domingo, 10 de marzo de 2019

CRONICAS LEB PLATA ASCENSO J3 | HLA ALICANTE Y C.B VILLARROBLEDO CONSIGUEN SENDAS VICTORIAS QUE LES PERMITEN SEGUIR EN CABEZA (II)

 MARIN ENCE PEIXE GALEGO - AFANION CB ALMANSA (80-90)

Foto: Ramón Leiro / lavozdegalicia.es

 Le bastaron diez minutos al Almansa para desmontar la igualada que se vivió durante todo el partido. Casi siempre por delante, el Peixe solo necesitaba el último cuarto para sentenciar el juego que habían desplegado hasta entonces, pero parecía embrujado. Con 75-75 en el marcador, la situación solo empeoraba con un Jordan Gregory al que nada le entraba. Recurrió Javi Llorente a sus dos torres gemelas, como son Vashil Fernández y Pantín, para intentar bloquear los puntos sobre la pintura. Ni esa estrategia de emergencia sirvió. Granado era mucho Granado y cada llegada al aro sumaba para el Almansa, que empezaba su particular escalada. A Taiwo, que hasta ese momento había sido resolutivo, parecía que se le cerraba el aro cada lanzamiento de tres o incluso cada tiro libre. Al otro lado, cambiaba el cuento y el Almansa llegaba y anotaba. Más de seis minutos estuvieron los pupilos de Javi Llorente con el marcador invariable, eran espectadores desesperados de un partido en el que los castellanos entraron cuando hizo falta, cuando ya no quedaba tiempo para que el rival pudiese remontar.

  Peixe: Taiwo Badmus (14), Jordan Gregory (13), Pablo González (3), Vashil Fernández (12), Junchi Orellano (9) -quinteto inicial-. Jacobo de Benito (2), Antonio Pantín (6), Jorge Romero (3), Gerard Sevillano (20).

  Almansa: Unai Mendicote (10), Graham Bell (2), Granado (25), Olechnavicius (21), Bobby Harris (7) -cinco inicial-. Javier Hernández (7), José Santja (3), Navarro (6), Blat (5).

 Crónica: Nieves D. Amil / lavozdegalicia.es


 ZORNOTZA ST - BASQUET GIRONA (89-66)

Foto: Zornotza ST

 El Zornotza ha vuelto a sonreír como no lo conseguía desde hacía mucho; disfrutando y haciendo disfrutar a su afición. Los verdes recuperaban el tono de finales de 2018, cuando este equipo llegó tan alto que ahora lucha en la A1 por el ascenso a Oro. 2019 estaba siendo un año tristón, hasta este sábado en el que los de Garita han cambiado de cara, de ánimo, en un partido muy disputado durante la primera mitad y en el que en la segunda nuestros muchachos, a base de casta, de trabajo, de talento y también de diversión, lo han bordado, sellando una importante victoria contra un Bàsquet Girona plagado de nombres ilustres.

 Marc Gasol (presidente), Quim Costa (entrenador), Jordi Trias (jugador),… nombres ilustres, historia viva, a los que todos los aficionados al baloncesto tenemos que agradecer lo que han hecho, y siguen haciendo, por este deporte. Así que se presentaba la tarde jugosa. Y exigente para nuestros intereses. Cosa que se ha verificado en una primera mitad intensísima, de enorme trabajo defensivo por parte de ambos conjuntos.

 El nivel defensivo lo iba a marcar el Girona, que se ha aplicado a la tarea desde el salto inicial. Sergi Costa iba a ser la sombra de Saah Nimley, su perro de presa, labor encomendada por un Quim Costa que tenía claro que frenando al liberiano nublaría la capacidad ofensiva zornotzarra. Pronto se contagiarían los nuestros de esa actitud defensiva y el duelo que subía grados y grados de intensidad e igualdad. No hay en esos dos cuartos iniciales grandes rachas anotadoras de unos u otros; las rentas se mueven en los cinco puntos de ventaja a lo sumo. Es una constante acción reacción. Sin nombres propios a destacar en un primer cuarto que finaliza con un 21-22 que refleja bien a las claras que el toma y daca, el trueque de canastas y acciones defensivas, es una constante.

