domingo, 12 de noviembre de 2017

CRONICAS LEB PLATA J8 | REAL MURCIA BALONCESTO ASALTA EL PALACIO DE LOS DEPORTES DE GRANADA, BASKET NAVARRA SE HACE FUERTE EN CASA MIENTRAS QUE ARCOS ALBACETE BASKET REMONTA ANTE EL COLISTA PARA SEGUIR LIDER (I)

 BASKET NAVARRA - AGUSTINOS LECLERC (85-72)

Foto:Basket Navarra

¡4 de 4! Pleno de victorias. Basket Navarra suma y sigue en casa, en el pabellón Universitario, en donde volvió a dar una alegría a su afición, esta vez ante un Agustinos Leclerc que llegaba a Pamplona en racha. El equipo de David Mangas pudo frenar al conjunto leonés y logró un gran triunfo, una victoria cimentada en un primer cuarto sencillamente soberbio en el que los navarros dieron un auténtico recital noqueando a un rival que, aún así, terminó oponiendo resistencia hasta el final tras una segunda mitad más igualada.

Y es que los primeros diez minutos marcaron, sin duda, el devenir del partido. Diez minutos en los que Basket Navarra fue un vendaval y arrolló sin piedad a su adversario, superado en todas las facetas del juego. Los locales, con tres navarros de inicio -Alex Calvo, Iñaki Narros y Javi Lacunza- pusieron la intensidad defensiva que faltó en Cambados y en ataque dieron un espectáculo digno de ver: movilidad, velocidad y, en definitiva, una extraordinaria fluidez para anotar con facilidad y dejar atrás en el marcador a un Agustinos Leclerc anulado.

La ventaja navarra llegó a ser de +19 (30-11). Lamine Dieng haciéndose fuerte en la pintura y anotando sus primeras canastas con su nueva camiseta; Moussa Koné repartiendo asistencias a diestro y siniestro, destacando en una faceta en la que todavía no se había prodigado; Arturo Cruz penetrando una y otra vez y haciendo daño; Iñaki Narros golpeando desde la línea de tres… Todos los de rojo brillaban, dejando el marcador en 32-17 en el primer acto.

No pudo mantener el ritmo Basket Navarra en el segundo periodo, lógicamente, pero el cuadro de Mangas también supo moverse bien en el nuevo escenario de juego más pausado y menor anotación. No cambió mucho el panorama y las distancias prácticamente se mantenían al descanso (49-32).

Todo bajo control… o no. Se alteró drásticamente el guión en la segunda mitad. No pareció sentarle bien el descanso a Basket Navarra, que estuvo sin anotar durante más de cuatro minutos en la reanudación. Se lo creyó un Agustinos Leclerc mucho más enchufado que dio un paso adelante y con un parcial de 2-12 obligó a Mangas a detener el partido. 51-44, había que reaccionar. Y lo hicieron los locales de la mano de Kris Davis, casi inédito hasta entonces: el de Detroit firmó siete puntos consecutivos para dar tranquilidad a los suyos terminando el tercer acto (60-50).

Volvieron a apretar el marcador los leoneses ya en el último cuarto ante un Basket Navarra permisivo en defensa que comenzaba a acusar el cansancio de una semana dura con tres partidos. A seis puntos llegó a estar el equipo de Jorge Álvarez (75-69), pero un triple de Alex Calvo y un sensacional tapón de Moussa Koné acto seguido dieron oxígeno a los navarros, quienes sentenciaron en los instantes finales.

Una victoria de equipo, un triunfo coral. Para muestra, la estadística: hasta siete jugadores de Basket Navarra alcanzaron o superaron la decena de puntos anotados. Cabe mencionarse que Adrián García no pudo jugar por molestias en una rodilla.

Despedimos una semana muy dura y exigente con tres partidos, de los cuales Basket Navarra ha logrado ganar dos. Lo próximo: el sábado (19.00 horas) en la cancha del Ávila Auténtica Carrefour ‘El Bulevar’. A por la primera a domicilio, que ya toca.

