sábado, 10 de marzo de 2018

CRONICAS LEB ORO J26 | CHOCOLATES TRAPA PALENCIA SIGUE LANZADO, MELILLA BALONCESTO SE HUNDE, ALFREDO OTT LIDERA AL TAU CASTELLO MIENTRAS QUE RIO OURENSE TERMAL Y UNION FINANCIERA BTO. OVIEDO CONSIGUEN GRANDES VICTORIAS A DOMICILIO (I)

 CHOCOLATES TRAPA PALENCIA - CB. CLAVIJO (86-71)

Foto: baloncestoconp.es

Amplia victoria de un Chocolates Trapa Palencia (86-71), que no conoce la derrota desde la llegada de Alejandro Martínez al banquillo morado. Clavijo ha realizado un buen primer tiempo, peor finalmente tuvo que claudicar ante un Chocolates Trapa que volvió a ver aro con facilidad (52% en triples) y que asciende a la octava plaza, equilibrando su balance des victorias (13) y derrotas (13). Carles Bravo volvía a Palencia y fue recibido (no podía ser de otra forma) con una calurosa ovación.

En esta metamorfosis, sufrida por Chocolates Trapa Palencia, el conjunto morado sale a los partidos con intención de dominar el juego desde el ritmo ofensivo y no renunciando nunca a las opciones desde 6,75. De esta forma pudo imponerse a Clavijo en el primer cuarto (29-26), gracias especialmente a los triples de Garrido (3/3) y Grimau (2/2). Ya que los riojanos ser mostraban intratables en la pintura gracias a su potencia física en el 1×1 cera del aro.

Los palentinos, que vieron como las faltas castigaban a sus hombres altos en los primeros 10 minutos (Busma y Ruffin con 2), sufrieron en este segundo parcial, donde se vieron superados por los jugadores de CB Clavijo en ambos lados de la pista. Lo que sirvió al conjunto de Jenaro Díaz para irse por delante al descanso (43-47).

La charla de Alejandro Martínez en el vestuario, surtió efecto, puesto que los jugadores de Chocolates Trapa, salieron con otro ritmo, buscando mejores opciones de tiro, y contando con un Busma que realizó un gran trabajo en esos momentos. La mejoría general de los locales y el cansancio de lo jugadores de Clavijo (Coggins y Yates, que son sus jugadores referencia jugaron 35 minutos), provocó que los palentinos abriesen hueco en el marcador, en un cuarto en que anotaron el doble de puntos que su rival (20-10).

Lo mejor del conjunto palentino estaba por llegar, ya que unos buenos minutos de Pressley (da gusto volver a verle a este nivel) y de un arrollador Miso (5/7 en triples hoy), provocaron el despegue definitivo del conjunto morado que vivió un final placido Para celebrar la 4ª victoria consecutiva ante un pabellón entregado y con mucho publico.

En resumen, una victoria con autoridad de un Chocolates Trapa Palencia, que cree en si mismo, (algo que se evidencia su juego y sus porcentajes de acierto) y que empieza a mirar ilusionado los nuestros altos de la clasificación.

Crónica: @BauHauss / baloncestoconp.es


 TAU CASTELLO - SAMMIC HOSTELERIA (78-67)

Foto: Pascual Cándido

El TAU Castelló se reencontró con la victoria en su enfrentamiento ante el Sammic Hostelería en un choque que se ganó sin mucho brillo, pero también con autoridad, ya que dominó en el marcador durante casi todo el choque y no sufrió excesivos apuros. Un triunfo más en el casillero de los de Toni Ten que tiene gran valor para seguir en la zona de arriba de la clasificación y que también dice cosas buenas de los de La Plana, que tuvieron recursos para ganar a pesar de no firmar una de sus mejores actuaciones colectivas, aunque en el apartado individual sobresalió un espectacular Alfredo Ott, que finalizó con 31 puntos en su haber y 38 de valoración.

