sábado, 16 de febrero de 2019

CRONICAS LEB ORO J22 | SAENZ HORECA ARABERRI CONSIGUE UNA IMPORTANTE VICTORIA DE CARA A LA PERMANENCIA, MELILLA BALONCESTO SIGUE CON SU BUENA RACHA, CHOCOLATES TRAPA PALENCIA EN ALZA MIENTRAS QUE LEVITEC HUESCA SE MANTIENE EN LAS PRIMERAS POSICIONES (I)

 ZTE REAL CANOE - SAENZ HORECA ARABERRI (64-75)

Foto: Araberri Basket

 El Sáenz Horeca Araberri se reencuentra con la victoria y, a la espera del resto de resultados de esta 22ª jornada, sale momentáneamente de los puestos de descenso. Aunque sigue siendo el equipo que más encaja de la Liga, en este segundo partido de Manolo Povea ha recibido la anotación más baja de toda la temporada, sólo 64 puntos (64-75). En el segundo partido de nuestro entrenador, el primero de nuestra Liga con él en el banquillo, el equipo ha progresado de manera notable en defensa. Aunque todavía queda muchísimo que mejorar, da un gran paso en su objetivo de lograr la permanencia. Junior Robinson, con 20 puntos, 4 asistencias y 20 de valoración, fue el máximo anotador del duelo. Mathieu Kamba, con 15 puntos, le secundó en tareas ofensivas. Mayor protagonismo ofensivo para los pívots. Milan Markovic anotó 12 puntos y Jean Pierre Charles completó un gran encuentro con 6 puntos y ¡10 rebotes! Arrancó a muy buen ritmo la escuadra alavesa (8-16 en el minuto 6), sorprendiendo a un Canoe que contó en sus filas con el exaraberrista Kedar Edwards, que anotó 10 puntos en 15 minutos. Tyson Pérez, con 19 puntos y 12 rebotes, fue el mejor de su equipo en un duelo en el que los gasteiztarras dominaron el rebote -44 por 32 en total y 12 por 9 ofensivos-. Reaccionó el Canoe para llegar por delante al descanso (40-37) en un segundo cuarto en el que endosó un parcial de 12-2. Pero el Sáenz Horeca no se rindió y entró con fuerza en el tercer período, que se cerró con un muy igualado 59-57.

 Demoledor final

 Los de Manolo Povea echaron el resto y apretaron los dientes atrás. Tras verse con un 6-57, endosaron a su oponente un letal parcial de 0-16 que resultó definitivo (61-73 en el minuto 38). En esta ocasión, tuvieron serenidad en el tramo final para sellar un triunfo de oro (64-75).

 Crónica: Dpt Comunicación Araberri


 MELILLA BALONCESTO - LIBERBANK OVIEDO BALONCESTO (74-69)

Foto: Nuria Rojo / Melilla Baloncesto

 El Liberbank Oviedo Baloncesto no logra sumar una nueva victoria ante el Club Melilla Baloncesto en un partido igualado. A pesar de que los carbayones se vieron por encima al final del tercer cuarto, las imprecisiones en los minutos finales no les permitieron culminar el encuentro. Tras este partido, los hombres entrenados por Javi Rodríguez se concentran ya en preparar el siguiente compromiso de liga, el próximo sábado 23 de febrero, a las 18:30 en Pumarín, donde recibirán al Covirán Granada.

