domingo, 18 de febrero de 2018

CRONICAS LEB ORO J23 | CAFES CANDELAS BREOGAN DA UN GOLPE ADE AUTORIDAD ANTE MELILLA BALONCESTO, RIO OURENSE TERMAL SE ALEJA DEL DESCENSO, UNION FINANCIERA BTO. OVIEDO VUELVE A LA SENDA DE LA VICTORIA Y LEVITEC HUESCA CONSIGUE UN IMPORTANTE TRIUNFO ANTE UN CORREOSO TAU CASTELLO (II)

 SÁENZ HORECA ARABERRI - RIO OURENSE TERMAL (90-97)

Foto: Ourense Baloncesto

Con Dan Trist como principal referente ofensivo, el Rio Ourense Termal sumó este sábado ante Sáenz Horeca Araberri su octava victoria de la temporada, la séptima en los últimos ochos encuentros, en un partido que se rompió gracias a los 35 puntos anotados en el tercer cuarto y que permite respirar un poco más a nuestro equipo, que a falta de que termine la jornada logra dos victorias de ventaja sobre los puestos de descenso a LEB Plata.

Inicio con igualdad pese a los errores

El Rio Ourense Termal comenzó bien, moviendo el balón y encontrando situaciones de tiro cómodas en posiciones cercanas al aro. Reggie Johnson y Davis Rozitis ejercieron de principales ejecutores, y un triple certero de Rokas Uzas ponía muy pronto una diferencia de siete puntos favorable a Ourense en el marcador (7-14). Ese fue el fin del buen hacer del equipo dirigido por Gonzalo García de Vitoria, que no siguió el plan previsto y terminó varias posesiones lanzando triples forzados, lo que permitió que Araberri corriese y sumase un parcial de 9-0 con el que volteaba rápidamente el choque. Dos triples de Mitrovic y Uclés hacían mandar por cuatro a los vascos, pero un lanzamiento exterior certero de Ahonen cerraba el cuarto con el partido prácticamente igualado (23-22, min. 10).

Araberri se marcha por delante al descanso

En el segundo cuarto, el Rio Ourense Termal ajustó, y atacando mejor también defendió mejor, anulando las opciones de contraataque locales y haciendo que el partido se volviese bronco por momentos. Poco a poco, Dan Trist comenzó a hacer daño en el poste bajo, cargando de faltas a Cizmic y Buesa y provocando que constantemente el Rio Ourense Termal le buscase. El británico firmaba trece tantos al final del cuarto, pero Araberri poco a poco iba apareciendo nuevamente en partido, y guiado por Pechacek y John Dee aumentaba poco a poco su diferencia. Seis puntos consecutivos en poste bajo del pívot checo ponían a Araberri con su máxima diferencia del partido (40-31), y dos triples finales de Dee para cuatro que sumaba en el cuarto mantenían la ventaja. Un parcial intermedio de 0-9 bien liderado por Ahonen y Trist nos mantenía en partido, en un choque donde el intercambio de parciales era constante entre ambos equipos (48-44, descanso).

Reggie Johnson lidera la explosión de anotación cobista

Un parcial de 0-10 favorable al Rio Ourense Termal en apenas dos minutos y medio tras regresar de los vestuarios fue clave en la victoria. Liderado por Reggie Johnson, que terminaba el cuarto firmando trece puntos, Ourense defendió, corrió y atacó el aro con acierto, obligando a Antonio Pérez a parar el partido hasta por dos veces en un abrir y cerrar de ojos. Con once puntos en cuatro minutos, Johnson había remontado el partido, y una nueva canasta suya no tardaba en poner al Rio Ourense Termal con la mayor diferencia del partido (54-63, min. 25). Prácticamente sin fallos, el conjunto ourensano siguió percutiendo el aro, y aunque Mitrovic y Wintering aparecían tímidamente, un triple de Zamora no tardó en colocar el +13 en el marcador. Tras tiempo mieto, volvió John Dee y castigó a nuestro equipo, si bien un triple de Ahonen sobre la bocina del final de cuarto llevaba al Rio Ourense Termal ocho puntos por delante a los últimos diez minutos de partido (71-79, min. 30).

