lunes, 11 de diciembre de 2017

CRONICAS LEB ORO J13 | LAS DERROTAS DEL CAFES CANDELAS BREOGAN E ICL MANRESA ABREN EL ABANICO DE ASPIRANTES PARA LA DISPUTA DE LA COPA PRINCESA, MVP VOLODYMYR HERUN (F.C.BARCELONA LASSA) 34 DE VAL

SÁENZ HORECA ARABERRI - CAFES CANDELAS BREOGAN (97-91)

Foto: LOF / lavozdegalicia.es

Momento complicado. El Cafés Candelas Breogán sumó su segunda derrota consecutiva esta temporada y amenaza con firmar un preocupante final de año 2017 después de un inicio de Liga impecable. En esta ocasión su verdugo fue un ambicioso Sáenz Horeca Araberri BC que supo sacar partido a su velocidad y al mal momento por el que atraviesan los lucenses, que al igual que ante el Huesca concedieron demasiado en defensa y estuvieron espesos en ataque. La derrota resulta más dolorosa porque los de Natxo Lezkano sabían de la sufrida por su rival directo, el CB Prat, ante el CB Melilla.

Edwards monopolizó el juego de ataque local en el inicio, 4-0 en poco más de un minuto. Redujo distancias Fuzaro, que ahora sí libre de marca anotaba el triple, pero los locales defendían bien y Edwards salía a la contra para colocar el 6-3 y sumar todos los puntos de los suyos. El duelo estaba bonito y ajustado, con batallas interesantes en la pintura, donde Pechacek ayudaba en el rebote y con un palmeo superaba a un Stainbrook al que se le acumulaba faena, pero también desde la línea de tres puntos donde Uriz y Wintering se retaban con acierto. Con todo Edwards seguía imparable, 15-10 en el ecuador, y Lezkano buscaba soluciones en su banquillo. El equipo se reajustó en defensa, aunque Wintering también creaba muchos problemas con sus coladas y le ganaba claramente la partida a Cristian Díaz, mientras que en ataque funcionó porque sacó muchas faltas y puntos desde la línea de tiros libres, 20-20 a falta de uno y medio tras otros dos acertados de Guille Rubio. Pero el final fue bastante loco, 27-23 tras un triple sobre la bocina de Wintering y en la cara de su marca.

El segundo se inició con un triple y una contra de un Mitrovic que al poco asistía para que Edwards anotara de tres completamente sólo, máxima de diez para el 37-27 en menos de dos minutos. El Breo no reaccionaba en defensa y seguía encajando demasiados puntos, pero además ahora la suerte no le acompañaba y sus múltiples palmeos ofensivos o defensivos nunca le beneficiaban, por lo que Natxo Lezkano paró el juego. Los gallegos necesitaban marcar el ritmo amén de rebajar el nivel anotador del rival y a vuelta a pista lo consiguieron, por primera vez se jugó con cierta pausa y en esa tesitura la calidad lucense y la veteranía de hombres como Rubio o Stainbrook sacaron partido de ello, 44-39 a falta de dos y medio después del primer triple de Arco. Pero de nuevo el tramo final fue loco y eso benefició a Araberri, porque hubo espacios y en segundos se pasó de estar a una canasta del rival a encajar dos triples consecutivos de Mitrovic que suponían el 50-39. Al descanso 52-44.

En el reinicio ninguno logró anotar en sus primeros ataques y de hecho durante casi tres minutos sólo Stainbrook consiguió anotar una canasta. El Breo defendía ahora al hombre y los vitorianos no encontraban la manera de llegar al aro, pero la cosa no duró demasiado y en cuanto se comenzó a correr de nuevo el Araberri volvió a ser letal a la contra, nueva máxima tras triple de Dee para el 66-51 superado el ecuador. El duelo estaba servido porque se descolgó entonces Uriz también de tres y Dee le respondió acto seguido de igual manera con un segundo triple consecutivo. No fue el final y Uriz le dio idéntica contra respuesta. Pero todo eso no beneficiaba a los gallegos y sí a un conjunto vitoriano que en un tramo final de cuarto muy embarullado, con técnicas a ambos banquillos, mantuvo su renta. Al final 72-58.