 En el segundo cuarto no hay descanso, cada entrenador va poniendo y quitando jugadores según estos van vaciándose en la cancha. No hay tregua, pero sí que dos superclases consiguen despuntar a base de brochazos de calidad: Saah Nimley y Jordi Trias. El catalán no perdona en ataque (el porcentaje de acierto de todo el Girona en esta primera mitad es estratosférico: ¡78 %!) y el base zornotzarra ya consigue despegarse de sus férreos marcadores. Dos canastas de Trias abren una minibrecha en el marcador (40-44), Joseba Estalayo no acierta esta vez con el triple y así nos vamos al descanso. Merecidísimo para los componentes de ambos bandos.

 Y todo cambia, para alegría nuestra, en una segunda parte de los verdes para enmarcar. Girona no podrá mantener el ritmo de los primeros veinte minutos, el desgaste de piernas y pulmones en una calurosa tarde pasaba factura, pero nuestros chicos, por el contrario, irán todavía subiendo más y más el nivel defensivo, y también ofensivo. Nimley rompe todas las cadenas que trataban de detenerlo, Udun Osakue aparece por todos lados para hacer lo que haya que hacer, Kevin Bercy en lugar de irse cansando va aumentando su ímpetu, Iván Martínez, el penúltimo en llegar, va reclamando galones y todos los demás no dejan de defender, de correr, de penetrar una y otra vez en la zona catalana, anotando o sacando falta, pero siempre conquistando un botín. El tercer cuarto es de ensueño para la afición de Larrea, que está vibrando como en las mejores tardes. Hasta Ixer parece bailar con mayor alegría, si cabe. Para los visitantes es la pesadilla. Su gran defensa ha sido desbordada y en ataque les llegan tiempos de sequía. Y nosotros tan felices, viendo como adquirimos ventajas impensables poco antes. Finaliza el cuarto con trece puntos a nuestro favor (67-54) tras un parcial impresionante: 27-10, que habla de los méritos zornotzarras en ambas mitades de cancha.

 Todo muy bonito, pero quedan diez minutos y cualquier cosa es posible (¿recordáis cuando íbamos dieciséis arriba frente a Alicante y lo que pasó después?). Pero lo único posible, visto lo visto de cómo estaban los verdes, era que remataran la faena por la vía rápida. Y es que Garita no permite que el equipo baje ni un momento el pistón, evitando la más mínima relajación. Así que seguimos a lo nuestro, secando al rival y atacando con el cuchillo entre los dientes, al abordaje de la zona contraria. Queden como ejemplos las penetraciones decididas de Samu Barros u Osakue. Aunque tampoco faltarán los triples de Álex Mazaira para seguir ampliando la renta, que supera la veintena de ventaja a tres minutos del final (81-60). El partido está sentenciado, la victoria en nuestro poder, pero cada punto puede ser importante en caso de empates a final de temporada y el Zornotza no afloja. La desigual pareja formada por Nimley (el más bajito) y Cristian Uta (el más alto) conecta y las asistencias del primero sirven al rumano para tener un feliz recuerdo de su debut como local en Larrea. Con la afición entregada a un equipo que lo ha dado todo, finaliza el partido con un rotundo 89-66. Por fin una victoria holgada. Por fin los verdes –jugadores y aficionados- se despiden con una enorme sonrisa.

 Saah Nimley es el MVP con 32 créditos de valoración, gracias a sus 25 puntos (con porcentajes increíbles: 5/6 de dos –83%-, ¾ de tres –75%- y 6/6 en tiros libres –100%-) y 7 asistencias.

 Este triunfo nos coloca con un balance de 8 partidos ganados y 5 perdidos, en la parte alta de la clasificación, justo detrás de los dos colíderes, nuestros verdugos de las anteriores jornadas: HLA Alicante y CB Villarrobledo. Haber entrado en la A1 ya estaba bien, pero estar en la zona donde se pelea por alcanzar el Oro está requetebién. Algo que seguiremos intentando en la próxima jornada, regresando a la provincia de Albacete para visitar a un Afanion CB Almansa que ha arrancado esta A1 con tres victorias consecutivas. ¿Seremos capaces de romperles la racha? Se intentará. Con la moral adquirida este sábado todo es posible.