BASKET NAVARRA (85) Alex Calvo (10), Iñaki Narros (11), Javi Lacunza (10), Lamine Dieng (12), Moussa Koné (11) -quinteto inicial-, Arturo Cruz (13), Kris Davis (16), Stefan Andelkovic (2) y Pablo Yárnoz (-).

AGUSTINOS LECLERC (72) José Antonio Medina (13), José Joaquín Carrasco (4), Manu Vázquez (-), Andre Norris (7), Donovan Smith (20) -quinteto inicial-, Antón Bouzán (13), Juan Oliva (4) y Andraz Kavas (11).

Crónica: Dpt Comunicación Basket Navarra


 AQUIMISA LABORATORIOS-QUESO ZAMORANO - ARCOS ALBACETE BASKET (96-100)

Foto: Albacete Basket

Hace algo más de seis meses, tras un amargo CB Zamora – Arcos Albacete, la afición verde caía desconsolada tras sufrir una durísima derrota. Muchísimas cosas han cambiado desde ese día, y la visita al Ángel Nieto iba a ser una gran muestro de ello. Llegaba Arcos como líder, tras ganar uno de esos partidos que otro perdía (en el último segundo ante CB Martorell) y con la moral por las nubes.

El primer cuarto quedó marcado por el enorme acierto de los locales en el triple. Un atinado Hansen anotaba con fluidez, y el acierto de los locales era contestado con ataques rápidos de los verdes que veían que la única forma de parar el caudal ofensivo zamorano era castigar su aro. Ese acierto en el tiro de los de Hernández se refleja en una estadística. En el primer cuarto el acierto desde el triple de CB Zamora fue del 75% (6/8). Tras los primeros diez minutos el marcador era 31-26 para los locales.

Arcos Albacete no quería permitir que Zamora tuviera otro cuarto tan prolífico en la anotación, y se apretó los machos en defensa. De nuevo Babatunde volvió a demostrar que cada vez se siente mejor. Intenso en defensa, duro en el rebote y con aportación en ataque, jugó unos muy interesantes dieciocho minutos en el partido. Tras todo un cuarto remando y recortando terreno al rival, Arcos Albacete se ponía por delante en el marcador ( 50 – 52. Min 19). Los verdes estaban teniendo un partido durísimo ante un gran rival que inmerecidamente ocupa la última posición. Con una canasta de CB Zamora nos íbamos al descanso con 52-55 a favor de Arcos, y con la seguridad de que había que sudar mucho para mantener el liderato.

En el inicio del tercer parcial las fuerzas seguían igualdad. CB Zamora mostraba el mismo tino desde larga distancia y Arcos Albacete seguía anotando canastas y aguantando la fuerza local. Volvió a tomar la ventaja el cuadro zamorano ( 62 – 61. Min 25) y un parcial de 12 – 0 dañaba a los de Gálvez que veían como Zamora tomaba una ventaja peligrosa. Un triple de Covington cortó la sangría y a partir de ahí los verdes volvieron al partido y lograron que los locales no se escapasen en el marcador. Al final del tercer cuarto el resultado era 79 – 75 para CB Zamora y encarábamos unos últimos diez minutos trepidantes.

Al inicio del último parcial la diferencia en el marcador apenas cambio, intercambio de canastas y diferencias de +4-5 puntos para los castellano-leoneses. A partir del minuto 35 el partido mutó a un concurso de triples, en el que siguiendo con la tónica del partido, los jugadores de Zamora volvieron a estar tremendamente acertados. Arcos respondía mediante Tyler, Covington, Uge u Ortega, aunque el acierto blanco hacía mella en los verdes ( 90 – 83. Min 37).

Cuando parecía que Arcos sufriría su segunda derrota, este equipo volvió a demostrar que, como el bueno de la película, aunque lo parezca nunca está muerto, y con un gran trabajo coral, y un gran acierto en el tiro de los jugadores exteriores, endosó a CB Zamora un parcial de 6-17 en tres minutos para homenajear al eterno Chiquito de la Calzada y llevarse la victoria después de los dolores.