El último cuarto comenzó con una sintomática del estado de Breo, un robo fácil ante la falta de tensión lucense. Los gallegos parecían alicaídos, sin ritmo defensivo y sin ideas ofensivas, más allá de que Löfberg o Uriz mantuvieran vivas las esperanzas a base de triples. Pero los de Lezkano concedían mucho, eran un coladero ante la movilidad local con Wintering imparable penetrando como cuchillo en mantequilla, 84-70 poco antes del ecuador. La segunda derrota consecutiva parecía muy cerca cuando dos minutos de buena defensa y dos triples, de Uriz y Arco, sembraban la inquietud en Mendizorroza, 84-78 a falta de cuatro y tiempo muerto local. Sin embargo de vuelta a pista Wintering volvía a ser decisivo por dos veces y la ventaja vitoriana volvía a ser de diez. Eso fue el palo definitivo para un Breo que en los dos minutos finales tiró de experiencia para jugársela desde los tiros libres, donde curiosamente un Löfberg sin mácula hasta entonces falló dos consecutivos. Al final 97-91 pero sin opciones reales.

Araberri, 97: Edwards (15), Dee (23), Wintering (28), Cizmic, Pechacek (4). También: Mitrovic (16), Uclés (9), Agirre, Araujo (2), Mitola, Lorenzo.

Breogán, 91: Danilo Fuzaro (3), Ricardo Uriz (22), Matthew Stainbrook (8), Salva Arco (13), Leo Demetrio (5). También: Johan Löfberg (17), Sergio Quintela (4), Christian Díaz, Emir Sulejmanovic (7), Guille Rubio (12).

Crónica: Área 11lavozdegalicia.es


CB. CLAVIJO - LEVITEC HUESCA (103-85)

Foto: larioja.com

Por fin el Palacio de los Deportes conoció que existen los triunfos tranquilos, que un buen partido también puede acabar con unos finales en los que disfrutar de una victoria ya cerrada y vivir los fallos y los aciertos sin la necesidad de tener que sufrir cada ataque.

Este domingo, la afición logroñesa disfrutó de cuarenta minutos de buen baloncesto, con momentos fantásticos de acierto, con una defensa cooperativa, activa y vibrante, y con el mejor Robusta Clavijo que se ha visto en tiempos. Por juego, por continuidad, y por la sensación que transmitió de que las piezas comienzan a encajar, que los roles ya se han asumido y que el camino empieza a estar más despejado y mejor iluminado.

Ahora falta saber si los aciertos del contundente resultado obtenido ante el Levitec Huesca (103-85) se mantienen en el tiempo y esa placidez de los últimos minutos en la cancha logroñesa se pueden trasladar al final de la temporada para disfrutar, por fin, de una campaña sin agobios ni tensiones. Este Clavijo sí que se merece una afición más numerosa. Este Clavijo sí que se merece que vayan a verlo.

El Clavijo mostró solvencia en la primer mitad, con un equipo bien conjuntado, que movía bien el balón y que encontraba situaciones claras de tiro, tanto dentro como fuera de la zona, a base de penetrar y doblar. Atrás, las ayudas constantes provocaban recuperaciones que se convertían en rápidas transiciones.

Tras unos primeros minutos de asentamiento, el Clavijo tomó el mando con pequeñas ventajas, con un Gutenius acertado pero que tiene que mostrarse más sólido atrás. De la mano del sueco, los locales tomaron una renta de siete puntos (21-14) que Fontet se encargó de acortar antes de finalizar el cuarto (24-22). Los logroñeses tenían problemas para contener los postes oscenses bajo los aros (Van Wijk acabó con 21 puntos, 7 rebotes y 28 de valoración) y, por momentos, ni las ayudas defensivas podían contener a los pivotes rivales.

Una buena salida en el segundo periodo permitió a los de Jenaro Díaz alcanzar la máxima diferencia del choque (37-29, minuto 14). Sin embargo, un rato de inconsistencia y falta de concentración del Clavijo provocó encajar un parcial de 0-8 que puso por delante al Huesca (42-45). Parecía que los aragoneses iban a alcanzar el descanso por delante en el marcador. Tre Coggins lo evitó sacándose de la chistera un 3+1 que, al menos, permitió a los azules marcharse al vestuario con una mínima renta después de controlar buena parte del choque.

El despegue

La tónica no parecía variar tras la reanudación. Pero, ¡vaya que si cambió! El Clavijo estaba más dispuesto a llevarse el triunfo, aunque el aparente dominio no se reflejaba en el electrónico. Eso sí, el Huesca no era capaz de repetir la actuación de la semana anterior, en la que doblegó al imbatido Breogán, pero se agarraba al partido como podía, sin permitir que el adversario se escapara demasiado.

