sábado, 20 de octubre de 2018

CRONICAS LEB ORO J4 | EL REAL BETIS ENERGIA PLUS SE RECUPERA DE LA DERROTA INTERSEMANAL, BATACAZOS DEL RETABET BILBAO BASKET Y MELILLA BALONCESTO (I)

REAL BETIS ENERGIA PLUS - SAENZ HORECA ARABERRI (94-82)

Foto: Real Betis

Había que ganar y se ganó. El Real Betis Energía Plus se impuso al Sáenz Horeca Araberri por 94-82 en un encuentro en el que los verdiblancos fueron de menos a más y acabaron llevándose un duelo muy importante para seguir ganando tranquilidad de cara a futuros encuentros.

Arrancó igualado el choque con intercambio de canastas en un duelo inicial de francotiradores. Johnny Dee, hoy en el cinco inicial, llevaba el mando de operaciones por parte verdiblanca, aunque respondía el cuadro vitoriano con Robinson por fuera y Federico tanto por fuera como por dentro.

El equipo mejoró sus prestaciones ofensivas con respecto al duelo de Valladolid, no así las defensivas. Los verdiblancos volvieron a conceder segundas y terceras opciones al rival, que capturó siete rebotes ofensivos en el cuarto inicial -12 rebotes visitantes por 5 locales-. El 22-26 ponía cierta incertidumbre a un partido que no había arrancado de la mejor manera posible.

Aumentó la intensidad defensiva de los nuestros en el segundo cuarto. Y vaya si se notó. El equipo se puso el mono de trabajo con un Borg -el mejor valorado de los béticos tras Obi- y Pablo Almazán muy intensos. Araberri comenzó a dudar y el Real Betis Energía Plus puso una máxima renta de +8 (38-30) tras una falta antideportiva sobre Lluís Costa. Sin embargo, otra vez impulsados por Robinson, el cuadro vitoriano volvía a meterse en el choque al tiempo de descanso (43-38).

La sensación, pese a todo, era que el partido tenía ya de claro color verdiblanco. Araberri aguantó el tirón de inicio e hizo la goma el tiempo que le aguantaron las Força s, especialmente a Federico y a Robinson. Un 2+1 de Dani Rodríguez y una recuperación con canasta de Borg ponían un +9 para los de Curro Segura (59-50).

El partido estaba aparentemente controlado. Los visitantes llegaron a ponerse a cinco puntos con un triple de Dedovic (71-66). Pero una canasta de Stainbook y otra de Lluís Costa devolvía el +9 a 6:46 para el final. El final del choque fue más o menos plácido, con rentas de hasta 16 puntos tras un triple de Obi Enechionyia (88-72). Al final, victoria por 94-82 que debe servir para calmar las aguas y dar tranquilidad a un Real Betis Energía Plus que recibirá el próximo sábado a Palma en un duelo importantísimo para encaramarse de manera definitiva a la parte alta de esta competida LEB Oro.

Real Betis Energía Plus: Dani Rodríguez (14), Dee (14), Bropleh (12), Malmanis (4), Stainbrook (10) ?cinco inicial-, Costa (12), Borg (14), Almazán (-), Tunde Olumuyiwa (2), Samb (-) y Obi Enechionyia (12).

Saenz Horeca Araberri: Robinson (25), Kamba (7), Federico (14), Pierre-Charles (4), Markovic (4) ?cinco inicial-, Dedovic (12), Uzochukwu (9) y Tavakalyan (7).

Crónica: Real Betis


RETABET BILBAO BASKET - LEVUTEC HUESCA (69-76)

Foto: Bilbao Basket

El RETAbet Bilbao Basket no pudo conseguir la cuarta victoria anoche en el Bilbao Arena. El Levitec Huesca jugó muy bien sus cartas, plantó cara en todo momento y fue superior en muchos minutos. Si a eso le sumamos la falta de acierto de los hombres de Alex Mumbrú, el resultado no pudo ser otro: RETAbet Bilbao Basket 69 – 76 Levitec Huesca.

El combo americano Jaylon Brown abría el marcador con un triple, y seguido metía una canasta de dos puntos. Canastas de Edu Martínez y Kevin Larsen firmaban un parcial de 9-0 para los locales. El Bilbao Basket movía la bola y las cosas salían a la perfección, hasta que el Levitec Huesca decidió poner punto y final a la racha anotadora de la mano de Nurger y Agustí Sans. A pesar de que al principio a la defensa de Huesca le costó cerrarse, y que los de negro volvieron a ponerse a 9 puntos tras un bonito mate de Kevin Larsen que ponía el 17-8 en el marcador, no fueron capaces de romper el partido. Hartwich y Gjuroski fueron los encargados de volver a poner los pies en la tierra a los locales, dejan el luminoso al finalizar el primer cuarto en 26 – 19.

