sábado, 2 de marzo de 2019

CRONICAS LEB ORO J24 | LIBERBANK OVIEDO CUMPLE LA LOGICA EN MADRID, MELILLA BALONCESTO SUFRE PARA DOBLEGAR A UN MERMADO ICG FORÇA LLEIDA, CHOCOLATES TRAPA PALENCIA VENCE EN LA PRORROGA PARA SEGUIR EN RACHA Y CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID HURGA EN LA HERIDA DEL CACERES PATRIMONIO (I)

 ZTE REAL CANOE - LIBERBANK OVIEDO (59-70)

Foto: Oviedo Baloncesto

 El Liberbank Oviedo Baloncesto suma una nueva victoria en el Pez Volador ante el ZTE Real Canoe N.C. en un igualado encuentro. Al igual que la jornada pasada, los tres primeros cuartos no fueron dominados por ningún conjunto, pero los carbayones realizaron otro gran último parcial para hacerse con la victoria. Tras este partido, el equipo que entrena Javi Rodríguez se concentra ya en preparar su siguiente compromiso ante el Barça Lassa B, el próximo sábado 9 de marzo, a las 21:00 horas en Pumarín.

 El encuentro comenzó de manera muy positiva para los intereses del Liberbank Oviedo Baloncesto, que obtuvo la primera ventaja por medio de un triple de Davis Geks. Aunque Kedar Edwards logró recortar distancias, los carbayones siguieron mostrándose muy acertados desde el inicio del período, sumando cinco puntos seguidos tras la canasta y el mate de Oliver Arteaga, que ponía una rápida ventaja de 2-7. Borja Mendía puso los tres de diferencia, pero Roope Ahonen volvió a ganar distancia al anotar su primer triple del encuentro. Sin embargo, en los siguientes minutos, el encuentro que mejor se encontró sobre el parqué fue el ZTE Real Canoe N.C., con un parcial de 8-0 a su favor que los puso por delante tras la anotación de Ánder Martínez, lo que provocó que Javi Rodríguez parase el encuentro consumiendo su primer tiempo muerto a falta de 3:09 para el final del primer cuarto y con marcador de 12-10. Tras la pausa, el conjunto local pudo aumentar aún más su renta gracias a los dos tiros libres anotados por Edwards, aunque Víctor Pérez puso fin a la sequía del OCB con una canasta tras asistencia de Sergio Llorente. A pesar de que Chema Gil había vuelto a poner los cuatro de ventaja para los suyos, el Liberbank Oviedo Baloncesto mandó nuevamente en el electrónico después de que Bryce Douvier anotase sus primeros tres puntos con la camiseta del equipo carbayón, seguido del triple de Sergio Llorente (16-18) cuando restaban apenas 35 segundos del primer período. Esta anotación del base madrileño fue la que cerró el resultado al término de los primeros diez minutos de juego.

 En el segundo parcial comenzó más metido el ZTE Real Canoe N.C., que recuperó la ventaja tras dos canastas consecutivas. Oliver Arteaga igualó el encuentro para los suyos, aunque Aleska Jugovic volvió a poner los dos de diferencia desde la línea de tiros libres. Sin embargo, un nuevo triple de Roope Ahonen puso por delante a los de Javi Rodríguez. El equipo madrileño consiguió dominar en el marcador con las canastas de Chema Gil y Álvaro Lobo, aunque Roope Ahonen puso la desventaja en tan solo un punto (26-25). Ambos conjuntos comenzaron a intercambiarse canastas, sin permitir al Real Canoe distanciarse en el electrónico ni al Liberbank Oviedo Baloncesto ponerse por delante, ya que con la nueva canasta de Bryce Douvier, el marcador era de 30-29 a favor de los madrileños. El ala-pívot austriaco fue el encargado de igualar la contienda al anotar uno de los dos tiros libres de los que dispuso, algo que hizo a Miguel Ángel Aranzábal pedir su primer tiempo muerto cuando tan solo restaban 39 segundos hasta el descanso. Sin embargo, el tiro libre de Douvier fue el último punto sumado del cuarto y se terminó el período con el empate en el electrónico (30-30).