De nuevo, un certero Tre Coggins se puso a la cabeza de la ofensiva logroñesa y el Clavijo logró dos parciales que acercaron el necesario triunfo a los de Díaz. El primero, un 13-2 que alejaba a los oscenses más allá de los diez puntos (61-50). El segundo (un 8-0 tras un tiempo muerto), dejó las cosas todavía más claras (69-54).

El Palacio disfrutaba del mejor juego del año, con el escolta estadounidense, Moto (8 puntos, 8 rebotes), Balamou (10 puntos) Yates (11 puntos), Carlos Martínez (16 puntos, 20 de valoración) y Quintela (15 puntos, 7 asistencias, 19 de valoración). El acierto de cara al aro era evidente, pero el compromiso atrás daba la clave de dónde se estaba asentando la victoria. Con la versión más caliente de Coggins (extraordinaria la segunda mitad del estadounidense, que acabó con 25 puntos, seis de nueve en triples y 23 de valoración), se dejó casi certificado (84-65) el trascendental cuarto triunfo de la liga regular, que le permite quedarse a una victoria de un grupo de rivales con los que peleará por salir de la parte baja de la clasificación.

Los aficionados del Clavijo disfrutaron como nunca en los últimos minutos -los más tranquilos que se recuerdan por estos lares en mucho tiempo-, con sus jugadores empeñados en acabar dando espectáculo. Un espectáculo que merece la pena vivir en directo.

Crónica: Luismi Cámara / larioja.com


LEYMA CORUÑA - FC BARCELONA LASSA (89-79)

Foto: Mario Horro

El Leyma Coruña logró la tercera victoria seguida ante el Barcelona Lassa (89-79). El conjunto naranja rompió el encuentro tras un parcial de (29-11) en el tercer cuarto.

Comenzó, sin embargo, mejor el filial azulgrana, que comenzó dominando en los dos aros y con un Herun en estado de gracia (18-26).

Los locales seguían por detrás en el segundo acto y no fue hasta el minuto 19 cuando Trevor Cooney con un 2+1 ponía por delante a los coruñeses (37-36).

No obstante, un último arreón de los visitantes, con una canasta sobre la bocina dejaba al Lassa tres arriba (41-44) al descanso.

Tras el paso por vestuarios llegaban los mejores minutos del Leyma Coruña, comandados por un Trevor Cooney muy acertado desde el tiro exterior. Un parcial de (29-11) dejaba prácticamente sentenciado el choque (70-55).

En el último acto comenzaban fuerte los visitantes, que con un parcial de 1-6 hacían que Gustavo Aranzana pidiese tiempo muerto (71-61).

Los coruñeses ajustaban en defensa, seguían anotando y terminaban el encuentro con un triple de Eduardo Sonseca (89-79), que ponía el broche a la contienda.

El próximo partido en el Palacio de los Deportes de Riazor será el próximo viernes 22 a las 21h ante Levitec Huesca.

Crónica: Basquet Coruña


UNION FINANCIERA BTO. OVIEDO - ICL MANRESA (81-76)

Foto: Oviedo Baloncesto

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo logra su tercera victoria consecutiva en Pumarín ante un histórico del baloncesto español como es el ICL Manresa (81-76). El conjunto dirigido por Carles Marco se mostró muy sólido en la segunda mitad y a pesar de llegar al descanso por debajo, lograron dominar el electrónico en casi la totalidad de la segunda mitad. Tras esta gran victoria, los jugadores del conjunto asturiano se concentran en preparar su visita a la ciudad condal donde se enfrentarán al FC Barcelona Lassa “B” el domingo 17 de diciembre a las 18:00 horas.

