jueves, 12 de abril de 2018

EL CAFES CANDELAS BREOGAN SABOREA EL ASCENSO

Foto: C.B Breogán

El equipo de Lugo está a falta de una victoria para ganar matemáticamente la LEB Oro y acabar como el primer ascendido a una Liga Endesa que les espera con los brazos abiertos.

Tras la finalización de la jornada 31 de la LEB Oro, el Cafés Candelas Breogán se queda a solo una victoria de ascender de manera directa a la Liga Endesa.

Tras 11 temporadas en esta categoría, los celestes podrían regresar a la competición nacional de mayor nivel para la cual las casas de apuestas sacan sus mejores bonos.

Con un total de 25 triunfos y solo seis derrotas, los lucenses ya le sacan dos encuentros tanto al Manresa como al CB Prat. Por este hecho, a falta de tres jornadas para acabar la temporada regular en la LEB Oro, el Breogán acaricia un título que le permitiría ascender de manera directa.

Clave ha sido esta jornada para ellos, ya que han sabido aprovechar las derrotas de sus dos máximos rivales por el título, para quedarse a un ‘match ball’ de subir de categoría. Ahora queda por finiquitar una temporada histórica ganando alguno de esos partidos.

Sin duda, viendo la gran gestión que Natxo Lezkano ha realizado de su plantilla, los celestes son los merecedores del título. Su regularidad tanto en el juego como en los resultados ha sido la base de un proyecto que por fin devuelve al equipo a la Liga ACB.

Por lo tanto, y salvo sorpresa mayúscula, el Breogán será uno de los dos conjuntos que logren ascender a la Liga Endesa, donde les espera una dura competencia ante varios de los mejores equipos de Europa como Real Madrid, FC Barcelona Lassa, Saski-Baskonia o Unicaja de Málaga, entre otros muchos. Algo que permitirá a su afición disfrutar del mejor baloncesto de España.

Desde su descenso en la temporada 2005-2006, el club de Lugo nunca había estado tan cerca de recuperar la máxima categoría española. Eso sí, en todas estas campañas han estado luchando en los complicados playoffs a los cuales han accedido estos 10 años atrás, destacando el segundo puesto que obtuvieron en la fase regular hace tan solo 11 meses.

Pero, tras 11 cursos en la LEB Oro, los celestes volverán a una ACB en la que ya han pasado 16 temporadas en su historia. Números que demuestran la grandeza de uno de los equipos más importantes de la categoría.

Su principal arma para lograr vencer en el 80% de sus partidos ha sido el ataque. Con un total de 2681 puntos hasta el momento, los de Natxo Lezkano han pulverizado al resto de equipos en este apartado. Promedian nada menos que 86 por partido, por los casi 77 que encajan en cada encuentro. Números que demuestran la gran solvencia que ha tenido el equipo más regular de esta LEB Oro.

Para hacernos una idea de lo logrado, ya acumulan más puntos que el Delteco Gipuzkoa la temporada pasada cuando salió campeón de la competición consumando así su ascenso directo. Y todo ello a falta de tres encuentros en los que tienen como objetivo superar sus 3030 puntos que ellos mismos anotaron la pasada campaña, terminando como segundos clasificados a solo una victoria de los vascos.

Por lo tanto, parece que se empieza a vislumbrar la clasificación final de esta liga, aunque de momento solo sea por el título de campeón. Tanto el descenso como los playoffs aún marchan muy abiertos y estas últimas jornadas serán claves para que los equipos que se encuentran inmersos en esas luchas logren alcanzar sus objetivos tanto de permanencia como de clasificarse.

Obviamente, el Prat y el Manresa ya están clasificados para las eliminatorias, ya que marchan con 10 victorias más que los décimos clasificados, el Club Ourense de Baloncesto. Además de ellos, el Oviedo CB, el Club Melilla de Baloncesto, el Tau Castelló y el Palencia Baloncesto también lo tienen hecho. Estos dos últimos lo acaban de lograr gracias a sus respectivas victorias en la pasada jornada.