 Crónica: Zornotza ST


 IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA - CB VILLARROBLEDO (58-75)

Foto: Pablo Lanza

 El Igualatorio Cantabria Estela se reencontraba con su afición con el objetivo de sumar un triunfo que le permitiese alcanzar la quinta posición, después de verse remontado el pasado sábado en Alicante en el último cuarto. Sin embargo, y tras una igualada primera parte, el equipo cántabro se hundió en el tercer cuarto (13-26) ante un CB Villarrobledo que dejó seco el ataque santanderino, con una gran defensa que desesperó a la totalidad de la plantilla de David Mangas.

 Después de un minuto y medio sin ver canastas, los primeros dos puntos del partido los anotaba Nesbitt para el Club Baloncesto Villarrobledo (0-2), y en la posesión siguiente, tras asistencia de Placide Nakidjim, Andre Norris abría el marcador para el Igualatorio Cantabria Estela. Tras ello, Nesbitt volvía a sumar en la pintura (2-4), mientras que Pol Olivier y Placide Nakidjim abrían un pequeño parcial de 4-0 (6-4), que permitía a los santanderinos ponerse por delante. Los de Albacete respondían de la misma forma, anotando cuatro puntos de manera consecutiva por medio de Suskavcevic y Eneogwe (6-8). El hispanoargentino Juampi Sutina volvía a empatar el marcador (8-8), y posteriormente, el CB Villarrobledo protagonizaba su primer triple de la tarde a través de Smith (8-11). Una diferencia de tres puntos que recortaba Juampi Sutina con un triple tras una asistencia de Placide Nakidjim, que le dejaba totalmente solo desde el perímetro (11-11). El primer cuarto, con poco acierto ofensivo por parte de ambos equipos, terminaba con un intercambio de canastas (13-13), sumado a un triple del cántabro Álvaro Palazuelos (16-13), y un tiro a tablero del visitante Diene (16-15).

 30 segundos después de iniciarse el segundo cuarto, el CB Villarrobledo se hacía con el control del marcador, tras un triple de Eneogwe tras pase de Lee (16-18). David Samuels empataba el partido (18-18), y Martínez Hernández volvía a poner por delante a los visitantes (18-20) con un tiro a tablero. Pol Olivier conseguía sumar dos puntos con una entrada a canasta (20-20). Los minutos iban pasando, y la igualdad seguía presente en el Palacio de los Deportes de Santander, con un Diene muy efectivo en sus tiros (20-22) y Andre Norris, que sumaba su segunda canasta del partido (22-22). Tras un largo minuto sin canastas, Nesbitt volvía a adelantar al Villarrobledo (22-24), y Placide Nakidjim empataba el partido (24-24). Ron Lee, que no se había estrenado todavía, protagonizaba una de las jugadas de la semana, anotando un triple desde prácticamente la mitad del campo, sobre la bocina (24-27). Una ventaja de tres puntos que recortaba Andre Norris (26-27), pero que Suskavcevic, con dos tiros libres, volvía a recuperar (26-29). En los últimos dos minutos, el Club Baloncesto Villarrobledo se escapaba en el marcador, hasta llegar al resultado al descanso de 30-36. Nakidjim, para los locales, y Nesbitt, para los visitantes, lideraban a sus equipos con 8 puntos cada uno.

 Tras el paso por los vestuarios, el Club Baloncesto Villarrobledo comenzaba la segunda parte de la mejor forma posible, con un parcial de 0-6 protagonizado por Eneogwe y Diene, que rompía el partido, logrando la máxima ventaja hasta el momento (+12, 30-42). Juampi Sutina con un triple daba esperanza al Igualatorio Cantabria Estela (33-42), pero los de Albacete maniataron el ataque santanderino por completo, y sentenciaban el partido, dejando silenciado el Palacio de los Deportes de Santander, con un parcial en el tercer cuarto de 13-26 (+19, 43-62).

 El equipo de David Mangas, intentó a la desesperada una remontada épica en los últimos diez minutos del partido, pero se chocó contra el muro albacetense (15-13), que no dio ninguna opción a un Igualatorio Cantabria Estela, que suma su segunda derrota consecutiva (58-75), y que está obligado a ganar el próximo fin de semana en Girona si quiere seguir soñando por el ascenso a la LEB Oro.