 Mal comienzo por parte de ambos conjuntos, que no fueron capaces de anotar en las primeras posesiones, hasta que Darko Balaban aprovechó un gancho para abrir el marcador, seguido de Rolandas Jakstas, quien igualó el encuentro. Posteriormente, Ignacio Rosa sumó desde la línea de tres y Joey van Zegeren firmó un espectacular mate con el que puso diferencia de cuatro tras anotar el tiro libre adicional (4-8). El equipo asturiano siguió aumentando la ventaja a favor después de que Davis Geks convirtiese desde la línea de tres puntos. Aunque el equipo melillense se comenzaba a acercar en el marcador, Joey van Zegeren volvió a colgarse del aro al recibir el pase bombeado de Rolandas Jakstas para hundirla con un alley-oop. Caleb Agada puso a Club Melilla Baloncesto por delante al protagonizar dos canastas consecutivas para los suyos. Oliver Arteaga logró anotar un tiro lejano para igualar la contienda, aunque Felipe Dos Anjos sumó desde la zona para seguir manteniéndose dos por encima cuando restaban 2:25 para el final del primer cuarto (17-15). Los carbayones lograron realizar unos buenos instantes tanto en defensa como en ataque, poniéndose por delante gracias a la canasta lejana de Rolandas Jakstas y la bandeja de Steve Spieth, quien aprovechó el robo de Víctor Pérez para anotar al contraataque. Los dos puntos obtenidos por el estadounidense fueron los últimos conseguidos en el primer cuarto, dejando al Liberbank Oviedo Baloncesto por encima al término de los primeros 10 minutos (17-19).

 Empezó el segundo parcial anotando Club Melilla Baloncesto por medio de Felipe Dos Anjos y el tiro libre de Caleb Agada, poniéndose uno arriba. Las imprecisiones de los hombres de Javi Rodríguez se transformaban en más canastas para el conjunto melillense, lo que hizo que el entrenador gallego del OCB parase el encuentro con todavía 8:06 para el descanso y marcador de 24-19. Después de más de dos minutos sin anotar, Sergio Llorente aprovechó la asistencia de Rolandas Jakstas para anotar al contraataque, seguido del triple de Roope Ahonen para igualar el marcador. A pesar de que Agada consiguió poner de nuevo a Melilla por delante, Roope Ahonen volvió a lanzar, en este caso desde cinco metros, para poner el 26-26. El conjunto local había logrado una renta de cuatro puntos a su favor, pero Davis Geks la redujo a tan solo un punto al anotar desde la línea de triple. El encuentro atravesó un momento de igualdad, con ambos cuadros intercambiándose canastas, sin que el Liberbank Oviedo Baloncesto dejase al equipo dirigido por Alejandro Alcoba alejarse en el electrónico. Aunque Vucetic había vuelto a poner al Club Melilla cuatro arriba, Davis Geks sumó un nuevo triple a su anotación particular para recortar y poner el 35-34 en el partido. Txemi Urtasun se convirtió en el protagonista durante los siguientes instantes, anotando una canasta lejana y recibiendo la infracción técnica por simular una falta de Oliver Arteaga, tras la que Davis Geks anotó el tiro libre. En la siguiente posesión, Steve Spieth encontró a Ignacio Rosa en el interior, quien con un gran movimiento anotó, recibiendo además falta y sumando un punto más desde la línea de personal, lo que hizo a Alejandro Alcoba pedir tiempo muerto con solo 27 segundos por disputarse y 37-38 en el marcador. Después de haberse consumido tan solo 16 segundos, Gediminas Zyle recibió falta de Ignacio Rosa, con la que igualó el partido al aprovechar solo uno de los lanzamientos libres, siendo además la última anotación del cuarto (38-38).

 Entró más enchufado en el tercer período el Liberbank Oviedo Baloncesto, que gracias a las canastas interiores de Oliver Arteaga y Joey van Zegeren se pusieron cuatro puntos arriba. Posteriormente, Víctor Pérez logró un gran triple desde la esquina, haciendo que, con tan solo dos minutos y medio consumidos, Alejandro Alcoba parase el encuentro con marcador de 4047. A la vuelta, Oliver Arteaga puso la máxima diferencia a favor de los carbayones al convertir con un tiro lejano. El Club Melilla Baloncesto comenzó a recortar diferencias con respecto al equipo carbayón, aunque Joey van Zegeren realizó nuevamente un mate con falta personal, anotando el tiro libre adicional (44-52). Franch sumó tres puntos con el dos más uno, pero Rolandas Jakstas siguió manteniendo una pequeña ventaja para el Liberbank Oviedo Baloncesto con un tiro lejano. En los instantes centrales del cuarto, el encuentro atravesó una fase de poca anotación por parte de ambos equipos, ya que la intensidad defensiva subió notablemente, hasta que Rolandas Jakstas cometió su cuarta falta personal, llevando a Balaban a la línea de tiros libres, desde donde solo aprovechó uno de los lanzamiento. Tras una buena jugada de los visitantes, Joey van Zegeren lanzó desde la zona, aunque erró en su tiro, pero el rebote le cayó a Roope Ahonen para anotar una bandeja liberada. Vucetic dispuso de dos tiros libres tras la falta de Joey van Zegeren, aunque solo anotó uno de ellos. Sin embargo, Roope Ahonen perdió el balón en la última jugada, otorgando 8 segundos a Melilla para anotar, en los que Txemi Urtasun recibió falta personal de Alonso Meana, anotando un tiro libre de los dos que tuvo, dejando el marcador en 52-56 al final del tercer cuarto.