El Rio Ourense Termal administra la ventaja y suma un valioso triunfo

En el último cuarto, pequeños errores propiciaron muy pronto que Araberri se pusiera a tres (78-81), una desventaja que se mantuvo algunos minutos más con un intercambio de fallos constante entre ambos equipos. Con el +3, llegamos a los últimos cinco minutos, donde reapareció Trist, sumando faltas y tiros libres (terminaría con dieciséis tiros libres intentados), y apareció Rozitis, para rebotear en ataque, intimidar y terminar ayudando en la victoria a nuestro equipo. Un triple de Zamora puso el +8, y en los últimos minutos Araberri ya solo redujo la diferencia hasta los seis tantos tras un buen gancho de Uclés. En esa circunstancia, los vitorianos lo intentaron, pero la buena defensa de nuestro equipo y la buena administración del tempo de juego hicieron imposible la remontada. Al final, 90 a 97 y victoria, la séptima en los últimos ocho partidos. Un triunfo que, sin relajarse, al fin permite tomar aire.

La próxima semana el equipo viajará a Valladolid, donde nos enfrentaremos ante un Carramimbre Valladolid que es una de las sorpresas de la competición.

Sáenz Horeca Araberri (90): Wintering (23), Dee (21), Edwards (10), Uclés (7), Araújo (-) –cinco inicial- Newby (2), Mitrovic (8), Cizmic (3), Buesa (2) y Pechacek (14).

Rio Ourense Termal (97): Reggie Johnson (19), Zamora (14), Uzas (10), Manzano (3), Rozitis (14) –cinco inicial- Ahonen (13), Moreno (-), Trist (21) y Ndoye (3).

Crónica: Ourense Baloncesto


 UNION FINANCIERA BTO. OVIEDO - CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID (74-63)

Foto: Hugo Álvarez/OCB

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo logra una gran victoria en su vuelta al Polideportivo de Pumarín ante el Carramimbre CBC Valladolid por 74-63 en un encuentro disputado hasta los segundos finales. Con este resultado, el conjunto carbayón suma su decimoquinto triunfo de la temporada y, además, obtiene el basketaverage a su favor ante el conjunto vallisoletano. Tras este encuentro, los jugadores dirigidos por Carles Marco se concentran ya en preparar su visita al CB Prat el sábado 24 a las 18:15 horas.

El partido comenzó de manera muy igualada, con ambos conjuntos intercambiándose canastas, como el mate que convirtió Oliver Arteaga o el triple de Víctor Pérez desde la esquina. Por parte del Carramimbre, era Sergio de la Fuente el que anotaba cuatro de los primeros seis puntos de su equipo. En el ecuador del primer cuarto, Romaric Belemene conseguía realizar otro gran mate para levantar al público local y poner el 14-10 en el marcador. En los siguientes instantes, el acierto desde la línea de tres puntos disminuyó con respecto a los primeros minutos del encuentro. A falta de 3:50 para la conclusión del período, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo realizaba una gran jugada defensiva, agotando la posesión rival. Las dudas en ataque logró disiparlas Víctor Pérez, con su tercer triple en menos de ocho minutos. Con tan solo 2:18 por disputarse, Nick Novak sustituyó a Fabio Santana para disputar así sus primeros minutos en el Polideportivo de Pumarín como jugador del Unión Financiera Baloncesto Oviedo. La última canasta del primer período la anotó Kenan Karahodzic con un gran triple, que dejó el marcador en 23-17 a favor del Unión Financiera Baloncesto Oviedo.