Por su parte, el Leyma Coruña y el Valladolid tendrán aún que seguir luchando para acabar entre esas ocho posiciones que te dan acceso a unos playoffs de los que el ganador asciende también a la ACB. Eso sí, ambos esperan poder certificar su puesto en las dos próximas jornadas, sin necesidad de esperar a la última para acabar entre los nueve mejores de la liga.

Por detrás, solo tres equipos aspiran a entrar en los playoffs: Ourense, Cáceres y Araberri. Todos ellos marchan con la misma marca de 13-18 y se encuentran a solo dos triunfos del Valladolid, noveno clasificado.

Queda claro, por lo tanto, que, si tanto los pucelanos como los coruñeses se mantienen firmes, no lo deberían tener muy complicado para estar en las eliminatorias por la segunda plaza de ascenso, aunque después en los playoffs no tengan realmente grandes opciones de ganarlos.

Precisamente allí, los favoritos son tanto el Prat como el Manresa, ya que han demostrado una gran superioridad en comparación con el resto de los equipos, si excluimos al Breogán, claro está. Aunque, el sorteo podría variar y mucho las opciones que cada club tiene para ganarse la segunda plaza de ascenso.

Recordemos que, por ejemplo, la temporada pasada sin ir más lejos los dos favoritos se tuvieron que enfrentar en las semifinales. En ellas, el San Pablo Burgos (tercero) consiguió imponerse precisamente a los lucenses (segundos) en una eliminatoria muy desigual a favor de los primeros que pasaron a la final ganando los tres primeros encuentros (3-0). Allí, se enfrentaron a un Palencia que tampoco fue capaz de superarlos en ninguna ocasión, lo que convirtió a los burgaleses en nuevo equipo de la ACB.

Si todos marcha según lo previsto, tendríamos a cuatro equipos que repetirán edición de playoff. Oviedo, Palencia, Melilla y Leyma estarán una vez más luchando por el ascenso en una de las competiciones más bonitas del baloncesto español. Y ya sabemos que la experiencia en este tipo de eliminatorias es muy importante, por lo que podrían darle algún susto a más de uno, sobre todo los palentinos, que ya saben lo que es jugar la final.

Por la parte de abajo, seis equipos marchan en un pañuelo. Y es que, a partir del decimotercer clasificado, el Força Lleida, todos podrían acabar descendiendo, siendo realmente claves las tres jornadas restantes de esta LEB Oro.

El que peor lo tiene en estos momentos es el FC Barcelona “B”, que con 10 victorias en su haber marcha una por detrás de los otros cinco equipos. Acumula cuatro derrotas en los últimos cinco encuentros, números que tendrá que cambiar radicalmente si no quiere ser nuevo conjunto de la LEB Plata.

Por encima de él hay cinco clubs empatados a 11 triunfos: Peñas Huesca, Iraurgi SB, Clavijo, Iberostar Palma y el ya nombrado Força Lleida. En la próxima jornada, el que más complicado lo tiene para sumar una victoria será el Iraurgi, pues visitará al Breogán en la primera opción de los gallegos por ganar la competición.

Como ya sabemos, dos equipos son los que descienden, por lo que el Barça estará prácticamente obligado a ganar esta jornada si no quiere despedirse demasiado pronto. Podría quedarse a dos partidos de la salvación a falta de dos jornadas y dependiendo del average de los equipos que le queden, una derrota ante el Ourense le podría matemáticamente hacer bajar directamente.

Sin embargo, lo peor es su calendario. Después de enfrentarse a los gallegos, tendrá que jugar ante el Prat y el Valladolid. Dos de los mejores equipos de la liga, que, eso sí, podrían haber cerrado su fase regular ya para esas alturas, lo que les podría permitirse bajar la intensidad de sus encuentros y prepararse así físicamente para los playoffs. Con dos victorias en estos tres encuentros, parece que el filial azulgrana podría salvarse, aunque también dependerá de resultados del resto de equipos.

Por lo tanto, como podemos observar, a falta de tres jornadas para que acabe la liga regular de esta LEB Oro, aún todos los equipos se están jugando algo. Ya sea ganar la competición, clasificarse para los playoffs o evitar el descenso, los 18 clubs del campeonato no podrán relajarse y comenzar a pensar en la próxima temporada.

