domingo, 7 de octubre de 2018

CRONICAS LEB ORO J1 | MELILLA BALONCESTO SOBREVIVE A LOS 47 PUNTOS DE STEVE ROBINSON, CACERES PATRIMONIO VENCE A DOMICIO AL FILIAL BLAUGRANA MIENTRAS QUE EL RETABET BILBAO BASKET VENCE EN LA PRORROGA EN SU REGRESO A LA LEB ORO (II)

SAENZ HORECA ARABERRI - MELILLA BALONCESTO (109-111)

Foto: Melilla Baloncesto

Los melillenses supieron sufrir y sobreponerse a la exhibición de Junior Rubinson (47 puntos) para sumar su primer triunfo de la temporada por 109-111, en un intenso partido que se decidió en la prórroga. En los azulinos destacó de nuevo el juego colectivo, con seis jugadores por encima de los diez créditos de valoración, aunque el más destacado fue Zyle con 26.

El Club Melilla Baloncesto comenzaba la temporada en Vitoria con dos importantes bajas, la ya consabida de Vučetić y la de Agada, lesionado en el último entrenamiento en Melilla. Con estas dos ausencias y con un Franch entre algodones durante toda la semana por problemas en el tobillo, se presentaba el Decano en Mendizorroza. Desde el principio se vio a un conjunto azulino con las ideas muy claras y que rápidamente se marchaba en el marcador (4-11, min. 3). Robinson respondía con una canasta detrás de otra a las expectativas puestas sobre él. Los puntos del norteamericano permitían a los locales que los de la Ciudad Autónoma no se escaparán de forma definitiva al final del primer cuarto al que se llegó con un 20-31, tras el triple de Gilling, uno de los más activos en estos primeros minutos.

El guion del partido poco cambió en el segundo cuarto. Los de Alejandro Alcoba seguían desplegando un juego rápido y sin contemplaciones, donde la casi totalidad de los jugadores en pista eran capaces de anotar. Solo Robinson por parte vitoriana era capaz de dar la replica y aguantar la diferencia entorno a la decena de puntos (39-48) a tres minutos para el descanso. La aparición en los compases finales de esta primera mitad del británico Jesse Chuku, con seis puntos consecutivos, hizo que los azulinos se fueran al descanso con 59 puntos anotados y una renta de catorce puntos (45-59).

En los primeros compases de la segunda mitad, Robinson, el quebradero de cabeza de los azulinos, se marchaba al banquillo con molestias musculares y con los melillenses mandando en el marcador 56-64. Con la estrella local fuera momentáneamente, todo hacía indicar que el partido sería más tranquilo para los de Alcoba. Pero nada más lejos de la realidad. La faceta anotadora la asumía ahora Dedovic para los de Antonio Herrera. Doce puntos del bosnio les acercaban en el electrónico, pero varias acciones de Zyle daban un pequeño respiro al final del tercer cuarto, 72-77.

Ambos equipos llegaban al cuarto cuarto con las dinámicas invertidas. Un Sáenz-Horeca Araberri al alza, ante un Melilla Baloncesto parecía decaer en su juego, en gran parte por la falta de rotaciones. A base de triples y de un Junior Robinson de otro planeta y que volvía con más fuerza al partido, los locales llevaban el partido a la prórroga (99-99). Y eso que Urtasun tuvo un último tiro para dar la victoria a los azulinos.

Un triunfo que tuvo que aguardar cinco minutos más. Los que duro la prorroga y que comenzaba con los vitorianos poniéndose por primera por delante en todo el partido tras un triple de Dedovic (102-99). La veteranía de Franch y Urtasun llevaron a los melillenses a lograr un 0-7 de parcial y dejar el marcador en 102-105 a falta de dos minutos para el final. Hasta en dos ocasiones Robinson empataba el partido. En su tercera tentativa cuando restaban 13 segundos para el final y con 107-109 intentó dar la victoria a su equipo con un lanzamiento triple. El norteamericano erró el lanzamiento y Gilling capturó el rebote siendo objeto de falta. No le tembló el pulso al danés, que anotó sus dos lanzamientos desde la línea de 4.60 metros y poner tranquilidad en el banquillo melillense con cuatro puntos de diferencia, 107-111. Una postrera canasta final por parte local dejaría el definitivo 109-111 campeando en el electrónico del polideportivo de Mendizorroza y confirmando la primera victoria de la temporada para el Decano.

109 SÁENZ HORECA ARABERRI (22+23+27+27+10) Junior Robinson (47), Kamba (15), Djedovic (19), Jean Pierre (0), Kingsley Okoroh (8) -cinco inicial- Sam Light (12), Marco (0), Tavakalyan (4), Landaida (0) y Markovic (4).

