sábado, 3 de marzo de 2018

CRONICAS LEB ORO J25 | EL RIO OURENSE TERMAL SIGUE CON SU GRAN RACHA Y VENCE AL CB PRAT QUE PIERDE LA SEGUNDA PLAZA EN FAVOR DEL ICL MANRESA QUE SUMA SU SEXTA VICTORIA CONSECUTIVA (I)

 RIO OURENSE TERMAL - CB PRAT (61-58)

Foto: Ourense Baloncesto

Este viernes, el Rio Ourense Termal sumó su décima victoria de la temporada ante un correoso CB Prat, que llegaba a Ourense como segundo clasificado de la liga y sin perder ante ningún equipo fuera de los cinco primeros clasificados en la competición.

Sin duda, fue un partido duro, de bajo ritmo, porcentajes malos y sin permisividad para el triple ni la carrera, donde las defensas dominaron y los ataques vivieron de individualismos, jugadas en dos contra dos y canastas tras rebote de ataque. En este último punto Ourense fue mejor y con 16 rebotes ofensivos (dos de ellos de Jhornan Zamora claves en la penúltima posesión del partido) desniveló la balanza, venciendo finalmente un partido donde Prat dominó hasta prácticamente el final del tercer cuarto (35-45). Tan solo el empuje del Pazo, la lucha y la fe hasta el último minuto hicieron posible la remontada, dejando dormir a Ourense, esta noche, a tan solo un partido de los puestos de Playoff.

Prat comienza mejor

Dos buenas acciones individuales de Zamora y Reggie Johnson levantaron muy pronto al público de sus asientos, y aunque el base estadounidense pronto anotaba otras dos buenas canastas atacando tanto al aro como a la torre Andriuskevicius, Prat no tardaba en tomar las riendas del partido. Liderados por un gran Agada y un Cate dominante en ambas zonas, del 6-3 se pasaba al 8-14, terminando el cuarto con un parcial de dos a once que permitía al Prat comenzar dominando el partido.

Durante ocho minutos de juego, el Rio Ourense Termal no consiguió una canasta en juego, cayendo una y otra vez en tiros en la media distancia tras bote permitidos por Prat que los jugadores cobistas erraban una y otra vez. Mientras tanto, poco a poco, Saúl Blanco, Agada y Pep Ortega anotaban, desde la personal o en acciones que terminaban cerca del aro, y en el minuto 13, el marcador mostraba un 8-20. Prat había sumado un parcial de dos a diecisiete y parecía poner la directa para llevarse la victoria.

El Rio Ourense Termal marcha vivo al descanso

Pero como sabemos, no fue tan fácil. Mediado el segundo cuarto apareció Ahonen, que ordenó al equipo y facilitó situaciones para sus compañeros, permitiendo que tras la sequía, el Rio Ourense Termal comenzase a ver aro de manera constante. Un triple del finés nos acercaba, y las canastas de Zamora, Trist y Johnson permitían recortar la desventaja. Desde la personal y con un Josep Pérez especialmente acertado, Prat intentaba marcharse, pero un par de canastas antes del intermedio permitían que Ourense marchase al descanso enganchado y no haciendo la goma como parecía (25-30, min. 20).

Un parcial de 8-0 clave en la remontada

Tras el regreso de los vestuarios, Emanuel Cate, que había colocado tres tapones en el inicio de partido, puso dos más, y tanto él como Andriuskevicius intimidaron lo suficiente como para que, de nuevo, el Rio Ourense Termal comenzase el cuarto con el aro cerrado. De este modo, la primera canasta del cuarto era de Uzas, y cuando la anotaba el resultado mostraba un preocupante 27-36 para los visitantes. De repente, Jhornan Zamora entró, como en él es habitual, en trance, y comenzó a sumar para el Rio Ourense Termal. Los tiros en la media distancia entraban, y si erraba, rápidamente Rozitis capturaba el rebote de ataque y, o anotaba, o generaba una nueva posesión. Con estos argumentos, el Rio Ourense Termal no tardó en ponerse a cuatro (35-39), momento en el que dos triples de Alex Campbell conseguían alejar la diferencia hasta los diez tantos (35-45) con menos de dos minutos por jugarse. Paró el partido Gonzalo García de Vitoria y ahí aparecieron Manzano, Johnson, Rozitis y la defensa. Parcial de 8-0 para finalizar el cuarto y partido vivo para el último acto (43-45, min. 30).

