domingo, 11 de noviembre de 2018

CRONICAS LEB PLATA OESTE J7 | AQUIMISA LABORATORIOS-QUESO ZAMORANO Y BODEGAS RIOJA VEGA AMPLIAN SUS RACHAS GANADORAS PARA MANTENERSE EN EL COLIDERATO (I)

AQUIMISA LABORATORIOS-QUESO ZAMORANO - TESLACARD CIRCULO GIJON BALONCESTO (94-83)

Foto: José Luis Fernández / laopiniondezamora.es

El CB Zamora defendió de forma exitosa por primera vez en su historia el líderato en la liga LEB Plata, lo hizo con solvencia frente a un rival que nunca se vio fuera del partido y que luchó hasta los instantes finales. El equipo de Saulo Hernández en ningún momento se descompuso pese a que el Círculo Gijón en todo momento intentó arrebatarle la delantera en el marcador, ni siquiera en el último cuarto cuando se colocó a sólo cuatro puntos (74-70). En tiempos pasados, el Aquimisa Queso Zamorano se hubiera venido abajo en esos momentos decisivos del encuentro y muy posiblemente terminaría derrotado en un final muy igualado.

Pero la experiencia adquirida en las temporadas pasadas, la calidad de la actual plantilla y la labor de Saulo Hernández hizo ayer que nadie en el Angel Nieto pudiese dudar de que la victoria recaería finalmente del bando zamorano. Este Aquimisa Queso Zamorano es ya un equipo muy bien estructurado, en el que cada jugador conoce a la perfección cuál es su papel dentro de la cancha, en el que ya no tiembla la mano en los momentos decisivos y en el que el trabajo defensivo resulta muy eficaz aunque todavía esa buena defensa tan solo funcione a rachas.

Es esta una escuadra que ya no depende en exclusiva de uno o dos jugadores como ocurría antes, y si en jornadas pasadas eran otros los que destacaban especialmente, ayer hubo un protagonista principal en el que recayó gran parte del mérito en la victoria: Anthony Libroia. El base norteamericano no sólo desplegó un amplio abanico de recursos ofensivos, lanzando desde el perímetro o encarando a las torres del C. Gijón (el ex NBA Swift, Djorjevic o el ex ACB Saúl Blanco), sino que se empleó a fondo en el trabajo defensivo, en especial para intentar frenar a Martyce Kimbrough, el hombre más peligroso del rival asturiano que había firmado en los primeros 20 minutos, 16 puntos, y que terminó el encuentro con "solo" 25.

Libroia entrará seguramente en el equipo de la jornada con sus 26 puntos, cuatro recuperaciones y tres asistencias. Pero sería injusto asegurar que Libroia estuvo solo ayer sobre el parquet del Angel Nieto, porque Sango Niang se mantuvo en su línea media, Meikle supo desdoblarse como tercer pívot y los más jóvenes, Iza, Warren y Somogyi, mantienen un altísimo nivel.

El partido de ayer estuvo muy igualado en el primer cuarto en el que comenzó dominando el Aquimisa Queso Zamorano pero poco a poco y con un baloncesto muy poco ordotoxo pero sí muy eficaz, el Círculo Gijón llegó incluso a situarse por delante en el marcador con 20-21. Un triple de Sango, sin embargo, permitió que el cuarto se cerrase con empate a 23.

El CB Zamora continuó llevando la delantera en el marcador frente a un rival en el que Robert Swift deja patente su enorme experiencia y su gran eficacia defensiva; Nemanja Djorjevic le acompaña dentro de la pintura aportando intangibles y un enorme trabajo; y Saúl Blanco (ex Fuenlabrada y Unicaja), pese a que ayer estuvo mermado por las lesiones, demuestra sus grandes dotes en la dirección de juego; pero ayer el gran protagonista fue un Martyce Kimbrough que suplió con garantías la habitual aportación ofensiva del lesionado Efosa Osayande.

Martyce mantuvo vivo a su equipo hasta el descanso, anulando con sus puntos el buen juego realizado por el Aquimisa que no era capaz de romper definitivamente la contienda y se llegaba a la segunda parte con un equilibrado 50-47.

En el descanso, Saulo Hernández hizo especial hincapié en el trabajo defensivo sobre Martyce y con el combo gijonés se desgastaron tanto Libroia como Sango e incluso Xabi Arriaga. No siempre lograron frenarle porque la calidad del norteamericano es enorme, pero su aportación descendió bastante.