 A pesar de que Christopher Gabriel sumó dos puntos para el Canoe en la primera acción positiva tras el descanso, el Liberbank Oviedo Baloncesto se puso por delante gracias al triple que anotó Davis Geks. Ánder Martínez hizo a los suyos mandar en el marcador, pero Roope Ahonen convirtió desde la misma distancia que su compañero letón para poner el 34-36 en el partido. Davis Geks puso cinco puntos de diferencia al anotar un nuevo triple, aunque Borja Mendía contestó de la misma manera. Al igual que en anteriores períodos, ambos equipos se intercambiaron canastas, manteniendo una renta corta para el Liberbank Oviedo Baloncesto gracias a las aportaciones de Oliver Arteaga y Roope Ahonen. El conjunto carbayón disfrutó de la máxima diferencia a su favor después de que Bryce Douvier anotase un tiro en suspensión y Davis Geks sumase un nuevo triple a su cuenta particular (43-49). Sin embargo, Kedar Edwards recibió falta de Ignacio Rosa mientras anotaba una canasta, por lo que al anotar el tiro libre adicional recortó la diferencia en tan solo tres puntos. Davis Geks siguió mostrándose muy inspirado en ataque, aportando nuevamente para poner el 46-51 en el electrónico, ventaja recortada por Álvaro Lobo, y con lo que se llegó al final del tercer cuarto con marcador de 48-51.

 Tras unos instantes sin anotación, Sergio Llorente fue el primer jugador en anotar en el último parcial del encuentro, quien con un triple volvió a poner los seis de ventaja para el Liberbank Oviedo Baloncesto. El ZTE Real Canoe N.C. recortó distancias hasta los dos puntos tras las dos canastas consecutivas de Adrián Fuentes, pero Bryce Douvier volvió a dar algo de oxígeno a los suyos al anotar su décimo punto del encuentro. Esto lo aprovechó Sergio Llorente para aumentar la ventaja con un nuevo triple, seguido de una nueva canasta de Douvier que ponía una máxima de nueve puntos (52-61), lo que provocó el tiempo muerto de Miguel Ángel Aranzábal con 5:49 para el final. La pausa benefició a los carbayones, que pudieron sumar una canasta más por medio de Rolandas Jakstas, aunque Chema Gil realizó un mate para poner los nueve de diferencia. Después de que ambos conjuntos anotasen por medio de Davis Geks y Gil para seguir con el mismo resultado, Roope Ahonen incrementó la máxima diferencia a los doce puntos al anotar un nuevo triple, lo que se convirtió en un +13 después de que Chema Gil solo anotase un tiro libre y Rolandas Jakstas sumase dos puntos más. En los instantes finales, ambos conjuntos pasaron por dificultades para anotar, provocando que el entrenador local parase nuevamente el encuentro a falta de 1:34 para el final y con marcador de 57-70 a favor del Liberbank Oviedo Baloncesto. Finalmente, Kedar Edwards cerró el resultado con una canasta, siendo éste de 59-70 a favor de los carbayones.

 El MVP del Liberbank Oviedo Baloncesto fue compartido entre Roope Ahonen (17 puntos, 1 rebote, 4 asistencias, 1 robo y 1 falta recibida) y Davis Geks (16 puntos, 2 rebotes, 1 asistencia y 4 faltas recibidas) con 18 de valoración cada uno. Por parte del ZTE Real Canoe N.C., el jugador mejor valorado fue Borja Mendía, con 13 créditos de valoración (11 puntos, 6 rebotes, 1 asistencia y 5 faltas recibidas).

  ZTE REAL CANOE N.C. (59): Fuentes.A (4), De la Rúa.D (2), Gil.J (13), Mendía.B (11), Edwards.K (9) -quinteto inicial- Jugovic.A (4), Lobo.Á (6), Martínez.Á (5), Gabriel.C (6).

  LIBERBANK OVIEDO BALONCESTO (70): Ahonen.R (17), Arteaga.O (8), Jakstas.R (6), Geks.D (16), Spieth.S (-) -quinteto inicial- Douvier.B (12), Pérez.V (2), Llorente.S (9), Rosa.I (-), Bouzán.A (-).

 Crónica: Dpt Comunicación Oviedo Baloncesto


 MELILLA BALONCESTO - ICG FORÇA LLEIDA (83-72)

Foto: Melilla Baloncesto

 Le costó al Club Melilla Baloncesto conseguir la victoria por 83-72 ante un combativo y mermado IGC Força Lleida. Los melillenses dejaron los deberes para el final, pero acabaron imponiéndose gracias al dominio del rebote y a la mejor versión ofensiva de Darko Balaban en la pintura.