 El pívot canario del OCB, Oliver Arteaga, fue el encargado de abrir la anotación del último período, con dos movimientos interiores para poner a los carbayones ocho puntos por encima. Las imprecisiones visitantes permitieron a Club Melilla Baloncesto recortar diferencias, llegando a ponerse a tan solo dos puntos tras la canasta de Balaban, obligando a Javi Rodríguez a parar el encuentro con 7:10 para el final y marcador de 58-60. La pausa benefició a los carbayones, ya que Davis Geks entró en pista y anotó un gran triple para dar oxígeno a los suyos, seguido del tiro desde la misma distancia de Roope Ahonen, que ponía el 60-66 en el electrónico del Javier Imbroda. Tras algunos instantes de imprecisiones, Gediminas Zyle convirtió un tiro desde la esquina para volver a acercar al Melilla, aunque al estar pisando la línea solo pudo sumar dos puntos. Los de Javi Rodríguez volvieron a perder el balón, provocando la canasta liberada de Urtasun, a quien le siguió Jonathan Gilling desde la línea de triple, colocando por encima al Club Melilla Baloncesto (67-66) y haciendo que Javi Rodríguez parase nuevamente el encuentro a 2:51 para el final. Los carbayones dispusieron de dos posesiones consecutivas para ponerse por encima, pero tras un fallo y una pérdida, Urtasun anotó canasta mientras recibía la quinta falta personal de Rolandas Jakstas que lo eliminaba del partido y hacía que el escolta pusiese una renta de cuatro puntos. Javi Rodríguez volvió a pedir tiempo muerto después de que una nueva imprecisión de Roope Ahonen colocase a Melilla 72-66 tras la canasta de Zyle. A la vuelta del parón, el base finlandés dispuso de un tiro lejano, pero erró en el lanzamiento, y el rebote lo atrapó el conjunto local, consumiendo varios segundos del reloj. Al final del encuentro, Ignacio Rosa anotó un triple, pero la distancia a favor del Club Melilla Baloncesto hace imposible la remontada carbayona.

 El MVP del Liberbank Oviedo Baloncesto fue Joey van Zegeren, con 11 de valoración (12 puntos, 5 rebotes, 1 asistencia y 3 faltas recibidas). Por parte del Club Melilla Baloncesto, el jugador mejor valorado fue Felipe Dos Anjos, con 17 créditos de valoración (10 puntos, 9 rebotes, 2 tapones y 1 falta recibida).

  CLUB MELILLA BALONCESTO (74): Chuku.J (-), Urtasun.J (11), Balaban.D (10), Rubio.J (3), Franch.J (5) -quinteto inicial- Marín.J (1), Dos Anjos.F (10), Vucetic.V (7), Zyle.G (10), Agada.C (10), Gilling.J (7).

  LIBERBANK OVIEDO BALONCESTO (69): Van Zegeren.J (12), Llorente.S (2), Jakstas.R (8), Geks.D (13), Rosa.I (9) -quinteto inicial- Ahonen.R (10), Pérez.V (3), Arteaga.O (10), Meana.A (-), Spieth.S (2).

