domingo, 25 de noviembre de 2018

CRONICAS LEB PLATA OESTE J10 | AQUIMISA LABORATORIOS-QUESO ZAMORANO CON UN PIE EN LA COPA LEB PLATA, IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA SIGUE COMO ASPIRANTE EN UN PELOTON DE HASTA CUATRO EQUIPOS (I)

 AQUIMISA LABORATORIOS-QUESO ZAMORANO - BASKET NAVARRA (73-61)

Foto: Basket Navarra

 No pudo sumar Basket Navarra en el duelo de colíderes en la pista del Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano. Un mal tercer cuarto tumbó a un cuadro navarro irregular que trató de arreglarlo al final pero sin éxito. No pudo llegar la séptima victoria, que se quedó en Zamora en casa de un rival que fue mejor y consolida su posición en el liderato.

 Basket Navarra acusó en exceso las bajas de dos de sus hombres más importantes, Carles Marzo e Iñaki Narros, ausencias que mermaron por segundo partido consecutivo la rotación exterior del equipo. Con problemas para encontrar una dirección de juego eficaz y la suficiente claridad en ataque, los de Xabi Jiménez aguantaron el tipo hasta el descanso ante un rival con la confianza por las nubes que demostró por qué manda en la clasificación. En el tercer cuarto las imprecisiones y el desacierto lastraron a los navarros y los zamoranos abrieron hueco para encarrilar la victoria. Lo pelearon hasta el final los rojos, logrando reducir a la mitad una desventaja que llegó a ser de 20 puntos, pero la reacción llegó tarde y se quedó en un amago. No pudo ser.

 Comenzó muy bien Basket Navarra, con un excelente trabajo defensivo y protagonismo anotador de José Jiménez y Rodrigo Gómez para firmar un sensacional 0-10 de inicio. Tardó en responder el Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano, que estuvo más de cuatro minutos sin anotar, pero cuando lo hizo lo hizo a la perfección: un contundente 14-1 castigó el atasco visitante tras el prometedor parcial inicial y cerró el primer cuarto con ventaja local (14-11).

 La conexión Javi Marín-Iago Estévez dio frutos en los primeros compases del segundo periodo para mantener las diferencias en el marcador, diferencias que se fueron ampliando con el paso de los minutos ante la falta de fluidez navarra en ataque. Por fortuna, antes del descanso emergió la figura de Rodrigo Gómez, quien con siete puntos consecutivos apretó el luminoso para tomar el camino a los vestuarios (35-33).

 Fue en el tercer cuarto donde el partido quedó casi visto para sentencia. Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano impuso su ritmo, eléctrico y vertiginoso, y con más acierto que Basket Navarra volvió a abrir hueco (51-41). Los de Xabi Jiménez, imprecisos e incapaces de encontrar soluciones ante el aro rival, sobre todo por dentro, protagonizaron unos malos minutos que se tradujeron en una desventaja importante en el luminoso para cerrar el tercer periodo (58-43).

 El partido se puso aún más cuesta arriba en el último cuarto, cuando la renta local alcanzó el +21 (64-43). Fue entonces cuando Basket Navarra, con amor propio, intensidad defensiva y encontrando por fin a Edu Hernández-Sonseca en la pintura, ofreció su mejor versión. Con un parcial de 4-11 (68-56) soñaron con la remontada los navarros, quienes hasta en dos ocasiones tuvieron la oportunidad de reducir su desventaja por debajo de los diez puntos. Pero en ese momento clave volvió a aparecer el desacierto para dar al traste con las opciones visitantes de sacar algo positivo de Zamora.

 Lo próximo, la última jornada de la primera vuelta de esta primera fase de la LEB Plata, será el sábado (20.00 horas) ante un rival directo de la zona noble como Juaristi ISB en el polideportivo de Arrosadía. Basket Navarra regresa a casa con la intención de mantener su fortaleza en Pamplona para seguir en lo alto de la tabla.

