaron un cinco muy mutado con Corrales, Rakocevic, Martínez, Pérez y Kesjinro sobre el parqué. Distintos actores, mismas dinámicas. Aunque por momentos el Cáceres parecía haber desactivado el poderío lucense con tímidos acercamientos en marcador (llegaron a ponerse a 12 puntos con una canasta de Jakstas a falta de tres minutos), el músculo celeste se espabiló a tiempo para dejar al descanso la diferencia en 17 (50-33).

En su intento de frenar al Breogán, el Cáceres se cargó de faltas. Pero nada contenía ya a los celestes que en el último tramo derrocharon alegría en su juego. A tres minutos para que terminara el tercer parcial ganaban de 25 (70-45) y cerraron el tiempo cerca de la frontera de los 30. Los de Lezkano no soltaron a la presa hasta los últimos minutos, en el que la propia inercia les llevó más allá de los 100 puntos.

Café Candelas Breogán, 101: Cristian (12), Arco (20), Löfberg (17), Stainbrook (10), Demetrio (10) -quinteto inicial- Rubio (5), Quintela (5), Uriz (13), Cigoja (2), Sulejmanovic (7), Córdoba.

Cáceres Patrimonio, 73: Corrales (4), Parejo (8), Ward (16), Jakstas (6) y Grabauskas (3) -quinteto inicial- Keshinro (9), Rakocevic (12), Martínez (3), Pérez (12).

Crónica: Marta de Dios / lavozdegalicia.es

0 comentarios:

Publicar un comentario