Covington volvió a ser el máximo anotador del encuentro (29 puntos, 8 rebotes, 33 de valoración) y grandes números una vez más de Chumi Ortega ( 14 puntos, 3 asistencias, 17 de valoración).

El próximo sábado 18, a las 20:30, se viene partidazo en el Parque: Arcos Albacete vs Covirán Granada.

Crónica: Albacete Basket


 ÁVILA AUTÉNTICA-CARREFOUR ´EL - HLA ALICANTE (63-79)

Foto: José Fco. Martínez / FLBA

El HLA Alicante supera al Ávila Auténtica-Carrefour ‘El Bulevar’ por 63 a 79 y encadena dos victorias consecutivas en cuatro días. En el primer triunfo del club lucentino en el pabellón abulense, los hombres de Varela marcaron el ritmo del partido y dominaron el marcador desde el final del primer cuarto. Los castellanoleoneses lograron bloquear los ataques lucentinos en varios tramos del encuentro pero el acierto ofensivo del HLA Alicante no dejó que la diferencia bajase de los 8 puntos. Tomás Fernández, con 20 puntos, 6 rebotes y 26 de valoración, fue el hombre más destacado del choque.

Ávila recibió sobre la pista a sus oponentes con una defensa en zona y los alicantinos respondieron con sus tres primeras anotaciones desde la línea de 6’75. No obstante, a ambos equipos les costó encontrar el ritmo durante los primeros compases. Con un duelo con tan baja puntuación, las diferencias eran muy reducidas y solo el parcial final de 1-7 para Lucentum logró romper esta dinámica, con triple de Kingsley en el último segundo del cuarto incluido (10-16).

El HLA Alicante prolongó su buen momento al siguiente envite y el resultado de 12 a 22 obligó a Sergio Jiménez a gastar uno de sus tiempos muertos. Tanto los jugadores de Ávila como los de Alicante aumentaron el ritmo en su juego, pero el equipo de Varela salió beneficiado e hizo más claro su dominio del electrónico con una ventaja de 15 puntos a 3 minutos del descanso (22-37). Los abulenses recobraron la confianza con 7 puntos consecutivos, mientras que la defensa en zona local volvió a dificultar los ataques visitantes. A pesar de estas circunstancias, Lafuente permitió a su equipo marcharse a vestuarios con una diferencia de +10 (29-39).

Los de verde continuaron con sus ofensivas tras el tiempo de descanso y se acercaron a 7 puntos. El conjunto visitante no perdió la calma y, con el acierto de Lobo, Fernández y Díaz, se escaparon hasta el 36 a 55. La máxima visitante no perduró y Ávila se recompuso con 10 puntos seguidos en los 3 minutos que duró la sequía del equipo de David Varela (46-55).

Los de Alicante llegaron 12 puntos arriba al último cuarto (46-58) pero en la pista del pabellón Carlos Sastre las fuerzas volvían a equilibrarse. Los locales mejoraron en sus tiros exteriores y Lobo, ex de Ávila, respondió con 3 triples para mantener estable la separación (56-71). Sin bajar el nivel, los dos conjuntos pelearon por alcanzar sus respectivos objetivos pero solo los jugadores del HLA Alicante pudieron sellar el triunfo (63-79) y evitaron que los castellanoleoneses se creciesen en los minutos finales.

Tras disputar dos partidos en cuatro días, la plantilla del HLA Alicante dispondrá de una semana para preparar su cita frente al Torrons Vicens CB L´Hospitalet. El encuentro se ha fijado para el sábado 18 de noviembre a las 20:45 en el pabellón Pedro Ferrándiz de Alicante. Los catalanes cosechan 5 victorias y 3 derrotas en las 8 primeras jornadas de liga. El último de estos triunfos lo han conseguido en su visita al CB Plasencia por 66 a 81.