Como era de esperar, el perímetro del conjunto guipuzcoano empezó con mucho protagonismo, sobre todo su base Maiza, el cual demostraba su puntería a pesar de la intensa vigilancia que Faner y posteriormente Steinarsson ejercían sobre él. La verdad es que a ningún contendiente le salían muy allá las cosas, con bastante fallo en el tiro y pocas acciones de mérito, pero le bastaba al TAU Castelló para dominar ligeramente en el marcador. Fue con la entrada del base islandés cuando se animó un poco el partido, ya que anotaba y penetraba con facilidad para asistir a sus compañeros, generando así unos ataques más incisivos.

Los locales iban por delante, pero el juego seguía sin terminar de convencer. En los visitantes ya no estaba en pista Maiza, pero el alero Galarreta y el pívot Vucetic sacaron a relucir su clase para ponerse para adelantarse por primera vez en el luminoso (27-28, min. 16). Los ataques castellonenses eran imprecisos, precipitados y con mala decisiones una vez se acabó la chispa de Steinarsson, por lo que Toni Ten tuvo que pedir tiempo muerto. Tras esta necesaria pausa, las posesiones de los de La Plana tuvieron más criterio, más movilidad, por lo que las situaciones eran más ventajosas, destacando especialmente el acierto de Alfredo Ott, aunque también se echaba de menos en el equipo más agresividad en defensa. Ésta llegó al borde del descanso, culminada por un típico robo de Faner para rematarlo con una bandeja. En un intervalo muy breve, el choque cambió bruscamente, llegándose al descanso con un resultado de 38-32.

La parada no le sirvió al Sammic Hostelería para despejarse, ya que anduvo espeso y flojo en los primeros minutos de la reanudación, cuando le hacía más falta que nunca. Por su parte, el TAU Castelló seguía creciéndose, llegando puntos tanto de la pintura como del perímetro. Con esta decoración, a los vascos se les encendió la luz roja de alarma cuando quedaba poco tiempo para una reacción (49-34, min. 25). Podía haber llegado la estocada definitiva del combinado anfitrión, pero se relajó un tanto, lo que dio un pequeño alivio a los guipuzcoanos para cerrar un poco la brecha, gracias nuevamente a un eficiente Vucetic, con lo que se llegó al término del tercer periodo con opciones para ambos combinados (57-50).

Los de La Plana tenían problemas para atacar la defensa en zona planteada por su rival, por lo que Toni Ten dio entrada a Ott para mejorar el lanzamiento exterior y la apuesta salió bien, ya que metió dos triples seguidos, haciendo todavía más destacable su gran actuación. Poco después encestó otro Romà Bas, lo que dio ya bastante tranquilidad (68-59, min. 36) tras unos minutos en los que no se veía aro con facilidad y la escuadra de Azpeitia iba recortando peligrosamente. A partir de ese instante, los vascos lo intentaron, buscaron ataques más rápidos, pero el TAU Castelló no se dejó inquietar mucho más a base de una dura defensa, aunque en algunos momentos sin la tranquilidad necesaria para jugar largo estas situaciones de partido. De este modo, llegó un nuevo triunfo, ni de lejos el más brillante de la temporada, pero dando así un paso más para seguir en la parte noble de la tabla clasificatoria.

TAU CASTELLÓ: Rowley (3), Bas (5), Faner, Nkaloulou (8), Ott (31) –cinco inicial--; Steinarsson (8), Sabonis (9), Gatell (6), Chema García, Juanjo García (8), Cambronero y Pedro López. 17 faltas. Sin eliminados.

SAMMIC HOSTELERIA: Serrano (2), Salazar (6), Maiza (10), Bulic (5), Evans (3) –cino inicial--; Zubizarreta (8), De Ciman, Ruiz De Galarreta (9), Vucetic (20) y Portález (4). 18 faltas. Eliminado: Evans.