 Crónica: Dpt Comunicación Oviedo Baloncesto


 CHOCOLATES TRAPA PALENCIA - ICG FORÇA LLEIDA (81-77)

Foto: Antonio Quintero / elnortedecastilla.es

 Carles Marco ha devuelto la sonrisa al Chocolates Trapa Palencia. Mucho ha cambiado el equipo en tan solo tres semanas con el catalán al frente y eso se escenificó ayer sobre el parqué palentino. Tal vez, el nuevo técnico no haya tocado muchas teclas, pero se ha encargado de coger un rotulador y empezar a dibujar sonrisas en los jugadores del conjunto palentino. Bien lo saben, por ejemplo, Urko, Zubizarreta o Cvetinovic, que lideraron a los morados en la noche de ayer. Entre los aficionados también se esbozaron muchas sonrisas, sobre todo, al inicio del primer periodo, cuando el Chocolates Trapa recordaba al de la pretemporada. Esa sonrisa se fue disimulando en la segunda parte y los aficionados, contentos por ver a su equipo ganar de nuevo en casa, terminaron forzándola.

 Parecían haber aplicado todo lo practicado los jugadores del Chocolates Trapa en el arranque del partido. Intensidad pedía Carles Marco y sus nuevo pupilos le escucharon para poner en práctica el toque del técnico catalán, que, con pequeñas variaciones sobre el trabajo de Alejandro Martínez, devolvió la ilusión en los primeros diez minutos del cuarto. Tan solo Mbaye inquietó en el inicio a los morados. Los buenos ataques morados se alternaban con contundentes defensas para disfrute del personal. Se echaba mucho de menos el volver a vivir el baloncesto en el pabellón. El potente atacante servía para que los palentinos empezaran a marcar la primera brecha de la noche. Hasta Zubizarreta, con confianza en su muñeca, se unía a la fiesta con cinco puntos consecutivos. El 11-0 de los morados servía para irse a una diferencia de 15 puntos. Ventaja que se redujo hasta los ocho en los instantes finales del primer periodo con el acierto desde el triple de Chapela y Kyei (30-22). El Chocolates Trapa volvía a los treinta puntos en un cuarto, como lo hacía con Martínez en el inicio de la competición y mucho tenía que ver Urko con un 100% en sus tiros.

 El potencial ofensivo que ofrecieron en el primer cuarto se diluyó en el segundo por parte de los dos equipos. Las imprecisiones reinaron en los dos bandos y los porcentajes se redujeron en los dos equipos. Cvetinovic era el encargado de volver a los diez puntos de diferencia a favor de su equipo en el inicio del segundo acto. Ventaja que prácticamente no oscilaba con grandes picos. Las escasas canastas se alternaban en los dos campos, aunque en el pabellón se percibía que los morados tenían controlado el marcador. Dos canastas del MVP Otegui obligaban a Serna a solicitar tiempo muerto. No quería que el partido se rompiera más y lo logró gracias a Stutz y su dominio en la pintura rival. Eso precipitaba a Marco a solicitar un tiempo muerto en la guerra de los banquillos. Ningún detalle quería que se le escapase y lo hacía con la actividad que le caracterizaba cuando él era el protagonista sobre el parqué. Los problemas se acrecentaban entre los catalanes cuando la fascitis plantar de Massine Fall le decía basta. El senegalés está sufriendo un calvario con la lesión y ayer se resintió definitivamente al final de la primera parte.

 Festival de triples

 El tercer cuarto fue el festival del triple de los dos equipos, especialmente para los catalanes, que empezaron a mermar la diferencia a base de lanzamientos desde la línea del 6,75. No se querían ir del partido tan fácilmente y los de Serna enseñaron sus garras con el acierto de jugadores como Djuran y los puntos de Kyei. Los más catorce del inicio del cuarto se convirtieron en un más uno a falta de un minuto para el final. Entre medias, el acierto ilerdense condenaba a los morados, que no sabían cómo frenar a los catalanes. Cuatro puntos de Kyei obligaban a Marco a parar el partido. La igualdad imperaba en ambos bandos y la superioridad de los morados de la primera parte se había evaporado. Tan solo Vasturia, con un triple sobre la bocina, levantaba al público de sus asientos. Más cuatro y todo por decidir en los instantes finales.