 A pesar de todas las bajas con las que partía de inicio el cuadro ilerdenses, los de Jorge Serna salían a por todas desde el principio con un Kyei que anotaba los primero puntos del encuentro con facilidad. Melilla Baloncesto no se encontraba cómodo y los visitante lo aprovechaban para marcar las primeras diferencias (5-11), tras cuatro minutos de encuentro. El acierto de tres puntos dio vida a los azulinos que conseguían darle la vuelta al marcador y ponerse por delante (12-11). La entrada de Agada en cancha dio una marcha más en defensa a los de Alejandro alcoba. Dos robos del Decano en el tramo final de este primer acto le permitía irse con una pequeña renta tras los primeros diez minutos de encuentros (22-18).

 El inicio de segundo cuarto de los de la Ciudad Autónoma fue bueno. Aprovechando a Darko Balaban en la pintura conseguían abrir algo de diferencia en el marcador (30-22) en los primeros minutos de cuarto. Hasta dos veces tuvo que parar el encuentro el técnico del ICG Força Lleida. Y a la segunda fue la vencida. La mayor intensidad defensiva de los catalanes no dejaba jugar con comodidad a los melillenses que además no mostraban el acierto exterior del primer cuarto. Ello provocó que Club Melilla Baloncesto perdiera la renta acumulada y se fuera a vestuarios un punto por debajo en el electrónico (39-40).

 En la reanudación del choque, la igualdad se mantuvo durante prácticamente la totalidad del tercer del cuarto, de hecho, no fue hasta un minuto del final de este periodo que el Decano, con dos triple consecutivos, conseguía abrir una pequeña brecha (62-59) con la que se llegaba al último cuarto.

 ICG Força Lleida llegaba a Melilla con muchísimas bajas y estaba realizando un gran esfuerzo para aguantar el partido. El bajón físico estaba por llegar, y llegó. El acierto que había mantenido a los de Jorge Serna en el partido comenzaba a bajar, mientras que los azulinos eran capaces de controlar el rebote y, apoyándose en un colosal Darko Balaban en la pintura, conseguían poner un colchón de más de diez puntos (72-61) a seis minutos para el final. Renta que supo administrar hasta final para acabar imponiéndose por 83-72 y sumar de esta manera la sexta victoria consecutiva que le sirve para mantenerse en la zona alta de la clasificación.



 Crónica: Dpt Comunicación Melilla Baloncesto


 CHOCOLATES TRAPA PALENCIA - LEYMA CORUÑA (93-84)

Foto: Antonio Quintero / elnortedecastilla.es

 No eligió mejor escenario Moussa Kone para demostrar su valía en el Chocolates Trapa. Sus características atléticas ya se habían visto durante toda la temporada, pero ayer, con su nuevo compañero de posición y nuevo fichaje del Chocolates Trapa Milenko Veljkovic como espectador de lujo, el pívot americano demostró que lo que buscaba la directiva en Serbia lo tenía bien acomodado en el banquillo desde el principio de campaña. Sus 19 rebotes, cinco recuperaciones, nueve puntos y 35 de valoración ponen de manifiesto la calidad del pívot, que reflejó sus mejores estadísticas en lo que va de temporada, además de ríos de testosterona para liderar la rebelión morada y dar la vuelta a un partido, en el que el juego exterior del Leyma fue muy superior durante treinta minutos. Luego apareció también Vasturia, como siempre, para mandar el partido a la prórroga, donde los gallegos se quedaron sin oxígeno.

 Empezó falto de ritmo el Chocolates Trapa, que se dejó intimidar por un arma que tenía la temporada pasada, las penetraciones de Sergi Pino, quien demostró en el primer periodo que sigue atesorando minutos y jugadas de calidad. Un parcial de 0-9 establecía una ventaja de siete puntos para los visitantes. No eran los mejores minutos de los palentinos, que navegaban en un mar de pérdidas (cuatro casi consecutivas de Grimau), lo que propiciaba que los gallegos abrieran una pequeña brecha. Y pudo ser mayor, si Jeff Xavier, ese escolta que maravilló durante una campaña a los morados, hubiera estado más acertado de cara al aro. Sus puntos no se pudieron ver ayer sobre el parqué palentino, pero la calidad que recorre su cuerpo sigue siendo más que valida para la LEBOro. Los puntos de Gustys, espoleado al ver también la competencia directa de Veljkovic, servían para que el Leyma no se escapara en el marcador. Con Petar Aranitovic en cancha, uno de los últimos fichajes, quedó demostrado que el serbio es un buen penetrador y que la vitola de lanzador todavía la tiene que sacar a relucir. Periodo de adaptación lo llaman. Entre esas, el festival de triples del Leyma empezaba a asomar el hocico y Monaghan cogía el tres en uno para calentar su muñeca para el segundo cuarto. En este primero, los gallegos dominaban por 19 a 25.

