domingo, 11 de marzo de 2018

CRONICAS LEB PLATA J24 | LOS TRES DE ARRIBA NO FALLAN EN POST DEL ASCENSO DIRECTO (II)

 CB EXTREMADURA PLASENCIA - FUNDACION GLOBALCAJA LA RODA (77-80)

Foto: PALMA / hoy.es

Va a hacer mucha pupa la derrota del Extremadura Plasencia ante La Roda. No por el hecho de perder, ya que era una posibilidad que formaba parte de la lógica al tener delante a uno de los equipos que componen el triunvirato de cabeza. Va a hacer mucho daño por la forma en la que cobró forma: con el partido controlado en el tercer cuarto, con ventajas dilapidadas por tener a Adrián Fuentes en el banquillo (tanto en el segundo cuarto como en el tercero) y por volver a mostrar una nulidad absoluta en sacar adelante los partidos con final ajustado.

Y va a costar mucho recuperar a varios jugadores. Michael Mendes no jugó un solo minuto, Dylan Poston se fue lanzando un desplante al técnico y Bayle marchándose a casa más cabreado que una mona.

Va a costar recomponer la plantilla justo cuando en seis jornadas se ha de certificar la permanencia o decir adiós a la LEB Plata. Y las sensaciones no son nada buenas, sobre todo entre los aficionados. Ven que el equipo hace todo lo que tiene que hacer para ganar, pero que los partidos se escapan en insignificantes matices.

Por ejemplo, pocos entienden que Adrián Fuentes se fuera al banco con 18 puntos en los primeros diez minutos (26-17). Se fue para dosificarse ante la lesión de Miguel Martínez y, cuando regresó, ya no tenía las mismas sensaciones y la ventaja ya había desaparecido al descanso (49-46), con La Roda poniéndose las botas desde los 6,75.

Algo parecido sucedió en el tercer cuarto. Con Fuentes, el Plasencia recuperó la ventaja (64-52). Se sentó y en un par de minutos tuvo que entrar volando porque Bayle no era capaz de lidiar con su nuevo rol de base.

La Roda venía enfilado y logró remontar. Todo se jugó en el último minuto. El equipo manchego anotó para cobrar ventaja y el Plasencia a lo suyo: falló un triple, perdió un balón y en la última acción fue incapaz de poner el balón en juego.

EXTREMADURA PLASENCIA: Adrián Fuentes (22), Rafa Casanova (8), Fernando Sierra (7), Mario Álvarez (10), Seydoo Aboubacar (19) -cinco inicial-, Pablo Bayle (2), Dylan Poston (3) y Álex Galán (6).

FUNDACIÓN GLOBALCAJA LA RODA: Adrián Fuentes (22), Rafa Casanova (8), Fernando Sierra (7), Mario Álvarez (10), Seydoo Aboubacar (19) -cinco inicial-, Pablo Bayle (2), Dylan Poston (3) y Álex Galán (6).

Crónica: Juan Carlos Ramos / hoy.es


 TORRONS VICENS - C.B. L´HOSPIT - HLA ALICANTE (85-93)

Foto: C.B L ´Hospitalet

Quizá se puedan buscar muchos motivos para explicar cómo el HLA Alicante dejó esfumar una máxima diferencia de 21 puntos en el último cuarto y haciendo un gran baloncesto durante los tres primeros cuartos y gran parte del último. Puede ser relajación, bloqueo en ataque, consumir en exceso la posesión sin buscar tiros liberados, que el rival se crezca ante tu propio atasco.... Sea lo que fuere, el equipo alicantino tuvo que llegar a una prórroga para sumar su decimoctavo triunfo de la temporada (cuarto de manera consecutiva) para seguir líder de la LEB Plata. Al final ganó al Torrons Vicens L’Hospitalet por 85-93, si bien en los últimos minutos a muchos se le vino a la mente el partido ante Arcos Albacete, que se perdió en la prórroga tras ir ganando prácticamente todo el choque. Pero esta vez la moneda cayó del lado lucentino. Sólo quedan seis finales más.