 AQUIMISA LABORATORIOS QUESO ZAMORANO (73) Sango Niang (17), Gabriel Román (2), Micheal Warren (10), Luke Meikle (10), Guido Villamil (2) -cinco inicial-, Anthony Libroia (15), Cristopher Iza (6), Xabier Arriaga (7) y Javier Beltrán (4)

 BASKET NAVARRA (61) Javi Marín (12), Pablo Yárnoz (2), José Jiménez (9), Dusan Sisic (-), Rodrigo Gómez (13) -cinco inicial-, Adrián García (-), Edu Hernández-Sonseca (16), Sergio Fuentes (1) y Iago Estévez (8)

 Crónica: Dpt Comunicación Basket Navarra


 IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA - AVILA AUTENTICA-CARREFOUR "EL BULEVAR" (86-87)

Foto: Pablo Lanza

 El Igualatorio Cantabria Estela sumó su sexta victoria de la temporada ante su afición, que le permite dormir ocupando la segunda posición, en un partido muy igualado, que se resolvió en el último cuarto, gracias a los 32 puntos anotados en los últimos diez minutos de ensueño. El Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar no fue capaz de aguantar el ritmo ofensivo local, alargando su mala racha a tres derrotas consecutivas. El equipo cántabro mantiene posibilidades matemáticas de jugar la Copa LEB Plata 2018, para ello, necesitará ganar la semana que viene en Salamanca y esperar resultados de sus rivales directos.

 El ala-pívot norteamericano Phillip Edwin Lawrence-Ricks estrenaba el marcador para el Ávila Auténtica (0-2), mientras que, Andre Norris hacia lo propio para el Igualatorio Cantabria Estela (2-2). El equipo abulense protagonizaba un parcial de 0-4 gracias al acierto de Faye, una de las grandes promesas del baloncesto senegalés que está cedido el Gran Canaria de la Liga Endesa, y Vázquez (2-6). Juampi Sutina cortaba la racha visitante con su primer triple de la tarde (5-6), y acompañado del acierto interior de Placide Nakidjim y de Norris, quien protagonizaba un gran mate, ponían al equipo cántabro con una ventaja de cuatro puntos (parcial de 8-0, 10-6). Faye cortaba el acierto estelista (10-8), y acto seguido, anotaba el MVP del partido, Lamonte Thomas (12-8). La igualdad seguía presente sobre la cancha santanderina, y una vez más, Faye encestaba (12-10). El capitán del Igualatorio Cantabria Estela, Pablo Sánchez, anotaba un triple tras una mágica asistencia de Lamonte Thomas, que ponía la máxima ventaja hasta el momento en el marcador (+5, 15-10). Las canastas del Ávila Auténtica continuaban llegando a través de Faye (15-12), y Juampi Sutina anotaba su segundo triple consecutivo (18-12), ampliando la diferencia en el marcador Lamonte Thomas tras un pase del capitán Sánchez (20-12). El Ávila Auténtica conseguía recortar puntos, gracias a un triple de De Santana (20-15) y un tiro libre de Mulero con el que se cerraba el marcador con el resultado de 20-16.

 Los primeros dos puntos de Kearse llegaban tan solo comenzar el segundo cuarto (22-16). De Santana anotaba un tiro a tablero (22-18), y tras un tiro libre de Lance Kearse (23-18), el Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar anotaba por medio de Ortiz (23-20). Kearse anotaba un tiro libre más tras sacar una falta personal (24-20), y el equipo visitante se situaba a dos puntos tras el tiro anotado de Cazorla (24-22). Placide, sin miedo desde la línea exterior, convertía su primer lanzamiento exterior de la tarde en triple (27-22). El Ávila Auténtica respondía también desde los 6.75 metros a través de Ortiz (27-25). Y de triple en triple, ya que, André Norris anotaba tras un pase de Lamonte Thomas que le dejaba solo para lanzar (30-25). El equipo visitante consiguió acortar la desventaja en los dos últimos minutos, logrando empatar el partido a falta de 44 segundos (33-33), y el marcador no se movía antes del paso por los vestuarios.

 Solo comenzar la segunda parte, el Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar se ponía por delante (33-35) gracias a una canasta de Lawrence. André Norris empataba para el Igualatorio Cantabria Estela (35-35), y tras un intercambio de canastas, sería, de nuevo, el jugador norteamericano quien ponía por delante a los suyos (40-37). Los cántabros conseguían despegar gracias a un acertado Juampi Sutina (42-37), pero el Ávila Auténtica no se daba por vencido, y lograba empatar el partido varias posesiones después (48-48). Al último cuarto, el equipo de David Mangas, que se enfrentaba a su ex equipo en la tarde del sábado, entraba con una ventaja de tan solo un punto (54-43).

