sábado, 17 de marzo de 2018

CRONICAS LEB ORO J27 | CAFES CANDELAS BREOGAN SE RECUPERA DE LA DERROTA DE LA PASADA JORNADA GRACIAS A LA INESPERADA DERROTA DEL ICL MANRESA EN LOGROÑO, RIO OURENSE TERMAL YA ESTA EN ZONA DE PLEYOFF Y VIRTUALMENTE SALVADO MIENTRAS QUE MELILLA SUMA SU TERCERA DERROTA CONSECUTIVA (I)

 CAFES CANDELAS BREOGAN - FC BARCELONA LASSA (105-64)

Foto: Alberto López / lavozdegalicia.es

Volvió a ganar el Cafés Candelas Breogán en una jornada dulce en la que Manresa pinchó en Logroño contra Clavijo (73-61). Los de Natxo Lezkano se rehicieron de un mal inicio contra el Barça B imprimiendo velocidad a la circulación de balón y aprovechando los tiros liberados para avanzar en el marcador y evitar las peleas en una pintura blindada por Diagne. Antes del descanso, los lucenses navegaban ya por encima de los 20 puntos. La segunda parte fue una caída en picado de los azulgranas, que se precipitaron más allá de los 40 puntos y aunque buscaron un último arreón el marcador final delató la diferencia, 105-64. Clave en la derrota tan abultada de los catalanes fue la ausencia de Herun que les limitó por dentro.

Empezaron mejor los catalanes, más templados y aprovechando la envergadura de Diagne para imponerse en la pintura y recolectar las primeras ventajas. El Breo fallaba en sus ataques, impreciso, le podían las pérdidas y la falta de precisión de cara al aro. 2-9 en el marcador consumidos los cuatro primeros minutos, forzaron a Lezkano a pedir tiempo muerto. El técnico vasco utilizó dos rotaciones para tratar de desengrasar a los suyos. Uriz y Löfberg entraban en pista por Díaz y Fuzaro. La reacción afloró en los lucenses, que utilizaron la circulación rápida por la línea exterior para encontrar tiros liberados, poner más cabeza en ataque y recortar contra los de Julbe. Quedaba menos de un minuto y Rubio igualaba el electrónico desde la línea de tiros libres, Löfberg evitó una contra con un tapón y Demetrio cerró el parcial a tiempo para la primera ventaja celeste 20-18.

La consigna fue la misma tras la reanudación. Uriz, Quintela, Löfberg, Rubio y Demetrio saltaban a la cancha por los locales, Figueras, Esteban, Koom, Samanic y Titic lo hacían por los visitantes. Julbe no tardó en volver a ingresar a Diagné, cuando los tiros de Demtrio ponían el marcador a 24-18. Pero el Barcelona se dejó ir contra un Quintela electrizante y un Rubio que no se achicó ante el interior senegalés. La renta crecía al ritmo de la confianza y un triple de Díaz a casi dos minutos del descanso subía la diferencia hasta los 20 puntos.La falta de rotaciones interiores mermaba a los de Julbe, que sufrían cuando se sentaba el pívot senegalés.

Consiguieron los de catalanes frenar el ritmo de anotación del Breogán al inicio del tercer tiempo, pero tampoco sus ofensivas fracasaban contra una defensa rival más espabilada. La vuelta de Demetrio invitó al Barça B a parar el juego. 65-38 ponía el italobrasileño con autoridad para los celestes a poco más de cinco minutos. Con Diagne en el banquillo, la dupla de Rubio y Demetrio se hizo con el dominio en la pintura y el técnico catalán daba bola a sus jugadores exteriores. Un minuto para la recta final y era Lezkano el que pedía tiempo, 73-47.

No se relajaron los celestes en el último tiempo, a pesar de que el partido ya estaba roto y el triunfo era cantado. Como le tocó a Clavijo, el Barcelona B iba a sufrir el hambre de un ganador que suma dos partidos sin ver la victoria. Los triples de Díaz, las penetraciones de Fuzaro o los rebotes de Stainbrook mantuvieron una renta ascendente que a falta de seis minutos para el final creció hasta los 40 puntos. Quedaban cuatro minutos y la grada empezó a corear el nombre de Kabasele para que el interior tuviera minutos.