A pesar que fue el quinteto barcelonés quien comenzó mandando en el electrónico con un inspirado Johan Kody, el cinco de David Varela comenzó a carburar cuando Orion Outerbridge calentó su mano. El ala-pívot de Boston fue el motor de los alicantinos en ataque, puesto que anotó diez puntos en otros tantos minutos. La primera delantera que cogieron los visitantes fue en el minuto 5 (6-7), si bien a partir de ese momento el marcador cayó en alternancias. Los catalanes echaban mano para anotar del ex lucentino Kody y de Edgar San Epifanio, puesto que la gran defensa individual que realizaron los jugadores del Lucentum sobre el mejor hombre local, Devin Schmithd, sólo le dejaron en tres puntos al final de los dos primeros cuartos. Asimismo, en los dos últimos minutos, el plantel alicantino aprovechó su intensidad defensiva para robar balones (tanto de Lafuente como de Kingsley) para conseguir correr y acabar fácil. De esta manera llegó un parcial de 0-8 que cerró el cuarto con 19-27.

El segundo episodio del partido arrancó con la inercia positiva del HLA Alicante, que arrastraba de los primeros diez minutos. Un triple de Zach Grossenbacher colocó el 21-32 (m.12) y obligó al técnico del Torrons, Jorge Tarragona, a pedir tiempo muerto y recomponer ideas. Si en el acto inicial fue Orion quien tiró del carro anotador de los del Pedro Ferrándiz, en el siguiente fue Jorge Lafuente. El alero oscense anotó nueve puntos y aportó mucha dureza atrás, como todo el equipo. Siete puntos consecutivos de Kody permitió a L’Hospitalet lograr un parcial de 7-0 que puso a los locales a cinco puntos (35-40). Pero los alicantinos no querían verse sorprendidos y continuaron su buena hoja de ruta tanto en labores defensivas como ofensivas para finiquitar el segundo periodo 37-47.

La tónica no variaría tras el descanso. Dos triples (uno de Lafuente y otro de Lobo) pusieron el 39-53 en el minuto 23. El buen trabajo defensivo y la acertada circulación de balón en ataque daban opciones de anotar con claridad y de que el adversario no anotara. Aun hubo tiempo para deleite del grupo de seguidores de la Kali Nord que se desplazó hasta Barcelona. Una canasta de Zach Grossenbacher puso el 43-60 (m.28) sin que, hasta ese momento, nadie pudiera frenar a los de Varela, que sellaron el tercer acto 46-61.

Otro arranque espectacular del HLA Alicante sirvió para seguir pasando el rodillo sin remisión. La formación alicantina comenzó teniendo 21 puntos de renta (47-68, m.32) tras canasta de Amadou Sidibe. Todo parecía ir como la seda. Un baloncesto alegre, viendo aro con facilidad y sin presión del oponente. Hasta que llegó el minuto 36. A partir de ahí, un parcial de 8-0 de los hombres de Jorge Tarragona empieza a generar dudas en los lucentinos (se pasó de 56-75 a 64-75) y Varela pidió tiempo muerto. Otro parcial de 8-2 puso a los locales cinco abajo y ahí las dudas se convirtieron en preocupación porque sólo faltaba 1’31’’ para acabar. Las imprecisiones en el tiro y alguna pérdida de balón, más el acierto del equipo catalán apretó los guarismos. Con 78-79, Amadou Sidibe anotó dos tiros libres, pero la última posesión fue para L’Hospitalet. Tiempo muerto de Tarragona para sacar desde la línea divisoria de los dos campos y jugada de pizarra para que Edgar San Epifanio anote un triple marca de la casa desde más allá de ocho metros y empatara a 81.

En la prórroga, los jugadores del Lucentum se conjuraron para sacar un partido que tenían resuelto y, entre Kingsley, Amadou, Rivero y Lobo sentenciaron al luchador bloque barcelonés, que llegó al tiempo extra fundido. El próximo viernes 16 de marzo (20.45 horas) espera el Basket Navarra, que en su partido de esta jornada se impuso a Ávila por 76-67.