Así, el Aquimisa llegó a disponer hasta de 13 puntos de ventaja en un par de ocasiones, pero Gijón no se vino abajo y se recuperó sensiblemente aprovechando un ligeron bajón defensivo del CB Zamora. Los asturianos se situaron a cuatro puntos en un par de ocasiones, pero dos triples seguidos de Libroia volvieron a distanciar al Aquimisa a 10 puntos, una ventaja que ya no perderían los zamoranos hasta el final.

El Angel Nieto vivía en los últimos instantes del partido la sustitución de Thony Libroia que se llevó una de las ovaciones más largas que recordamos en los últimos años a un jugador del CB Zamora.

Crónica: Manuel López-Sueiras / laopiniondezamora.es


BODEGAS RIOJA VEGA - ZORNOTZA ST (92-84)

Foto: nuevecuatrouno.com

Tres victorias seguidas permiten al Bodegas Rioja Vega estar coliderando la Conferencia Oeste después de 7 jornadas. Suficientes para darse cuenta de la igualdad existente y que esta LEB Plata no permite relajaciones. Que se lo digan a los riojanos que cuajaron un primer cuarto primoroso y le vieron las orejas al lob en cuanto perdieron el dominio debajo de su canasta. Por ahí, Zornotza le hizo mucho daño con Champaigne y Bercy. Al menos no se descompuso y guiado por un sublime Noguerol durante el tercer cuarto (14 puntos en ese período) supo mantener la renta cuando peores sensaciones hubo sobre el parqué. Eso no quita para que se sufriera durante los últimos minutos merced al carácter de los vascos, que claudicaron 92-84 después de un baloncesto de nivel.

Este Rioja Vega no engaña. Apuesta por una idea e intenta llevarla a cabo. El caso pasa por asfixiar a su oponente, por no dejarle respirar. Cuando lo logra, la exhibición de los riojanos es digna de aplaudir. Lógicamente, sufre altibajos -y ahí es más vulnerable- porque mantener el alto ritmo durante los 40 minutos es complicado, pero en el primer cuarto el bloque logroñés mostró sus virtudes. Desde la defensa, los de Jenaro Díaz frenaron en seco a un Zornotoza que venía al Palacio con el convencimiento de olvidar su última derrota en casa para despuntar en la parte alta.

No contaba con el acierto inicial de Robinson y Saintel, referentes en los primeros ataques de los anfitriones. El 8-1 era una realidad hasta que dos triples en 25 segundos de Nimley hicieron que los logroñeses abusaran de Saintel que, con 6 puntos consecutivos, llevó a los suyos al 14-7.

Una ventaja que fue en aumento gracias a la actitud defensiva y al buen hacer en el otro de la pista. Jalalpoor, ausente en la última jornada, y De Pablo, en su estreno en la categoría, anotaron dos triples que dejaban una máxima de 12 puntos (25-13) con la que se pudo cerrar el cuarto de no haber mediado una canasta en el límite de Nimley. 18 puntos en la pintura, 11 del banquillo y cero rebotes ofensivos concedidos. Una muestra del gran trabajo de los hombres de Jenaro Díaz.

Osakue y Mazaira, desde más allá de los 6,75 metros, animaban al Zornotza que reacción al 28-15. Sobre todo cuando Champaigne se hizo el amo debajo del aro. 12 puntos consecutivos del estadounidense para su equipo que obligaron a Jenaro Díaz a tomar cartas en el asunto tras el 37-33. El pívot se marchó al banquillo y el Rioja Vega respiró. Empezó a dar fluidez con Robinson, con un dos más uno de López, con los tiros libres -pese a los fallos- de Noguerol y la aportación de Parrado debajo de canasta.

Los riojanos se marchaban otra vez, 50-38, pero el Zornotza no se descompuso. Osakue y Champaigne apretaban: 52-43. Pudo ser mejor para los visitantes, pero Nissen se interpuso en el mate de Bercy para recuperar las buenas sensaciones justo antes del descanso. 60% en triples, superioridad en el rebote (17 contra 12) y en asistencias (9 frente a 1), además de un magnífico porcentaje en tiros de campo (62%) aupaban a los riojanos en el marcador. El debe pasaba por el tiro desde la personal, un pobre 54% (6 de 11).

Comenzó la segunda mitad a toda pastilla. Zornotza se la jugaba, mientras que el Rioja Vega estaba blandito debajo de su aro. En dos minutos y 20 segundos, el cuadro vasco se metía de lleno con un parcial de 6-11 tras el triple de Sáinz de la Maza; 58-52. Noguerol -8 puntos seguidos- rescataba a los suyos y provocaba la cuarta personal del base Nimley en el ecuador del cuarto. Un golpe anímico para los visitantes que debían remar para continuar con vida en el partido, 66-52. Apoyados en Champaigne y Bercy recortaron de nuevo: 68-62. Pero en un final que Zornotoza no supo aguantar, Saintel machacaba para dejar el 72-62 con diez minutos por delante.

