miércoles, 24 de enero de 2018

CRONICAS LEB ORO J20 | CAFES CANDELAS BREOGAN PONE TIERRA DE POR MEDIO EN CABEZA, EVAN YATES GUIA AL CLAVIJO AL TRIUNFO EN VALLADOLID, IMPORTANTE VICTORIA DEL LEVITEC HUESCA EN BARRIS NORD MIENTRAS QUE UNION FINANCIERA OVIEDO SIGUE CON PASO FIRME (I)

CB PRAT - CAFES CANDELAS BREOGAN (79-81)

Foto: LOF / lavozdegalicia.es

Victoria importante para el Cafés Candelas Breogán. Los lucenses tuvieron que remar en contra tras un mal inicio en Prat ante un rival muy enchufado de tres y consiguieron remontar un partido abierto hasta el último segundo. El triunfo les reafirma en el liderato de la LEB Oro, con un colchón de dos triunfos sobre la segunda plaza, y les permite noquear a un rival directo tras ganarle también el pulso del basquetaverage.

Los triples del Prat marcaron el primer cuarto. Los catalanes enchufaron cinco lanzamientos de tres sin que el Breogán supiera cómo atajarlo. Un acercamiento de los celestes en el marcador (15-10) provocó las primeras rotaciones de Arturo Álvarez para buscar la estabilidad atrás. Volvieron a coger aire los locales que se despegaron (22-14) en dos minutos, antes de que Lezkano pidiera tiempo. Un triple de Martí y un lanzamiento fallado de Uriz cerraron el cuarto.

Empezaron el segundo período como lo acabaron: los celestes (esta noche de marrón) con poco acierto anotador (un robo de Díaz en campo contrario terminó con triple errático de Arco) y los catalanes con mucho carácter ofensivo, aunque sin tanto acierto de tres. Consumidos cuatro minutos, la renta ya iba por diez puntos (34-24). La mala mano del Breogán se agravaba por el estado de forma de Martí, el ala-pívot hizo muchísimo daño atacando por dentro y por fuera. Pero los celestes se ajustaron atrás y los tiros de Löfberg y una canasta de Uriz pusieron de nuevo la renta a cuatro (41-35) y forzaron al técnico del Prat a pedir tiempo a poco más de un minuto para el ecuador. Un triple de Sulejmanovic mandó a los equipos al descanso con 44-38 en el marcador.

Dos acciones provindenciales de Christian Díaz pusieron las tablas a los cuatro minutos. Una bandeja tras contra después de cazar un lanzamiento fallido de Agada y una asistencia a Sulejmanovic en la jugada siguiente, también a la contra (46-46). Arturo Álvarez volvió a pedir tiempo. Lanzamientos de tres al rescate del Prat, Sesé desequilibró de nuevo la balanza, pero Díaz no le dejaba escaparse. El base contrarrestaba la puntería del Prat con ingenio y la pugna se mantenía a dos y tres puntos de diferencia. A falta de dos minutos para que terminase el tercer cuarto, 57-55. Un triple de Portugués y de nuevo la renta en cinco (60-57). Los tiros de Stainbrook, y dos canastas de Sulejmanovic, la última tras robo de Arco, dieron la vuelta al marcador antes de inaugurar los últimos 10 minutos.

Un poderoso Matt Stainbrook instaló a su equipo en una renta de cuatro puntos y el técnico de los catalanes solicitó tiempo de nuevo. Quería neutralizar los efectos del norteamericano. Su estrategia pasó por Cate. El pívot del Prat protagonizó un pulso precioso con el interior de los lucenses en la pintura. Con el duelo equilibrado, un triple de Pérez dejó el tanteo con 76-73 a tres minutos. Lezkano detuvo el juego. Los triples de Löfberg y Uriz le dieron la vuelta a la ventaja, quedaba uno y medio y la posesión era para el Prat (76-79). Campbell empató de tiros tras falta y Sulejmanovic contestó al momento (79-81). Quedaban ocho segundos, el Breo estaba en bonus y Arturo Álvarez pidió tiempo. Pérez buscó que los celestes cometieran la falta en una penetración, pero perdió el balón y el triunfo fue de los celestes.