A base de defensa, Ourense logra la machada

Con Agada y Cate como protagonistas, Prat comenzó el último cuarto volviendo a despegarse en el marcador, algo que no tardaba en anular Ahonen anotando cinco puntos consecutivos y poniendo al Rio Ourense Termal un punto por debajo en el marcador. Josep Pérez respondía rápido, pero otro triple lejano de Trist mantenía la desventaja en una distancia salvable. Ese fue el momento de Reggie Johnson. Cogió el balón y se erigió el protagonista, y aunque Cate o Blanch intentaron ponerlo difícil (53-56, min. 35), unos cinco últimos minutos de defensa brutal donde Prat anotaba tan solo dos puntos, y varias canastas clave, acababan decidiendo el partido favorablemente para el Rio Ourense Termal.

Junto a Johnson, era clave Zamora. En la media distancia, posteando sobre Agada e incluso apoyándose en el tablero, el venezolano anotaba en los minutos calientes, y cuando apenas quedaban dos en el marcador, el resultado marcaba ya el 61-58 final. Con un minuto en el electrónico, Ahonen atacó por dos veces, errando los tiros, pero el rebote fue en ambas ocasiones para Zamora, que si bien erraba una tercera vez dejaba al Prat con tan solo 16 segundos por jugarse. En esa situación, Arturo Álvarez tiró de pizarra y tanto Marc Blanch como Josep Pérez pudieron lanzar, pero los triples no entraron y el Rio Ourense Termal atacó para ganar. Al final, Prat no consiguió hacer falta y la victoria se quedó en Ourense.

La próxima semana el equipo viaja a Lleida, donde se enfrentará a un rival directo con el objetivo de seguir creciendo y mejorando en la clasificación. Intantaremos traer la undécima victoria.

Rio Ourense Termal (61): Reggie Johnson (19), Zamora (16), Uzas (2), Manzano (3), Rozitis (6) –cinco inicial- Ahonen (8), Moreno (2), Trist (5) y Ndoye (-).

CB Prat (58): Josep Pérez (10), Saúl Blanco (2), Agada (16), Cate (10), Andriuskevicius (-) –cinco inicial- Camarasa (-), Campbell (6), Blanch (8), Martí (2) y Ortega (4).

Crónica: Ourense Baloncesto


 LEYMA CORUÑA - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (79-75)

Foto: Nando Martínez

Con mucho trabajo consiguió la victoria el Leyma ante un poderoso Cáceres Patrimonio de la Humanidad, 79-75. El equipo de Gustavo Aranzana enseñó su mejor y su peor cara a lo largo de los cuarenta minutos, pero al final predominó la parte positiva y la victoria se quedó en casa. Un entonado Zach Monaghan y un enorme Eduardo Hernández Sonseca en el rebote ofensivo, pusieron la base para un triunfo al que también contribuyó Dimitry Flis. Con Monaghan en el banquillo, Flis se encargó de mantener vivo al equipo en ataque. Todo se decidió en el último parcial, y ahí estuvo impecable Sonseca agarrando balones bajo los dos aros, impidiendo las dobles jugadas cacereñas y propiciando las segundas opciones para el Leyma.

Con esta nueva victoria, el equipo coruñés se afianza en los puestos de play off y, lo más importante, empieza a poner tierra de por medio con sus perseguidores.

En el primer cuarto del encuentro los dos equipos dieron una imagen muy irregular, con muchas pérdidas de balón, unas defensas débiles y con desajustes. Al final de estos diez minutos iniciales se llegó 23-19.

El segundo cuarto tuvo mucha mejor pinta para el equipo coruñés, que a base de tiros de tres consiguió colocarse diez puntos por delante de Cáceres, 31-21. En ese momento, el entrenador extremeño Antonio Bohígas González pidió un tiempo muerto para intentar cortar la racha del equipo naranja. Zach se sentó a descansar y el Leyma le vio las orejas al lobo. Con Monaghan en el banquillo faltaba chispa en ataque, y la renta de diez puntos empezó a bajar y bajar hasta quedarse en un punto al final de este segundo cuarto, 36-35.

En el siguiente parcial entró con el pie derecho Cáceres que, a base de tiros cómodos por desajustes defensivos de los coruñeses, acabó con ocho puntos de ventaja, 42-50. Aranzana veía peligrar el encuentro y pidió un tiempo muerto. Arengó a sus jugadores, dio instrucciones, explicó nuevas vías de ataque y las cosas se arreglaron poco a poco. Flis aportó once de los veintiséis puntos del equipo en el tercer cuarto y, gracias a un triple sensacional de Monaghan desde su campo sobre la bocina, el Leyma entró en los diez últimos minutos con un punto de ventaja, 62-61.