Crónica: Dpt Comunicación Amics Castelló


 CLUB MELILLA BALONCESTO - LEYMA CORUÑA (58-85)

Foto: Nuria Rioja

Enorme victoria consiguió el Leyma Coruña en Melilla. Los jugadores de Gustavo Aranzana lograron vencer en la pista de uno de los mejores equipos de la categoría, y además conseguir poner de su parte la diferencia de puntos entre los dos equipos. En la ida los melillenses habían vencido en Riazor con una ventaja de once puntos, 67-78, pero con la amplísima victoria de ayer, por veintisiete tantos, 58-85 hace que la cuenta esté ahora del lado coruñés.

El resultado final es completamente inesperado ya que nadie pensaba encontrar un Melilla que durase únicamente diez minutos. En el primer parcial las cosas pintaban muy mal para el Leyma ya que los locales salieron en tromba y arrollaron a los jugadores de Gustavo Aranzana. Ni los rebotes, ni el porcentaje de tiros fueron buenos en los diez minutos iniciales por lo que el equipo coruñés acabó diez puntos por debajo en este parcial, 21-11.

El Melilla lo hacía todo bien, jugaba con criterio y se aprovechaba de la muñeca fallona de los tiradores del conjunto naranja. Pero el segundo cuarto supuso un antes y un después en el devenir del encuentro. Gustavo Aranzana reajustó la defensa, puso a sus jugadores en zona para complicarle la vida a los lanzadores rivales y las cosas cambiaron. Y de qué manera.

Las nuevas indicaciones en defensa funcionaron y Melilla cayó en picado. Al Leyma le empezaron a entrar los tiros que en el primer cuarto se salían de la canasta, y los rebotes caían en las manos de Sonseca y Jonathan Gilling. Gracias a la mejora defensiva y al incremento en el acierto en el tiro exterior, el marcador al final del segundo cuarto tenía otra cara, 36-39.

El tercer parcial pintaba apasionante con los dos equipos en solamente tres puntos, y con las espadas en alto. Sin embargo y, contra todo pronóstico, Melilla desapareció y le dejó el camino libre a los coruñeses para que consiguieran su decimocuarta victoria. El conjunto melillense bajó los brazos y se vio incapaz de remontar. Tras el encuentro, el técnico local llamaba a su equipo un conjunto "sin alma".

El parcial del tercer cuarto fue escandaloso, 9-22 y aquí se acabó el partido. Nadie quería celebrar nada porque aún quedaban diez minutos por jugarse pero Melilla no daba señales de poder sobreponerse al acierto en el tiro del Leyma, ni a la defensa intensa de los jugadores de Aranzana.

Los últimos diez minutos fueron un paseo para los coruñeses, que no podrían haber soñado con un resultado más favorable en una pista más complicada.

Crónica: Lucía Urresti / laopinioncoruna.es


 CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD - UNION FINANCIERA BTO. OVIEDO (72-97)

Foto: Cáceres Basket

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo logra una gran victoria a domicilio ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Los jugadores carbayones impusieron su ritmo y no dejaron que los locales se pusieran por delante en ningún instante. Tras sumar la decimoséptima victoria de la temporada, los pupilos de Carles Marco se concentran ya en preparar su segundo partido seguido fuera de casa ante el Melilla Baloncesto, el viernes 16 de marzo a las 21:00 horas.

El encuentro comenzó de manera muy positiva para los intereses del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, con un parcial inicial de 0-6 a favor de los asturianos. Sin embargo, Robertas Grabauskas consiguió cinco puntos consecutivos que acercaban a los suyos a tan solo un punto. De nuevo el OCB encontraba facilidades para anotar, especialmente gracias a un gran Mouhamed Barro, quien vio aro con mucha facilidad desde posiciones interiores. A pesar de que el Cáceres seguía acercándose en el electrónico, a falta de 4:12 para el final del primer cuarto Davis Geks logró distanciar al Unión Financiera Baloncesto Oviedo a cuatro puntos desde la línea de tiros libres. Precisamente era el escolta letón el que anotaba desde la línea de tres puntos en la siguiente posesión, poniendo la máxima ventaja en el electrónico (13-20). Con 3:07 por disputarse, Ñete Bohigas pedía su primer tiempo muerto después de que la ventaja subiera a los diez puntos gracias a una gran acción de canasta y adicional de Nick Novak. Los últimos minutos del cuarto fueron de una mayor igualdad, con ambos conjuntos intercambiándose canastas, aunque con los asturianos manteniendo la ventaja a favor de once puntos. La última canasta del primer período la marcó Chema González, con una gran acción interior de saque de fondo en menos de tres segundos, que ponía el definitivo 18-32 en el electrónico.