C.B Prat, 79: Pérez (10), Sesé (12), Agada (8), Martí (11) y Cate (20) -quinteto inicial- Jonhson, Andriuskevicius (4) y Portugués (3), Campbell (11)

Cafés Candelas Breogán, 81: Uriz (13), Arco, Löfberg (9), Sulejmanovic (19) y Stainbrook (18) -quinteto inicial- Fuzaro (2), Löfberg (9), Rubio (8), Díaz (8), Quintela (4), Demetrio

Crónica: Marta de Dios / lavozdegalicia.es


ACTEL FORÇA LLEIDA - LEVITEC HUESCA (59-69)

Foto: Força Lleida

Crucial victoria del Levitec Huesca en el Barris Nord de Lérida en un partido que han controlado desde el primer momento y han impuesto el ritmo de juego de defensa fuerte y transiciones rápidas que le gustan a Arenas. Hasta seis jugadores peñistas han logrado 9 o más de valoración, y el máximo anotador ha sido Mikel Motos con 15 puntos. El rebote, una losa en otras ocasiones, ha sido totalmente dominado por los oscenses al imponerse por 19 a 28.

El partido empezaba con un buen gancho de Marc Martí, aunque el Levitec Huesca rápidamente apretaba los dientes en defensa y corría con facilidad el contraataque. Los locales tan sólo podían anotar con acciones individuales de Ogungbemi-Jackson, mientras que la buena circulación del balón peñista le permitían anotar a Fontet, Rodríguez y Van Wijk con un excelente aro pasado. Mikel Motos convertía un triple en una posición favorable y el cuarto finalizaba de manera excelente con un mate del jamaicano Vashil Fernández para poner el 10-15 en el marcador.

Los hombres de Arenas continuaban con la misma tónica y Dieninis convertía sus primeros puntos con la elástica peñista. Marzo y Motos ponían una renta de nueve puntos (12-21). Ogungbemi-Jackson contestaba, pero los peñistas no se amedrentaban y la “doble M” formaba por Marzo y Motos ponían la directa (18-29). Un parcial de 4-0 de los ilerdenses obligaba a Arenas a solicitar tiempo muerto a falta de 3.55 minutos para el descanso, que surtía efecto con un triple de Van Wijk. No obstante, a continuación Marc Martí se echaba al equipo a sus espaldas y, tras un triple de Sans, el cuarto terminaba con un sabor muy amargo por un triple de Feliú sobre la bocina (31-35).

Tras la reanudación, el Levitec Huesca seguía con calma y jugando al ritmo que le interesaba, defendiendo intensos, saliendo al contraataque cuando era posible y forzando faltas, Van Wijk y Fontet anotaban, y Dieninis hacía lo propio desde la línea de personal (38-44). En este momento, los peñistas recibían un parcial de 9-2 en contra culminado por un espectacular mate de Feliú que ocasionaba el clamor de la grada (47-46). A diferencia de otras ocasiones, el equipo no se dejó arrastrar por el mal momento, sino que volvió a asentar la cabeza para irse con ventaja a los diez últimos minutos tras una canasta de Van Wijk (49-51).

En el último cuarto, el Levitec Huesca daba toda una lección de jugar con cabeza fría y nervios de acero para terminar llevando el pulso a su terreno, con cada uno de los jugadores cumpliendo su papel, que empezaba con los puntos de Sans y Rodríguez (49-55). Poco después, Vashil Fernández demostraba una gran inteligencia en el juego al recoger un balón taponado a Marzo para terminar anotando una canasta de mérito en el poste bajo (51-57). Marzo anotaba un triple que mataba el partido (53-62),y a partir de ahí las imprecisiones y las prisas jugaban en contra del Lérida, que no podía hacer nada para evitar el triunfo peñista por 59-69.

De esta manera, el Levitec Huesca se coloca en la duodécima posición con 8 victorias y ve frenada así su sangría de derrotas. El próximo compromiso liguero de los peñistas tendrá lugar este domingo a partir de las 12.15 horas frente al Cáceres en el Palacio de los Deportes oscense.

Crónica: Jorge Calleja Visiedo / sporthuesca.com


CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID - CB. CLAVIJO (87-92)

Foto: CBC Valladolid

Campanada en Pisuerga. El Carramimbre CBC Valladolid se dejó sorprender por el “imprevisible” CB Clavijo (87-92) y certificó el mal momento de las ardillas, que han cosechado 5 derrotas en los últimos 7 encuentros. Los vallisoletanos fueron de menos a más liderados por un extraordinario Óscar Alvarado (16 puntos, 4 rebotes y 9 asistencias) y desperdiciaron 9 puntos de renta en el último cuarto para terminar cayendo tras un final de infarto.