La igualdad volvió a marcar los primeros minutos del segundo cuarto y no permitió a los jugadores locales alejarse en el electrónico. Kenan Karahodzic aprovechó el buen acierto que inició con el triple y anotó una canasta y tiro libre adicional. Otro que consiguió encontrar el aro con facilidad fue Davis Geks, que convirtió dos triples muy seguidos que llegaban a poner la máxima diferencia a favor del Unión Financiera Baloncesto Oviedo en los diez puntos (34-24). La renta la redujo de nuevo a ocho el conjunto vallisoletano en la siguiente posesión por medio de Greg Gantt. Tras otra canasta del Valladolid, esta vez de Wade Chatman, a falta de 4:31 para el intermedio, Carles Marco decidió pedir su primer tiempo muerto del encuentro. Tras el parón, Davis Geks demostró su buen momento de forma desde el triple, con su tercera canasta desde más allá de la línea de tres puntos, que situó el resultado en 39-28. Otro nuevo parcial de 4-0 a favor del conjunto vallisoletano hizo que Carles Marco consumiera su segundo tiempo muerto del encuentro a falta de 1:49 para el descanso y con el marcador de Pumarín en 39-32. La última canasta del segundo cuarto la firmó Oliver Arteaga, con una gran acción interior (41-34).

En el inicio del tercer acto del encuentro, el equipo que más cómodo se encontró sobre el parqué era el Carramimbre Valladolid, con dos canastas consecutivas. La racha consiguió cortarla el letón Davis Geks desde la línea de tiros libres, a quien le siguió Oliver Arteaga con una nueva canasta interior que ponía el 45-38 en el marcador. Sergio de la Fuente redujo la diferencia a tan solo un punto desde la línea de tres puntos, aunque ésta aumentó hasta los cinco por medio de un gran Oliver Arteaga, que estaba encontrando canasta con mucha facilidad (49-44). Cuando se llegaba a los últimos tres minutos del tercer cuarto, la anotación de ambos conjuntos disminuyó, debido especialmente a la gran intensidad defensiva que mostraron los dos equipos. A falta de 2:24 para la conclusión del tercer período, la activación defensiva del Unión Financiera Baloncesto Oviedo provocó que el Valladolid agotase de nuevo la posesión sin ser capaces de tirar a canasta. En la siguiente jugada, el marcador volvió a moverse gracias a la canasta desde el perímetro de Nick Novak, que dejaba el resultado en 54-49 a favor de los pupilos de Carles Marco. El encargado de capitalizar la última posesión del tercer cuarto fue de nuevo el americano Nick Novak, con un gran triple tras bote (57-53).

A pesar de que durante el primer minuto del período definitivo, al Unión Financiera Baloncesto Oviedo le costó anotar, Kenan Karahodzic obtuvo una buena canasta tras asistencia de Víctor Pérez. El capitán del conjunto carbayón volvería a ser protagonista en la siguiente acción, con una nueva canasta de tres puntos que dejaban la diferencia en cinco puntos a favor del equipo asturiano (62-57). De nuevo desde el triple, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo aumentó la diferencia en ocho puntos, esta vez por medio de Davis Geks. A falta de 5:01 para la conclusión del encuentro, Paco García solicitaba su segundo tiempo muerto del partido tras el parcial de 8-0 por parte de los asturianos, que hacía subir al electrónico la máxima diferencia de diez puntos (67-57). La ventaja local la redujo Jito Kok con una gran acción interior, volviendo a los ocho puntos; sin embargo, Oliver Arteaga volvía a poner los diez de diferencia desde el tiro libre (69-59). En los últimos minutos de encuentro, ambos equipos volvieron a encontrar dificultades para anotar, haciendo que el marcador apenas se moviese. Con apenas 44 segundos para la conclusión del partido, Oliver Arteaga conseguía una nueva canasta debajo del aro, que ponía el 71-63 en el electrónico. La última acción se la llevó Davis Geks gracias a un buen palmeo que dejaba el marcador en 74-63 a favor del Unión Financiera Baloncesto Oviedo.

Por parte del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, el MVP del encuentro fue Oliver Arteaga, con 38 de valoración (20 puntos, 8 rebotes, 2 asistencias y 10 faltas recibidas). Para el Carramimbre CBC Valladolid, su jugador mejor valorado fue Henri Wade-Chatman, con 15 de valoración (13 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 4 faltas recibidas).

Además, Carles Marco y su cuerpo técnico disputaron su encuentro número cien con el equipo carbayón, con un balance de 61 triunfos y 39 derrotas.

UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (74): Santana.F (-), Pérez.V (16), Arteaga.O (20), Geks.D (17), Belemene.J (4) –quinteto inicial– Fernández.A (-), Barro.M (2), Rinkunas.T (-), Karahodzic.K (8), Novak.N (7), Meana.A (-).

CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID (63): Gantt.G (11), Alvarado.Ó (3), Reyes.A (2), Uta.R (-), De la Fuente.S (18) –quinteto inicial– Wade.H (13), Barnes.L (4), Astilleros.D (-), Graham-Bell.R (6), Kok.J (6), Hopfgartner.M (-).

Crónica: DPt Comunicación Oviedo Baloncesto


 CAFES CANDELAS BREOGAN - CLUB MELILLA BALONCESTO (78-67)

Foto: Óscar Cela / lavozdegalicia.es

Paso al frente en la pelea por el ascenso a la ACB. El Breogán se perfila como gran favorito tras doblegar a Melilla en el Pazo y dejar muy descolgado a otro rival directo. Los celestes asestaron el golpe definitivo a los norteafricanos tras el descanso, con la aparición de dos hombres tapados hasta ese momento: Arco y Rubio. Su poder de anotación y un inspirado Sulejmanovic fueron claves para que los lucenses se impusieran en casa.

La igualdad reinó en la primera parte. Los de Lezkano se hacían con las primeras ventajas y consumidos los cinco primeros minutos, un triple de Uriz (9-4) decidió a Alcoba a sacar a Dani Rodríguez a la pista. Con el base ex celeste en el parqué, los melillenses mejoraron. El marcador se apretó y una canasta de Kapelan dejó el parcial de 16-15.

Parecía que los lucenses se hacían con algo de aire en el segundo parcial y eso que empezaron por detrás en el marcador tras un triple de Juan Rubio y los tiros de Rodríguez (16-20). Se rehicieron a lomos de Christian Díaz, que tras una penetración y un triple forzó a Alcoba a pedir el primer tiempo muerto del partido (24-20). La reacción no llegaba y las rotaciones mantuvieron la ventaja para los de Lezkano. Se repetía el guión, acierto desde el perímetro de Uriz y el técnico rival paraba el juego (30-22). Un arreón final de los visitantes a lomos de su base apretaba el tanteo (32-28). Breogán paraba el juego a falta de segundos y el descanso llegaba con 32-30 en el electrónico.

Marcó las diferencias el tercer tiempo y eso que por momentos parecía que los celestes no fluían en ataque. La insistencia de Quintela y el poderío de Sulejmanovic hicieron crecer la renta local. Los rivales se deshacían, por momentos, incapaces de atacar con eficacia la zona de Breogán y con muchos problemas de tres (4/16 en el global en ese momento). La ventaja crecía hasta los 14 puntos.

El mazazo definitivo llegó en el último cuarto. Melilla pintaba una zona, pero era inútil contra un Salva Arco fino con la muñeca que alternaba desde el perímetro con penetraciones de Guille Rubio. Quedaban cuatro minutos y la diferencia crecía hasta los 20 puntos (70-50). Durán sostenía la fe de los suyos con dificultades y anotaciones a cuentagotas, pero con Guerra ya eliminado por faltas, el Melilla se quedaba sin alternativas.

Cafés Candelas Breogán, 78: Uriz (9), Fuzaro (2), Löfberg (8), Rubio (11), Sulejmanovic (18) -quinteto inicial- Arco (8), Díaz (9), Kabasele (2), Stainbrook (4), Quintela (3), Demetrio (4)

Melilla Baloncesto, 67: Servera (2), Durán (9), Almazán (4), Samb (4) y Guerra (4) -quinteto inicial- Kapelan (18), Djuran (2), Dani Rodríguez (14), Juan Rubio (3), Lucas (2), Fall (5)

Crónica: Marta de Dios / lavozdegalicia.es


 LEVITEC HUESCA - TAU CASTELLO (70-65)