Breogán, 105: Díaz (13), Arco (5), Fuzaro (6), Emir (12), Stainbrook (10) -quinteto inicial- Uriz (5), Löfeberg (8), Rubio (12), Demetrio (20), Quintela (10), Cebular (2)

Barça B, 64: Figueras, Font (11), Dedovic (13), Martínez (7) y Diagné (11) -quinteto inicial- Koon (7), Esteban (9), Samanic (6), Titic

Crónica: Marta de Dios / lavozdegalicia.es


 CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID - ACTEL FORÇA LLEIDA (75-60)

Foto: CBC Valladolid

El mejor partido del Carramimbre en lo que va de año también lo ha sido por su valía. La duodécima victoria que puede significar la permanencia en la LEB Oro llegó tras una exhibición ante Actel Lleida (75-60), fraguada desde la defensa. Álex Reyes, Óscar Alvarado y Max Hopfgartner brillaron especialmente en un partido que hizo vibrar a Pisuerga y que vale su peso en Oro.

Reyes y la defensa golpean primero

Sabedor de que la victoria hoy era de capital importancia para evadirse de la peligrosa espiral en la que estaba sumido, el Carramimbre CBC Valladolid empezó el partido, jaleado por su grada, a un gran nivel. Con la inclusión de Reyes como titular, Paco García sorprendió a los pupilos de Comenge que no supieron cómo frenar a Kok y Sergio en los primeros compases. Dukanovic, la principal amenaza se iba con apenas dos puntos y 0/4 en tiros al término del primer cuarto (20-20)

Era Ogungbemi el que mantenía a los suyos en el partido con un triple sobre la bocina que cerraba el primer acto. La actuación estelar de Reyes, con siete puntos, quedaba difuminada por el acierto desde los tiros libres de los hombres de negro. Tocaba apretar en defensa y el equipo dio un paso adelante en las líneas de pase y provocando tiros forzados de los rivales. El resultado, un 16-6 de parcial que, con Chatman como estilete, permitió a las ardillas soñar con la victoria, pues se marcharon al descanso 36-26.

Pisuerga desencadena la tormenta

Tras el paso por vestuarios, con una renta de diez favorable para los locales, el Carramimbre CBC Valladolid se desató. Con Gantt secando a Dukanovic, las ardillas tomaron el control del partido y del marcador. Un nuevo triple de Reyes advertía de lo que estaba por venir. Alvarado estaba excelso en la anotación, Max y Reyes abrían el campo con sus tiros desde la larga distancia y Jito dominaba bajo tableros. Era la tormenta perfecta.

Incluso Lamont Barnes, que no sabía lo que era ganar desde su llegada a Valladolid, se tiró por los suelos para coger los rebotes. Pronto se desató la locura en la grada cuando las ventajas superaban los veinte puntos. Pisuerga era una fiesta y un Lleida desbordado solo pudo ser testigo del mejor partido del Carramimbre CBC Valladolid en este 2018. En el día en el que las más de 300 ardillas que conforman la cantera y la base del club, la entrada de Paniagua, el esfuerzo de Asti y los aplausos de la afición fueron un ejemplo de que si se quiere, se puede. Sin tiempo para disfrutar de la victoria, el equipo piensa ya en su cita del próximo martes en Cáceres.

Crónica: Dpt Comunicación CBC Valladolid


 RIO OURENSE TERMAL - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (90-72)

Foto: Ourense Baloncesto

Este viernes, el Rio Ourense Termal sumó su sexta victoria consecutiva ante Cáceres, la undécima en los últimos doce partidos y la duodécima de la temporada, un éxito y remontada sin apenas precedentes en la liga que permite, por primera vez en el curso, dormir al equipo de Gonzalo García de Vitoria en puestos de Playoff de ascenso a ACB.

Todavía queda por jugarse el partido de Araberri y al final de la semana todo puede variar, pero tras llegar al 30 de diciembre con solo una victoria, pocos habrían creído aunque se lo contasen del futuro que esta remontada sería posible. Pero lo ha sido y la última víctima ha sido Cáceres, un equipo que llegaba con las bajas importantes de Ward, Rakocevic y Dani Martínez y que pese a ello siempre compitió, llegando a prácticamente el descanso totalmente metido en partido.