Los dos primeros minutos de encuentro resultaron muy igualados. Ambos conjuntos se mostraron intensos tanto en defensa como en ataque, siendo Davis Geks el jugador que abría el marcador con dos tiros libres. Jordi Trías anotaba los primeros puntos para su equipo con un tiro libre y posteriormente asistía a su compañero Noah Allen para que anotase. Davis Geks siguió inspirado en ataque, lo que provocó que seis de los primeros diez puntos azules fueran suyos. A falta de menos de cinco minutos para el final del primer cuarto, el ICL Manresa había logrado ponerse por delante en el electrónico tras un dos más uno anotado por Lluís Costa (10-11). En los siguientes minutos, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo cometió algunas imprecisiones, aunque junto a los fallos en los tiros del ICL Manresa, hacían que el marcador no se moviera. Oliver Arteaga anotaba dos tiros libres a falta de 2:40 para poner la diferencia a favor en los tres puntos (15-12). Tras haber entrado en sustitución por Fabio Santana, Alonso Meana anotaba su primer punto esta temporada en partido oficial en LEB Oro desde la línea de tiros libres. El conjunto entrenado por Aleix Durán volvía a ponerse por delante gracias a un triple de Javier Múgica, pero era inmediatamente contestado por Romaric Belemene también desde la línea de tres puntos. La última posesión fue para el Unión Financiera Baloncesto Oviedo, que logró anotar dos puntos tras un palmeo de Romaric Belemene a un triple de Kenan Karahodzic que no entró. Tras unos segundos de deliberación entre los árbitros, dieron la canasta del congoleño por buena y el resultado del cuarto fue de 22-20.

El segundo período comenzó con la misma intensidad del primero, con ambos conjuntos empleándose al máximo en defensa. Con tan solo un minuto y medio disputado, los hombres dirigidos por Carles Marco habían logrado forzar el fin de posesión del conjunto catalán. El OCB seguía muy metido en el partido y a falta de siete minutos para el descanso, el ICL Manresa no había logrado anotar ninguna canasta desde que comenzase el segundo cuarto. Tuvo que ser Álvaro Muñoz el que cortase la mala racha ofensiva de su equipo con una canasta de media distancia. Una canasta interior de Álvaro Muñoz tras un desajuste defensivo en el conjunto local hizo que Carles Marco pidiese su primer tiempo muerto a falta de 4:23 y con el marcador favorable al equipo catalán por un punto (28-29). Al Unión Financiera Baloncesto Oviedo se le atascaron los siguientes minutos de partido, lo que provocaba que los jugadores locales no fueran capaces de anotar en varias posesiones seguidas; sin embargo, la intensidad defensiva lograba que el Manresa no se alejase en exceso en el marcador. Sería de nuevo el máximo encestador de la primera mitad quien lograse deshacerse de la racha negativa con un triple desde posición central a falta de 2:05 para el descanso. Aunque en esta ocasión, la última posesión del cuarto fue para el ICL Manresa, los catalanes no lograron anotar y dejaron el resultado en 32-37 a su favor cuando los jugadores encaraban el túnel de vestuarios.

A pesar de haber terminado el primer tiempo sin ningún punto, el capitán del Unión Financiera Baloncesto Oviedo salió muy enchufado tras el descanso y anotó los primeros cinco puntos para los locales gracias a un triple desde la esquina y dos tiros libres. El conjunto de la capital del Principado de Asturias seguía muy inspirado en ataque, gracias a dos triples consecutivos de Romaric Belemene, que hacían que el entrenador visitante, Aleix Durán, pidiese un tiempo muerto a falta de 6:39 para el final del tercer cuarto con 45-41 a favor del OCB. Al alero congoleño del Unión Financiera Baloncesto Oviedo no pareció afectarle el parón ya que, a la vuelta a la cancha, protagonizó una de las jugadas del partido con un gran mate que levantaba a la grada de Pumarín. Sin embargo, Jordi Trías volvería a meter en el partido al equipo catalán con una canasta y adicional que ponía la diferencia favorable al OCB en tan solo un punto (49-48). A falta de 2:34 para el final del tercer cuarto, Fabio Santana anotaba una gran bandeja que ponía el marcador en 54-50 a favor del conjunto entrenado por Carles Marco. Para los catalanes, el jugador que lograba mantener a su equipo dentro del partido seguía siendo Jordi Trías, quien estaba encontrando el aro con cierta facilidad para anotar. Lluís Costa anotaba una gran canasta al final del cuarto y ponía el marcador de 59-57 para los últimos diez minutos del encuentro.