Los tres primeros minutos del segundo cuarto los de Arenas salieron a pista bastante más intensos, rápidos y con las cosas más claras que el contrario. Canastas de Isaiah Johnson y Philipp Hartwich consiguieron poner a los visitantes a un solo punto, momento en el que Edu Martínez logró frenar la remontada con un triple que despertó a la grada. Tras el tiempo muerto pedido por Guillermo Arenas, los de blanco volvieron a recortar distancias de la mano de la torre Hartwich, Gjuroski y García. A pesar de que los 5 minutos finales el Bilbao Basket jugó con más claridad, Jaylon Brown parecía empecinado en anotar en solitario, por lo que Mumbrú decidió sacar a Javi Salgado y volver a poner orden en sus filas. Una falta de Rigo sobre Haws le concedió dos tiros libros que le permitieron poner a su equipo por delante en el luminoso por primera vez en todo el encuentro: 38 – 39. Dos tiros libres de Cruz y un triple de Dani García cerraron el marcador en 40 – 42 al descanso.

Los máximos anotadores en esta primera parte fueron Kevin Larsen con 11 puntos y Gjuroski con 7.

Tras el descanso el Bilbao Basket pareció encontrar de nuevo el juego que funcionó al comienzo del partido: canastas de Brown y Larsen, un triple de Schreiner y un 2+1 que Kevin le sacó a Nurger volvieron a poner tierra de por medio para los hombres de negro, pero el alemán Hartwich destrozaba al equipo tanto en ataque como en defensa: la torre dominaba. A Kevin Larsen y Ben Lammers les resultaba casi imposible defender los 2,16 metros de Philipp. Los locales volvieron a ponerse nerviosos y a abrir su defensa, extremo que el Levitec Huesca supo aprovechar perfectamente. Tyler Haws campó a sus anchas en el área contraria haciendo mucho daño en la pintura. Bilbao Basket comenzó a abusar del tiro exterior sin acierto, y se perdieron muchas posesiones sin culminar. A pesar de los fallos, el marcador mostraba un 57 – 56 al finalizar el tercer cuarto.

Cuando faltaban 8 minutos para el final, el Levitec Huesca conseguía su máxima renta hasta el momento gracias a Hartwich: 57 – 62. Triples de Aukstikalnis y Gjuroski dejaron muda a la grada bilbaína, que veía como el partido se escurría poco a poco entre los dedos. Schreiner y Brown intentaron recortar distancias, pero el acierto de los de blanco de la mano (nuevamente) de Haws unido a que el Bilbao Basket enlazaba un fallo tras otro, dieron una merecida victoria a los hombres de Guillermo Arenas: RETAbet Bilbao Basket 69 – 76 Levitec Huesca.

Crónica: Izaskun Fernñandez / @izaskunfc


CACERES PATRIMONIO - FORÇA LLEIDA (58-69)

Foto: Força Lleida

La tercera victoria de la temporada ha llegado esta tarde desde Cáceres. El Força Lleida ha ganado al Cáceres P. de la Humanidad por 58-69 en la cuarta jornada de la Liga LEB Oro.

Primer cuarto fue muy igualado donde, la principal novedad ha sido el regreso de Massine Fall sobre el parquet. Los locales han estrenado el marcador pero Quintela con 3TL ponía el Força Lleida por delante. Los primeros minutos fueron un intercambio de canastas y un tira y afloja de puntos arriba y abajo. Fall, que volvía a la competición tras el golpe recibido en la nariz en la pista del Prat en la jornada 2, sumó puntos importantes para el equipo para no perder la comba en el luminoso. La igualdad se ha visto reflejada en el marcador del final del 1Q con un 21-24 gracias a la canasta que Chapela ponía sobre la bocina.

Segundo cuarto que comenzó con el dominio del Força Lleida y que, gracias a los errores de los locales, han conseguido coger un poco de aire y estancar el Cáceres por debajo de los 30 puntos. Pero, los locales reaccionaron rápido y han dado la vuelta al marcador y el dominio del juego. Los de verde han parado la racha del Força Lleida, pero ha aparecido Quintela para romper con el bloqueo de números y volver a poner los de naranja por delante en el luminoso. La última jugada del 2Q la ha protagonizado Robert Turner, robando un balón que él mismo se ha encargado de anotar para meter los de Lleida a +5 en el marcador y al descanso 34-39.