Poco a poco, con un enorme acierto exterior, el Rio Ourense Termal aumentó la ventaja, marchándose al final del tercer cuarto por una máxima de veinticuatro puntos de diferencia (74-50). Ese fue el fin, y el público ourensano disfrutó de un último cuarto donde todos participaron y donde todos recibieron una más que merecida ovación. Puede faltar una victoria, pero las cuentas más habituales de la LEB Oro dicen que doce victorias suelen ser suficientes para salvarse. Ourense ya las tiene.

Un Cáceres peleón en el inicio

Volviendo propiamente al partido, cabe destacar que el Rio Ourense Termal tuvo claro que ante un equipo con una rotación justa y castigado por las lesiones el ritmo alto y el movimiento de balón en ataque debía hacer daño, y así fue. Con Uzas repartiendo asistencias y Johnson y Rozitis actuando como principales ejecutores, las primeras ventajas fueron ourensanas (10-2), obligando a que Ñete Bohigas parase muy pronto el partido para reajustar con sus jugadores. Con un juego colectivo excelente de los ourensanos, las diferencias se mantenían (15-7), y no fue hasta la aparición del juego físico de Keshinro y las apariciones talentosas de Parejo cuando Cáceres comenzó a acercarse en el marcador. Al final del cuarto, el resultado marcaba un 20-18 para el Rio Ourense Termal, que no había conseguido hacer efectivo su dominio en el marcador.

Ourense se lleva una leve ventaja al descanso

En el segundo cuarto, Ñete Bohigas comenzó cargando de balones en poste bajo a Jakstas y Grabauskas, y la pareja lituana comenzó respondiendo, igualando el partido muy pronto en el segundo cuarto. Poco a poco, el partido perdía fluidez, y en segundas acciones Ndoye y Trist eran quienes ponían nuevamente por delante a nuestro equipo en el marcador. Dos triples de mérito de Ahonen y otro de Reggie Johnson parecieron dispararnos, pero Sergio Pérez Anagnostou, Corrales y Parejo respondían y el partido seguía vivo (41-35). Un nuevo triple frontal de Trist respondido por Olivier y otro para Ahonen cerraban el festival de acierto exterior, un éxito que permitía que pese a no mostrar su mejor juego en el segundo cuarto, el Rio Ourense Termal mandase en el partido al descanso (48-40).

El Rio Ourense Termal rompe el partido en el tercer cuarto

Tras el regreso de los vestuarios, el Rio Ourense Termal no comenzó mostrando su mejor cara ofensiva, pero atrás contenía perfectamente a Cáceres y propiciaba que la diferencia tan solo se elevase con el paso de los minutos. De este modo, con Reggie Johnson y Jhornan Zamora como principales ejecutores atacando el aro con destreza, pronto el Rio Ourense Termal vencía por más de diez (59-46). Cáceres acusaba el cansancio y tan solo Corrales, acertado en la media distancia, conseguía anotar con solvencia, propiciando que la diferencia en ningún momento se redujera. En los trece puntos se mantuvo varios minutos, pero el gran movimiento de balón y la vuelta a la perfección en el plan de partido original del Rio Ourense Termal no tardaron en elevarla. Con Johnson, Rozitis y Ahonen como principales exponentes, el conjunto ourensano cerraba el cuarto y el partido con un contundente parcial de diez a cero (74-50).

Un último cuarto sin historia

Con el basketaverage en +9 para los cacereños de la ida, el objetivo estaba tras entrar al último cuarto ganando de veinticuatro en llevarse el premio doble de este partido. Pero Gonzalo rotó y las cosas no comenzaron bien en el último cuarto, sumando un parcial de 0-10 que acercaba muy pronto a Cáceres a catorce. En esas, el Rio Ourense Termal no perdió la paciencia y continuó jugando, y poco a poco la diferencia comenzó nuevamente a elevarse. Hubo minutos para todos y todos aportaron, y con cinco minutos para el final el marcador ya mostraba nuevamente un cómodo 82-63.

