sábado, 29 de diciembre de 2018

CRONICAS LEB ORO J15 | LEYMA CORUÑA SIGUE ENRACHADO, SUMA SU QUINTA VICTORIA SEGUIDA, REAL BETIS ENERGIA PLUS CONTUNDENTE ANTE LIBERBANK OVIEDO MIENTRAS QUE MELILLA BALONCESTO GANA SIN BRILLO EN CACERES (II)

 LEYMA CORUÑA - FORÇA LLEIDA (73-61)

Foto: Basquet Coruña

 El Leyma Coruña logró su quinto triunfo seguido ante el Força Lleida (73-61), en un partido en el que volvió a jugar Carlos Martínez, tras superar su lesión.

 Los herculinos tuvieron un arranque frío en el último partido del año, un parcial de 0-9 a favor del equipo visitante hizo que Aranzana tuviese que parar el encuentro. Tras un mal inicio, con pérdida de rebotes y sensación de juego lento, llegaron dos acciones consecutivas de Ty Sabin, dos triples rápidos en contraataque, que volvieron a meter a los naranjas en el partido.

 Desde este momento, el partido fue in cacrescendo para llegar a un último cuarto donde se rompió el marcador, con una ventaja final de 12 arriba.

 Si en la primera parte el juego no brilló, pese a que hubo una buena defensa, fue debido al problema que tuvo el conjunto naranja con el pase, los tiros precipitados y las pérdidas. Pese a esto, al descanso llegaron los herculinos con uno arriba (31-30), obra de Zach Monaghan.

 Sin embargo, la dinámica en la segunda parte cambió. Pese a no poder romper el marcador hasta el final del tercer cuarto, las sensaciones mudaron. Hasta que llegó el último cuarto del partido, donde se mejoraron los porcentajes con respecto a los triples y se redujeron las pérdidas.

 Una buena actuación grupal hizo que el partido se decantase por los herculinos (73-61), quienes ya suman su quinta victoria consecutiva. El Leyma Coruña comenzará su andadura en 2019 el día de Reyes, día 6 de enero, a las 12.15 horas ante el Levitec Huesca.

 Crónica: Basquet Coruña


 REAL BETIS ENERGIA PLUS - LIBERBANK OVIEDO (85-69)

Foto: Real Betis Baloncesto

 Obstáculo superado. El Real Betis Energía Plus sumó la duodécima victoria consecutiva en la temporada y acaba el 2018 en lo más alto de la tabla y con el billete virtual para la Copa Princesa.

 Los verdiblancos superaron a un Oviedo que se plantaba en San Pablo como la mejor defensa del campeonato, pero se vieron doblegados por un cuadro sólido y trabajado al que solo le fallaron las manos en el tercer cuarto.

 El equipo bético salió decidido a poner tierra de por medio. Tras las primeras canastas de Jakstas por parte ovetense, los locales empezaban a carburar su potencial con las canastas de Malmanis y Stainbrook. El primer cuarto se cerraría a fuego lento, pero con una ventaja importante en el marcador (20-11).

 Y si importante fue la ventaja en la puesta en escena, el segundo cuarto sin duda fue el decisivo para el devenir del partido. La buena defensa de los hispalenses, unidos al acierto exterior de hombres como Dee, Lluís y Obi hacían poner tierra de por medio. Los de Rodríguez no lograban bloquear las ventajas y Tunde (12 puntos) se hacía fuerte por dentro. Samb con un último triple cerraba el cuarto con un 54-31.

 El tercer cuarto fue el despertar de los visitantes. La ventaja del marcador no fue obstáculo para que el Oviedo se pusiera el mono de trabajo y redujera las distancias. Arteaga se encontraba cómodo en el interior y Ahonen (14 puntos) hacía de líder para atisbar una posible remontada.

 Ese momento fue bien parado por Segura. El técnico granadino daba entrada a Borg, único jugador que faltaba por anotar. El sueco daba calma junto a los bases del equipo y anotaba una última canasta sobre la bocina que daba algo de respiro a los verdiblancos y cortaba la reacción foránea (64-52).