111 C.B. MELILLA (31+28+18+22+12) Josep Franch (18), Rubio (0), Gilling (19), Zyle (20), Balaban (8) -cinco inicial- Olivier (4), Marín (2), Chuku (17), y Txemi Urtasun (23)

Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto


F.C BARCELONA LASSA "B" - CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD (64-68)

Foto: Víctor Salgado - F.C.B

Claros y sombras en la primera victoria de la temporada del Cáceres Patrimonio de la Humanidad tras vencer al FC Barça Lassa B en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí por 64-68. Tras ir 25 puntos arriba antes del descanso, los verdinegros se colocaban con un punto de desventaja en el últlimo cuarto.

La concentración, la defensa y la circulación de balón marcaron el comienzo del partido de los verdinegros que empezaron a tomar ventaja con los primeros ataques (4-12). Diego Ocampo paraba entonces el partido para frenar el acierto cacereño, pero los primeros 10 minutos terminaban con un claro (9-24).

El inicio de segundo cuarto continuó la línea del anterior, gran defensa visitante y acierto exterior, lo que llevó al Cáceres a tener una ventaja de 25 puntos (19-44), a falta de dos minutos para el descanso. Después de un nuevo tiempo muerto de los locales, el Barça B recortaba la desventaja y se marchaba al vestuario (26-44), con un parcial de (7-0), augurando un duro final.

Algo que ya preveía el técnico cacereño, “ya lo anuncié en la previa, cuando este equipo te lleva a este ritmo de juego, te provoca tal cantidad de errores, que si no hubiéramos hecho el gran trabajo que hemos hecho en dos primeros cuartos, hubiéramos tenido muchas dificultades”.

La dinámica del partido cambió radicalmente tras el descanso. Los locales apretaron en defensa y empezaron a acertar en ataque, por lo que la ventaja verdinegra disminuía poco a poco. Los de Antonio Bohigas no encontraban argumentos ofensivos para frenar a los azulgranas, descuidando su defensa y dejando un parcial a favor de los catalanes (21-6). Un tercer cuarto que metía a los locales en el partido y llenaba de dudas a los cacereños (47-50).

“Cuando hemos tenido que tener más calma es cuando más nos hemos precipitado, lo que entraba en la primera parte fácil ya no entra en la segunda, porque están más cerca y aprietan más. Nos han alejado mucho de la canasta”, explicó el técnico cacereño.

En el último cuarto, los de Diego Ocampo completaron la remontada y llegaron a ponerse un punto por encima (55-54). Sin embargo, los verdinegros mostraron su carácter volviendo a dar la vuelta al marcador con tímidas ventajas de 4 o 6 puntos que a la postre resultaron definitivas (64-68).

A destacar el trabajo defensivo y la anotación en momentos decisivos de los bases Guillermo Corrales y Arturo Cruz (10 puntos cada uno) y un estelar Nikola Rakocevic con 22 puntos y un 89% en tiros de campo (17 puntos al descanso). El miércoles, a las 20:45h, el debut del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, en casa, en el Pabellón Multiusos “Ciudad de Cáceres” contra Liberbank Oviedo Baloncesto.

Barça Lassa B – M. Esteban (0), P. Figueras (6), D. Font (3), L. Nicolas (12), A. Font (18), A. Diagne (7), S. Martínez (4), N. Zizic (0), T. Ray (9), J. Fernández (5), T. Digbeu (0), M. Christophe (-)

Cáceres Patrimonio de la Humanidad - D. Utolin (7), V. Serrano (8), M. Johnson (2), G. Corrales (10), A. Chol (3), J. Kody (6), A. Jordá (0), N. Rakocevic (22), D. Martínez (-), L. Parejo (0), A. Cruz (10)

Crónica: Dpt Comunicación Cáceres Basket


LIBERBANK OVIEDO BALONCESTO - RETABET BILBAO BASKET (77-82)

Foto: Izakun Fernández / notodoesACB

Ayer se disputó en el Polideportivo Pumarín el encuentro entre el Liberbank Oviedo Baloncesto y el RETAbet Bilbao Basket. La cita era a las 17:00 horas, y la cantidad de gente que había ya en las gradas a las 16:35 h. hacía vaticinar el ambientazo más tarde vivido: lleno total en el fortín.

Davis Geks abría el marcador con un sonoro triple que levantó a más de uno en el pabellón. El Bilbao Basket respondía de la mano de Jaylon Brown y Kevin Larsen, ambos con canastas de dos puntos. Matti Nuutinen comenzó entonces con su personal exhibición de triples: tres canastas seguidas de tres puntos para dejar al Bilbao Basket levemente tocado. Un tiro libre de Larsen y una bandejita de Matulionis dieron algo de oxígeno a los hombres de negro, pero Geks les volvía a asfixiar con otro lanzamiento de tres. Larsen, en el poste bajo seguía haciendo daño, pero no lo suficiente para alcanzar a los ovetenses. Un triple de Ignacio Rosa y otro de Sinica cerraron el marcador del primer cuarto con un 22 – 18.