El segundo período se inició con una menor anotación por parte de ambos conjuntos, provocando que en los primeros dos minutos del cuarto solo Zoran Vrkic fuera capaz de sumar dos puntos al marcador, hasta que Pol Olivier anotó dos triples consecutivos desde la esquina para acercar a Cáceres a los diez puntos (24-34), lo que hizo que Carles Marco solicitase su primer tiempo muerto del encuentro a falta de 7:17 para el descanso. El que consiguió desatascar la defensa del Cáceres fue Romaric Belemene, que en una gran acción en el poste bajo sacó un gancho para anotar. Los siguientes puntos del Unión Financiera Baloncesto Oviedo llegaron desde la línea de tres puntos gracias a Davis Geks y Zoran Vrkic. A pesar de que el OCB volvía a anotar con facilidad, Cáceres también encontraba el aro, por lo que la diferencia ni aumentaba ni se reducía. Por parte del conjunto dirigido por Ñete Bohigas era Pol Olivier el que seguía manteniendo a su equipo en el partido con su tercer triple en la noche. La acción más espectacular del encuentro la firmaba Chema González, al convertir un alley-oop a pase de Zoran Vrkic. Con tan solo 37 segundos para llegar al descanso, el Cáceres Patrimonio de la Humanidad solicitó un nuevo tiempo muerto tras una nueva canasta de Mouhamed Barro que ponía el 39-54 en el electrónico. Una vez más fue Chema González el encargado de sumar los dos puntos finales del cuarto, con una canasta sobre la bocina que situó el 39-56 en el electrónico del Multiusos de Cáceres al descanso del encuentro.

El tercer cuarto arrancó de la misma manera que el segundo, con tan solo una canasta de Zoran Vrkic en los primeros tres minutos del periodo. La baja anotación la rompió Chema González con un gran palmeo a su favor. De nuevo el pívot del OCB protagonizó una de las acciones del encuentro; a falta de 6 minutos para el final del cuarto, con un gran mate a pase de Fabio Santana, al que además le sacaba el tiro adicional para poner los veinte puntos de ventaja. A pesar de que en la siguiente acción, Grabauskas anotaba tres puntos con un dos más uno, Davis Geks subía de nuevo la ventaja a los veinte puntos desde la línea de tres puntos (46-66). En los minutos centrales del cuarto, era el Unión Financiera Baloncesto Oviedo el que mejor se encontraba en el partido, encontrando con facilidad el aro y haciendo que a falta de 2:47 para el final del período, la diferencia fuera de 48-70 a favor de los carbayones. La última acción del OCB llegó desde la línea de tiros libres, por medio de Nick Novak, que anotó los dos para poner el electrónico en 52-76 de cara a los últimos diez minutos del encuentro.

El último cuarto se inició con un ritmo bastante lento, propiciado por la gran diferencia en el marcador, con un Unión Financiera Baloncesto Oviedo alejándose poco a poco en el electrónico. De hecho, tras dos tiros libres anotados por Mouhamed Barro, el marcador del Multiusos de Cáceres mostraba una diferencia de treinta puntos (54-84). En los siguientes minutos, ambos equipos se fueron intercambiando canastas, en los que destacó Nick Novak por parte del Unión Financiera Baloncesto Oviedo y Grabauskas por parte del Cáceres Patrimonio de la Humanidad. A falta de 3:34 para el final del encuentro, Pol Olivier solo pudo aprovechar uno de los lanzamientos desde el tiro libre para acercar a los suyos en el marcador (65-93), aunque en la acción posterior del Cáceres, Pablo Gracia, uno de los juniors que subieron a ayudar al primer equipo, anotó su tercera canasta del encuentro. Los minutos finales del partido fueron de mayor anotación del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, aunque debido al momento del partido, era demasiado tarde para remontar y finalmente la victoria fue para el Unión Financiera Baloncesto Oviedo por el abultado marcador de 72-97.