Al final, la victoria cobista fue por dieciocho, 90-72. Toca recuperar y preparar el partido del miércoles como visitantes en Melilla. Al Pazo también regresamos pronto, el próximo domingo 25 de marzo a las 19.00 horas. ¡Os esperamos!

Rio Ourense Termal (90): Reggie Johnson (18), Zamora (15), Uzas (2), Manzano (7), Rozitis (14) –cinco inicial- Ahonen (14), Trist (10), Martín Rodríguez (2), Moreno (4), Maura (-), Kohs (-) y Ndoye (4).

Cáceres P. de la Humanidad (72): Corrales (13), Parejo (13), Saunders (4), Sergio Pérez (5), Grabauskas (8) –cinco inicial- Olivier (10), Gracia (2), Kasse (-), Jakstas (8) y Keshinro (9).

Crónica: Ourense Baloncesto


 CLUB MELILLA BALONCESTO - UNION FINANCIERA BTO. OVIEDO (61-64)

Foto: Nuria Rioja

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo logró un importante triunfo ante el Melilla Baloncesto en el Pabellón Javier Imbroda. Los de Carles Marco, basándose en una buena defensa, consiguieron la victoria por 61-64. El cuadro carbayón se impone ante un rival directo en la tabla y se hace por primera vez en su historia con un triunfo en la Ciudad Autónoma. La segunda salida consecutiva para el equipo asturiano se salda de manera positiva. El próximo martes, los carbayones visitarán al Tau Castelló a partir de las 20:45 horas.

En los primeros minutos del encuentro se produjo un aluvión ofensivo por parte del conjunto asturiano. Los de Carles Marco lograron un 0-8 de parcial en apenas tres minutos de juego. Las canastas de Barro, Karahodzic y Fabio Santana daban una ventaja cómoda a los asturianos e incluso el pívot senegalés pudo aumentar la renta con dos tiros libres. Sin embargo, Melilla no se rindió y devolvió la moneda al Unión Financiera Baloncesto Oviedo con un 9-0 de parcial. El partido entró en una fase de igualdad donde se produjo un intercambio de golpes hasta llegar al final del periodo. Cada canasta del equipo asturiano era contrarrestada por la anotación local. Víctor Pérez rompió la sequía a falta de tres minutos para el final del periodo y en las siguientes acciones Nick Novak anotó sus primeros cuatro puntos en el duelo. La última canasta de este cuarto fue obra de Chema González, quien consiguió transformar un 2+1 a falta de 39 segundos.

En el segundo cuarto se repitió el guión del final del primero. Mamadou Samb hizo las primeras canastas para los melillenses, pero primero Zoran Vrkic y después Davis Geks contrarrestaron las acciones locales. Dos tiros libres de Chema González situaron a los carbayones por delante, pero Melilla consiguió romper la igualdad para distanciarse a tres puntos (26-23). Se produjo entonces el debut de Mike Carlson con la camiseta carbayona. Le bastaron once segundos sobre el parquet para anotar su primera canasta como jugador del Unión Financiera Baloncesto Oviedo. Las canastas de Kapelan y Fran Guerra dieron a los locales la máxima diferencia en la primera mitad (30-25). Los asturianos reaccionaron. Vrkic recortó distancias y Fabio Santana situó al Oviedo Baloncesto a un punto (31-30). Siguió el intercambio de golpes, pero un inspirado Santana consiguió empatar el duelo tras anotar uno de los dos tiros libres después de recibir una antideportiva. Belemene dio ventaja a los carbayones y pese a los tres puntos del pívot local Fran Guerra, una canasta de Kenan Karahodzic antes de llegar al descanso hizo que los asturianos mantuviesen su ventaja (36-37).

Tras la reanudación, el equipo carbayón salió nuevamente enchufado. Una canasta de Barro les hacía aumentar su renta, aunque Pablo Almazán anotó rápidamente para los locales. Un triple de Víctor Pérez permitió al Unión Financiera conseguir cuatro puntos de ventaja. Los locales consiguieron darle la vuelta al marcador hasta situarse con un 43-42, gracias a dos tiros libres anotados por el base Dani Rodríguez. Durante los siguientes minutos se produjo un nuevo intercambio de golpes. Geks anotó para los carbayones y Javi Lucas para los melillenses. Los asturianos se volvieron a distanciar, en esta ocasión con canastas de Víctor Pérez y Nick Novak. El tiro libre anotado por Fall no ensombreció las últimas acciones de los de Carles Marco, que terminaron el cuarto con un 46-52 en el marcador.