Bercy y Champaigne le habían cogido el gusto y estaban destrozando a los riojanos con infinidad de segundas oportunidades. Así, era cuestión de tiempo que el Zornotza creyeran en sus posibilidades, 76-71, y con el Rioja Vega en bonus pese a que faltaban 6 minutos para la conclusión. Lafuente aliviaba las penas con un triple, pero la realidad era que tocaba recuperar la intensidad defensiva, ya que en el ataque el cuadro logroñés mostraba síntomas de inconsistencia.

Parrado y Saintel daban tranquilidad con el 85-74. Aun así, insistía Bercy -14 puntos en el último cuarto- en alargar la agonía, 85-78, aunque Jalalpoor se inventó una canasta sobre la bocina, con posterior tiro adicional, que fulminó al Zornotza con apenas un minuto por delante; 88-78. Los vascos no bajaron la guardia, pese a los aplausos que se llevó Champaigne tras ser sustituido, pero su defensa a toda la pista era un suicidio si había buena circulación, como aconteció para que Lafuente y Parrado, con un mate de espaldas, se gustaran para el definitivo 92-84.

Un choque que debe servir para aprender, puesto que la superioridad con el paso de los minutos, en el rebote del Zornotza estuvo a punto de pasar factura. Además, este Rioja Vega tiene que insistir en mejores sus porcentajes desde la personal (52%), de hecho, el casi 70% en tiros de dos ayudó a que se superaran los 90 puntos. Ahora dos duelos a domicilio en siete días: Gijón y Zamora.

Bodegas Rioja Vega: Noguerol (23), López (5), Robinson (9), Saintel (16) y Nissen, cinco inicial, Parrado (10), Lafuente (12), Jalalpoor (9), Dziuba (3) y De Pablo (3).

Zornotza Saskibaloa Taldea: Nimley (17), Sáinz de la Maza (3), Mazaira (3), Osakue (16) y Bercy (21), cinco inicial, Barros, Estalayo, Champaigne (24) y Orue-Mazaga.

Crónica: rioja2.com


EXTREMADURA PLASENCIA - IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA (55-77)

Foto: PALMA / estadionorte.com

Si decíamos en la previa que este partido iba a servir para calibrar objetivos, definitivamente la meta del Extremadura Plasencia este año va a ser evitar el descenso a la Liga EBA. No solo porque el balance después de siete jornadas sea de 2-5 (perfectamente remontable porque los playoffs están a solo dos partidos), sino porque la inercia es claramente negativa y la imagen baja enteros a medida que avanzan las jornadas.

El Cantabria Estela, sin realizar un baloncesto excelente, sometió al Plasencia a un durísimo correctivo del que va a costar remontar el vuelo. Volvieron a salir a la luz las carencias antes vistas, como la falta de un director de juego experimentado o la incapacidad para jugar en estático. Y si eso se añade el demoledor porcentaje desde la línea de tres (¡3 de 33!), se entiende que se escucharan que se escucharan silbidos en una Bombonera siempre fiel.

Hablando de La Bombonera, hagamos un paréntesis. Solo un milagro permitió que el partido no acabara con jugadores lesionados. Una y otra vez, caían resbalados al suelo. Ya sea por las goteras o por la condensación del agua, este pabellón año tras año hace sonrojar a todos los placentinos.

La verdad es que los aficionados se fueron colorados a casa. Primero por el espectáculo de patinaje sobre parquet y luego por la imagen de su equipo. Una imagen que ciertamente fue decorosa en los primeros diez minutos, dominados por el Estela gracias a rápidas transiciones y el dominio de Nakidjim en la pintura. Solo Duane Morgan, por dentro, y algún que otro arreón permitían aguantar el tipo (22-21 en el primer cuarto).

Un parcial de 0-13 al inicio del segundo cuarto acabó por romper el partido. El Plasencia, sin ideas e inmersos en triples muy forzados, ponía la alfombra a un Estela que no necesitaba forzar (35-42 al descanso).

El guion siguió siendo el mismo en la reanudación. Las máximas cántabras se fueron reproduciendo a medida que el Plasencia perdía balones o era incapaz de fabricar una acción clara de tiro. Medina, descentrado y sin llegar a asumir un rol definido en el juego ofensivo, no anotó su primer punto hasta el minuto 26. Su primera canasta la anotó a 04:40 para el final.

Con 44-61, sobraron los últimos diez minutos. Solo sirvieron para que la afición local fuera enfadándose más y más a medida que los suyos siguieran empeñados en batir récords negativos desde la línea de tres.

