sábado, 5 de enero de 2019

CRONICAS LEB ORO J16 | REAL BETIS ENERGIA PLUS DISPUTARA COMO LOCAL LA COPA PRINCESA, MELILLA BALONCESTO VENCE EN LOS ULTIMOS INSTANTES MIENTRAS QUE EL RETABET BILBAO BASKET GANA EN EL PEZ VOLADOR (I)

 MELILLA BALONCESTO - CHOCOLATES TRAPA PALENCIA (77-74)

Foto: Melilla Baloncesto

 El Club Melilla Baloncesto no pudo empezar de mejor manera el 2019 que ganando en el Javier Imbroda a Chocolates Trapa Palencia (77-74) en un final de infarto en el que Franch tuvo un papel clave con un triple a falta de dos segundos y un tapón posterior.

 Chocolates Trapa Palencia no quería que se repitiese lo de la pasada jornada y salió muy metido en partido gracias aun gran Vasturias (0-6). Dos triples azulino igualaban la contiendan rápidamente, pero se veían que el ritmo de ambos conjuntos era diferente. Al Decano le costaba generar en ataque situaciones y en defensa permitía a los morados, hoy de naranja, anotar con cierta comodidad, lo que les permitían abrir un pequeña brecha al final del primer acto 18-29.

 Los de Alejandro Alcoba lo intentaban aumentando la capacidad defensiva, pero seguía con problemas en ataque, donde las individualidades no conseguían imponerse a los palentinos. También lo intentaban los azulinos poniéndose en zona, pero no suficiente para recortar diferencia al descanso, al que se llegaba con el resultado de 28-39.

 El paso por vestuarios sentó bien a los azulinos que salieron a por todas. En apenas dos minutos el Decano, desde una gran actividad defensiva, conseguían reducir su desventaja a solo dos puntos (43-45). Melilla Baloncesto seguía con su particular escalada. La aparición exterior de Gilling, con triple y adicional incluido, daba la primera ventaja del partido al equipo (48-45). Poco le duró la alegría a los melillenses que veían como Chocolates Trapa Palencia se recomponía y retomaba el mando del partido al final del tercer acto (52-57).

 La igualdad de los instantes finales hacía presagiar un final de infarto. Y así fue. A falta de 11 segundos para el final, Vasturias anotaba un canasta que igualaba el choque a 74. Melilla Baloncesto tenía la bola para ganar. No le tembló la muñeca a Josep Franch que anotaba un triple a falta de 2.2 segundos para ponía el 77-74. Los palentinos tenían todavía la oportunidad de forzar la prórroga, pero de nuevo Franch aparecía para taponar el lanzamiento triple de Vasturias y cerrar la victoria para los azulinos.



 Crónica y vídeo: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto


 ZTE REAL CANOE - RETABET BILBAO BASKET (64-81)

Foto: Real Canoe

 El RETAbet Bilbao Basket impuso su ritmo desde el primer momento en el encuentro ante el Real Canoe. Los jugadores mostraron una mentalidad de liderazgo y mucho más serena de lo que nos tienen acostumbrados con una defensa perfectamente colocada. Los locales fueron incapaces de anotar más de 11 puntos, frente a los 18 de los hombres de negro. En esta primera parte, el Real Canoe no cometió ninguna falta frente a las cuatro pitadas al Bilbao Basket.

 Si en este cuarto hubo un hombre decisivo, sin duda fue Iván Cruz, que marcó la diferencia tanto en defensa como en ataque. Tras un mate de Ben Lammers, el madrileño sumó el 16-28. La segunda falta para el Real Canoe la firmó Adrián Fuentes. Los locales vieron como el RETAbet Bilbao Basket comenzó a abrir brecha sin poder hacer nada para frenarlo. Leonardo Demetrio marcó el 18-35. Olaizola intentó recortar la diferencia anotando 4 puntos seguidos, y Jaylon Brown contestó al mate de Pérez colgándose del aro. Un triple de Tyson Pérez forzó el tiempo muerto por parte de Alex Mumbrú (27-39). Adrián Fuentes cerró el marcador con 29 – 39.

