domingo, 4 de noviembre de 2018

CRONICAS LEB PLATA ESTE J6 | ZORNOTZA ST VENCE EN SU FEUDO MIENTRAS QUE AQUIMISA LABORATORIOS-QUESO ZAMORANO Y BODEGAS RIOJA VEGA SE HACEN GRANDES FUERA DE SUS CANCHAS PARA APRETAR EL COLIDERATO (II)

 AVILA AUTENTICA-CARREFOUR "EL BULEVAR" - AQUIMISA LABORATORIOS-QUESO ZAMORANO (67-88)

Foto: deportesavila.es

 Los augurios no eran buenos antes de comenzar el partido pese a que los dos contendientes se presentaban nivelados con tres victorias y dos derrotas. El Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar no podía contar para el partido que tenía que jugar frente a Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano con dos piezas claves del equipo, el base Harold Cazorla y el pívot ‘Sidao’ Santana, bajas por problemas físicos. Si a estas dos importantes ausencias se une que el rival zamorano ametralló al abulense desde la línea de 6,75, al final el resultado era una contundente derrota de los verderones.

 Del total de 13 triples para los visitantes, cinco de ellos fueron de Micheal Warren, alero estadounidense que sería el mejor del partido con 27 de valoración y 23 puntos, y tres los materializó el húngaro Adam Somogyi. Contrastan con el único lanzamiento triple atinado de los locales, obra de Guillermo Mulero en el último cuarto, el máximo anotador del Ávila Auténtica, igualado con 14 puntos con Biram Faye, el mejor de su equipo. El porcentaje de acierto en triples del 5% del bando abulense lo dice todo frente al 54% del lado zamorano.

 Los de Sergio Jiménez caían sin paliativos ante otro de los equipos de Castilla y León. Se vieron superados en todas las facetas del juego por los de Zamora, quienes tras un empate a seis empezaron a distanciarse en el electrónico (12-22) gracias a la mayor intensidad en sus acciones, sumando Somogyi tres triples seguidos. Concluían los visitantes el primer cuarto con ocho puntos de ventaja (18-26).

 El segundo período fue decisivo para que el triunfo se decantase del lado visitante que metían un parcial de 10-22. Con una fuerte defensa solo dejaban anotar una decena de puntos al Ávila Auténtica. Después de disponer de una ventaja de 16 puntos (24-40), al llegar al descanso los de Saulo Hernández la aumentaban a veinte puntos (28-48).

 Tras la reanudación quiso Ávila Auténtica reducir distancias y anotaba un parcial de 13-7 (41-55). No consiguió su objetivo pese a que el tercer cuarto le era favorable por dos puntos (19-17), por lo que Aquimisa Laboratorios mantuvo sus diferencias que al finalizar la manga era de 18 puntos (47-65), incluido un triple de Warren sobre la bocina.

 En el último cuarto la pesada losa que llevaban sobre su mochila los anfitriones hacía imposible cualquier atisbo de recuperación. Mulero encestaba el primer y único triple de su equipo, mientras que el buen base rival Sangone Niang materializaba dos seguidos y Warren colocaba tres. Se cerraba así el choque con una victoria de Zamora por 21 puntos de diferencia (67-88).

  67 Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar: Manu Vázquez (6), Guillermo Mulero (14), Berni García (7), Phillips Lawrence-Ricks (10), Bassirou Gueye (6) -cinco inicial-, Alfonso Ortiz (10), Víctor Díaz (0) y Biram Faye (14).

  88 Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano: Sangone Niang (12), Micheal Warren (23), Chris Iza (5), Lucas Meikle (13), Xabier Arriaga (3) -cinco inicial-, Kenny Ejim (3), Adam Somogyi (13), Guido Villamil (4) y Anthony Libroa (12).

 Crónica: López Manrique / deportesavila.es


 IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA - BODEGAS RIOJA VEGA (78-81)

Foto: C.B Clavijo

 Tocaba una de las salidas más comprometidas del curso: visitar a una de las mejores plantillas de la liga y además en racha, como añadido las dos lesiones esta misma semana. Por eso, de algún modo, el triunfo del Bodegas Rioja Vega en Santander (78-81) este sábado por la noche tiene su componente de golpe de efecto, de golpe de carácter. Una victoria sólida y de constancia, de un equipo que llegó a gobernar por 16 puntos el partido y luego fue capaz de sobrevivir a la potente remontada local y gestionar con frialdad un final al rojo vivo. Grandes sensaciones sobre la pista.