EXTREMADURA PLASENCIA: Duane Morgan (16), José Antonio Medina (3), Germán Martínez (4), Vladimir Tomasevic (1), Marcellus Roberts (10) –cinco inicial-, Diego Gallardo (2), Javier Cardito (3), Mario Álvarez (11), Arturo Fernández (2), Deng Mayot y Pablo Villarejo (3).

CANTABRIA ESTELA: Juanpi Sutina (15), Pablo Sánchez (10), Andre Norris (9), Placide Nakidjim (18), Lamonte Thomas (6) –cinco inicial-, Álvaro Palazuelos (9), Jon Peña, Carlos Iradier (6), Lance Kearse (2) y Diego Ibarlucea (2).

Crónica: Juan Carlos Ramos (Diario Hoy) / estadionorte.com


MARIN ENCE PEIXE GALEGO - BASKET NAVARRA (81-69)

Foto: Basket Navarra

Un Basket Navarra mermado, con la baja de Iñaki Narros y hasta tres jugadores más con molestias, no pudo evitar la derrota en la cancha de un buen Marín Ence Peixegalego. Los rojos, lastrados por su escasa rotación exterior, se vieron superados por un rival mejor plantado y tendrán que esperar para sumar la quinta victoria.

Fue un partido extraño el vivido en tierras gallegas, donde nunca se sintió cómodo un Basket Navarra que tuvo que pelear sin apenas garantías en el juego exterior, con Iñaki Narros ausente por lesión y jugadores como Javi Marín, José Jiménez y Pablo Yárnoz haciendo un esfuerzo para jugar pese a estar tocados. Los de Xabi Jiménez, casi siempre a remolque en el marcador ante un rival muy acertado, sobre todo desde el perímetro, lo intentaron hasta el final, pero terminaron resbalando.

Comenzó mejor Marín Ence Peixegalego, con intensidad y anotando con facilidad para colocarse 9-1 en los primeros compases. La reacción navarra llegó desde la línea de 6’75 con cuatro triples consecutivos de Edu Hernández-Sonseca, Dusan Sisic y Carles Marzo -por partida doble- que culminaban un parcial de 0-14 para echar el cierre al primer cuarto con ventaja (16-20).

El segundo periodo arrancó con un intercambio de golpes del que salió mejor parado el equipo local, que lograba imponer su ritmo y hacía daño tanto por dentro como por fuera, por donde empezaba a mostrar su peligro con Jorge Romero como protagonista. Basket Navarra resistió a las embestidas locales imponiéndose en el rebote y con acierto en la pintura de Iago Estévez y Adrián García. 36-33 al descanso.

Comenzó a sufrir el equipo de Xabi Jiménez en la reanudación, cuando empezó a notar el paso de los minutos y el peso de las molestias físicas en varios de sus hombres importantes. Tocado en la rotación exterior y sin la suficiente fluidez en ataque, el equipo navarro se vio incapaz de reducir unas distancias que cada vez eran más amplias. El tercer acto terminó 68-58.

Amenazó con romper el partido el cuadro gallego en los primeros compases del último cuarto, cuando alcanzaron el +17 (67-50) con Jordan Gregory como hombre más destacado. No dejó de luchar Basket Navarra pese a las numerosas adversidades -incluida la eliminación de Javi Marín por acumulación de faltas- y con intensidad defensiva y un buen parcial de 2-9 soñó con la remontada (69-59). A dos minutos del final, con 75-63 en el luminoso, Sonseca forzó un 2+1 para bajar de los diez puntos de desventaja, pero el tiro adicional no entró y los locales sentenciaron acto seguido desde el triple, faceta en la que estuvieron especialmente finos rozando el 50% de acierto. Al final, 81-69 y derrota.

No hay tiempo para lamentarse: el próximo partido llega entre semana, el miércoles (20.30 horas) en Arrosadía ante Ávila Auténtica Carrefour ‘El Bulevar’. Veremos si Basket Navarra puede recuperar efectivos para luchar por una nueva victoria ante su afición.