Como venía ocurriendo en todo el partido, la igualdad seguía siendo la tónica dominante en los primeros minutos del último cuarto. En los primeros dos minutos, ningún conjunto había logrado anotar ninguna canasta gracias a la intensidad defensiva desplegada por ambos conjuntos. El primero en subir puntos al marcador del último período fue Víctor Pérez con un triple desde la esquina que hacía que Aleix Durán parase el encuentro al mismo tiempo que el público de Pumarín se levantaba a celebrar la última acción. Los hombres dirigidos por Carles Marco seguían muy inspirados en defensa y a falta de 6:11 para la conclusión del encuentro, el resultado era de 64-57, logrando que el ICL Manresa no hubiera anotado aún puntos tras cuatro minutos disputados. Otro gran triple del letón Davis Geks ponía por primera vez en el partido la máxima diferencia de diez puntos. Un triple liberado de Álvaro Muñoz provocaba que Carles Marco pidiese un tiempo muerto a falta de 3:43 para el final del partido con el resultado de 67-62. Víctor Pérez seguía en un buen momento en el partido, anotando una gran canasta de media distancia para mantener la ventaja en 5 puntos. En los últimos instantes del encuentro, el acierto desde el tiro libre de Oliver Arteaga le daba al Unión Financiera Baloncesto Oviedo una ventaja de 73-66 con tan solo 52 segundos por jugarse. Carles Marco paraba el partido con 35:55 por jugarse tras una canasta interior de Jordi Trías que volvía a acercar a cinco puntos al ICL Manresa (73-68). El conjunto catalán se acercaba a tan solo cuatro puntos tras un gran triple de Lluís Costa con tan solo 20 segundos por disputarse, pero de nuevo desde la línea de personal, Víctor Pérez conseguía poner el marcador en 77-71. Con poco más de 12 segundos para el final del partido, Mouhamed Barro se tenía que retirar al banquillo tras cometer su quinta falta personal, dándole a Lluís Costa dos tiros libres que acercaban a los suyos a cuatro puntos. Los últimos segundos del encuentro tuvieron el protagonismo del capitán del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, que anotaba 6 puntos consecutivos desde la línea de tiros libres para darle la victoria al Unión Financiera Baloncesto Oviedo. La última canasta fue un triple de Lundberg que solo servía para reducir la desventaja y el marcador final fue de 81-76.

El MVP del Unión Financiera Baloncesto Oviedo fue Romaric Belemene, con 23 de valoración (19 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias y 7 faltas recibidas). Para el ICL Manresa, el jugador más valorado fue Jordi Trías, con 27 de valoración (22 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias, y 7 faltas recibidas).

UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (81): Barro.M (5), Santana.F (13), Pérez.V (16), Maynard.D (-), Geks.D (15) –quinteto inicial– Fernández.A(-), Karahodzic.K (2), Arteaga.O (10), Belemene.J (19), Meana.A (1), Rodríguez.A (-).

ICL MANRESA (76): Hamilton.A (10), Trias.J (22), Lundberg.G (3), Costa.L (16), Muñoz.A (10) – quinteto inicial– Mugica.J (5) Jou.G (1), Djounorou.J (-), García.D (2), Allen.N (7), Gintvainis.J ().

Crónica: Dpt Comunicación Oviedo Baloncesto


RIO OURENSE TERMAL - CHOCOLATES TRAPA PALENCIA (71-74)

Foto: LOF/ elnortedecastilla.es

El partido comenzaba con un Chocolates Trapa muy concentrado y que de la mano de Pressley y Otegi con 4 puntos cada uno, empezaba a marcar diferencias desde el inicio.

Mientra el Río Ourense Termal muy dependiente de Johnson atacaba con muy poca fluidez, Joaquín Prado decidía mover el banquillo continuamente.

Desde ahí entraba Andrés Miso que con 5 puntos se convertía en el máximo anotador palentino en un primer curto que acababa con un demoledor 9-23.

En el segundo cuarto, Joaquín Prado dio minutos a Sani Campara que respondió con una racha demoledora desde 6.75 (anotando 3 triples seguidos) mediado el cuarto para poner un 13-36, que dejaba el partido muy de cara para los palentinos.

Con el partido casi roto las rotaciones continuaban y la vuelta a la pista de Miso, le volvió a dar a los palentinos su máxima ventaja (23 puntos) al descanso 25-48.

Los máximos anotadores del primer tiempo fueron Andrés Miso (12 puntos) y Campara (9 puntos) destacando también el 60% (6/10) en lanzamientos triples del conjunto morado.

El resultado y las sensaciones del primer tiempo no benefician a la concentración de los palentinos. La confianza visitante, más una mejora defensiva local (y ofensiva de la mano de Johnson) provocó que Río Ourense Termal se pusiera a 14 puntos (39-53) a 3:39 del final del tercer parcial.