Caraja inicial del Carramimbre

Contagiados por el ambiente que presentaba el pabellón Pisuerga, los pupilos de Paco García firmaron un comienzo de partido frío, muy frío, que puso en liza las opciones de los visitantes. Clavijo aprovechó la caraja inicial y en apenas cinco minutos se colocó con una renta de 10 puntos (7-17) sin dar tiempo siquiera a que la defensa de las ardillas se asentara en la cancha.

Paco García y su Carramimbre, superados en los compases iniciales, no tardaron en dar paso al plan B con la entrada de Óscar Alvarado y desplazando a Chatman al puesto de escolta. Y la reacción fue inmediata bajo la batuta del base canario. Los vallisoletanos empezaron a encadenar buenos ataques con el isleño de director y el americano de ejecutor hasta poner a los suyos por delante al término del cuarto inaugural (24-23).

Tras unos peligrosos primeros diez minutos, el Carramimbre dio continuidad en el segundo cuarto al buen final del primero. Chatman seguía desatado y Alvarado se hizo con el tempo del partido, mostrando su faceta más agresiva de cara al aro y cargando de faltas a los exteriores del conjunto logroñés. A la sinfonía de los bajitos del Carramimbre (ambos con 14 de valoración al descanso) también se sumó la buena mano de Max Hopfgartner, con cinco puntos consecutivos, para mantener la iniciativa de las ardillas a falta de 3 minutos para el descanso (40-34).

Sin embargo, en la recta final de la primera mitad y aprovechando que los pucelanos entraron muy pronto en bonus, el cuadro de Jenaro Díaz se estiró y volvió a aferrarse al encuentro de la mano de un colosal Evan Yates, que alcanzó los 26 de valoración al término de una primera mitad que terminaron por llevarse los riojanos (43-45).

Clavijo despierta en el último cuarto

Espoleados por la arenga de Paco García, el Carramimbre saltó a la pista con mucha más intensidad que en el periodo inaugural y en apenas tres minutos metió en bonus a los visitantes, forzando además la cuarta personal de Bieshaar y Coggins. Jenaro Díaz se vio obligado a retirar a dos de sus torres y las ardillas volvieron colocarse por delante (51-47).

Sin sus referencias interiores, Clavijo se encomendó al tiro exterior para mantener el ritmo de los locales, pero el acierto no acompañó y los vallisoletanos empezaron a cerrar filas y frenar al imponente Yates. El Carramimbre se adueñó de la pintura, lo que le permitió correr con alegría de la mano de unos inspirados Alvarado (30 de valoración en esos momentos) y Chatman. Los puntos siguieron cayendo con cuentagotas desde el 4,60 y Jito Kok puso la máxima favorable sobre la bocina del tercer cuarto (72-63).

Aún era pronto para cantar victoria y CB Clavijo empezó el último asalto con el cuchillo entre los dientes, firmando un parcial de 0-8 que tuvo que parar Paco García con un tiempo muerto. Lejos de achantarse por el ambiente hostil que comenzaba a aflorar en Pisuerga, los visitantes se pusieron por delante de muchos minutos (74-75) y metieron el miedo en el cuerpo a los vallisoletanos.

Desde entonces, la igualdad fue máxima y las alternativas en el marcador se sucedieron, pero cuando restaban 2:20 (79-79), una técnica pitada a Óscar Alavarado otorgó una ventaja mínima pero vital a los logroñeses (79-82) que, al contrario que las ardillas, no desperdiciaron. La sangre fría de Gutenius desde la larga distancia y de Carlos Martínez, desde la personal, no dio pie al milagro y certificó el segundo tropiezo consecutivo del Carramimbre y quinto en siete partidos.

Carramimbre CBC Valladolid (87): Henri Wade-Chatman (19), Greg Gantt (9), Rowell Graham-Bell (0), Sergio de la Fuente (18), Cristian Uta (4) -quinteto titular-. También jugaron: Óscar Alvarado (16), Jito Kok (10), Daniel Astilleros (6) y Max Hopfgartner (5).

CB Clavijo (92): Erik Quintela (16), Félix Balamou (6), Carlos Martínez (10), Evan Yates (19), Terrence Bieshaar (8) -quinteto titular-. También jugaron: Trenton Coggins (0), Nils Gutenius (21), Arnaud Adala (4), Carles Bravo (8) y Juan Cabot (0).