Ávila Auténtica-Carrefour ‘El Bulevar’, 63: H. Cazorla (13), J. Aramburu (10), I. Ballespín (0), S. de Santana (18), G. Mulero (7); K. Hittle (3), A. Bak (1), M. Wilson (6), B. García (5)

HLA Alicante, 79: T. Fernández (20), A. Lobo (16), O. Outerbridge (6), P. Rivero (7), J. Lafuente (5); B. Sidibe (1), A. Chapela (4), K. Obiekwe (4), N. Díaz (16), A. Sidibe (-), N. Laguerre (-)

Crónica: María Comín / Dpt Comunicación Fundación Lucentum


 COVIRAN GRANADA - REAL MURCIA BALONCESTO (73-76)

Foto: Agencia Garnata

Todo indicaba que sería un día para recordar. Dos ciudades que, desde los días previos en redes sociales, quedaron hermanadas. Una pista histórica como el Palacio de Deportes de Granada. Y talento, mucho talento sobre el parqué.

A ello habría que sumar los 3.671 aficionados que llenaron el pabellón nazarí, de los cuales medio centenar apoyaban al escudo de las siete coronas. Primer desplazamiento histórico del Real Murcia Baloncesto, y el equipo le brindó la victoria como colofón para un día difícil de olvidar en la sección de la pelota naranja.

El resultado, 73-76, volvió a demostrar lo igualado de la competición. Quizá en esta ocasión era diferente, pues los pupilos de Quini García se enfrentaban a una batalla de la que pocos rivales saldrán vencedores esta temporada. El equipo pimentonero lideró, compitió, supo remontar y culminó un partido meritorio ante uno de los favoritos de la categoría.

Los granas tiraron de experiencia, y salieron dos nombres a la palestra. Jorge Lledó dio un auténtico recital en el primer tiempo. 17 puntos para el de San Javier que volvió a demostrar que tiene cuerda para rato, y que así sea. A su lado, un Juan Ignacio Jasen al que no le pesó la presión de volver a la que fue su casa durante tantos años. El argentino, con 23 puntos, fue el máximo anotador del choque.

Tras un primer cuarto igualado (19-21), el segundo seguiría la misma tónica: intercambio de golpes, aunque finalizó con liderazgo de los locales para irse tres arriba al intermedio (39-36). La segunda parte se tiñó de grana pimentonero, y eso que no fue fácil: Granada consiguió ponerse nueve arriba (51-42), pero con una gran defensa y buenas decisiones ofensivas el partido se consiguió igualar al final del tercer cuarto (58-57), aunque los de Quini ya se habían conseguido poner por delante gracias a un parcial de 12-1 a favor, llegando a estar 52-54.

El último cuarto fue el mejor de los granas, no bajó la intensidad el Real Murcia y poco a poco se fue labrando el sexto triunfo de la temporada. Con un triple de Matt Don, el conjunto pimentonero cerró un triunfo que dejará huella. La imagen de los jugadores celebrando la victoria con la afición es el mejor resumen de lo vivido en el Palacio de Deportes de Granada.

Covirán Granada (73) - Carlos Cobos (13), Manuel Rodríguez (6), Eloy Almazán (2), Alejandro Bortolussi (6) y Ferrán Torres (16). También jugaron: Carlos Corts (7), Germán Martínez (-), Devin Wright (4), Alo Marín (13) y David Iriarte (6)

Real Murcia Baloncesto (76) - Juan Ballesta (3), Kevin Franceschi (7), Juan Ignacio Jasen (23), Jorge Lledó (17) y Chris Matagrano (18). También jugaron: Filip Knezevic (-), Samu Alcaraz (-), Juanjo Coello (-), Joey Flannery (1) y Matt Don (7)

Crónica: Fran Gómez / Dpt Comunicación Real Murcia Baloncesto


 ACEITUNAS FRAGATA MORÓN - FUNDACION GLOBALCAJA LA RODA (80-74)