MARÍN ENCE PEIXEGALEGO (81) Juanchi Orellano (9), Jorge Romero (17), Jorgan Gregory (21), Taiwo Badmus (9), Vashil Fernández (7) -cinco inicial-, Gerard Sevillano (2), Antonio Pantín (12), Victor Holmberg (-), Jacobo De Benito (4) y Pablo González (-)

BASKET NAVARRA (69) Carles Marzo (17), Javi Marín (2), José Jiménez (8), Rodri Gómez (1), Edu Hernández-Sonseca (17) -cinco inicial-, Iago Estévez (6), Adrián García (7), Dusan Sisic (6), Sergio Fuentes (-) y Pablo Yárnoz (5)

Crónica: Dpt Comunicación Basket Navarra


AVILA AUTENTICA-CARREFOUR "EL BULEVAR" - QUESERIA LA ANTIGUA CB TORMES (79-68)

Foto: deportesavila.com

Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar logró su cuarto triunfo en el grupo Oeste de la LEB Plata al derrotar en el segundo derbi castellano y leonés consecutivo a Quesería La Antigua C.B. Tormes, al que sobrepasó en el último cuarto, después de ir perdiendo por escasas diferencias durante gran parte del resto del partido, gracias en buena medida a la eficacia en los triples de los salmantinos, que metieron la mitad de sus puntos desde la línea de 6,75.

Los verderones comenzaban los últimos diez minutos con un luminoso en contra de 51-55, pero en ese período asestaban un parcial de 28-13 que les permitían volver al camino de la victoria tras caer la semana anterior en el mismo escenario del Carlos Sastre con Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano. A falta de cuatro minutos el marcador estaba con empate a 62, pero dos triples de Alfonso Ortiz, la efectividad de ‘Sidao’ Santana ante la canasta contraria y el acierto en los tiros libres, ataron el triunfo para el equipo local.

Tuvieron que pasar un par de minutos para que se moviera el marcador. El inicio del choque fue favorable con un 0-5 para los charros, que aún no conocen la victoria a domicilio. Con un triple de Berni García y tres puntos de ‘Sidao’, los de Sergio Jiménez le daban la vuelta al resultado y se ponían por delante (6-5), si bien dos triples de Juan Ramón Rivas y otros dos de Anrijs Miska servían para que Quesería La Antigua finalizase los diez primeros minutos con una ventaja de seis para los visitantes (15-21).

Fallos en los lanzamientos y pérdidas de balón caracterizaron el segundo cuarto, donde media docena de puntos de Biram Faye y una canasta de dos de Ortiz posibilitaban el empate a 25 en el ecuador del período. Incluso el acierto de ‘Sidao’ ayudándose con el tablero ponía por delante a su equipo (27-25). Sin embargo, la eficacia de Viktors Iljings con media docena de puntos llevaban al descanso con tres arriba para los de Jandro Zubillaga (31-34).

Después del paso por vestuarios, Phillips Lawrence-Ricks tomó la iniciativa y con ocho puntos igualó a 39 en el luminoso, a punto de llegar a la mitad del tercer cuarto. Faye y Berni colocaban al Ávila Auténtica en 43-41, solicitando tiempo muerto el conjunto charro. Un parón que les favoreció porque un par de triples de Jacob Rounds y otro de Rivas situaban a Quesería La Auténtica con cuatro a su favor (51-55), a falta de diez minutos.

Salieron más fuertes los verderones en el último cuarto y con un parcial de 9-2 volvían a comandar el luminoso (60-57). Atravesó el encuentro unos tres minutos de imprecisiones, rotas por un mate de Faye y un posterior triple de Njegos Sikiras que fijaba un empate a 62, cuando restaban cuatro minutos para la conclusión. Ahí dio el arreón definitivo Ávila Auténtica, con Ortiz metiendo un par de triples y aprovechando al máximo los jugadores locales los tiros libres, acciones que les otorgaron la victoria por once puntos de diferencia (79-68), con Harold Cazorla como el MVP del partido con una valoración de 27, 13 puntos, 6 rebotes y 10 asistencias.

Apenas sin descanso y en el maratón de tres partidos en ocho días, Ávila Auténtica tiene el miércoles el segundo de los compromisos en la cancha del Basket Navarra, cuarto clasificado, con el que está igualado a cuatro triunfos y tres derrotas, la última esta misma jornada en Marín (81-69).

79 Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar: Manu Vázquez (4), Guillermo Mulero (6), Berni García (11), ‘Sidao’ Santana (12), Bassirou Gueye (0) -cinco inicial-, Alfonso Ortiz (10), Harold Cazorla (13), Biram Faye (12) y Phillip Lawrence-Ricks (11).

68 Quesería La Antigua C.B. Tormes: Njegos Sikiras (8), Lucas Antúnez (13), Osas Ehigiator (0), Víctor Moreno (3), Juan Ramón Rivas (11) -cinco inicial-, Jacob Round (8), César Yáñez (0), Pedro de la Calle (0), Anrijs Miska (9), Andy Ramírez (6) y Viktors Iljings (10).

Crónica: López Manrique / deportesavila.com

0 comentarios:

Publicar un comentario