lunes, 14 de mayo de 2018

CRONICAS LEB ORO J3 PLAYOFFS 1/4 | MELILLA BALONCESTO YA ESTA EN SEMIFINALES MIENTRAS QUE ICL MANRESA Y CHOCOLATES TRAPA PALENCIA FUERZAN EL QUINTO, URKO OTEGUI (CHOCOLATES TRAPA PALENCIA) 36 DE VAL

LEYMA CORUÑA - ICL MANRESA (80-85) (2-2)

Foto: Basquet Manresa

El ICL Manresa ha conseguido llevar la serie de cuartos de final en el Nou Congost, donde se disputará este martes a las 20:30 el quinto y decisivo partido. Los del Bages han conseguido hacerse fuertes en un final complicado, en el que el rival había remontado. Los más destacados del encuentro han sido Jordi Trias, con 18 puntos y 32 de valoración, y Muñoz, con 14 puntos.

El partido comenzaba con un intercambio de canastas y más tarde los locales abriendo hueco, pero la respuesta de la ICL Manresa sería a la pintura, con penetraciones y buen trabajo de Trias y Sakho, que sustituía el gerundense. Gintvainis daba con un triple la primera ventaja (12-14), y después de un intercambio de canastas los del Bages conseguían terminar el primer tramo de partido 1 punto por encima.

El segundo cuarto fue también igualado, hasta el punto que se llegaba al descanso con empate a 40. Anotaba Muñoz su primer triple, que seguido de una canasta de Trias permitía los de Manresa seguir el Coruña, que se escapaba. Pedían minuto los locales con una buena racha en la que Hamilton daba 4 puntos de ventaja. Al final del segundo cuarto, pero, empate.

Después de pasar por los vestuarios, tres triples, uno de Muñoz y dos de Costa ponían tierra de por medio, y más aún cuando el alero de Ávila anotaba dos veces más de 3 por 53-62. Los locales, sin embargo, no marchaban del partido, aunque la renta del ICL Manresa al final del tercer periodo era de 8 puntos.

En el último cuarto, dos canastas de Martín daban un margen de 10 puntos de ventaja, que no sería suficiente con un parcial de 7-0 de los locales. Sakho respondía dos veces desde la pintura, pero los nervios pasaban factura y se llegaba a un final ajustado, decidido con un tiro desde 5 metros de Trias y un medio minuto final lleno de paradas y tiros libres. La victoria pero viaja hacia Manresa y el quinto partido decidirá quién pasa a semifinales.

80 Leyma Coruña | Monaghan 11, Cooney 15, Abia 3, Flis 9 y Olmos 15; Ferreiro, Sanz, Hernández 3, Torres, Chuku 8 y Gilling 10.

85 ICL Manresa | Costa 8, Lundberg 11, Muñoz 14, Martín 10 y Trias 18; Hamilton 6, Jou, Sakho 9, Allen 2 y Gintvainis 7.

Crónica: Basquet Manresa


CHOCOLATES TRAPA PALENCIA - UNION FINANCIERA OVIEDO (91-81) (2-2)

Foto: Marta Moras / elnortedecastilla.es

Las rebeliones se fraguan siempre a fuego lento y Urko lideró una que arrancó casi a principio de temporada. Muy pocos apostaban por el Chocolates Trapa cuando perdieron los cuatro primeros partidos de liga, pero ahí está, elevándose por encima de las dificultades para empatar la serie del 'play-off' (2-2) ante el Baloncesto Oviedo y prepararse para afrontar el quinto partido en el ambiente infernal de El Pumarín. Los morados firmaron uno de sus mejores encuentros de la temporada y ahora afrontan la gran gesta, la de remontar un 2-0 y pasar a la siguiente ronda. Los morados se apoyaron en un buen juego colectivo en ataque, a un Urko que supo liderar en los momentos complicados y al descaro de Pressley cuando el Oviedo se acercó en el marcador.

Los jugadores locales eran conscientes de que toda la temporada se condensaba en los 40 minutos ante el Baloncesto Oviedo. Esa tensión atenazó a los palentinos en los primeros compases del partido ante unos carbayones que salieron con una enorme intensidad física tanto en ataque como en defensa. Carles Marco sabía que sus jugadores son más jóvenes, más altos y más fuertes y ordenó un ritmo infernal desde el primer minuto, consciente de que la plantilla palentina tendría muchos problemas para aguantar ese ritmo. Pero no contaba con el corazón de los palentinos, con su capacidad de rebelarse ante la adversidad y protagonizar un partido épico.

Ventaja

La buena circulación de balón de los visitantes y los nervios de los morados abrieron la primera diferencia en el marcador con 1-8. Algo normal si se tiene en cuenta que los de Alejandro Martínez no anotaron ningún tiro de campo durante los tres primeros minutos. La tónica la rompieron primero Urko y luego Ruffin para acercar al Chocolates Trapa en el marcador, cortar el buen comienzo de los ovetenses y colocar el 9-12 a falta de cuatro minutos para el final del primer cuarto.

