sábado, 7 de abril de 2018

CRONICAS LEB PLATA J28 | HLA ALICANTE SE ABONA AL SUFRIMIENTO PARA SEGUIR EN LA LUCHA POR EL ASCENSO DIRECTO (I)

REAL MURCIA BALONCESTO - HLA ALICANTE (71-76)

Foto: José Francisco Martínez / Fundación Lucentum

El HLA Alicante se va acabar acostumbrando a jugar prórrogas. Ante el Real Murcia sumó una más esta temporada y, esta vez, cayó del lado de los lucentinos. Ya son seis los partidos en los que la franquicia alicantina ha tenido que jugar tiempo extra. Con el de ayer, hay que sumar los de Cambados, Albacete, L’Hospitalet, Plasencia y La Roda. Tras un partido en el que los dos primeros cuartos fueron muy espesos para los de David Varela, a partir del descanso cambió el panorama y el equipo del Pedro Ferrándiz cambió el tono, tanto en ataque como en defensa, para cosechar su vigésima victoria del curso a falta de dos partidos para concluir la fase regular. Amadou Sidibe con 25 puntos y 33 de valoración y Pedro Rivero, con 18 tantos, fueron los artífices de un triunfo muy laborioso.

Los dos primeros cuartos de los hombres de David Varela fueron de un enorme atasco ofensivo y de permisividad en defensa. El acto que abrió el choque tuvo dos características fundamentales: la primera, el gran acierto desde el 6,75 del quinteto local, con un 4 de 8 en triples gracias a un acertado Javi Múgica y la colaboración de Coello; la segunda fue que en el equipo alicantino sólo anotó un hombre. Los 12 puntos lucentinos en 10 minutos fueron obra de Amadouy Sidibe. Con esas premisas, el panorama no fue muy halagüeño. Empezó el cinco pimentonero con un 7-2 (m.4) sin que los visitantes tuvieran más soluciones que meter balones a la pintura para que Amadou resolviese. Los de Armando Gómez se movieron entre los cinco y seis puntos de diferencia, si bien, a base de insistir con el pívot de Costa de Marfil, el Lucentum se colocó a tres puntos (15-12, m. 9), pero no era suficiente para coger la delantera, ya que faltaba un plus de chispa defensiva. Se cerró el primer periodo 18-12.

Poco varió el inicio del segundo capítulo del encuentro porque continuaron los mismos errores en la formación del Pedro Ferrándiz. Ya con Sidibe en el banco, el Real Murcia, con un movimiento fluido de balón y tiros liberados encontró un +9 a su favor (23-14 m.13). Cuando volvió el costamarfileño a pista, el HLA logró un parcial de 2-8 tras un 2+1 de Sidibe (25-22, m17). Sólo fue un espejismo, puesto que un arreón ofensivo del equipo del Príncipe de Asturias les dio la máxima diferencia del envite hasta ese momento (33-22, m.19). Varela no encontraba la pócima para acabar con la densidad en ataque y llegara mayor fluidez. Ni con Pedro Rivero y Lobo en pista se consiguió, por lo que se llegó al descanso 33-26.

El cinco de Alicante arrancó el tercer cuarto con una zona 2-3 que rompiera, de inicio, los esquemas de su oponente. Surtió efecto y, además, mejoró el ataque, con mayor velocidad en el juego que provocó que un triple de Chapela colocara a los visitantes uno abajo (38-37, m.23). A partir de ahí, el conjunto de Varela se lo fue creyendo y cogió la delantera por primera vez en el partido tras un tiro libre de Nacho Díaz (38-39 m.24). A pesar de la presión a la subida de balón de los locales, sobre todo centrada en la figura de Pedro Rivero, el cinco lucentino supo salir airoso de ese planteamiento y consiguió mantener las rentas entre los tres y cinco puntos que se redujo a cuatro al final del tercer acto (50-54).

Matagrano quiso demostrar su valía en el quinteto local y lo consiguió en los primeros ataques de los suyos del último parcial. Cuatro canastas suyas colocaron un 8-0 de parcial que obligaron a Varela a parar el crono con un tiempo (58-54, m.33). Respondió el Lucentum con un 0-5 (58-59, m.34). Y a partir de ahí comenzaría la igualdad que no cesó hasta el bocinazo final. Cinco puntos consecutivos de Pedro Rivero empataron el partido a 64 a falta de algo más de un minuto para la conclusión. Siguió el capitán cogiendo la batuta anotadora y un canastón suyo daba un +2 al HLA Alicante a falta de 15 segundos. El balón final fue para el Murcia, quien, a través de Jasen, y tras varios rechaces, consiguó anotar para ir a la prórroga (68-68). En el tiempo extra, el plantel alicantino estuvo mucho más serio en defensa (dejó en tres puntos a su rival) y mucho más certero cara al aro para imponerse a un rival muy correoso.

REAL MURCIA BALONCESTO (18+15+17+18+3): Alcaraz (3), Coello (3), Jasen (8), Múgica (13) y Matagrano (19) –cinco inicial- Flannery (6), Franceschi (2) y Don (11).

HLA ALICANTE (12+14+28+14+8): Chapela (9), Lobo (2), Kingsley (6), Outerbridge (2) y Sidibe (25) –cinco inicial- Fernández (0), Rivero (18), Díaz (8), Grossenbacher (2) y Lafuente (4).

Crónica: Lucentum Alicante

0 comentarios:

Publicar un comentario