 Con el ex Clavijo Andre Norris anotando los primeros 5 puntos, el Igualatorio Estela sumaba su única ventaja de la noche hasta el intermedio del último cuarto. Por medio, media hora larga de gobierno del Bodegas Rioja Vega. La construcción de la renta (10-14, minuto 5) se empezó a definir con Carlos Noguerol a los mandos (acabaría con 26 puntos, el MVP de la noche) y la irrupción, una vez más, de un enorme Arnau Parrado al final del primer cuarto para abrir distancia (18-27). De nuevo con él y un triple de Dídac Cuevas, los de Jenaro Díaz ponían la máxima (20-35, minuto 13), en medio de una dinámica de velocidad, defensa y dominio del rebote. El tono cambió cuando Estela frenó ese ritmo y apretó atrás, apareció además parte de su inacabable arsenal: Sutina, Nakidjim y Lance Kearse (35-41, minuto 19). Momentos donde Nissen y José Antonio López fueron claves, para aguantar y llegar vivos al descanso (37-45).

 Otro partido

 La vuelta de vestuarios trajo un partido distinto, con Estela más cómodo y exprimiendo su talento, dando la impresión de estar en condiciones de voltearlo y ganarlo. Pero el Bodegas Rioja Vega, en esa dinámica adversa, aguantó los golpes. 7 puntos seguidos de Carlos Noguerol y un triple de López abortaban el primer asalto local (49-57, minuto 26), pero nadie pudo parar a Placide Nakidjim y sus acciones de todos los colores: un colosal parcial 10-0 y el partido igualado para llegar a la recta final (59-59, minuto 30).

 Acertaba desde el triple Noguerol, pero Estela se ponía al fin por delante y el partido de cara a poco del final (66-62, minuto 34), con el Bodegas Rioja Vega además en bonus. Pero en el momento más delicado aparecía Jorge Lafuente: un triple suyo y otra acción más de Parrado decían que el bloque riojano seguía vivo (66-67). De nuevo Noguerol y las acciones interiores de Parrado, que provocaban la quinta tanto de Nakidjim como de Kearse, a 2 minutos del final. Los tiros libres del pívot lo dejaban muy cerca (71-74 a 1.24 del final), pero un triple estratosférico de Pablo Sánchez tiraba abajo el Palacio. Y de nuevo Jorge Lafuente: en el momento más caliente, un triple suyo rompía el partido. Fallaba Norris sus intentos y López acertaba desde la personal para cerrar un triunfo de enorme mérito. El cuarto de la temporada para un Bodegas Rioja Vega que quiere seguir creciendo.

 Igualatorio Estela (18+19+22+19) Lamont Thomas (14), Sutina (12), Andre Norris (13), Kearse (10) y Nakidjmin (24) -cinco inicial- Peña (2), Pablo Sánchez (3), Barry, Iradier.

 Bodegas Rioja Vega (27+18+14+22): Noguerol (26), López (9), Lafuente (8),Dziuba (4), Nissen (11), -cinco inicial-Robinson, Saintel (6), Parrado (12), Dídac Cuevas (5).

 Crónica: C.B Clavijo


 ZORNOTZA ST - TESLACARD CIRDULO GIJON BALONCESTO (87-82)

Foto: Zornotza ST

 Seguimos aferrados al coliderato. Nos gusta estar ahí arriba, hay buenas vistas. Hace tres semanas éramos líderes en solitario tras ganar los primeros tres partidos, pero dos salidas con derrota (Santander y Zamora) nos dejaban emparejados a otros seis equipos en el coliderato en un Grupo Oeste (el Salvaje Oeste) donde la igualdad es máxima, ¡siete colíderes de un total de doce equipos! Para conservar tan privilegiada posición había que romper la mala racha y recuperar la sonrisa venciendo al Teslacard Círculo Gijón Baloncesto, equipo colista, pero cuyo balance de 1-4 era más que engañoso porque bien podrían llevar un 4-1, ya que habían tenido opciones reales de victoria en los últimos tres partidos. Así que no iba a ser fácil ganar. Y no lo ha sido, para nada.

 En el equipo gijonés dirigido por Nacho Galán figura uno de los grandes atractivos de la competición: Robert Swift, un pívot de 2’16 que fue primera ronda del draft de la NBA en 2004. Y en aquella competición jugó varias temporadas. Luego la vida… El caso es que ahora está dando más brillo a una LEB Plata cada vez más estimulante. Pero otro jugador que aporta lustre a esta competición es Saúl Blanco, todo un ACB cargado de experiencia que ayuda ahora a sus paisanos asturianos. Llegaban a Amorebieta con la importante baja de Shane Osayande, pero Mikel Garitaonandia también tenía la plantilla “coja”; ausencia de Charles Eaton y presencia, pero de manera mínima y precaria –por su maltrecha rodilla-, de Davie Champagnie (jugaría sólo 1 minuto). Por ahí también estaba el asunto igualado.