Comienza el Força Lleida con actitud anotadora en el tercer cuarto , mientras que Cáceres no se encontraba cómodo sobre la pista. Quintela seguía con sus penetraciones a canasta y el decencert los locales pone los de naranja a +9 a falta de cinco minutos para llegar al último cuarto. Con la idea de cambiar la fortuna, Ñete Bohigas pide TM y su equipo consigue un 8-0 y ponerse a -1 de los de Lleida. Un triple de Sierra parecía que servía para volver a poner distancia pero 2 / 3TL de Cáceres avisaba que los de la Terraferma no lo tendrían fácil para escaparse en el luminoso. Y así ha sido, al finalizar los de la Terraferma el 3Q sólo a +3 (50-53).

Chapela anotaba un triple en el inicio del último cuarto . Y así ha quedado el marcador (50-56) durante aproximadamente 4 minutos. Pero, aunque no lo pareciera, este sería el cuarto de los triples del Força Lleida. Ambos equipos han despertado y la igualdad seguía siendo máxima en un partido donde la tensión no aflojaba. Los locales luchaban para sumar la segunda victoria de la temporada y el Força Lleida lo hacía para no perder comba en la parte alta de la clasificación, sumar la tercera y recibir al Palencia con todas las cartas sobre la mesa. Cáceres ha vuelto a estancarse y el Força Lleida, con un triple de Kyei y dos de Quintela sentenciaron el partido con un 58-69 final.

Crónica: Força Lleida


CHOCOLATES TRAPA PALENCIA - TAU CASTELLO (84-59)

Foto: Marta Moras / elnortedecastilla.es

El TAU Castellò viajó el jueves hasta Palencia para alejarse de la gota fría, que ha azotado en los últimos días a la costa levantina. Lo que no sabía por aquel entonces el equipo que dirige Toni Ten era que en el Pabellón Municipal de Deportes iba a encontrarse con otro vendaval, pero, en esta ocasión, de baloncesto. El Chocolates Trapa coció la victoria con cautela, desde el conocimiento de las bajas que arrastraban los castellonenses, que se presentaron sin Juanjo García, Sabonis, Portalez y Edu Gatell. Y eso se notó, ya que a los visitantes se les acabó la gasolina cuando la bocina señalaba el final del tercer cuarto. A partir de ahí, solo los morados saltaron al parqué palentino.

Era un partido con dos equipos amantes de la velocidad y la rapidez. Y eso se notó en los primeros minutos, cuando el intercambio de canastas se daba en los dos aros. Las canastas de Toledo y Gustys las contrarrestaba el ex del Palencia Baloncesto Romà Bas, quien demostró en el primer cuarto que sigue manteniendo la muñeca intacta. Atesora puntos y eso lo aprovechó ayer el alicantino, que se echó el equipo a sus espaldas para solapar las bajas de los castellonenses. En el ecuador del primer cuarto, la maquinaria morada, liderada por una conexión letal entre Jorge Sanz y Vasturia, empezaba a abrir una brecha de 11 puntos, que obligaba a Toni Ten a solicitar tiempo muerto. Tras la reanudación, los visitantes despertaron para maquillar el resultado antes del final de los primeros diez minutos.

El arranque del segundo cuarto llevó la misma tónica que el final del primero, donde los castellonenses empezaban a devolver el parcial de 11-0 que minutos antes habían encajado. Tan solo Nikola Cvetinovic, uno de los mejores de los morados en este inicio de competición, era capaz de plantar cara al arreón de los de Toni Ten, que se aprovechaba de la superioridad en la pintura de Washburn para mantener a su equipo en el encuentro. Incluso, los castellonenses se pusieron por delante en el marcador con una canasta de Faner. Pero a partir de ahí, los palentinos se empezaron adueñar del encuentro. Todo estaba como en el inicio y la igualdad imperaba en ambos bandos. En la parcela de los rebotes, tan comentada antes del encuentro, los dos equipos ofrecían estadísticas similares. No había un dominador claro y la tensión y la emoción manaban de los dos banquillos. Incluso la afición morada disfrutaba con la jugada de Zubizarreta y Kone que acabó en un mate por parte del americano (durante el resto del encuentro no funcionó). Entre estas, la igualada reinaba en el pabellón y un 2+1 de William dejaba el marcador (hoy no ofreció ningún percance) al descanso en un 41-38 y todo por decidir.