85 -Torrons Vicens L'Hospitalet (19+18+9+35+4): Bassas (5), Kody (14), García (14), San Epifanio (15) y Schmidt (10) –cinco inicial- Gelazonia (11), Rodríguez (7), Guia (2), Cheda (3), Kibi (0) y Gallardo (4).

93 - HLA Alicante (27+20+14+20+12): Lobo (14), Outerbridge (14), Rivero (10), Sidibe (14) y Lafuente (15) –cinco inicial- Fernández (2), Chapela (8), Kingsley (11), Díaz (0) y Grossenbacher (5).

Crónica: Gustavo Sirvent / alicanteplaza.es


 ACEITUNAS FRAGATA MORÓN - REAL MURCIA BALONCESTO (70-66)

Foto: Juan Vázquez

Partidazo el vivido en la jornada 24 en el Pabellón Alameda con dos protagonistas de lujo. Aceitunas Fragata Morón y Real Murcia Baloncesto ofrecieron un encuentro épico para el aficionado. Los dos se jugaban mucho en esta jornada y la balanza cayó del lado de Aceitunas Fragata Morón gracias a un soberbio Cheick Conde, asistido por José Antonio Marco (el tío más generoso del mundo: 11 asistencias dio esta tarde). El dúo icónico del club contribuyó a que el Pabellón Alameda siga siendo un fortín, en el que solo se ha cedido una derrota.

Un partido igualadísimo al máximo que comenzó a favor del Aceitunas Fragata Morón en el marcador gracias al buen inicio de Taylor Cameron y Cheick Conde. Controlaba bien el ritmo el equipo de Rafa Rufián durante los primeros compases del partido, hasta que Armando Gómez dio entrada a su artillería pesada. Matagrano comenzó a hacer mucho daño al equipo gracias a un socio de altura, Jasen. El argentino y el americano funcionaban bien, como un perfecto engranaje que acercaba a su equipo. Peleaban cada balón como si fuese el último y consiguiendo el empate a 15 con un triple de Samu Alcázar.

El segundo cuarto comenzaba con esa misma igualdad, pero fue Real Murcia Baloncesto quien impuso un poco más su juego, a pesar de que Jasen se puso con un tercera falta, que aplazó la conexión americana para su equipo. Flannery y Franceschi se echaban en ese momento al equipo visitante a la espalda, pero Aceitunas Fragata Morón no bajaba los brazos. Juan Toledo volvía al Alameda con un triple y Conde anotó un mate espectacular para poner al Aceitunas Fragata Morón de nuevo por delante. Pero una falta en los últimos instantes a Matagrano posibilitaron que los murcianos empatasen al descaso, con la igualdad al máximo. 33-33.

La segunda mitad empezaba con Matagrano enchufado, provocando faltas y anotando canastas importantes para devolver la ventaja a su equipo, que se ponía con 5 de ventaja. No estaban claras las sensaciones y Jasen empezaba una visita constante a la línea de personal. 3 tiros libres anotados estiraban esa ventaja y Aceitunas Fragata Morón necesitaba una reacción. La consiguió con el protagonismo de Conde y Marco: el primero hizo un taponazo y el segundo metió un triple vital que encendió al Alameda. A pesar de que Jasen seguía anotando, el Aceitunas Fragata Morón estaba empezando a gustarse: la defensa funcionaba muy bien y en ataque salían las cosas. Jugadas espectaculares terminaban con mates de Conde o situaciones ideales para que Jiménez empezase a encender la grada con sus triples. El equipo no pudo irse con una ventaja superior a un punto porque Matt Don anotó un canastón para seguir con la máxima igualdad, aunque esta vez, el equipo local mandaba. 51-50.