En el segundo cuarto hizo su aparición Arteaga, que era el primero en anotar de dos puntos. Un triple de Edu Martínez levantó a la sección superior izquierda de la grada, lugar donde estaba localizada la marea negra. Javi Salgado sumaba dos puntos más, y tras un magistral pase de su mano, Lammers encestaba con un bonito alley oop. Ahonen no perdonó ni una sola ocasión cuando la bola llegaba a sus manos: preciosa canasta de tres puntos. La pelea entre Larsen y Arteaga era incesante: Larsen anotó dos tiros libres a falta de Oliver y Oliver sacó un dudoso 2+1 a costa de Kevin, aunque no anotó el adicional. Falta entonces sobre Tomeu Rigo, que anotó ambos. Otros dos para Ahonen, y dos más para Nuutinen. Ambos equipos se cargaron de faltas más de lo necesario en este segundo cuarto. Un impresionante triple sobre la bocina de Brown dejaba el luminoso en 43 – 40.

Frenético tercer cuarto el que se vivió en Pumarín. Ambos equipos salieron más que enchufados y no daban respiro. Javi Salgado se jugó el triple nada más pisar el parquet pero falló. Anotó Víctor Pérez de dos. La conexión Salgado – Lammers volvió a hacer su aparición para que el americano se colgara del aro con un bonito mate. Tras un revés de Lammers y dos tiros libres anotados por Sinica, los hombres de negro se ponían por delante en el marcador por primera vez en todo el encuentro: 45 – 46. Cárdenas rompió entonces la racha de los de Bilbao con un contundente y vistoso triple que hizo gritar a los aficionados. El público estaba disfrutando de la exhibición de baloncesto por parte de ambos equipos. Lammers volvió a anotar tras una magistral asistencia de Javi Salgado. Roope Ahonen sumaba dos puntos más, y de nuevo Ben Lammers hacía las delicias de los presentes con un mate. Falta sobre Ignacio Rosa, que anotó solamente uno. Screiner se jugó el triple pero falló, aunque lo volvió a intentar de dos y anotó.

Larsen sacó el 2+1 tras una falta de Arteaga, y anotando el adicional puso a los de negro en 55 – 59. Ahonen decidió entonces cortar las alas a los visitantes y se marcó otro triple. Dos tiros libres para Kevin Larsen, que sumó solamente uno, cerraron el tercer cuarto en 58 – 60.

En el último cuarto el RETAbet Bilbao Basket estuvo mucho más acertado que el Liberbank Oviedo. Los locales fueron los primeros en anotar de dos puntos, a lo que Iván Cruz respondió con otra canasta de dos. Kevin Larsen decidió colgarse del aro con un mate tras el pase de Thomas Schreiner. Jaylon Brown levantó entonces a la marea negra con un sonoro triple que ponía a los hombres de negro 6 arriba a 6:40 minutos para el final del encuentro. Javi Rodríguez pedía el tiempo muerto para intentar reconducir el juego de los suyos. Oliver Arteaga encestó de dos puntos, y aerolíneas Lammers apareció de nuevo con un alley oop, como no, con asistencia de Salgado. Falta sobre Arteaga, que anotaba ambos tiros libres: 64 – 68. La defensa ovetense falló y Schreiner entró sólo para anotar de dos. Nuutinen sumó dos más en su cuenta, pero Lammers no perdonaba y tras un palmeo anotó otra de dos. A 2:45 minutos para el final, el marcador estaba en 66 – 72. Matti Nuutinen no estaba dispuesto a dejar que los bilbaínos se escaparan, así que se jugó el triple y acertó. Davis Geks tomó buena nota de su compañero de equipo y enchufó otra de tres que ponía el empate en el marcador: 72 – 72. El ruido en la grada del fortín era ensordecedor, el público enloquecía. Con 5 segundos de posesión, los hombres de negro intentaron la canasta hasta 3 veces debajo del aro sin acierto: nos íbamos a la prórroga en el Polideportivo Pumarín.

Nada más sonar la bocina, Jaylon Brown lo intentó con una bandeja que no entró. Una falta sobre Kevin Larsen permitía al Bilbao Basket volver a ponerse por encima, pero Van Zegeren empataba de nuevo con una canasta de dos puntos tras recoger el rebote del tiro fallado de Cárdenas. Brown lo volvió a intentar pero no era su día. Víctor Pérez lo intentó de tres pero tampoco entraba. Schreiner anotó de dos, y Pérez insistió en el triple, que estaba vez sí sumó: 77 – 76. Schreiner quiso acortar distancias con otro lanzamiento de tres pero no consiguió acertar, anotó entonces Sinica tras pase de Salgado, que después sumaba dos puntos más. Fue entonces cuando los de Bilbao jugaron sus mejores cartas, y la sabiduría del capitán Salgado forzó la falta de Cárdenas , que le concedió dos tiros libres con los que sentenció el partido: Liberbank Oviedo Baloncesto 77 – 82 RETAbet Bilbao Basket.

Crónica: Izaskun Fernández / notodoesaACB

0 comentarios:

Publicar un comentario