Al Unión Financiera Baloncesto Oviedo le iba a tocar sufrir en el último cuarto. Los diez minutos definitivos arrancaron con un triple de Rubio, pero rápidamente los carbayones cogieron distancia. Dos puntos de Nick Novak y un triple de Davis Geks situaron a los de Carles Marco a ocho puntos de distancia. La diferencia aumentó con dos tiros libres convertidos por Nick Novak (49-59 a 7:14 para el final). Los de Alejandro Alcoba redujeron distancias con una canasta de Pablo Almazán, pero Geks convirtió uno de los dos tiros libres cuando los carbayones tuvieron ocasión de lanzar desde la línea de 4,60 de nuevo. Fabio Santana logró una canasta que acercaba la victoria a los asturianos con menos de dos minutos por jugarse (53-62). Pero no todo estaba escrito. Melilla consiguió dos triples en las dos siguientes acciones, por mediación de Kapelan y Djuran, y el equipo local redujo la distancia a tres puntos, con un minuto por disputarse. Víctor Pérez no falló desde la línea de personal (59-64), pero Fran Guerra acertó en la siguiente acción de ataque. Los locales, eso sí, no pudieron convertir el triple final en la última posesión, que hubiera forzado la próroga.

Tres jugadores del Unión Financiera Baloncesto Oviedo fueron los más valorados. Fabio Santana, Víctor Pérez y Chema González lograron 12 créditos cada uno. El base canario anotó 11 puntos, capturó cinco rebotes, repartió tres asistencias y recibió tres faltas. El escolta sevillano logró 11 puntos, se hizo con tres rebotes, otorgó una asistencia y fue objeto de dos faltas, mientras que el pívot aragonés fue el autor de siete puntos, atrapó cinco rebotes, dio una asistencia y recibió tres personales. Por parte del Melilla Baloncesto, el jugador mejor valorado fue Fran Guerra, con 17 créditos (11 puntos, nueve rebotes, una asistencia).

MELILLA BALONCESTO (61): Rodríguez D. (6), Djuran F. (6), Almazán P. (5), Lucas J. (3), Guerra F. (11) –cinco inicial- Samb M. (8), Kapelan D. (10), Durán E. (4), Rubio J. (3) y Fall M. (5).

UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (64): Santana F. (11), Pérez V. (11), Geks D. (8), Karahodzic K. (4), Barro M. (4) –cinco inicial- Carlson M. (2), Vrkic Z. (3), González C. (7), Novak N. (10) y Belemene R. (4).

Crónica: Dpt Comunicación Oviedo Baloncesto


 LEYMA CORUÑA - TAU CASTELLO (64-52)

Foto: Nando Martínez

Cuarta victoria seguida del Leyma Coruña y esta, con valor doble. Porque al imponerse ayer al Castelló por 64-52, gracias a su buen hacer defensivo e impulsado por cuatro triples seguidos en el inicio del último cuarto, le arrebata la sexta plaza y, además, le gana el basquetaverage particular. Un paso importante para los naranjas dada la igualdad en la clasificación de LEB Oro, un salto de calidad que le hace estar más cerca de Melilla, que ocupa la quinta plaza a dos triunfos, que del noveno, el Ourense, que marca el límite del play off de ascenso con tres victorias menos que las 15 del equipo que dirige Aranzana.

No lo tuvo fácil. Los visitantes fueron superiores en el primer cuarto -que terminó 12-16- y parte del segundo. El Leyma, sin Monaghan, no encontraba el ritmo ofensivo e iba anotando a cuentagotas. Marcó un punto de inflexión el 15-25. Con los diez puntos de desventaja el técnico local solicitó tiempo muerto. En poco ya había remontado e incluso se había puesto por delante con una canasta de Flis (28-27). El duelo entre Sonseca y Rowley bajo canasta echaba chispas. Al descanso, máxima igualdad (32-33).