Situación que provocó el nerviosismo visitante, que desconcertados veían como los gallegos, intensificaban esfuerzos y luchaban por meterse en el partido.

A falta de 10 minutos la ventaja visitantes solo es de 12 puntos (47-59) lo que estropeo la buena imagen de los primeros 20 minutos.

Y si algo puede ir a peor, ira a peor y eso lo demostró el equipo palentino que salió en el último cuarto igual de mal que en el tercero permitiendo que los locales limasen despacio pero sin pausa la ventaja palentina… y a todo esos e sumo la lesión de Dartaye Ruffin que vivió los últimos minutos en el banquillo.

El final del partido fue agónico puesto que a pesar de no atacar con fluidez el equipo de Gonzalo García de Vitoria, se acercaba punto a punto a un Chocolates Trapa Palencia que había empeorado su defensa y en ataque seguía espeso, lento y previsible.

Tras un agónico final donde los tiros libres tuvieron mucho protagonismo, la victoria viajo a Palencia (71-74).

Lo mejor: Los buenos minutos que aportaron Andrés Miso que dejo muestras de su clase y fue el máximo anotador palentino (15 puntos y 17 valoración) y Sani Campara (3 triples en menos de un minuto).

Lo peor: Sin duda la lesión de Ruffin y la mala imagen ofrecida por el equipo en el segundo tiempo.

Crónica: baloncestoconp.es


CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID - TAU CASTELLO (90-73)

Foto: CBC Valladolid

Paco García volvió a rotar a sus titulares. En esta ocasión Uta y Reyes fueron de la partida en el quinteto inicial y tras un comienzo dubitativo las ardillas se pusieron por delante. Castellón había entrado más concentrado con Roma Bas y Rowley como principales estandartes pero la velocidad en las transiciones del Carramimbre CBC puso en el marcador las primeras rentas favorables a los locales (14-8,min.6). Toni Ten dio entrada a su máximo anotador, Gatell, y se igualaron las tornas con un ajustado 21-16 al final del primer cuarto gracias, en parte, a un inspirado Uta (6pt).

En el segundo periodo el club carmesí aumento diferencias con un acertado Astilleros mientras Castellón se agarraba a los puntos del experimentado Alfredo Ott. Cinco puntos consecutivos del alero vallisoletano obligaron a Toni Ten a solicitar un nuevo tiempo muerto 32-23,min.14)

Max, Jito y Rowell cogieron galones para disparar a los de Paco García. Solo Roma Bas sumaba en Tau Castello que sufría en defensa llegando tarde a las ayudas. Al borde del descanso un auténtico festival de triples dejó la máxima diferencia del partido hasta ahora(44-34,min. 18)

Los jugadores de ambos equipos embocaron el túnel de vestuarios con unas diferencias de +11 para los locales (46-35). El dominio de los rebotes (22-14 para el CBC, con nueve ofensivos) eran una losa demasiado pesada para Tau Castello, al igual que el porcentaje de acierto de las ardillas (+60%)

Una victoria de equipo

De los diez jugadores profesionales del CBC Valladolid solo Greg Gantt faltaba por anotar en este partido. En la reanudación, el escolta de Florida fue el protagonista de los locales que espoleados por su público fueron minando la moral de su rival canasta a canasta. Una antideportiva y un mate de Reyes al contraataque eran el mejor reflejo de lo visto en Pisuerga: las ardillas estaban imparables. Los tiros libres ponían a los locales veinte arriba (61-41, min 36) y en los instantes finales del tercer periodo el Tau Castelló logró reducir diferencias merced al buen hacer de su perímetro y a los despistes y pérdidas de un Carramimbre relajado. A falta de un último cuarto, la octava victoria de las ardillas estaba realmente cerca.

A pesar de los intentos de rebajar la barrera psicológica de los diez puntos y meterse en partido del Tau Castello, un muy serio Carramimbre CBC Valladolid comandado por el cumpleañero Henri Wade-Chatman y por un Max Hopfgartnert de dulce sentenciaron el triunfo de las ardillas (90-73). Paco García aprovechó los minutos finales para recompensar el trabajo durante la semana de Paniagua y Castaño. Con esta victoria el club vallisoletano da un pasito más en su búsqueda de la permanencia y se mantiene en puestos de PlayOffs a falta de cuatro partidos para el final de la primera vuelta.