Crónica: Dpt Comunicación CBC Valladolid


UNION FINANCIERA BTO. OVIEDO - LEYMA CORUÑA (80-71)

Foto: Hugo Álvarez/OCB

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo se lleva una trabajada victoria frente a su público ante un Leyma Coruña que no le perdió la cara al partido en todo el encuentro. El conjunto asturiano se desquitó de un mal inicio en el primer cuarto para imponerse en los siguientes períodos. Tras sumar la decimocuarta victoria de la temporada, los hombres dirigidos por Carles Marco se concentran ya en preparar el próximo partido ante Sáenz Horeca Araberri el domingo 28 de enero en el Polideportivo de Mendizorroza (Vitoria) a las 18:00 horas.

Comienzo muy eléctrico por parte del Leyma Coruña que, aprovechando los fallos en las posesiones ofensivas locales, lograron un parcial inicial de 8-0 por medio de Sergio Olmos y Gilling, quienes anotaron los primeros puntos del conjunto gallego. El mal momento por parte del Unión Financiera Baloncesto Oviedo lo intentó remediar Carles Marco, pidiendo un tiempo muerto con apenas 3 minutos disputados del primer cuarto. A pesar de que en la reanudación, Sergio Olmos aumentó la ventaja a los 10 puntos desde la línea de tiros libres, en la siguiente posesión Drew Maynard anotó un triple para inaugurar el marcador local. Desgraciadamente, el conjunto asturiano seguía teniendo problemas a la hora de anotar, debido a los continuos fallos que se daban desde la línea de personal, haciendo que el Leyma Coruña siguiese manteniendo una buena ventaja a favor. Con menos de cinco minutos por disputarse, el equipo gallego puso la máxima ventaja en los 11 puntos por medio de Jorge Sanz. Con 4:03 por jugar, Romaric Belemene arrancaba los aplausos de Pumarín con dos grandes acciones defensivas que hacían a Coruña perder la posesión. El jugador del Unión Financiera Baloncesto Oviedo que estaba logrando encontrar el aro era Oliver Arteaga quien, tanto desde la línea de tiros libres como en posiciones interiores, seguía intentando acercar a los locales en el electrónico. En los minutos finales, el ritmo de partido decreció, debido a las continuas faltas personales que derivaban en lanzamientos desde la personal por parte de ambos conjuntos. A falta de 1:02 para la conclusión del primer periodo, el Leyma Coruña pondría una nueva máxima diferencia de 13 puntos (11-24) tras una canasta y adicional anotada por Mike Torres. Para concluir el primer cuarto, Davis Geks anotaría su quinto y sexto punto desde el tiro libre que ponía el resultado definitivo de 15-24 a favor de Leyma Coruña.

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo comenzó el segundo período con mucha intensidad para bajar la desventaja, y eso se tradujo en un gran mate anotado por Romaric Belemene que levantaba a la grada de Pumarín. De nuevo el público local aplaudió a un jugador azul en la siguiente jugada ofensiva, gracias a un gran 2+1 que convertía el lituano Tadas Rinkunas y que bajaba la desventaja en tan solo cinco puntos (21-26). La buena reacción local propició que Gustavo Aranzana tuviera que solicitar un tiempo muerto a falta de 6:30 para el descanso. El conjunto de la capital asturiana logró reducir la desventaja en tan solo dos puntos por medio de una penetración de Fabio Santana, aunque fue inmediatamente contestado por Dmtry Flis. Pumarín volvió a levantarse tras un gran triple desde la esquina de Romaric Belemene. En la siguiente acción defensiva los ovetenses forzaron el fin de posesión del conjunto gallego. A falta de 1:40 para el descanso, Drew Maynard arrancaba los aplausos una vez más de la afición, con un espectacular tapón en una contra, que derivó en el empate por parte del Unión Financiera Baloncesto Oviedo en la siguiente transición, que aprovechó de nuevo el estadounidense para capitalizar. El cuarto concluyó con un solo tiro libre anotado por Romaric Belemene, que ponía por delante al Unión Financiera Baloncesto Oviedo por primera vez en todo el partido, siendo el resultado de 32-31.