 El juego interior del Bilbao Basket marcó la diferencia en este cuarto. Ben Lammers rompió la defensa madrileña una y otra vez, gracias al juego encubierto de Osvaldas Matulionis y a las asistencias de Javi Salgado. Los hombres de Miguel Ángel Aranzabal no encontraban soluciones para el problemón que suponía la hermética defensa bilbaína, y se adivinaban cada vez más perdidos sobre el parqué. El triple de Edu Martínez rompió la zona y firmó el 35-57, en un tercer tiempo que fue mucho más rápido que los dos anteriores. Thomas Schreiner hizo lo propio para el 37-60 tras una canasta de Daniel De La Rúa. El luminoso se cerró en 39 – 64 después de una impecable actuación de los hombres de negro.

 Ander Martínez y Tyson Pérez fueron los únicos jugadores capaces de tirar de su equipo. Iván Cruz marcó su segundo triple. El Real Canoe estuvo mucho más físico y dinámico en este último cuarto, evitando tirar la toalla a pesar de la tormenta de puntos que le estaba cayendo. De este modo, intentó desequilibrar a su contrario a pesar de seguir sin acierto ofensivo. Iván Cruz, Thomas Schreiner y Osvaldas Matulionis siguieron sumando en su cuenta personal. Jaylon Brown marcó el 55-80. Los últimos minutos fueron una sucesión de puntos por parte de los jugadores de Alex Mumbrú, que finalmente salieron vencedores en una cancha nada fácil por 64 – 81.

 Crónica: Izaskun Fernández / @izaskunfc


 TAU CASTELLO - REAL BETIS ENERGIA PLUS (69-74)

Foto: Real Betis Baloncesto

 Sufriendo sabe mejor, pero qué sufrimiento. El Real Betis Energía Plus sigue con su racha victoriosa a pesar de cambiar de año, pero esta vez sudó la gota gorda para sumar la decimocuarta del curso y certificar así su presencia como primero en la Copa Princesa.

 Los verdiblancos salieron intensos al duelo, Malmanis anotaba de dos y de tres, pero sus puntos eran respondidos por Djukanovic (21 puntos), quien guiaba a los castellonenses. Stainbrook aprovechaba el juego interior y su buen momento para dejar una ventaja mínima al terminar los primeros diez minutos (20-22).

 La dinámica en el segundo cuarto no cambiaba. El intercambio de golpes parecía beneficiar a los locales, quienes tras dos parciales de 5-0 daban la vuelta al marcador a pesar de los primeros puntos de Lluís Costa. Una canasta de Almazán , otra de Stainbrook (14 puntos) y un tiro libre de Dani Rodríguez dejaba el marcador igualado al descanso, tras unos minutos en los que las defensas ganaban la batalla a los ataques (34-34).

 Tras el paso por vestuarios los béticos no lograban despejarse. Las canastas y triples de Faner y J.J. García daban esperanzas a una hinchada que no paró de apretar en todo el partido. Mientras tanto el cuadro de Curro Segura no encontraba canastas fáciles. El porcentaje de tres al final lo dice todo (5/23).

 A falta de acierto, bueno fue el corazón. El capitán Almazán y Tunde entendieron el partido y a base de defensas colectivas colocaban otra ventaja mínima a falta de todo por decidirse (56-57).

 En la última batalla, todo podía pasar y pasó. Ningún equipo se despegaba y la experiencia de Dani Rodríguez, StainbrooK y Borg salían a relucir en los momentos calientes. El sueco anotaba desde los tiros libres y Obi aparecía con dos triples para encauzar el triunfo.

 Al final, la moneda salió cara para el Real Betis Energía Plus. El buen hacer del Castellón y el mal día desde la línea exterior hacen aún más importante una victoria que habrá que reforzar la próxima semana ante el Lleida. La Copa Princesa ya es una realidad.

 TAU Castellón: Bas Mari (-), Faner (15), Washburn (-), Djukanovic (21) y Javi Lucas (2) ? cinco inicial ? Sabonis (4), Gatell (2), Chema García (3), Zabas (2), Fuzaro (7), García (13) y Kinoshita (-).

 Real Betis Energía Plus: Dani Rodríguez (7), Borg (9), Bropleh (7), Malmanis (8) y Stainbrook (14) ? cinco inicial ? Lluís Costa (2), Dee (5), Almazán (10), Obi (8), Samb (-), Tunde (4) y Marcius.