El técnico local colocó una zona ante la superioridad de los carbayones en la pintura, pero Geks la rompió con un triple y el Chocolates Trapa volvió a la defensa al hombre. Mientras, la salida de Pressley y el acierto de Grimau activaron el ataque del Chocolates Trapa, desconectado hasta ese momento, para minimizar los daños y colocar el 17-18 al final del primer cuarto.

Alejandro Martínez decidió colocar un quinteto titular totalmente diferente al que comenzara el partido en el arranque del segundo cuarto. El entrenador catalán también sabía que debía dosificar a sus hombres para sobrevivir a la vorágine que había ordenado Carles Marco. Y por primera vez en el partido, el Chocolates Trapa se puso por delante. Fue gracias a un triple de Cvetinovic, que colocó el 24-23 cuando solo se habían disputado dos minutos del segundo cuarto. El serbio salió muy enchufado desde el banquillo y su conexión con Pressley, muy inspirado, permitió que el ataque del Chocolates Trapa funcionara con más fluidez. Los morados se dieron cuenta de que la defensa visitante sufría con las penetraciones y empezaron a perforarla con entradas directas a canasta para encontrar su mejor juego en todo el 'play-off'.

El Baloncesto Oviedo se colocó en zona y ahí apareció Campara, que había entrado para dar un respiro a Pressley, para anotar desde el 6,75 y dar la primera ventaja importante a los locales (34-29). Pero la mejor noticia para los morados era que habían conseguido cerrar el rebote y minimizar los daños que los visitantes les estaban haciendo con sus segundas opciones en ataque. La mejora del Chocolates Trapa se tradujo en una ventaja de siete puntos al descanso (45-38). Y con un 4-0 relámpago tras el paso por los vestuarios, los palentinos ponían una máxima diferencia de once en el marcador (49-38). Así fueron transcurriendo los minutos del tercer cuarto, con la ventaja local siempre rondando los diez puntos y un intercambio rápido de canastas que favorecía claramente a los morados.

Porque los jugadores locales se sentían muy cómodos en ataque por primera vez en mucho tiempo. Para contrarrestarlo, Carles Marco puso a sus jugadores a defender a toda la cancha tras canasta y la estrategia le sirvió para cortar el ritmo morado y reducir las distancias hasta los seis puntos (60-54). Pero los palentinos no se iban a dejar asustar tan fácilmente. Este es un equipo acostumbrado a pelear en el barro, a caer y levantarse. Así que una contra de Miso y un gran 2+1 de Urko devolvieron los once puntos de ventaja al marcador (65-54) cuando solo quedaban dos minutos para que finalizara el tercer cuarto. El capitán estaba liderando a los suyos hacia el quinto partido. A pesar de que los ovetenses se resistían a rendirse y, con un triple de Vrkic, redujeron la diferencia a ocho puntos casi sobre la bocina (70-62).

Tensión

Así que como siempre, como en todas las historias que merecen la pena, todo se iba a decidir al final, en los últimos diez minutos. El Baloncesto Oviedo puso sus credenciales sobre la pista nada más arrancar, con un triple de Víctor Pérez que redujo aún más las diferencias (70-65). Vrkic se encargó del resto con un dos más uno que sumaba un parcial de 0-9 y dejaba totalmente abierto el partido (70-68). Cvetinovic cortaba la sangría tras una buena asistencia de Grimau para dar aire a unos morados que veían como se les escapaba todo el trabajo hecho hasta entonces. El cansancio empezaba a pasar factura a jugadores como Urko, al límite tras marcarse un partidazo en ataque y defensa y acabar con 24 puntos. Enfrente Víctor Pérez asumió la responsabilidad para llevar el 74-73 con un triple y una canasta ante los problemas ofensivos de los palentinos, demasiado centrados en las individualidades.

Oliver Arteaga le daba la vuelta al marcador (74-75), pero Urko se mantenía seguro desde la línea de tiros libres para mantener a su equipo por encima en el marcador (76-75). Quedaban cuatro minutos y el partido no era apto para los nerviosos. Grimau, con un triple y Pressley, con un rebote en el que se elevó por encima del mundo para forzar la antideportiva de Barro y anotar los dos tiros libres y una canasta posterior, desataron al Chocolates Trapa (83-75). Garrido volvió a colocar los diez puntos de ventaja en un partido que ya se había vuelto loco (85-75). Con Pressley desatado y con Urko rejuvenecido, el Chocolates Trapa firmó la victoria que les llevará de nuevo a Oviedo, a intentar la gesta de remontar un 2-0. Por el momento, los de Alejandro Martínez ya han empatado la serie y solo piensan en el partido del martes. También lo hace Carles Marco, que pidió un tiempo muerto con el partido decidido (91-79) y 41 segundos por jugar. El técnico quería enchufar a los suyos para el quinto y definitivo encuentro, ese en el que el Chocolates Trapa quiere certificar el triunfo de su rebelión contra el destino.