 En el segundo periodo, los de Aranzana controlaban la diferencia. El juego exterior le estaba dando resultados y eso que Xavier y Pino llevaban un cero en sus lanzamientos desde el 6,75. Eso lo compensaba el base americano, que en una temporada irregular,relucía sus aptitudes en ataque. Los buenos porcentajes en el triple de los gallegos contrastaban con los del Chocolates Trapa, que ofrecía un 2/9 al descanso. De los dos triples de los morados uno fue de Hermanson, que gracias a ese 3+1 reducía la ventaja hasta un punto. Lejos de amilanarse, Monaghan y el Leyma Coruña volvieron a apretar el acelerador. La mala defensa y las pérdidas de los palentinos (nueve al descanso) imposibilitaban la reacción. Necesitaban algo más los morados, que no sabían cómo parar a Monaghan.

 En el tercer periodo, el Chocolates Trapa utilizó la estrategia de la hormiguita. Poco a poco, sin que el Leyma Coruña se enterara, los morados empezaron a reducir sensiblemente la diferencia, a pesar de que en el arranque de este acto Pino, con un triple, ponía un más 12. El poderío demostrado en el juego exterior por los gallegos se trasladaba a la pintura y Uchendu castigaba la defensa morada. Los palentinos no perdían la cara al encuentro y se acercaban sigilosamente a igualar el resultado. A los puntos de Vasturia se sumaba una actuación coral de todos los jugadores para marcar un 60-63 al final del tercer cuarto. Todo por decidir.

 Cien segundos tardó Carles Marco en solicitar tiempo muerto. Cinco puntos de Monaghan habían bastado para detener el juego. Y el parón sirvió para ver que Aranitovic tiene algo más. Cuatro puntos del serbio apretaron el marcador y los nervios se trasladaron a los gallegos, que veían cómo se acercaban los morados peligrosamente. Si el juego exterior del Leyma había funcionado durante todo el partido, Vasturia, de base, se encargó de igualar porcentajes en un cuarto. Las cualidades del americano son abrumadoras y sus nueve puntos levantaron a su afición. Acierto en los momentos clave, eso que solo está a la altura de los grandes. La igualdad imperaba y Pino, con un triple, mandaba el encuentro a la prórroga.

 En los últimos cinco minutos, el vendaval morado no se detuvo y el Leyma se acongojó ante el acierto del Chocolates Trapa. Con Vasturia de base (se verá más esta temporada), los de Carles Marco solventaron el encuentro y dejan a su nuevo técnico sin conocer la derrota. Cuatro de cuatro para el Chocolates Trapa, que sigue con sus sueños intactos.

 93 Chocolates Trapa Palencia: Grimau (2), Sanz (4), Urko (10), Gustys (9), Vasturia (22) -quinteto inicial- Kone (9), Zubizarreta (3), Cvetinovic (7), Aranitovic (9), Hermanson (18), Veljkovic (-).

 84 Leyma Coruña: Bulic (9), Pino (16), Uchendu (9), Xavier (6), Ferreiro (-) -quinteto inicial- Monaghan (22),, Sabin (8), Martínez (-), Serrano (4), Ogbueze (5), Abia (5).

 Crónica: Álvaro Muñóz / elnortedecastilla.es


 CACERES PATRIMONIO - CARRAMIMBRE CBC VALLADOLID (66-74)

Foto: Antonio Martín

 Triunfo del Carramimbre en Cáceres (66-74) para despejar las dudas sobre su bipolaridad. Los de Paco García alejaron sus fantasmas a domicilio y hurgaron en la herida de un rival ansioso y nervioso que sucumbió al orden de un Ciudad de Valladolid que continúa escalando puestos en la clasificación.

  Rédito de los nervios locales

 Después del gran triunfo conseguido ante Bilbao Basket, al Carramimbre le tocaba demostrar que no está hecho de dos caras opuestas y que había aprendido la lección recibida en Prat. Pero a pesar de las advertencias de Paco García, los vallisoletanos se vieron por detrás en el marcador desde el periodo inaugural. La necesidad de victoria de Cáceres y el acierto de los locales abrieron la primera brecha del partido (14-9).