 Crónica: Real Betis Baloncesto


 FORÇA LLEIDA - CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID (68-72)

Foto: Puertas & Enjuanes

 Año nuevo, vida nueva para un Carramimbre que despejó sus fantasmas a domicilio. Los de Paco García asaltaron el Barris Nord de Força Lleida (68-72) y volvieron a sumar un triunfo lejos de Pisuerga después de cinco tropiezos consecutivos. Los vallisoletanos salieron más concentrados en la primera mitad que en otras ocasiones y mantuvieron el nivel para decidir en la segunda.

  El Carramimbre aprende de sus errores

 El cambio de año sentó bien al Carramimbre. Al contrario que en otras ocasiones a domicilio, el inicio no lastró a los de Paco García y no tuvieron que remar desde el principio. La buena dirección de Óscar Alvarado (nueve de valoración en el primer cuarto) y la labor de Sergio de la Fuente y Bradley Hayes en la pintura permitieron que el conjunto carmesí llevara la iniciativa durante prácticamente todo el periodo inaugural, aunque al término del mismo, la renta era mínima (17-19).

 Más allá de las diferencias, el hecho de mantener el pulso del primer cuarto y no verse a remolque desde un inicio, ya era una buena noticia para un Carramimbre que incluso estuvo cinco puntos por encima. Y las buenas sensaciones continuaron en el segundo periodo. Con la segunda unidad en cancha, los vallisoletanos se despegaron ligeramente del conjunto ilerdense tras dos triples consecutivos de Carlos Novas (23-28). Dicha diferencia se mantuvo hasta los últimos tres minutos de la primera parte, cuando emergió la figura del local Filip Djuran.

 El exterior serbio, que se fue hasta los 14 puntos al descanso, lideró la reacción de un Força Lleida que iba a dar la vuelta al marcador en la recta final. Los cinco puntos de ventaja del Carramimbre volaron y ni siquiera dos tiempos muertos de Paco García pudieron parar la inercia de los catalanes, que se marcharon al vestuario mandando en el partido (41-38).

  Sangre fría para un inicio de año perfecto

 A pesar de finalizar la primera mitad por detrás en el marcador, los primeros veinte minutos vistos en el Barris Nord demostraron que el Carramimbre había aprendido de sus errores a domicilio. La ventaja, en esta ocasión, no era insalvable, aunque Força Lleida la defendió con uñas y dientes.

 Los catalanes mantuvieron a raya a unos vallisoletanos que no se despegaron en ningún momento y que esperaron su ocasión para revertir los papeles. Y llegó en los últimos minutos del tercer periodo. Un parcial de 0-5 puso a tiro a los visitantes (51-50) y obligó a Jorge Serna a solicitar un tiempo muerto, pero los de Paco García continuaron con su dinámica ascendente y lograron encarar los últimos diez minutos con ventaja (54-56).

 La magistral dirección de Óscar Alvarado (18 de valoración hasta este momento) condujo al Carramimbre a un último cuarto en el que contaba con serias opciones de victoria, las cuales se multiplicaron después de alcanzar máxima de seis puntos nada más comenzar el último asalto (54-60). Los ilerdenses, no obstante, respondieron desde la larga distancia y apretaron la contienda a falta de dos minutos (60-62), pero los de Paco García mantuvieron la cabeza fría, esta vez sí, y resistieron a los triples de Filip Djuran y Sergi Quintela hasta cerrar, no sin sufrimiento, el triunfo (68-72) que inaugura el año 2019 para el Ciudad de Valladolid.

  Força Lleida (68): Sergi Quintela (5), Adrián Chapela (8), Miquel Feliu (6), Eric Stutz (10), Ablaye Mbaye (6) -quinteto titular-. También jugaron: Robert Turner (0), Filip Djuran (20), Juan Oliva (0), Nil Brià (-), Josh Steel (0), Albert Lafuente (3) y Massine Fall (10).

  Carramimbre CBC Valladolid (72): Óscar Alvarado (9), Greg Gantt (12), Álex Reyes (8), Sergio de la Fuente (10), Bradley Hayes (9) -quinteto titular-. También jugaron: Mike Torres (9), Álvaro Reyes (-), Jonathan Kazadi (0), Seydou Aboubacar (1), Carlos Novas (13) y Jubril Adekoya (1).

 Crónica: Dpt Comunicación CBC Valladolid

0 comentarios:

Publicar un comentario