Foto: Amics Castelló

El Levitec Huesca ha derrotado de forma justa a uno de los equipos de la zona noble de la liga, el TAU Castellón, en un partido marcado por un demoledor parcial de 14-0 para los de verde entre el tercer y el cuarto periodo. Van Wijk ha sido el auténtico faro del equipo con 24 puntos, 10 rebotes y 34 de valoración, bien secundado por Adekoya con 12 puntos y 9 rebotes. Fontet tan sólo ha podido disputar nueve minutos, lastrado por dolencias físicas y el equipo volvió a ceder el rebote por 33 a 44, en un choque donde no participó por lesión Dieninis en el bando oscense y Rowley en el castellonense.

La igualdad era la tónica general durante el primer cuarto, con una anotación repartida por parte de los hombres de Guillermo Arenas. Fernández, Rodríguez y Marzo parecían llevar la iniciativa para los peñistas, aunque por parte de los castellonenses respondían con Sabonis y Faner (9-11). En este momento aparecía la gran figura del choque, Kevin Van Wijk, para anotar ocho puntos en el primer cuarto y obtener una exigua renta, bien anulada por los ex peñistas Gatell y Steinarsson (19-17).

Adekoya y Durham se sumaban a la fiesta en el segundo cuarto, a la que también obtenían invitación Nkaloulou y Roma Bas (29-31). Pero sin duda, el pase VIP de la quedada lo seguía teniendo Van Wijk, quien evitaba que los visitantes pudieran abrir brecha antes del descanso (33-34). El cuarto finalizaba con un buen lanzamiento en suspensión de Motos y un triple de Roma Bas (35-37).

Tras la reanudación, los hombres entrenados por Toni Ten endosaban un parcial de 0-6 merced al buen trabajo de Edu Gatell (35-43), aunque Van Wijk, quien si no, conseguía frenar la sangría (41-47). Un nuevo parcial de 0-7 ponía las cosas muy cuesta arriba a falta de doce minutos (41-54), momento en el que en una demostración de casta y coraje, Van Wijk, Adekoya y Sans con un triple encendían de nuevo las esperanzas entre la afición oscense (48-54).

El Palacio era una auténtica olla a presión en el último cuarto que propiciaba energía para el Levitec Huesca que seguía construyendo con paso firme la remontada, cimentada en un Van Wijk estelar a ambos lados de la pista, la oportuna aparición de Adekoya y el gen competitivo de Pablo Pérez (55-54), culminando así un parcial de 14-0. Juan José García volvía a adelantar a los suyos con un portentoso mate que silenciaba al Palacio, pero ahí emergía la figura de Sergio Rodríguez para firmar unas nuevas tablas (62-62) y crear un nuevo partido de un minuto y 36 segundos. Pérez robaba un balón providencial y Van Wijk culminaba la remontada (64-62). Pese a que Ott metía el miedo en el cuerpo con un triple (66-65) a falta de 17 segundos, Rodríguez y Van Wijk no perdonaban desde la línea de personal para amarrar un merecido triunfo (70-65).

De esta manera, el Levitec Huesca suma la décima victoria de la temporada en 23 partidos y se coloca a un solo triunfo de la zona de playoff. El siguiente compromiso liguero de los oscenses tendrá lugar el próximo viernes a partir de las 21.00 horas en el Pabellón Provincial Padre Adolfo Nicolás de Villamuriel de Cerrato ante el Chocolates Trapa Palencia.

LEVITEC HUESCA: Rodríguez (10), Motos (5) Marzo (5), Van Wijk (24), Fernández (2) –cinco inicial--; Sans (3), Gunnar(5), Dieninis, Adekoya (12), Pérez (4) y Fontet. 17 faltas. Sin eliminados.

TAU CASTELLÓ: Faner (4), Sabonis(8), Ott(3), J.GArcía(10), Gatell(14) ; quinteto inicial – , Steinarsson (2), García (4), Bas(8) y Nkalouou (12) . 21 Faltas. Sin eliminados.

Crónica: Jorge Calleja Visiedo / sporthuesca.com

0 comentarios:

Publicar un comentario