Foto: C.B Morón

No hay nada como el hogar. Sí, salir fuera y ver el mundo y conocer nuevos lugares está muy bien. Pero, en el fondo, todos acabamos mirando con nostalgia nuestra casa, nuestra gente. «Where everybody knows your name», que decían en la intro de Cheers. Resulta que Aceitunas Fragata Morón es un equipo muy hogareño. Fuera de casa ha tenido malas experiencias (aunque hay es cierto que con viajes largos, sin apenas descanso, y a casa de equipos muy fuertes con mayores recursos que, a la postre, también las pasan canutas fuera de sus domicilios), pero no hay nada que no pueda remediarse llegando al calor de lo familiar, de lo conocido. Así pues, el equipo recibía en un momento complicado a Fundación Globalcaja La Roda. Complicado porque una derrota dejaría al equipo muy mal en la clasificación (temprano, sí, pero esas cosas pesan) y la victoria habría que cobrársela ante un equipo muy complicado.

Eran los ingredientes perfectos para un partidazo y, afortunadamente, se estuvo a la altura de la circunstancia. Victoria importantísima de Aceitunas Fragata Morón ante una Roda que compitió con descaro y un baloncesto de quilates, pero al final se llevó el gato al agua Morón tras un tercer cuarto muy serio, con más acierto y mejor concentración defensiva. Un partido de dos rivales que se impusieron a un arbitraje desquiciante para ambos equipos y que fue de los más divertidos que se han jugado en el Alameda. Emoción hasta el final, recital ofensivo de ambos equipos y una victoria más para los locales. Comenzaba la cosa muy animada, con jugadas espectaculares y un intercambio de golpes en el que no había momentos para el descanso. Si había jugadas que podían ejemplificar lo bien que se les da a los jugadores del Aceitunas Fragata Morón en casa, podríamos hablar del triplazo de Waly Niang, que fuera de casa quizá habría sido una jugada a la desesperada con el tiempo finalizando, pero aquí fue un triple a tablero que ponía en pie a la grada. Salían ambos equipos muy bien plantados, aunque a los locales les costaba cerrar un poco la puerta de atrás para frenar a los rodenses, muy rápidos y con mucha energía todo el partido. Ambos equipos se contestaban a las canastas, y eso se refleja en el tanteo tan alto del final del cuarto, 25-24.

El partido estaba bonito y dejaba más jugadas espectaculares. Mates de todos los colores (como uno de Ted Hinnenkamp tras anotar canasta, robar en la salida y machacar el aro) o la jugada del partido sin lugar a dudas: robo de balón de De Angelo Hailey y matazo de concurso. Y de los importantes, además. Quedaban 4 minutos para el final de la primear parte y conseguía poner de nuevo a su equipo por delante tras una buena salida ofensiva de Aceitunas Fragata Morón. Pero lo cierto es que el segundo cuarto perteneció al equipo visitante, con buenos minutos de Noguerol (hablaremos ahora de su defensa a Marco), Samson y el mencionado Hailey. No encontraba su sitio en defensa Aceitunas Fragata Morón y además tampoco funcionaba bien arriba (el parcial fue 13-20), por lo que se fue palmando por 6 puntos, 38-44.

Pero en la segunda parte, el ritmo del partido cambió y Aceitunas Fragata Morón pudo imponer su juego gracias a una intensidad defensiva que el equipo ha estado perfeccionando en los últimos encuentros. Salía bien La Roda, pero canastas importantísimas de Tomeu Rigo, Marco, Taylor Cameron y Chagoyen volvían a enganchar a Morón. Brutal partido defensivo del jerezano, MVP del encuentro (5 puntos, 12 rebotes, 2 asistencias y 16 de valoración), por cierto, que relevaba a Marco como el más valorado. No pudo brillar mucho el base de Morón por la brutal defensa a la que fue sometido por Noguerol, que no lo dejaba respirar, pero también por molestias físicas que arrastraba. Pero eso no fue un problema para Aceitunas Fragata Morón. El capitán Javi Marín dio un paso al frente y firmó una segunda parte para el recuerdo. Con tres triples culminaba la remontada del tercer cuarto del que el Aceitunas Fragata se fue mandando por 65-61.