 La tensión se notó durante todo el cuarto. Los nervios apretaban y atenazaron las muñecas de los jugadores. Habían transcurrido casi cinco minutos del último periodo y el marcador del cuarto reflejaba un paupérrimo 2-3. Muchas imprecisiones y poco juego en este comienzo del desenlace final. A partir del ecuador, la tensión desapareció y las canastas entraron en escena. En un final igualado, el temple de Cvetinovic sirvió para marcar una minidiferencia de siete puntos, que se complementó con la mano de Zubizarreta, que ayer demostró que hay segundo base, de momento. A pesar de todo, el encuentro no se cerraba y Stutz ponía a su equipo a tres puntos a menos de un minuto. Pero llegó la veteranía morada con un triple de Grimau. De esos que noquean al rival con un golpe certero y preciso. Ahí murió el encuentro a favor de un Chocolates Trapa, que aún tiene mucho que mejorar, pero siempre es más fácil con una sonrisa en el rostro. Por cierto, al que no se le ha visto sonreír hasta la fecha es a Calvin Hermanson, que en los dos partidos de Carles Marco aún no ha anotado ninguna canasta.

 Crónica: Álvaro Muñóz / elnortedecastilla.es


 CACERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD - LEVITEC HUESCA (68-75)

Foto: Fernando Pozo

 El Cáceres Patrimonio de la Humanidad cosecha una nueva derrota en el Pabellón Multiusos “Ciudad de Cáceres” ante el Levitec Huesca por 68-75. Un encuentro en el que los aragoneses lograron romper el partido en el inicio del último cuarto.

 Los cacereños empezaban bien el choque, dando réplica al excelente juego sin balón oscense y dominando el rebote. Los debutantes por el cuadro verdinegro, Dan Trist y Bakary Konate, arrancaron en el quinteto inicial del equipo y pronto dejaron ver que su físico en la zona va a ser de gran ayuda para el futuro del Cáceres Patrimonio de la Humanidad. El intercambio de golpes durante los primeros diez minutos acababa con una ligera ventaja visitante (18-22).

 En el segundo cuarto la igualdad siguió muy presente. Los de Roberto Blanco conseguían dar la vuelta al marcador (34-32) tras unos minutos de buen juego en ataque y defensa. Sin embargo, un último arreón visitante antes del descanso volvía a dejar la ventaja como a principios del cuarto (38-42).

 De nuevo, un mal tercer cuarto empezaba a complicar las cosas para los verdinegros. Atascados en ataque veían como la diferencia oscense aumentaba gracias a su tiro exterior y a sus rápidas transiciones hasta llegar al 50-60 a final de cuarto.

 El último empezó como acabó el anterior, con un Huesca decidido a cerrar el partido y un Cáceres sin muchas ideas en ataque. A falta de poco más de siete minutos para el final del partido los aragoneses conseguían su máxima ventaja (15 puntos) y los cacereños se vinieron abajo. Los visitantes supieron administrar esa ventaja hasta el final sin apuros hasta llegar al 68-75 definitivo.

 El técnico del Cáceres Patrimonio de la Humanidad no tiene duda, “la ansiedad que nos genera ir detrás en el marcador nos hace cometer errores que no cometemos”, y reconoce Roberto Blanco, “volvemos a caer de la misma manera, lo cual es bastante preocupante para mí”. Pero no todo está perdido para el conjunto cacereño, “todavía podemos sacarlo adelante, solo hay que pensar en ese y en cómo”, y señala Blanco, “todos tenemos que dar un paso adelante, me creo capacitado para hacerlo y creo capacitados a los jugadores”.

 El Cáceres Patrimonio de la Humanidad queda con un balance de 6 victorias y 16 derrotas y tras cuatro jornadas regresa a puestos de descenso a falta de doce partidos para el final.

  Cáceres Patrimonio de la Humanidad - A. Mazurczak (9), G. Corrales (6), D. Sapp (12), A. Chol (7), J. Kody (3), N. Rakocevic (10), D. Trist (15), D. Martínez (0), B. Konate (3), L. Parejo (3).

  Levitec Huesca - T. Haws (12), I. Johnson (2), L. Aukstikalnis (0), D. De Blas (3), S. Gjuroski (15), P. Hartwich (6), R. Nurger (20), A. Sans (10), D. García (2), K. Karahodzic (5).

 Crónica: Irene Andrada / Dpt Comunicación Cáceres Basket

0 comentarios:

Publicar un comentario