Por delante quedaban 10 minutos de máxima emoción, con Aceitunas Fragata Morón llevando más el peso del ataque, con Conde imperial. Pisaba el acelerador el equipo, pero hay que recordar que Real Murcia Baloncesto es un equipazo. Jasen seguía a lo suyo, provocando faltas y encestando sin parar, aprovechando los errores en minutos de incertidumbre de Morón y se volvió a poner el partido en un puño a falta de dos minutos y medio de partido. Pero Jiménez y Conde se erigieron en salvadores, el primero con un triple, el segundo con un mate definitivo, que culminaba una enorme jugada de Morón y certificaba su espectacular MVP: 30 puntos, 37 de valoración, 4 rebotes.

Aceitunas Fragata Moró consigue una victoria importantísima para afrontar el tramo final de una LEB Plata que no podría estar más emocionante sin tener que contar con un millar de desfibriladores para sus aficionados. Bendito baloncesto.

Crónica: Juan Luis Mármol


 COVIRAN GRANADA - ARCOS ALBACETE BASKET (77-64)

Foto: Agencia Garnata

Décimo octava victoria del Coviran Granada, que se impuso por 77-64 al Arcos Albacete Basket. Los rojinegros fueron preparando su victoria para darle un golpe final en el último cuarto tras triples de Corts, De Cobos y Rodríguez. Los dos jugadores granadinos fueron los máximos anotadores del choque. El base se fue hasta los 18 puntos, mientras que el escolta sumó 19. Ambos anotaron cuatro triples. La defensa local fue crucial, como demuestran los 9 puntos y -2 de valoración de Garret Covington.

Es uno de los máximos anotadores de la liga LEB Plata y empezó el encuentro con un triple. Covington inauguró el marcador del Palacio de Deportes. Javi Marín y Otero ampliaron la diferencia hasta el 3-8. El estadounidense y Otero pusieron el 5-12 en el marcador, pero ahí llegó la reacción local. El equipo de Pablo Pin encadenó un parcial de 10-2 liderado por Eloy Almazán, Carlos Corts, Manu Rodríguez y Alejandro Bortolussi.

Ferran Torres anotó la primera canasta del segundo acto y Alfredo Gálvez paró el partido. El catalán continuó en estado de gracia y amplió la diferencia. Manu Rodríguez y Carlos Corts elevaron la ventaja rojinegra (26-18). Otero y Fox anotaron sendos triples que acercaron al Arcos Albacete Basket. Un triple de Carlos de Cobos y un técnica pitada a Alfredo Gálvez permitieron que el Coviran Granada gozara de la máxima distancia con respecto a su rival a la conclusión del primer tiempo (41-27).

Eloy Almazán y Devin Wright ampliaron la diferencia tras el paso por vestuarios, pero Ortega y Babatunde respondieron cada intento de los locales por romper el partido. Covington, Marín y Ortega motivaron el tiempo muerto de Pablo Pin (50-42). El Arcos Albacete Basket se llegó a poner a solo seis puntos (52-46), pero una antideportiva de Uge Gómez fue aprovechada por Corts para darle aire a su equipo en pos del último acto.

Los últimos diez minutos de partido se inauguraron con un triple de Manu Rodríguez que tuvo continuación con una canasta de Ferran Torres. Ortega anotó cinco puntos seguidos y Pablo Pin llamó a filas a sus jugadores con el resultado de 61-53 a falta de 5:53 para el final. Carlos Corts continuó en estado de gracia y anotó un triple para darle medio partido al Coviran Granada. Carlos de Cobos se sumó a la fiesta de su tocayo con otro lanzamiento de tres puntos que se convirtió prácticamente en un jaque mate de los rojinegros (67-53). Gálvez pidió tiempo muerto, pero dos triples seguidos de Manu Rodríguez y Carlos Corts convirtieron en un trámite los últimos 2 minutos y 39 segundos de partido.

El Coviran Granada volvió a ganar gracias a una gran actuación sobre el cuarto clasificado. El equipo de Pablo Pin mostró una de sus mejores versiones tanto en ataque como en defensa y coge moral de cara al desplazamiento a Madrid de la próxima semana.