Precisamente para el siguiente curso, parece que el Granada volverá a la LEB Oro. El conjunto nazarí marcha con una victoria por encima de La Roda, que con una marca de 21-7 aún aspira también al ascenso directo desde la LEB Plata. Estos dos son los dos únicos equipos que en la actualidad siguen con opciones de subir de categoría, ya que el HLA Alicante se despidió este fin de semana por culpa de la victoria del Granada.

Eso sí, si el Granada aguanta ganando las dos próximas jornadas, en las cuales se enfrenta al Navarra (séptimo) y al Baskonia “B” (decimoprimero), las opciones que La Roda tiene por ascender aún se esfumarían, por lo que tendrán que estar muy concentrados en ambos encuentros.

Como en la LEB Oro, desde la LEB Plata se asciende mediante el triunfo en el campeonato o por medio de ganar unos playoffs que van desde el segundo clasificado hasta el noveno. Para estos, además de La Roda y de el Alicante, ya hay otros cinco equipos clasificados como son el Óbila CB, el Albacete Basket, L´Hospitalet, el Navarra y el Morón. La novena plaza está en juego entre el Real Canoe y el Real Murcia, que marcha un triunfo por detrás de los primeros.

Por lo tanto, de estos nueve equipos saldrá el segundo club que ascienda esta temporada a la LEB Oro, siendo los favoritos La Roda y el Alicante.

Los dos últimos equipos que ascendieron la pasada campaña de esta categoría fueron el Iraurgi y el Valladolid. Los primeros, que lo consiguieron de manera directa, están en plena lucha por mantenerse, mientras que los segundos de momento se encuentran con opciones de acceder al playoff, siendo esta una temporada mejor de lo esperada en el club pucelano. Y es que, sin duda, este equipo debería estar luchando más abajo, lo que demuestra su gran competitividad y el buen proyecto que se traen entre manos, con el cual pretenden asentarse en la LEB de Oro y poder así algún año ascender a la ACB.

Además de los que asciendan de la LEB de Plata, esta competición también contará con los dos conjuntos que desciendan de la Liga Endesa. La campaña pasada solo lo hizo un club, ya que se aumentó hasta los 18 los equipos que deberían participar en la misma, salvando de manera in extremis a un Real Betis Energía Plus que acabó en penúltima posición.

Aunque, para esta temporada, los sevillanos vuelven a ser uno de los conjuntos con más opciones de bajar. De momento marchan decimoséptimos a una victoria de un Tecnyconta Zaragoza que es el último equipo que está metido en la lucha por descender.

Entre medias marchan Bilbao Basket y San Pablo Burgos, mientras que por atrás llega un Joventut que ha ganado sus dos últimos encuentros y está intentando forzar el milagro de volver a salvarse.

Eso sí, aquí aún faltan muchas jornadas por disputarse, un total de ocho, por lo que las diferencias tan cortas que hay en la actualidad, sirven de poco. Del Joventut al Zaragoza hay solo dos triunfos, mientras que ya para más arriba, los aragoneses tienen al Delteco Gipuzkoa Basket a dos victorias también. Parece que a partir de ahí podría estar el corte en una Liga a la que aún le faltan muchas vueltas para conocer a los que descenderán.

Es importante apuntar que preocupa la situación extradeportiva que un equipo histórico como el Joventut está viviendo, hecho que seguro que está repercutiendo en sus malos resultados. La posibilidad de que desaparezca el club está ahí, en una de las peores temporadas que se les recuerda a los de Badalona.

En definitiva, a falta de muy poco para que las fases regulares de las tres competiciones nacionales vayan acabando, ya se empieza a ver la luz al final de túnel. Sobre todo, para un Breogán que comienza a saborear su vuelta a la ACB, el cual podría producirse este fin de semana en casa ante su público. Nada mejor para festejarlo que lográndolo de esta manera, sin lugar a dudas.

0 comentarios:

Publicar un comentario