 Con el partido totalmente abierto en los diez últimos minutos, el Igualatorio Cantabria Estela comenzaba anotando un tiro libre (55-53), que sumado a un triple de Palazuelos, y un lanzamiento de dos puntos de Placide Nakidjim ponían al Igualatorio Cantabria Estela con una ventaja de siete puntos (60-53). A partir de ahí, el equipo cántabro fue a más ante un Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar que no fue capaz de parar el ritmo de los de David Mangas, que firmó un espectacular parcial de 32-14, hasta llegar al resultado final de 86-67.

 El base del Igualatorio Cantabria Estela, Lamonte Thomas, con 15 puntos y 12 asistencias, fue el MVP del partido, gracias a sus 24 puntos de valoración. Por parte del Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar, Biram Faye fue el jugador más destacado (20 puntos y 10 rebotes).

 En la próxima jornada, el Igualatorio Cantabria Estela se desplazará a Salamanca para jugar la última jornada de la primera primera vuelta frente a la Quesería La Antigua CB Tormes, que se jugará en horario unificado, el sábado día 1 de diciembre las 20:00 horas, con motivo de conocer al equipo del grupo oeste que disputará la Copa LEB Plata 2018 (se enfrentará al líder del grupo este).

 IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA:Thomas (15), Palazuelos (3), Peña (0), Mena (0), Iradier (5), Kearse (11), Sutina (19), Sánchez (5), Sena (0), Norris (13), Nakidjim (15).

 ÁVILA AUTÉNTICA: Vázquez (5), Ortiz (8), Mulero (3), Cazorla (11), García, (2), Faye (20), De Santana (7), Lawrence-Rocks (11), Gueye (0).

 Crónica: Dpt Comunicación CD Estela


 ZORNOTZA S.T - MARIN ENCE PEIXE GALEGO (71-67)

Foto: Zornotza ST

 Se ha sufrido, pero se ha ganado, y quizás cuando cuesta tanto las victorias saben mejor. Lo que está claro es que este triunfo en la décima jornada es importantísimo, porque todo está muy igualado, porque era ante un rival directo (como lo son casi todos) con el que íbamos empatados a 5 victorias y 4 derrotas y porque de esta manera nos volvemos a meter en la mitad alta de la clasificación, donde todos queremos estar, donde se pelea por el ascenso y se dice adiós al descenso. Por todo ello, ganar al Marín sabe a tan bien.

 Si ha costado tanto ganar ha sido porque el equipo gallego –de alguna manera hermanado con nosotros por compartir el descenso administrativo de infausto recuerdo del verano de 2017- nos lo ha puesto muy, pero que muy difícil. Cualquiera de los dos equipos podría haber sido el ganador y nadie tendría nada que objetar. Nosotros hemos contado con un factor desequilibrante y determinante en los momentos calientes del final del choque: nuestra afición, que ha vuelto a convertir Larrea en una caldera, que ha vuelto a conseguir que la Marea Verde haya generado olas para llevarnos a buen puerto. Otra tarde mágica, y van tantas…

 Ha tenido que ser la grada la que desequilibrara la balanza, porque en la cancha ambos equipos se empeñaban en mantener una igualdad máxima; durante muchos minutos con los de Garita por delante, pero que en la fase crucial veía a los de Javi Llorente acercarse al premio. En el Zornotza debutaba, ya en el quinteto inicial, el recién llegado Randy Onwuasor, un escolta californiano con pasaporte nigeriano. Pese a no haber tenido tiempo de adaptarse a esta su nueva experiencia -terminó la pasada primavera su periplo universitario en los Estados Unidos-, ha dado muestras de carácter y de no cortarse a la hora de asumir responsabilidades, convirtiéndose en importante elemento para el éxito final. Enfrente estaba otro que no se corta, Jordan Gregory, máximo anotador del total de la LEB Plata, y un viejo conocido, el base Juanchi Orellano, recibido con la pertinente ovación, ya que jugó con nosotros hace un par de temporadas y dejó en Amorebieta un grato recuerdo, no sólo por su saber hacer en la cancha, sino también por sus dotes como músico. Pero el partido era mucho más que unos nombres propios, iba a ser la lucha de dos conjuntos trabajando en equipo.