Coviran Granada: Eloy Almazán 6, Carlos de Cobos 10, Devin Wright 6, Germán Martínez 0 y David Iriarte 1 – quinteto titular – Carlos Corts 18, Manu Rodríguez 19, Alo Marín 2, Ferran Torres 6, Maodo Nguirane 6 y Alejandro Bortolussi 3.

Arcos Albacete Basket: José Ortega 13, Javi Marín 6, Georvys Elías 6, Garret Covington 9 y José Luis Otero 14 - quinteto titular- Ángel Vázquez 2, David Maldonado 0, Álvaro Picazo 0, Diego Fox 5, Eugenio Gómez 0, Babatunde 6 y Tyler Livingston 3.

Crónica: Dpt Comunicación Fundación C.B Granada


 AQUIMISA LABORATORIOS-QUESO ZAMORANO - REAL CANOE N.C. (91-83)

Foto: José Luis Fernández
laopiniondezamora.es

El Aquimisa Queso Zamorano sumó ayer su cuarta victoria consecutiva en casa y mantiene su ilusión por conseguir la salvación cuando ya solo restan seis jornadas para recortar la desventaja que mantiene con el quinto clasificado de LEB Plata que marca la salvación, que se sitúa en tres victorias siempre que Agustinos y Cambados no ganen sus partidos esta jornada. Plasencia perdió ayer en casa ante La Roda.

El partido de ayer vino a confirmar que el Aquimisa Queso Zamorano ha alcanzado su madurez como equipo y que en casa sabe sacarle todo el partido a sus virtudes frente a rivales de los que estaba mucho más distante hace tan sólo unas semanas.

El CB Zamora volvió a jugar ayer un partido muy serio en el que nunca perdió la concentración, ni siquiera cuando en el primer cuarto, Canoe tomó unas ligeras ventajas en el marcador. Y esta actitud tiene un mérito especial cuando el equipo es consciente de que sus posibilidades de conseguir la permanencia son muy escasas a estas alturas.

Muy igualado se planteó el partido de ayer desde el inicio, con un Aquimisa que ya demostraba que su rendimiento en casa es actualmente muy alto y, por supuesto, que no refleja esa penúltima plaza que ocupa en la clasificación de Leb Plata.

En el minuto 7 el marcador señalaba un 12 iguales pero Canoe comenzó entonces a reivindicarse para distanciarse a un preocupante 17-23, una diferencia que se mantendría hasta el 21-25 con que se cerraba el primer cuarto.

Le vino bien el cambio de periodo al Aquimisa Queso Zamorano y muy bien apoyado en Hansen, reaccionó hasta volver a igualar en el minuto 13. Los de Saulo Hernández comenzaron a realizar un juego fluido basado en una espartana defensa bajo los tableros y Xavi Hernández protagonizaba dos triples seguidos para poner el 37-33. Poco después era Hansen el que también acertaba desde el perímetro para poner al Aquimisa en diez puntos de ventaja que se mantendrían ya hasta el descanso.

Los altibajos de épocas pasadas parecen estar controlados actualmente por el Aquimisa, y en cuanto se reanudó el encuentro, los zamoranos mantuvieron su nivel aunque Canoe no había dicho su última palabra y con un 0/7 amenazó seriamente. Pero bastó un tiempo muerto de Saulo Hernández para que los norteamericanos del CB Zamora asumiesen la responsabilidad y con un Tony Libroia imparable, neutralizaban la reacción del histórico club madrileño.

El último cuarto comenzó en un ritmo muy loco del que salió beneficiado el Aquimisa que retomaba ventajas de, en torno a los diez puntos, frente a un rival que, en ningún momento, dio sensación de ser capaz de remontar esa desventaja que se mantuvo hasta el 91-83 definitivo.

Esta victoria supone un nuevo empujón para el Aquimisa Quesos El Pastor que estará hoy pendiente de partido que jugará Cambados en Martorell y de el de Agustinos en Vitoria ante el Baskonia.

Crónica: Manuel López-Sueiras / laopiniondezamora.es

0 comentarios:

Publicar un comentario