El inicio del tercer cuarto fue igualado, con un triple anotado tanto por Víctor Pérez como por Ángel Hernández, aunque en las siguientes jugadas fue el Unión Financiera Baloncesto Oviedo el que aprovechó mejor sus posesiones, con un parcial de 6-0 por medio de Romaric Belemene y Drew Maynard. Mouhamed Barro fue el encargado de levantar de nuevo a la afición de Pumarín con un espectacular alley-oop aprovechando el gran pase de Fabio Santana. Además, la aportación de Drew Maynard, que seguía enchufado, distanció aún más al conjunto asturiano desde la línea de tres puntos. A falta de 4:27 por disputarse del tercer cuarto, Fabio Santana puso la máxima diferencia local en el electrónico (48-41) desde la línea de tiros libres. Por parte del Leyma Coruña, la desventaja la redujo el máximo anotador del conjunto entrenado por Gustavo Aranzana, Sergio Olmos, gracias a un buen gancho que ponía a los suyos a tan solo 3 puntos de los asturianos. Con 2:05 por disputarse, Alonso Meana se ganaba la ovación del público de Pumarín tras anotar una canasta y falta, aunque no pudo aprovechar el tiro libre posterior; sin embargo, el canterano azul se desquitó de su error en el siguiente ataque, con otro dos más uno que ponía el marcador de Pumarín en 53-47, siendo este el resultado definitivo para los últimos diez minutos de partido.

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo comenzaba el último cuarto con una gran intensidad defensiva, lo que permitió forzar la pérdida del conjunto gallego. Dos acciones positivas tanto de Davis Geks como de Drew Maynard permitieron al conjunto entrenado por Carles Marco mantener la ventaja a favor. Además, el OCB consiguió distanciarse aún más en el electrónico gracias a una falta técnica pitada a Jonathan Gilling, que aprovechó Davis Geks para poner la ventaja en ocho puntos (59-51) y que gracias a Oliver Arteaga se aumentó a los diez puntos gracias a una buena canasta interior. En el Leyma Coruña, el único jugador que seguía manteniendo a los suyos cerca era Sergio Olmos, que tanto desde posiciones interiores como desde la línea de personal, aprovechaba para engordar su cuenta particular. Con 4:58 por disputarse, Gustavo Aranzana pidió un nuevo tiempo muerto con el resultado 65-55 a favor del Unión Financiera Baloncesto Oviedo. Sin embargo, los hombres entrenados por Carles Marco seguían manteniendo la intensidad, anotando un nuevo parcial de 4-0 por medio de Fabio Santana y Mouhamed Barro. A falta de 3:43 para el final del encuentro, Drew Maynard cometió la cuarta falta de equipo, haciendo que el conjunto de la capital asturiana entrase en bonus para lo que restaba de cuarto. Esto, además, se unió a un triple liberado anotado por Ángel Hernández, que hizo que Carles Marco parase el encuentro con 69-61 en el marcador. En los siguientes instantes, el partido entró en una fase de intercambio de canastas en el que fueron protagonistas los norteamericanos Drew Maynard y Zach Monaghan. Con tan solo 1:48 para la conclusión del encuentro, el técnico visitante, Gustavo Aranzana, se veía obligado a pedir otro tiempo muerto, propiciado por el 2+1 anotado por Mouhamed Barro. Cuando restaban tan solo 27 segundos para el final del partido, Víctor Pérez pondría la ventaja en nueve puntos desde la línea de tiros libres, lo cual, tras la gran defensa en la siguiente jugada, haría que a 14 segundos, Davis Geks sentenciase con otro tiro libre que subía la ventaja a los diez puntos (80-70). Finalmente, Jorge Sanz cerraba el marcador desde la línea de personal, con un tiro libre que ponía el definitivo 80-71 en el electrónico de Pumarín.

El MVP del Unión Financiera Baloncesto Oviedo fue Oliver Arteaga, con 24 de valoración (13 puntos, 10 rebotes, 1 robo y 7 faltas recibidas). Por parte del Leyma Coruña, el jugador mejor valorado fue Sergio Olmos, con 25 de valoración (16 puntos, 7 rebotes, 1 asistencia y 5 faltas recibidas).

UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (80): Barro.M (7), Santana.F (9), Pérez.V (4), Maynard.D (19), Geks.D (12) –quinteto inicial– Fernández.A (-), Rinkunas.T (3), Karahodzic.K (-), Arteaga.O (13), Belemene.J (8), Meana.A (5), Rodríguez.A (-).

LEYMA CORUÑA (71): Sanz.J (7), Hernández.Á (3), Flis.D (8), Gilling.J (9), Olmos.S (16) –quinteto inicial– Monaghan.Z (11), Ferreiro.P (-), Cooney.T (7), Torres.M (3), Hernández-Sonseca.E (2), Chuku.J (5), Sila.L (-).

Crónica: Dpt Comunicación Oviedo Baloncesto

0 comentarios:

Publicar un comentario