Carramimbre CBC Valladolid (90): Henri Wade-Chatman (17), Álex Reyes (5), Rowell Graham-Bell (), Sergio de la Fuente (11), Cristian Uta (8)-quinteto titularTambién jugaron: Eduardo Castaño (0), David Paniagua (0), Jito Kok (15), Daniel Astilleros (7),Óscar Alvarado (5), Greg Gantt (6) y Max Hopfgartner (14).

Tau Castelló (73): Kyle Christian Rowley (13), Roma Bas (15), , Tautuvydas Sabonis (9), Joan Faner (5), Alfredo Ott (5), Jose María García (10) -quinteto titular- Eduard Gatell (5), Joel Sabate (0),y Aegir Steinarsson (8) y Jason Edward Cain (3).

Crónica: Dpt Comunicación CBC Valladolid


CB PRAT - CLUB MELILLA BALONCESTO (70-73)

Foto: Melilla Baloncesto

Los melillenses se convierten en el primer equipo en escapar vivo del Joan Busquets esta temporada, tras imponerse en la prórroga de un disputado encuentro al CB Prat por 70-73. El Decano, liderado por un magistral Dani Rodríguez, hizo méritos para llevarse un encuentro ante el equipo revelación de la temporada, que supone toda una dosis de moral y le permite seguir soñando con la clasificación para la Copa Princesa.

El Decano comenzaba muy serio en encuentro. Ajustando perfectamente las situaciones ofensivas de los locales y con un Juan Rubio que salía de inicio y que frenaba a Agada, una de las referencias exteriores del conjunto de Arturo Álvarez. En ataque, aunque los azulinos comenzaban erráticos, Dani Rodríguez asumía protagonismo y, con once puntos en este primer cuarto, permitía a los de la Ciudad Autónoma mandar 8-15. La entrada de Blanch dio algo de aire a los catalanes que reducían la diferencia al final del primer cuarto a cinco puntos 13-18.

Perdían frescura los hombres de Alejandro Alcoba en el inicio del segundo cuarto. Los faltas personales y acciones arbitrales, no permitían coger ritmo a los azulinos. Por su parte, CB Prat recortaba distancias desde la línea de 4.60 metros para poner un 20-22 en el electrónico que obligaba al técnico melillenses a parar el encuentro. Sirvieron, y de qué manera, las nuevas indicaciones al equipo que tras el tiempo muerto endosaba un 0-7 de parcial que daba máxima de partido al Club Melilla Baloncesto (20-29) a poco menos de cuatro minutos para el descanso. También llegó la reacción local que comenzó a imponer su ritmo y bajaba la diferencia a un solo punto (28-29), pero uno bueno minutos finales de Guerra dejaban a los azulinos por delante en el partido (31-35) al final de la primera mitad.

El intercambio de canastas entre barceloneses y melillenses marcó el inicio del tercer cuarto. Mejoró la cara en defensa de los azulinos que se sumaba a un control mayor del rebote. Ello permitía correr al equipo y anotar de la mano de imperial Dani Rodríguez para volver a tomar aire en el partido y acabar el tercer acto por con cinco de ventaja, 44-49.

El cansancio comenzó a notarse en el último cuarto, especialmente en el plano ofensivo, donde los de la Ciudad Autónoma perdían fluidez. Todo lo contrario que CB Prat que parecía cada vez más cómodo en el partido. Aun así, el Decano se mantenía por delante, gracias en gran medida a la vuelta del control en el rebote. Pero tras llevar el mando del encuentro durante casi la totalidad del mismo, los azulinos veían como Cate ponía por delante a los catalanes a falta de algo más de un minuto. Durán con un triple hacia soñar con la victoria al equipo, pero Agada empataba a 60 y mandaba el partido a la prórroga.

Ambos conjuntos se jugaban mucho en este partido, y esa tensión se trasladó a la prórroga. Las imprecisiones y los intercambios de canastas marcaron el devenir del tiempo extra. Una igualdad que se rompió a falta de 45 segundos, cuando Agada fallaba uno de sus tiros y en la siguiente jugada Guerra anotaba un dos más uno para poner un casi definitivo 67-71 a falta de 33 segundos. CB Prat lo intentó hasta el final, pero un robo de Pablo Almazán a falta de 8 segundos cerraba la victoria de los melillenses que se imponían por 70-73.

Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto


ACTEL FORÇA LLEIDA - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANANIDAD (91-67)

Foto: Força Lleida

El Actel Força Lleida ha ganado 91-67 en la jornada número 13 de la temporada 2017-2018 y ha conseguido su sexta victoria en la liga, la segunda consecutiva, ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad en el Barris Nord de Lleida.