Crónica: Lía Z.Lorenzo / elnortedecastilla.es


TAU CASTELLO - MELILLA BALONCESTO (66-73) (1-3)

Foto: Pascual Cándido

El Melilla Baloncesto jugará las semifinales de ascenso a la ACB, tras derrota en el cuarto partido de la serie a TAU Castellón por 66-73. Los melillenses dominaron el encuentro guiados por la batuta de Dani Rodríguez que ejerció de líder para sumar el tercer punto de la eliminatoria.

Con una cara muy distinta, al menos en defensa, saltaba el Melilla Baloncesto a este cuarto partido de la eliminatoria ante TAU Castelló. La facilidad con la que había anotado el conjunto castellonense en el tercer partido, no lo era tanto hoy. El Decano tampoco terminaba de encontrar la tecla en ataque, pero si lo suficiente como para empezar a marcar ciertas diferencias en el electrónico (6-11) tras un robo y posterior dos más uno de Dani Rodríguez. Los azulinos seguían desacertados de cara al aro, mientras que los de Toni Ten tenían que recurrir el tiro exterior para no despegarse en el marcador al final de un primer cuarto al que se llegaría con el resultado de 12-15.

A ambos equipos le costaba anotar en el inicio del segundo cuarto, como demuestra los más de dos minutos que melillenses y castellonenses estuvieron sin perforar el aro contrario. Una vez conseguido, obra de Nkaloulou que apretaba el partido (14-15), llegaron los mejores momentos del conjunto de Alejandro Alcoba en el partido, con un Edu Durán que volvía a sacar a pasear su fusil para anotar dos triples consecutivas y lanzar a los de la Ciudad Autónoma en el partido (19-28) a 4:30 para el descanso. Dos técnicas y una antideportiva pitadas contra los locales encendieron los ánimos del Ciutat de Castelló. Melilla Baloncesto no se iba del encuentro y desde la línea de tiro libre seguía aumentando la diferencia y que llegaría a su máximo – 17 puntos – a 2:30 para el final de este segundo acto. TAU Castelló reaccionó para no irse del partido, pero aun así, los azulinos se marchaban a vestuarios por delante, 31-43.

En la reanudación, el intercambio de canastas fue la tónica durante todo el tercer cuarto. Primero lo intentó Juanjo García y los instantes finales de este periodo Nkaloulou, pero Melilla Baloncesto conseguía neutralizar el empuje local con una buena defensa y sobretodo con un Dani Rodríguez, espectacular en la dirección, que asumía galones y permitía mantener una cómoda diferencia (49-62) de cara a los últimos diez minutos de encuentros.

El último cuarto comenzó con la sensación de que la victoria estaba prácticamente en el bolsillo, con un Melilla Baloncesto dominando el rebote y una canasta de Pablo Almazán que ponía el 49-64 en el Ciutat de Castelló a 7 minutos para la conclusión. Pero el Decano entró en un apagón anotador y defensivo que dio esperanzas a TAU Castelló. Los locales tiraban de casta y orgullo rebajar la diferencia solo dos puntos (66-68) restando 33 segundos para el final. Un robo providencial de Fran Guerra a falta de 16.7 segundos y posterior falta sobre Dani Rodriguez, quien anotaba los dos tiros libres de los que dispuso, fueron claves para dar tranquilidad al Decano y sumar finalmente la victoria por 66-73.

Este triunfo supone el primer triunfo de los azulinos en tierras castellonense y el pase a semifinales, donde espera el CB Prat.

TAU CASTELLÓ: Rowley (8), Bas, Faner (4), Ott (8), Juanjo García (17) –cinco inicial--; Steinarsson (2), Sabonis, Chema García (6) y Nkaloulou (21). 22 faltas. Sin eliminados.

MELILLA BALONCESTO: Djuran, Dani Rodríguez (25), Almazán (9), Lucas (6), Guerra –cinco inicial--; Samb (8), Kapelan (11), Durán (14), Servera y Fall. 21 faltas. Sin eliminados.

Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto


MVP JORNADA

TOP 5 DE VALORACION

Urko Otegui.
Foto: FEB.es

MVP URKO OTEGUI (CHOCOLATES TRAPA PALENCIA) 36 DE VALORACION

2-Charles Nkaloulou (TAU Castelló) 33.

3-Jordi Trías (ICL Manresa) 32.

4-Dani Rodríguez (Melilla Baloncesto) 28.

5-Sergio Olmos (Leyma Coruña) 18.


CUADRO DE PLAYOFF

Foto: FEB.es

0 comentarios:

Publicar un comentario