El chico para todo

Tras el descanso se empezó a ver al mejor Chocolates Trapa de la temporada en el pabellón municipal. La defensa funcionaba, el rebote tenía color morado y el ataque era fluido. Vasturia, el chico para todo, asistía, penetraba y anotaba. El todoterreno, como le define su entrenador, crece a la par que juega minutos y hasta la fecha es uno de los grandes fichajes de la competición. Con el paso de los segundos, los morados cocían una ventaja a fuego lento para distanciarse en el marcador. Un triple de Hermanson elevaba la distancia a once, pero Bas era el encargado de volver a reducir distancias. El juego coral que tanto pedía Martínez antes del enfrentamiento se vio en este cuarto. Incluso en estos minutos, Hermanson, desaparecido y errático en la primera mitad, sacó su mejor versión con diez puntos en diez minutos. Era otro Hermanson. Ese que silenció a El Pumarín el pasado sábado con una canasta de dos en los instantes finales.

Esa progresión se dejó palpar también en el arranque de un último cuarto que duró poco más que un minuto, hasta que Toni Ten solicitó tiempo muerto. Con anterioridad, cinco puntos del alero americano y dos puntos de Kone sentenciaban el encuentro (65-53). Ese arreón soltó a los morados y arrinconó a los castellonenses, que, sin gasolina, ya estaban más pendientes de hacer la maleta para volver a Castellón.

Todo salía, todo funcionaba y el público disfrutaba como los viejos tiempos. Tapones de todos los gustos, triples, canastas rápidas, buenas defensas. El sueño de cualquier entrenador se reflejaba en el parqué palentino. La lucha por el rebote, muy igualada al descanso, se rompió en la segunda mitad, donde el Chocolates Trapa capturó 47 por los 31 de los castellonenses, siendo esta una de las claves del encuentro.

Con esta victoria y la derrota del Bilbao Basket, los morados se quedan líderes en solitario y presentan sus credenciales para aspirar a todo esta campaña, aunque esto no ha hecho nada más que empezar y la próxima semana viajan hasta Lleida para enfrentarse a una de las revelaciones de la temporada.

84 Chocolates Trapa: Sanz (8), Vasturia (14), Toledo (5), Urko (6), Gustys (8) -quinteto inicial- Kone (10), Zubizarreta (6), Omeragic (-), Cvetinovic (12), Hermanson (15).

59 TAU Castellò: Romà Bas (9), Faner (8), Washburn (15), García (11), Lucas (6) -quinteto inicial- Williams (6), Sabate (-), Rodríguez (-), Fuzaro (4), Kinoshita (-).

Crónica: Álvaro Muñóz / elnortedecastilla.es


MELILLA BALONCESTO - BARÇA LASSA (63-95)

Foto: Melilla Baloncesto

Segunda derrota consecutiva del equipo que esta noche se vio superado por un Barça Lassa que ahogó el ataque azulino. El equipo firmó uno de los peores partidos de la era Alcoba y tubo en Dos Anjos a su mejor hombre con 22 créditos de valoración.

Los azulinos comenzaban anotando la primera canasta del partido, pero rápidamente los blaugranas, hoy de amarillo, se ponían por delante a base de triples y con Aleix Font como máximo exponente (7-11, min. 4). Por fin entraban los de la Ciudad Autónoma en partido, desplegando ese juego rápido que tanto demanda Alejandro Alcoba esta temporada. De esta manera, el equipo endosaba un 6-0 de parcial que le daba el mando del encuentro. Los fantasmas de la última jornada empezaron a aparecer al final de este primer cuarto. Problemas en el ataque estático, colapsaban a los azulinos que aun así conseguían irse al final de los primeros diez minutos por delante en el electrónico.

Las cosas seguían sin mejorar en el segundo acto. El equipo seguía sin tener fluidez y aunque el equipo marchaba por delante (30-28, min. 13) Alejandro Alcoba solicitaba tiempo muerto. De poco sirvió. Solo Olivier parecía sacar carácter en estos momentos, mientras los de Diego Ocampo vivían de los fallos azulinos y se aprovechaban de ellos para retomar el mando y marcharse al delante en el electrónico (39-41).

En la reanudación del partido Melilla Baloncesto lo intentó, pero tímidamente, ya que en cada intento por acercarse en el marcador se encontraba con una respuesta cada más contundente de los jóvenes perlas catalanas, especialmente inspirados desde la línea de tres puntos, y que hacia que se llegara al últimos cuarto con un claro 53-75 a favor de los catalanes.

Poca historia en el último cuarto. Los de Diego Ocampo aumentaban la diferencia hasta los treinta puntos de diferencia ante un Club Melilla Baloncesto que se diluía y al que no salía nada. El 63-95 final refleja la diferencia hoy en la pista del Javier y supone una dura derrota para los azulinos.



Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto

0 comentarios:

Publicar un comentario