El primer cuarto ha comenzado con muchas imprecisiones por ambos equipos (7-4). Pero el Actel Força Lleida, desde la buena defensa y el dominio del rebote defensivo, han empezado a encontrarse cómodos en el partido. Un parcial de 5 a 2 ha obligado al entrenador visitante, Antonio Bohigas, a parar el partido (11-6). En la reanudación gracias al gran acierto de los leridanos desde el triple; con un de Brano y dos de Rubín de Celis consecutivos, han abierto una diferencia en el marcador con un parcial de 13 a 3. Al final del primer periodo se ha llegado con el marcador de 24-9. Al inicio del segundo acto los jugadores del Actel Força Lleida han salido muy intensos en defensa y dominante en todos los aspectos del juego. Los hombres de Borja Comenge, muy acertados en el lanzamiento de tres puntos, han hecho un contundente parcial de 15 a 7 que ha vuelto a obligar al míster visitante a parar el partido (39-16). En la reanudación ha habido un intercambio de canastas de ambos equipos, pero el Actel Força Lleida, desde el dominio del rebote tanto ofensivo como defensivo, han llegado al descanso con el marcador 51-26 a favor de los leridanos.

El terce envite ha comenzado con un mal inicio de los locales, con un parcial de 4 a 8 que hacía coger confianza a los visitantes. Pero gracias a dos triples consecutivos de Jarred, han vuelto a situar una cómoda distancia en el marcador para el equipo leridano (61-34). El Actel Força Lleida con un alto porcentaje de anotación desde el perímetro durante todo el partido (14/21 al final del partido), ha sabido llevar el ritmo en el juego tanto ofensivo como defensivo y ha tenido una muy buena circulación de balón en ataque. El tercer periodo se ha llegado con el marcador de 76 a 47. Los ú ltimos 10 minutos han comenzado con cierto dominio visitante, debido a los errores no forzados de los leridanos y las imprecisiones en ataque. Pero los hombres de Borja Comenge aprovechando el gran colchón de puntos que había de diferencia en el marcador, donde la diferencia máxima fue de 35 puntos, han competido el último periodo en todo momento sin bajar el ritmo en el partido. La afición ha acabado haciendo la ola en el Barris Nord contenta del buen partido y la buena imagen que ofreció el equipo. Finalmente se ha llegado con el resultado final de 91 a 67 en el marcador.

Borja Comenge en rueda de prensa dijo "Hemos estado muy acertados en ataque y por primera vez en toda la temporada, hemos dominado el partido del rebote." Además añadió que "quiero pensar que el equipo aún tiene más margen de mejora . "

Crónica: Força Lleida


MVP JORNADA

TOP 5 DE VALORACION

Volodymyr Herun.
Foto: FEB.es

MVP VOLODYMYR HERUN (F.C.BARCELONA LASSA) 34 DE VALORACION

2-Trevor Cooney (Leyma Coruña) 32.

-Dani Rodríguez (Melilla Baloncesto) 32.

3-Alec Wintering (Sáenz Horeca Araberri) 29.

4-Jordi Trias (ICL Manresa) 27.

5-Kevin Van Wijk (Levitec Huesca) 25.

-Víctor Serrano (Sammic Hostelería) 25.

-Óscar Alvarado (Carraminbre CBC Valladolid) 25.


CLASIFICACION


EQUIPOPJPGPPPFPCPTS

1CAFES CANDELAS BREOGAN13112113399924
2CB PRAT1311299687224
3CLUB MELILLA BALONCESTO1310397291023
4ICL MANRESA1394102794122
5CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID138599895421
6UNION FINANCIERA BTO. OVIEDO1385102699221
7LEYMA CORUÑA136798798819
8CHOCOLATES TRAPA PALENCIA136795897019
9ACTEL FORÇA LLEIDA13671009102419
10SÁENZ HORECA ARABERRI13671045108519
11TAU CASTELLO1367986103119
12LEVITEC HUESCA135893195118
13FC BARCELONA LASSA1358978100918
14IBEROSTAR PALMA1358975101518
15CACERES PATRIMONIO DE LA HUMAN1358966102318
16SAMMIC HOSTELERIA135892099618
17CB. CLAVIJO1349998107217
18RIO OURENSE TERMAL13112966103914

0 comentarios:

Publicar un comentario