El Leyma subió el nivel en defensa. Ángel Hernández lideró esta faceta, con recuperaciones y un marcaje férreo sobre Ott. Venía de anotar 31 puntos ante Sammic. Ayer se quedó en 6. Llegaron las primeras ventajas significativas, sobre todo tras los triples de Flis y el capitán (48-37). Tres faltas en ataque seguidas impidieron que aumentara la brecha. El Castelló seguía vivo al cierre del tercer cuarto (50-44). El inicio del último le fulminaría definitivamente. Tardó en anotar y el Leyma lo hacía solo de tres puntos. Una serie de cuatro triples (Cooney, Gilling, Sanz y Gilling) que fueron definitivos. La defensa hacía el resto. Se espesó el juego en los últimos minutos. Castelló solo hizo 8 puntos, los locales, 14. El marcador quedó raquítico pero contundente.

LEYMA CORUÑA: Monaghan (7), Hernández (8), Gilling (12), Flis (7), Olmos (8) –cinco inicial--; Sanz (5), Hernández-Sonseca (12), Cooney (4), Chuku (1), Ferreiro, Torres y Abia . 20 faltas. Sin eliminados.

TAU CASTELLÓ: Faner (2), Sabonis(2), Ott(6), J.GArcía(2), Rowley (12); quinteto inicial – , Steinarsson (5) , García (2), Bas , Gatell(12) y Nkalouou (5) . 16 Faltas. Sin eliminados.

Crónica: M.V / laopinioncoruna.es


 CB. CLAVIJO - ICL MANRESA (73-61)

Foto: Basquet Manresa

El ICL Manresa pagó el hecho de no empezar bien, y no reaccionar a la pista del colista. Los del Bages cayeron por 12 puntos de diferencia ante el CB Clavijo que, por otra parte, planteó un buen partido. Sólo Costa y Martín, junto con Gintvainis, llegaron a los 10 puntos. Poca pólvora y un mal partido que aleja el liderazgo que hace 2 días asediaba la ICL Manresa.

Inicio igualado y primera canasta del ICL Manresa. Empezaban los errores en ataque y las imprecisiones que los Bages pagarían caras, y se adelantaban los locales aunque el equipo se rehacía con dos triples de Martín y empataba el partido a 12. Un triple de Allen ponía por delante a los rojos , pero el empuje de los locales les ponía por delante después de los primeros 10 minutos, 21-17.

En el segundo cuarto, reacción del ICL Manresa que se ponía las pilas en defensa y dejaba el CB Clavijo con 11 puntos. Un 2 más 1 de Sakho, una bandeja del congoleño y un triple posterior de Gintvainis abrían un pequeño agujero, que más tarde ensanchar el propio gintvainis y una bandeja del mataroní Dani Garcia. Al descanso, 6 puntos de ventaja.

Tras el paso por los vestuarios, reacción local, que anotaban desde todas las distancias, mientras el Manresa quedaba atascado. Un triple de Costa mantenía por delante los de Aleix Duran, pero un 2 más 1 de los locales y los tiros libres que saber buscar los de la Rioja los ponían 7 por encima. Habían dado la vuelta al partido.

El ICL Manresa debía remontar esta distancia, pero en el último cuarto sólo se anotaron 8 puntos. Juego trabado, canastas al límite y buena administración de la ventaja del Clavijo, que beneficiarse de las pérdidas y los errores manresanos, que se acentuaron en el tramo final del partido hasta que no hubo nada que hacer. Un triple de Costa daba esperanzas, pero ya quedaba demasiado poco, y los locales encontraron agujeros en defensa, y capturaron 17 rebotes más que los manresanos, hecho que marcó todo el partido.

73 CB Clavijo | Coggins 7, Adala 6, Cabot 13, Yates 16 y Quintela 9; William, Bravo, Roland, Bieshaar 4, Martínez, Phillip 18.

61 ICL Manresa | Costa 12, Lundberg 2, Allen 7, Martín 12 y Trias 7; Hamilton 4, Sakho 5, Brià, García 2, Muñoz y Gitvainis 10.

Crónica: Basquet Manresa

0 comentarios:

Publicar un comentario