Los coruñeses afrontaron el tramo decisivo con la mente fría. Edu Sonseca cazó todos los rebotes ofensivos posibles dando a su equipo segundas oportunidades para anotar y manteniendo el escaso margen en el marcador. Además, Cáceres entró muy pronto en bonus, lo que permitió a los de Aranzana aumentar la cuenta cómodamente desde los tiros libres.

Crónica: Lucía Urresti / laopinioncoruna.es


 CB. CLAVIJO - TAU CASTELLO (78-74)

Foto: larioja.com

El Clavijo encontró un islote entre la angustia del naufrago y supo templar sus nervios cuando llegó la hora de pelear por seguir vivo o dejarse arrastrar por las peligrosas olas del descenso. Jenaro Díaz acertó (muy fácil decirlo a toro pasado por el que escribe estas líneas) con su apuesta táctica de contar con una rotación escasa -que ha justificado en que “es momento de ganar” en la rueda de prensa posterior- , con muchos minutos para sus hombres importantes, y logró el objetivo marcado. El triunfo ante el Tau Castelló (78-74) permite a los riojanos asirse con más fuerza al dogma marcado por su técnico antes del partido de “estar últimos no significa ser últimos”.

El choque fue muy complicado, farragoso por momentos. Los locales pusieron alma, no cejaron en su empeño de intentarlo pese a toparse con un muro de errores que acabaron por derribar con un último cuarto, que fue el mejor de todos, y con una serenidad fundamental desde el tiro libre para agarrar la victoria, la séptima de la temporada y la primera de 2018 como local (no ganaba en el Palacio desde que doblegó al Sammic Hostelería en la jornada 16).

En esta difícil campaña, lo que está muy claro es que, pese a la falta de continuidad en el juego, el Clavijo siempre encuentra un pilar en Yates que le ancla al partido. Lo del jugador de Cincinnati tiene mucho mérito. Su intensidad contagia y transmite pasión por el juego. Y, además, no deja de sorprender.

Si ya es la incuestionable referencia bajo los aros, en esta ocasión se atrevió con un tiro de tres con su particular mecánica que se convirtió en el único de los cuatro que acertó su equipo en un primer cuarto que dominó en todas las facetas del juego (10 puntos en el periodo inicial).

Las angustias habituales de los logroñeses en el tiro exterior se veían compensadas porque el Tau pasaba unos problemas todavía mayores (cero de cinco en triples en la primera mitad). Los de Jenaro Díaz, además, mejoraron en el segundo cuarto, con Bravo y Phillip atinados desde la larga distancia... y con el triple a tabla desde nueve metros y sobre la bocina de Moto que, para alegrar más a los incondicionales aficionados riojanos, dio una mínima ventaja a los suyos al descanso (34-33).

En un partido de defensas activas y tiradores desafortunados, el Tau Castelló (que sufrió en el calantamiento el percance de la lesión de Forner) se mantenía de la mano del incombustible Alfredo Ott (uno de los jugadores más queridos e importantes de la historia del Clavijo) y del poderío físico -exagerado aunque tosco- de Rowley (18 puntos, 9 rebotes y 25 de valoración).

Toni Ten sabía que si el choque se mantenía en estos guarismos, la oportunidad de llevarse el triunfo del Palacio de los Deportes iba a llegar. Pero ninguno de los dos equipos encontraba la regularidad para marcar el ritmo del partido. Había una intensidad sobre la pista que no se transformaba en efectividad. En el Clavijo, Yates (21 puntos y 7 rebotes) iba encontrando aliados en Cabot, Bravo y un Adala Moto que combina el todo y la nada pero que muere por cada balón. Mientras, Juanjo García producía en el bando contrario junto al martillo pilón de Rowley. Un arreón final antes de entrar en el último cuarto de la mano de Steinarsson dio una renta de cinco puntos al cuadro visitante, muy importante tal y como iba el partido (52-57). Un espacio que todavía se hizo más grande con un triple de Nacho García nada más salir del obligado minuto de parón.

El Clavijo reaccionó y el conjunto castellonense conseguía administrar con cierta solvencia su ventaja en un algo más fluido intercambio de canastas.