Todo en un puño para los últimos diez minutos, que siguieron la tónica infartante del resto del partido, aunque aquí primó más la defensa que el ataque (15-13 el parcial). En esa pelea, no obstante, triunfó el equipo local, arropado por una hinchada espectacular. Jugadores necesitados de buenos minutos como Taylor o Alejandro Rodríguez aprovechaban para meter canastas muy importantes, complementando el correcaminos de Javi Marín, que destrozaba a la fuerte defensa de La Roda con penetraciones veloces al aro. Suyos fueron los dos puntos con los que Aceitunas Fragata Morón llegaba a los 80 puntos por 71 de La Roda a falta de 20 segundos. Parecía todo hecho, pero un triple de Noguerol daba más emoción si cabe para unos instantes finales en los que Morón se impuso y pudo firmar otra victoria más en el Alameda, que vive en una fiesta constante.

Crónica: C.B Morón


 CB EXTREMADURA PLASENCIA - TORRONS VICENS - C.B. L´HOSPITALET (66-81)

Foto: estadionorte.com

A ya nadie le gusta cómo caza la perrina, ni siquiera a los más optimistas que pedían un margen de tiempo para aquellos jugadores con necesidad de adaptación a una liga profesional. Una vez superado el Tourmalet (Granada, Morón y Alicante), ese nuevo periodo de prueba comenzaba ante el Hospitalet. Sin embargo, los aficionados placentinos vieron cómo, por primera vez en lo que va de temporada en casa, su equipo no tenía capacidad para competir.

Y lo peor de todo es que el Plasencia no fue capaz de plantar cara ante un rival de 'su' liga y que en su expedición solo figuraban nueve jugadores. El Hospitalet explotó al máximo sus poquitos recursos y se encontró un partido completamente plácido en La Bombonera (66-81).

En el Plasencia se confirmó la peor noticia de todas, ya esperada por otra parte. La ecografía confirmó la rotura fibrilar de Adrián Fuentes, que tendrá que guardar descanso al menos quince días.

El pasito adelante de la segunda unidad se hacía más que necesario para salir del bache de tres derrotas seguidas, pero solo alguno que otro hizo amago de aparecer. Miguel Martínez y Pablo Bayle intentaron poner de su parte a la hora de crear juego, pero los foráneos Erik Kinney, Richard Peters y Robert Valge volvieron a mostrarse prescindibles.

Y a pesar de todos esos condicionantes adversos, el Plasencia fue capaz de mantener con ventaja en el marcador mientras hizo fácil el baloncesto, dando protagonismo por dentro a Seydou Aboubacar y exprimiendo el talento innato de Álex Galán.

El Hospitalet asumió su inferioridad en la pintura, mucha más con un Shota Gelazonia algo tocado y Johan Kody que rápidamente se puso con cuatro, y dio importancia a sus '4', tanto para hacer circular el balón como para amenazar desde media y larga distancia. La defensa no estuvo a la altura y eso condujo a la precipitación en ataque para no dejar escapar al Hospitalet (33-39 al descanso).

Tras el descanso, cuando tocaba arrebato, el Plasencia cayó en depresión y reconoció que no atraviesa un buen momento. La máxima visitante llegó con el 48-65.

En el último cuarto, los de siempre –véase Álex Galán o Seydou Aboubacar- tiraron de orgullo y lograron situar al Plasencia a ocho (59-67). El americano Devin Schmidt, con un par de destellos de calidad, se encargó de neutralizar una remontada imposible.

PLASENCIA: Fernando Sierra (9), Mario Álvarez (12), Seydou Aboubacar (11), Miguel Martínez (9), Erik Kinney –cinco inicial-, Pablo Bayle (4), Robert Valge (4), Richard Peters y Álex Galán (17).

HOSPITALET: Pol Bassas (5), Shota Gelazonia (14), Javi Rodríguez (16), Epi (9), Devin Schmidt (18) –cinco inicial-, Diego Gallardo (5), Johan Kody (2), Iván Grcía (10) y Eric Kiby (2).

Crónica: Juan Carlos Ramos / estadionorte.com

0 comentarios:

Publicar un comentario