 El último acto fue un reflejo de lo que el Betis muestra semana a semana. Concentración, inteligencia y acierto. Dani Rodríguez y Lluís Costa dominaban el tempo, Obi subía galones y Almazán cogía el testigo de Bropleh para no bajar el ritmo ni la intensidad.

 Al final, otro triunfo para la mochila (85-69), último del año. El 2018 se va y lo hace con una dosis de ilusión propiciada por el trabajo de los pupilos de Curro Segura. Un triunfo más, un partido menos.

 Real Betis Energía Plus: Dani Rodríguez (6), Borg (6), Bropleh (8), Malmanis (4) y Stainbrook (4) -cinco inicial -Lluís Costa (5), Dee (12), Almazán (4), Samb (5), Obi (11), Tunde (12) y Marcius (8).

 Oviedo Baloncesto: Puerto (9), Willem (2), Ahonen (14), Víctor Pérez (-) y Arteaga (13) - cinco inicial - Jaktas (10), Geks (6), Pompido (3), Sergio Antonio (12).

 Crónica: Real Betis Baloncesto


 CACERES PATRIMONIO - MELILLA BALONCESTO (60-71)

Foto: F.Villegas / elperiodicoextremadura.com

 Nueve temporadas después el Club Melilla Baloncesto volvió a ganar en el Multiusos y cierra el año con victoria. En esta ocasión los hicieron por 60-71 ante un Cáceres Patrimonio de la Humanidad vendió cara su derrota. Buen partido de los interiores melillenses, especialmente de Darko Balaban que concluyó el choque como jugador más valorado con 18 créditos.

 Los locales salían muy metidos en partido y una agresividad e intensidad defensiva que sorprendió a los melillenses. Los de la Ciudad Autónoma tenían problemas a la hora de atacar y perdieron varios balones en los primeros ataques. Además, Cáceres Patrimonio de la Humanidad conseguía marcar las primeras diferencias (16-11) gracias aun gran acierto desde la línea de tres puntos. Mejoraban los de Alejandro Alcoba, especialmente en defensa, para conseguir endosar un parcial 4-10 en los instantes finales para irse 18-19 por delante al final de los primeros diez minutos de partido.

 La dinámica de los verdinegros era la misma que en el primer acto y castigaban mucho a los azulinos, hoy de blanco, en el bloqueo directo generando siempre tiros liberados. Melilla Baloncesto hacia lo propio con un Dos Anjos imperial en la pintura y que dejaba el marcador igualado a 27 a cinco minutos para el final de la primera mitad. Comenzó a perderse el rigor táctico por parte de ambos conjuntos en este tramo final del segundo cuarto en la que, como ya ocurriera en el primer acto, los melillenses daban un arreón final para irse por delante a vestuarios (32-34).

 El tercer cuarto fue prácticamente para olvidar para ambos equipos que no terminaban de reengancharse al partido. Solos cuatro puntos entre extremeños y melillenses cuando ya se había consumido más seis minutos de este periodo. La cosa no mejoró al final, donde los de la Ciudad Autónoma veían como Cáceres Patrimonio de la Humanidad se ponía por delante en el electrónico de cara al último cuarto (44-43).

 El ponerse por delante en el partido dio ala a los locales que conseguían un pequeño colchón de cinco puntos (50-45) con dos minutos disputados de este cuarto final. Los de Alejandro Alcoba se ponían entonces el mono de trabajo en defensa y comenzaba a recortar la distancia. Balaban, jugando unos buenos minutos en la pintura, conseguía recuperar el mando del encuentro (50-53) con 6:20 minutos todavía por disputarse. Pero la actividad defensiva de los melillense había cambiado y ello les espoleaba en ataque, si bien las rentas eran siempre escasas. El partido se decidió a treinta segundos para el final. Rakocevic anotaba un triple que apretaba el choque (60-63), pero en la siguiente acción el jugador cacereño cometía una falta antideportiva sobre Chuku con 60-65 y solo 25 segundos para el final. Los locales fueron a la desesperada, pero el Decano no perdía la calma y se aprovechaba de la situación llevarse el partido por 60-71.

 Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto

0 comentarios:

Publicar un comentario