 Pa Mor Diene lideró al Club Baloncesto Villarrobledo, con una exhibición en las dos partes del campo, quedándose muy cerca del doble-doble, con un total de 18 puntos y 7 rebotes, para una valoración total de 20. Destacada actuación colectiva del equipo visitante, en donde, todos los jugadores disponibles por Manuel Jiménez anotaron. Por parte del Igualatorio Cantabria Estela, tan solo Juampi Sutina, consiguió superar el doble dígito en anotación (19 puntos).

 IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA: Olivier (4), Peña (4), Palazuelos (3), Iradier (0), Kearse (4), Sutina (19), Ibarlucea (5), Sánchez (0), Samuels (5), Norris (6), Nakidjim (8), Atewe (0).

 CB VILLARROBLEDO: Fernández (0), Nesbitt (13), Alaminos (12), Diene (18), Suskavcevic (4), Valles (4), Martínez (5), Lee (5), Smith (5), Eneogwe (9)

 Crónica: Dpt Comunicación CD Estela


 AQUIMISA LABORATORIOS-QUESO ZAMORANO - HLA ALICANTE (66-73)

Foto: Fundación Lucentum

 El duelo entre Aquimisa Laboratorios Queso-Zamorano y el HLA Alicante comenzó como viene siendo habitual en esta fase de ascenso: la igualdad como gran protagonista. Las defensas imposibilitaron un juego interior fluido, por lo que ambos equipos trataron de acertar desde la zona exterior, aunque ninguno fue capaz de distanciarse en el marcador. Con el paso de los minutos, ambos conjuntos consiguieron abrirse hueco entre las férreas defensas y llegar al término del primer cuarto con un resultado apretadísimo (18-18).

 Sin embargo, el inicio del segundo cuarto estuvo marcado por un HLA Alicante que salió en tromba con la intención de comenzar a marcar las primeras diferencias. A través del dominio del rebote, un portentoso juego interior -con Alejandro Galán a la cabeza- y una sólida defensa, el conjunto alicantino abrió una distancia de diez puntos en el marcador (23-33).

 A pesar de ello, el CB Zamora reaccionó y se resistió a perder la cara al partido a las primeras de cambio. En gran medida, gracias al acierto desde el triple -su gran arma esta temporada- consiguieron evitar que el HLA Alicante impusiera el ritmo de juego que más les convenía y, de esta forma, llegar al tiempo de descanso con el encuentro al rojo vivo (35-41).

 Tras la reanudación, los hombres de Pedro Rivero volvieron a aumentar la intensidad y se hicieron fuertes, especialmente, en el poste bajo. Además, el HLA Alicante volvió a ser determinante en el tercer cuarto, uno de los puntos fuertes esta temporada, para romper de forma definitiva el marcador (38-52).

 La defensa, efectiva y sólida, propició rápidas transiciones que provocaron situaciones fáciles de tiro, aprovechadas a las mil maravillas por el sueco Alex Larsson. Así, el HLA Alicante fue sellando poco a poco una diferencia que sería insalvable para los intereses del conjunto zamorano (46-61). El último y decisivo cuarto arrancó con un equipo lucentino que trató de hacerse con el control del juego para cerrar el encuentro con relativa calma.

 A pesar de ello, el intento de dormir el partido por parte del conjunto alicantino obtuvo la reacción del CB Zamora. Los hombres de Saulo Hernández mantuvieron vivas las esperanzas de la afición local con una defensa que secó el ataque, hasta ese momento, acertado de los alicantinos. Sin embargo, el HLA Alicante consiguió, finalmente, templar los ánimos para cosechar el decimocuarto triunfo consecutivo -el tercero en la fase de ascenso- y alejar a uno de los rivales directos en la lucha por el ascenso a LEB Oro. El próximo partido se disputará el viernes 15 a las 20.45 horas en el Pedro Ferrándiz frente a Iraurgi Saski Baloia.

 Aquimisa Laboratorios Queso-Zamorano (66): Niang (13), Iza (5), Villamil (0), Joseph (3), Meikle (6), Arriaga (-), Somogyi (5), Jerry (10), Ibitayo (0), Walter (10) Beltrán (-) , Robinson (11).

 HLA Alicante (73): Garrido (5), Ortega (5), Díaz (8), Conde (9), Schmidt (16), Kingsley (-), Galán (9), Pitts (9), Rodríguez (-), Larsson (5), Toledo (7), Sidibe (0).

 Crónica Fundación Lucentum

0 comentarios:

Publicar un comentario