EL MVP del Unión Financiera Baloncesto Oviedo fue Mouhamed Barro, con 26 de valoración, tras anotar 17 puntos, capturar ocho rebotes y recibir cuatro faltas durante los 23 minutos que estuvo en la cancha. Por parte del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, el jugador más destacado fue Luis Parejo, con una valoración de 23 (15 puntos, tres rebotes, tres asistencias y siete faltas recibidas).

CÁCERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (72): Corrales G. (2), Parejo L. (15), Pérez S. (-), Jakstas R. (15), Grabauskas R. (11), -cinco inicial- Olivier P. (21), Vasallo J. (-), keshinro A. (2), Gracia P. (6), Kasse V. (-) y Recio E. (-).

UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (97): Santana F. (6), Pérez V. (-), Geks D. (16), Karahodzic K. (5), Barro M. (17), -cinco inicial- Vrkic Z. (14), González C. (16), Novak N. (16) y Belemene R. (7).

Crónica: Dpt Comunicación Oviedo Baloncesto


 ACTEL FORÇA LLEIDA - RIO OURENSE TERMAL (73-77)

Foto:laregion.es

En la primera vuelta Roope Ahonen falló un tiro cómodo para ganar el partido y el COB acabó perdiendo en la prórroga. Ayer el escolta finlandés clavó un canastón clave a cinco segundos del final y su equipo sumó la décima victoria en once jornadas. Ganó en Lleida y parece haber entrado en un día de la marmota que pocos en la historia de esta competición pueden contar.

Entre borrascas al COB no deja de brillarle el sol en un momento de la temporada que no olvidará ninguno de sus integrantes pase lo que pase de aquí al final. Ha evolucionado de la impotencia absoluta a sentirse invencible sin ayuda de nadie. A martillo.

Esta vez empezó el partido con la suficiencia del que se siente poderoso y lo acabó con la mano de hierro del que tiene capacidad para ganar sin importarle lo que haga el rival. Así es ahora un COB que ya está virtualmente salvado y que tiene el play off a tiro. Increíble.

Sesteó con la defensa el equipo ourensano en los dos primeros cuartos. Se limitó a cumplir y contó con la coartada de que su 'portero titular' se cargó demasiado pronto con dos faltas. Pero, con o sin Rozitis, dejó una marcha sin meter ahí atrás.

Al Lleida le sirvió para ir casi siempre por delante. Sin brillo, pero con Karena haciendo daño en la zona y con Dukanovic creciéndose con el paso de los minutos. Los locales llegaron a ganar por siete en el segundo cuarto (33-26) y en el tercero (57-50), pero no pudieron nunca dar el paso más. Lo pagaron en el último cuarto.

El COB se puso a defender de verdad y le bastó para ganar. Incluso con varios malos ataques y poco acierto ganó el partido. El Lleida se quedó en 12 puntos en el último cuarto y siete fueron de tiro libre. Como le pasó al Prat hace una semana, no tuvo un solo ataque cómodo en el último cuarto y estuvo los dos últimos minutos sin anotar una canasta en juego (73-72).

Johnson anotó una buena penetración y luego recuperó un balón clave. Roope Ahonen anotó la canasta decisiva a cinco segundo del final (73-76). En el último ataque del Lleida el COB lo dejó sin poder sacar de banda con una defensa marca de la casa. Ahonen no perdonó desde el tiro libre y la undécima al zurrón. Quedan ocho partidos y al COB podría llegarle con cinco victorias para jugar el play off. Quién puede decirle que no.

Crónica: Jorge Ron / laregion.es

0 comentarios:

Publicar un comentario