 De salida los verdes han querido imponer su ritmo rápido, darle vidilla al juego, y de alguna manera el Círculo Gijón se ha visto contagiado y ha querido correr. Ese escenario era mejor para los verdes que para los rojos y el Zornotza abrirá una pequeña brecha, 13-6, en cinco minutos. Nos iba bien, anotábamos con soltura -Álex Mazaira ya empezaba a hacer diana- y en el lado gijonés el peligro era Saúl Blanco el santo y seña del Círculo con su labor de todoterreno, con todo el baloncesto que lleva en su interior. Con un juego efervescente y alegre el Zornotza finaliza el cuarto con siete puntos de renta, 22-15.

 En los primeros compases del segundo cuarto todo sigue el mismo guion y nos vemos diez arriba, 32-22. Todo marchaba muy bien, viento en popa hacia la victoria. Sin embargo, el equipo asturiano, liderado por Blanco, empezará a imponer su propia ley, su propio ritmo. Más sobrios, más serenos en el juego posicional, con más centímetros y kilos en la pintura y con la decisión del coach gijonés de poner a defender a Nemanja Djordjevic sobre el francotirador Mazaira y hombres más altos para frenar a Saah Nimley, timonel de los verdes, todo cambia. Eso y el poderío de un Robert Swift jugando su mejor partido del campeonato hace que el Zornotza se quede seco de soluciones a los problemas planteados y el marcador dará la vuelta. Parcial de 4-17, rotundo, y Círculo Gijón que manda al descanso, 36-39. Las sensaciones no son buenas, los gijoneses parecen más seguros y sabedores de lo que hacer en cada momento.

 Pero el partido está abierto a alternativas. Al regreso de vestuarios, los zornotzarras vuelven a tener chispa, aprietan en defensa, haciendo un esfuerzo colectivo para frenar a los hombres grandes gijoneses por dentro y a Blanco y Martyce Kimbrough por el exterior, y en ataque se recupera el acierto. Nimley, cómo no, ya está haciendo de las suyas y su sociedad con Kevin Bercy funciona un día más. Y Mazaira sigue con su buen día, no aportando sólo desde 6’75, sino que logra buenas posiciones de media distancia e incluso saca faltas, estando infalible desde la línea de tiros libres. Recuperamos la renta de diez puntos, 61-51, pero no logramos romper el partido y finaliza el cuarto con un 64-57 que hace prever un último cuarto emocionante.

 Y así ha sido, porque esos siete puntos de ventaja se esfuman en un visto y no visto. Son buenos minutos de Alejandro Rubiera, quien toma un poco el relevo a sus compañeros en funciones anotadoras. Nos endosan otro parcial preocupante, 4-13, y a falta de cinco minutos nos tienen contra las cuerdas, 68-70. Dos factores resultarán claves para el devenir del partido: 1, los gijoneses empiezan a dar muestras de agotamiento (Blanco ha jugado el partido completo y Swift sólo ha descansado minuto y medio); y 2, Mikel Sainz de la Maza. El bilbaíno, que estaba pasando desapercibido, aparece de manera estelar, es como si hubiese esperando el momento más adecuado para brillar en ambas mitades de cancha. Suyos son dos triples y una gran penetración, que sumados a una bandeja de Bercy devuelven la ventaja al Zornotza. La Marea Verde hace tiempo que está empujando también, siempre fiel. El efecto Mikel es la personificación del efecto Larrea. El Círculo Gijón peleará hasta el final, pero los de Garita llegan a la recta final más frescos y consiguen sellar la cuarta victoria de la temporada, 87-82.

 La afición de Larrea despide a ambos equipos con una ovación. Los gijoneses han dado una muy buena impresión y una vez más se han quedado cerca del triunfo, pero… Pero el Zornotza sigue muy fuerte en casa (sin perder un partido oficial desde mayo de 2017, en el play off final por el ascenso a Oro contra Valladolid), sigue negándose a apearse de su condición de colíder y este sábado ha recuperado la sonrisa que se le borró de la cara en las dos anteriores jornadas.

 El MVP ha sido, una vez más, Saah Nimley, con 22 puntos (4 de 4 en triples), 8 asistencias y 7 faltas recibidas, alcanzando los 29 créditos de valoración. Pero el máximo anotador ha sido un atinado Álex Mazaira, con 24 puntos y que ha llegado a 27 de valoración. Otro que nunca falla es Kevin Bercy, suyos han sido 21 puntos y 7 rebotes.

 Como decimos, nuestras cuatro victorias y dos derrotas nos dejan en el coliderato, ahora junto a otros tres equipos: CB Zamora, Basket Navarra y CB Clavijo. Precisamente, contra estos últimos, los logroñeses ahora denominados Bodegas Rioja Vega, habremos de enfrentarnos el próximo sábado en el Palacio de los Deportes de La Rioja. Será un partidazo, otro más en este Grupo Oeste de la LEB Plata que está emocionantísimo. Ojalá nos parezcamos más al Zornotza que se vio en Pamplona y no al de Santander o Zamora. Así tendrá que ser para seguir arriba, arriba, arriba.

 Crónica: Zornotza ST

0 comentarios:

Publicar un comentario