 El arranque del partido es titubeante y errático por parte de ambos bandos. Minutos de tanteo, que se dice eufemísticamente, como si fuesen dos púgiles estudiándose. La presión a toda cancha gallega nos busca las cosquillas para dificultarnos evolucionar con cierto desahogo. Y lo logra. Pero nosotros también somos capaces de frenar su ofensiva. Hay más fallos que aciertos. Cinco minutos y 6-4 en el marcador. Los otros cinco minutos de este primer cuarto son más alegres, ambos parecen encontrar las llaves para abrir el aro rival. El Zornotza, más acertado desde el exterior, abre brechitas de cuatro puntos, pero el Marín impide que vayan a más gracias a segundas oportunidades en ataque, donde están cargando bien el rebote, sobre todo Taiwo Badmus, que ejerce de barrendero por nuestra pintura. Termina el primer acto con el marcador en 17-15.

 En la continuación más de lo mismo. Nosotros seguimos teniendo buena puntería en la larga distancia (Álex Mazaira, por ejemplo, anotará 3 de 3 triples en la primera mitad) y el Peixe empieza a alternar la amenaza exterior, principalmente de la mano de Gregory, con el juego interior, donde ya se deja notar la presencia de Antonio Pantín, un pívot con mucha calidad. Y todo sigue igual; damos algunos arreones, pero ellos responden. Sin embargo, en los últimos minutos de este segundo cuarto vuelve la sequía anotadora y de ellos salimos favorecidos. Provocamos un apagón en el conjunto marinense y alcanzamos nuestra mayor ventaja de todo el partido, seis puntos, con la que nos vamos al descanso: 37-31.

 Vuelven del vestuario los equipos y es el visitante el que parece más beneficiado por el descanso. Los de Llorente salen muy concentrados, moviendo el balón con elaborados sistemas y con paciencia. Nos desconciertan con dos cincos en cancha, Pantín y Vashil Fernández, y también buscan cambiar las cosas en su mitad de pista disponiendo una defensa zonal. Hemos perdido la puntería exterior y buscamos anotar cortando la zona. Ahora somos nosotros los que acaparamos rebotes defensivos. Y la exigua renta ahí sigue, no hay manera de romper el partido, de quitarnos de encima a un Marín que en un momento dado se ha llegado a poner brevemente por delante en el marcador. El tercer periodo es de ellos, aunque finaliza con la mínima ventaja para nosotros, 52-51.

 En el último cuarto ya se vive el ambiente de las grandes tardes. Larrea es pasión baloncestística en estado puro. La afición empuja a nuestros muchachos, que siguen peleando por cada balón, que siguen comandando el marcador, pero nunca de manera definitiva. Tal es así, que a cinco minutos del final el Marín aprieta, y de qué manera, castigándonos con un parcial de 0-9 que supone entrar en zona de peligro, mucho peligro, porque a tres minutos del final estamos cuatro abajo, 61-65. Hay que apretar en defensa y eso es lo que se hace tras un tiempo muerto de Garita. Marín quiere alargar las posesiones para consumir tiempo, pero no acaban en canasta y nos permiten recuperarnos tras un rebote ofensivo de Kevin Bercy que anota y una acción individual de un Udun Osakue descarado. En minuto y medio hemos empatado. Quedan noventa segundos rebosantes de emoción. Falla el ataque el equipo gallego y Osakue es objeto de falta en la lucha por el vital rebote. Anota los dos tiros libres, 67-65. Volvemos a estar por delante luego de un 6-0 de parcial. Una penetración de Badmus devuelve la igualdad al marcador ya en el último minuto. Es la hora de los valientes. A veintiocho segundos del final el debutante Onwuasor se cubre de gloria al recoger el rebote tras fallo de Davie Champagnie y ser capaz de levantar el balón y anotar rodeado de brazos por doquier. Estamos dos arriba. Los visitantes realizan una jugada que acaba con Orellano liberado en una esquina, lanza el triple para ganar el partido, todo Larrea queda en vilo, ¡y el balón no entra! Rebote para Bercy, que recibe falta personal a once segundos del final. El canadiense hace diana en los dos lanzamientos desde la línea y el 71-67 será el resultado final tras un tiro a la desesperada gallego. Han sido tres minutos donde la unión de equipo y afición han forzado un 10-2 parcial que nos da esta victoria tan importante.

 Kevin Bercy repite esta jornada como MVP con 18 de valoración (14 puntos y 11 rebotes, muchos de ellos en los momentos más calientes). Le iguala como máximo anotador del equipo Randy Onwuasor –buena manera de debutar- que alcanza los 14 puntos con un cincuenta por ciento en todos sus tiros; 5 de 10 de dos, 1 de 2 en triples y 1 de 2 en tiros libres.