 Los nueve puntos del recién llegado Daniel Trist habían puesto en jaque a los pupilos de Paco García, quienes sufrieron con las rápidas transiciones de los extremeños. El nuevo estilo del renovado conjunto cacereño quedaba patente y al Ciudad de Valladolid le tocó adaptarse al ritmo que impuso un rival, el cuadro extremeño, que llegó a gozar de diez puntos de ventaja (21-11). No obstante, los puntos de un Álex Reyes dispuesto a volver a erigirse profeta en su tierra (10 de valoración al descanso) y la aportación de Bradley Hayes, sostuvieron al Carramimbre una vez cumplidos los primeros diez minutos de juego (24-19).

 Con la segunda unidad en cancha, Paco García y los suyos asumieron la velocidad que requería la contienda y se adaptaron, ahora sí, de la mano de Mike Torres y Carlos Novas. Cáceres y CBC Valladolid firmaron una tregua temporal que duró tres minutos en los que ninguno fue capaz de anotar, hasta que apareció Jonathan Kazadi para acabar con la sequía. A la canasta del suizo le sucedió otra del alero austríaco, lo que obligó a Roberto Blanco a detener el partido (24-23).

 Con las ardillas al acecho después de la ligera remontada y el gran nivel defensivo demostrado, los nervios llegaron para el cuadro extremeño, cuyo acierto empezó a reducirse drásticamente. Así, en lo últimos minutos el encuentro se convirtió en un auténtico correcalles plagado de errores del que salió mejor parado un Carramimbre que se hizo con su máxima a favor y llegó al descanso dominando 31-37.

  Seriedad para sellar la 14ª victoria

 Los de Paco García, a pesar del mal inicio y del lastre desde la larga distancia (1/10), se habían hecho con la manija y no querían cederla a un rival cuya ansiedad iría en aumento con el paso de los minutos. En el seno del Multiusos cacereño, sin embargo, El Carramimbre se enfrió ligeramente y saltó de nuevo al parqué con menos intensidad que su rival. Los locales amagaron con la remontada (46-47), pero los castellanos mantuvieron la compostura y se encomendaron a un Óscar Alvarado que no tardó en asumir la dirección del partido.

 El base canario comenzó a surtir de balones a un Bradley Hayes que metía para dentro todo lo que le llegaba y lo que él mismo capturaba en el aro rival. Después de verse a tan solo un punto, un parcial de 0-9 final permitió a los vallisoletanos encarar el último periodo con una buena renta a su favor y con un rival tocado mentalmente (46-56).

 Un parcial de 0-5 de salida parecía mandar sobre la lona a los extremeños, quienes además entraron en bonus a falta de seis minutos, pero éstos sacaron fuerzas de flaqueza y encontraron oxígeno desde la larga distancia. Dos triples consecutivos encendieron las alarmas de Paco García y el vallisoletano no tardó ni un instante en parar la peligrosa inercia que se estaba gestando (54-61 a falta de cinco minutos).

 Dicho y hecho. El Carramimbre enfrió los ánimos y cerró su perímetro para tratar de dar la puntilla al otro lado de la cancha. La conexión entre Jonathan Kazadi y Bradley Hayes, dos de los jugadores más destacados del encuentro (13 puntos y 18, respectivamente), permitió al norteamericano hundir la bola en la canasta verdinegra y Álex Reyes golpeó desde la larga distancia en la siguiente posesión (59-70). Así, los locales lo intentaron a la desesperada, pero el CBC, a pesar de cortocircuitarse en unos minutos críticos (65-70), se sobrepuso para sellar, con mucha sangre fría y templanza, un triunfo vital para continuar en la zona alta.

  Cáceres Patrimonio de la Humanidad (66): Andy Mazurczak (17), Daniel Sapp (11), Luis Parejo (9), Daniel Trist (13), Angelo Chol (11) -quinteto titular-. También jugaron: Bakary Konate (0), Guillermo Corrales (0), Cole Huff (3), Johan Kody (-), Nikola Rakocevic (2), Daniel Martínez (0) y Calvente (-).

  Carramimbre CBC Valladolid (74): Óscar Alvarado (4), Greg Gantt (4), Álex Reyes (12), Sergio de la Fuente (4), Seydou Aboubacar (2) -quinteto titular-. También jugaron: Mike Torres (0), Álvaro Reyes (-), Jonathan Kazadi (13), Daniel Astilleros (0), Carlos Novas (11), Bradley Hayes (18) y Jubril Adekoya (6).

 Crónica: Dpt Comunicación CBC Valladolid

0 comentarios:

Publicar un comentario