Quedaba por ver si las angustias en la tabla atenazaban a los locales en un final que se prometía ajustado. Jenaro Díaz tenía que lidiar con la acumulación de faltas tras echar un órdago por los elegidos para su particular 'círculo de confianza' (Balamou y Gutenius no jugaron ni un minuto, con Martínez lesionado y Phillip tocado en la primera mitad).

Siete puntos consecutivos, culminados con un triple gran final de Cabot, devolvió el mando a los logroñeses (70-68). Ott decidió no regalar el partido y se echó al equipo a la espalda y el Castelló retomaba una raquítica ventaja que el ex del Clavijo pudo aumentar. Pero falló dos tiros libres y los riojanos no desperdiciaron su oportunidad para seguir vivos y atinaron con cinco de los seis lanzamientos de personal de los que dispusieron.

Primero, Moto templó sus nervios para poner definitivamente por delante a los suyos (75-74), Quintela puso un punto más de aire y Coggins (que sacó el carácter al final) dio la puntilla.

Llegó la séptima. Díaz, satisfecho porque, esta vez sí, su equipo “jugó como entrena”, apuesta por el “partido a partido” y confía en seguir por este camino -agobiante y abrumador por momentos- que este viernes les ha acercado un poquito más hacia la salvación.

Crónica: Luismi Cámara / larioja.com


 LEVITEC HUESCA - ICL MANRESA (77-82)

Foto: Basquet Manresa

El ICL Manresa se acabó llevando un partido que no pintaba bien en la primera mitad. Una vez más, los hombres de Aleix Duran demostraron que luchan y tienen una capacidad de reacción admirable. Lundberg, con 13 puntos, fue argumento ofensivo al inicio, mientras que Trias i Martín, sobre todo en la segunda mitad, contribuyeron a la remontada con 15 puntos cada uno. Sexta victoria consecutiva y muchos aspectos a mejorar, sobre todo en los inicios de partido.

Aunque el parcial inicial de 2 a 5 que favorecía la ICL Manresa, con dos canastas de Muñoz, la puesta en escena en Huesca no fue buena. Los locales cogían una buena racha de tiro, sobre todo exterior, que los llevaba a escaparse 24 a 9. Lundberg, con un triple, dejaba que los locales no se escapan a más de 12 puntos.

En el segundo parcial, ligera mejora dela del Bages, sobre todo al inicio, con más dureza defensiva y un triple de Muñoz. Aunque la diferencia se reducía a 8 puntos rápidamente, a 3:30 del descanso los aragoneses eran 15 puntos. Un triple de Allen y un gancho de Martín acercaban a los rojos. Trias dejaba en 10 puntos la diferencia al descanso.

Tras el paso por vestuarios, mucha más dureza detrás, que se traducía en una remontada gota a gota. El ICL Manresa acertaba desde los tiros libres, aunque no con un porcentaje brillante, para reducir la diferencia aún más. Los visitantes se ponían a 4 puntos, pero todavía tocaría remar porque el Levitec Huesca volvía a estirar la goma ya irse de 10 (59-49). Después de un triple de Gintvainis y de más tiros libres, el rival quedaba 4 puntos por encima a las puertas del cuarto cuarto.

En la recta final, una vez más, seriedad y madurez del ICL Manresa, que tuvo que esperar dentro del último minuto para ponerse por delante en el marcador. Un intercambio de canastas dejaba los del Bages a 3 puntos, y 2 triples consecutivos del Huesca no hicieron bajar los brazos del Manresa. La diferencia se reducía a 2 puntos con Trias en la líniade tiros libres. Y en la posterior buena defensa, recibía de nuevo falta Trias, que tras fallar el segundo tiro, veía como Hamilton cogía el rebote ofensivo. La jugada acababa con Trias de nuevo a la línea anotando y poniendo 2 puntos por encima del ICL Manresa. La defensa y el último rebote defensivo, junto con las faltas finales cerraban el partido y el marcador.

77 Levitec Huesca | Motos 6, Sans 5, Vashil 12, Marzo 12 y Wijk 16; Rodríguez 12, Durhan, Diennis, Pérez 2, Fontet y Adekoya 12.

82 ICL Manresa | Costa 10, Lundberg 13, Muñoz 12, Hamilton y Sakho 2; Trias 15, Jou, Martín 15, Garcia, Allen 7, Gintvainis 8.

Crónica: Basquet Manresa

0 comentarios:

Publicar un comentario