 La importancia de la victoria se refleja en el hecho de que hasta hoy, e incluso con balance victorias/derrotas positivo (5-4), éramos séptimos, es decir estábamos fuera del ansiado sexteto de cabeza, y tras ganar este sábado volvemos a reingresar en ese grupo de privilegio, a una sola victoria del líder, pero también a una sola derrota de caer a la mitad de abajo. Esto está que arde y la próxima semana finaliza la primera vuelta de la fase inicial. A nosotros nos tocará jugar en Ávila este sábado 1 de diciembre. Esperemos que allí, en la ciudad amurallada, el equipo siga mostrando el carácter ofrecido en estas dos victorias consecutivas y podamos así tratar de afianzarnos en la parte alta de la tabla.

 Crónica: Zornotza ST


 TESLACARD CIRCULO GIJON BALONCESTO - GRUPO LEYCO BASKONIA (87-73)

Foto: Tarek Halabi / elcomercio.es

 El Teslacard Círculo Gijón dejó atrás su derrota del pasado fin de semana en Plasencia con un contundente triunfo ante el filial del Baskonia. Los de Nacho Galán cuajaron un buen partido y apenas concedieron opciones al joven equipo vasco, superado desde el salto inicial por el equipo gijonés. La victoria tiene una enorme importancia en la lucha por la permanencia.

 Nemanja Djordjevic marcó la diferencia en los primeros minutos. El ala-pívot serbio, muy inspirado, logró abrir las primeras diferencias gracias a su acierto desde el perímetro, con dos triples consecutivos con los que el Teslacard rompió la intensa defensa del Baskonia. Otro acierto desde la línea de tres de Martyce obligó al técnico visitante a pedir su primer tiempo muerto cuando solo habían transcurrido cuatro minutos y el Teslacard dominaba el marcador por 15-6.

 El equipo gijonés mejoró aún más con la entrada en la cancha de Shane Osayande. Las tres primeras acciones del canadiense tuvieron influencia directa en el marcador, con cuatro puntos y un tapón en menos de un minuto. Cierta relajación del Teslacard en los últimos segundos permitió al Baskonia llegar al final del primer cuarto con una diferencia salvable, pero la tendencia de los primeros minutos se mantuvo durante el segundo cuarto.

 El joven equipo vasco mantuvo su intensa defensa y trató de reaccionar desde el perímetro, aunque con un porcentaje de acierto muy bajo. El Teslacard, sin cuajar sus mejores minutos de la tarde, supo mantenerse sin problemas por encima de los diez minutos de ventaja. Shane Osayande y Robert Swift impusieron su experiencia en la pintura ante los interiores más físicos del Baskonia. Hasta 62 rebotes capturó el equipo de Galán ayer.

 El 10-2 con el que arrancó el partido tras el paso por los vestuarios dejó más encarrilada aún la victoria para el Teslacard Círculo. El equipo gijonés se mostraba tremendamente acertado en cada una de sus acciones de ataque y llevó su ventaja por encima de los veinte puntos (56-33). Cada acierto del Baskonia desde el perímetro era respondido por Saúl Blanco. El filial vitoriano, además, sufrió la baja por lesión de Martínez, que se retiró entre aplausos de la cancha.

 Un parcial de 11-2 en el inicio del último cuarto dio un hilo de vida al Baskonia en una fase de precipitación del Teslacard. La diferencia en el marcador se redujo hasta los trece puntos a 6:48 del final (74-61). En cuatro minutos, el equipo gijonés solamente había anotado una canasta. Shane Osayande, primero desde la línea de tiros libres y a continuación con un espectacular mate, logró romper la tendencia y alejar los fantasmas de otras remontadas anteriores.

 Un triple muy lejano de Saúl Blanco dio el oxígeno definitivo al Teslacard Círculo a poco más de cinco minutos del término del encuentro. A partir de ahí, con ventajas cercanas a los veinte puntos, el equipo gijonés supo manejar los tiempos con posesiones largas y pausa en los momentos oportunos, con Osayande asumiendo galones bajo el aro y Saúl exhibiéndose desde la línea de tres.

 La victoria permite al Teslacard coger aire en la pelea por la permanencia. Los de Nacho Galán, que empiezan a hacerse fuertes en el Palacio, visitan el próximo sábado la cancha del Marín.

 Crónica: Víctor Manuel Robledo / elcomercio.es

0 comentarios:

Publicar un comentario