jueves, 22 de agosto de 2019

LIGA EBA GRUPO A "A"| ENTREVISTA CON ALBERTO PADILLA, ENTRENADOR DEL FILIPENSES BALONCESTO PALENCIA

Aunque no te dediques de manera profesional a entrenar ¿cuántas horas al día dedicas aproximadamente a la pizarra (tácticas, scouting, videos, cursos)?

Por las mañanas trabajo en una entidad financiera, así que en general buena parte de las tardes la dedico al baloncesto. Me suelo poner un límite diario para poder hacer otras cosas (estar con la familia, hacer deporte…) pero prácticamente el baloncesto me ocupa el mismo tiempo que un trabajo a jornada completa. Aunque como se suele decir, sarna con gusto no pica….

¿Cómo piensas que será esta temporada en EBA? ¿más dura en lo físico o en lo táctico? (físico por tema de tantos partidos, viajes, más entrenos… y táctico por gente que lleva más años en la categoría, con la experiencia que esto supone)

En ambos aspectos habrá un cambio para nosotros y tendremos un período de adaptación que esperamos sea lo más corto posible. Físicamente, más que por viajes, partidos o entrenamientos, creo que notaremos la diferencia en que en esta categoría hay jugadores más rápidos, más altos, más fuertes… Tácticamente, aunque creo que no sufriremos tanta diferencia, también tendremos que acostumbrarnos al tipo de juego de la competición.

¿Cuál es el objetivo del equipo de este año en liga EBA?

Mantener la filosofía de la temporada pasada, hacer el mejor trabajo posible en el día a día, y que los nuevos jugadores que se suman a la plantilla se identifiquen con ello. A nivel de resultados es complicado ponerse un objetivo porque no sabemos cómo vamos a adaptarnos a la categoría. Aún así seremos ambiciosos e intentaremos hacer nuestra mejor temporada posible.

¿Cómo te defines o te definen como entrenador? (tu filosofía dentro y fuera de la cancha)

Cómo me ven los demás es una pregunta para ellos… Procuro ser sincero y honesto en todo momento, y sobre todo intento que a trabajador no me gane nadie. Lógicamente tengo una manera de entender el baloncesto pero que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo. Hay cosas que antes hacía o pensaba que ahora no me parecen correctas y seguro que en el futuro me pasará lo mismo con cosas que hago o pienso hoy en día. Esa evolución es de las cosas bonitas del baloncesto porque si realmente tienes interés te hacen estar en constante reciclaje y aprendizaje.

El año pasado se ha conseguido el ascenso con un bloque casi íntegramente de la capital, ¿cómo valoras las vinculaciones entre clubes de la misma ciudad?

El bloque que se construyó la temporada pasada no vino de una vinculación o colaboración entre clubes, Filipenses fue el único club de la capital que sacó equipo en Primera Nacional y los jugadores se buscaron la vida para seguir haciendo lo que les gusta que es jugar. De esta forma hubo varios jugadores que vinieron a Filipenses procedentes de otros equipos, otros fueron a otros clubes y otros no jugaron.

Esta temporada la vinculación con Palencia Baloncesto creo que será interesante y provechosa para ambas partes. Para ellos porque cuentan con jugadores de buen nivel que les ayudan en los entrenamientos y para nosotros porque esos mismos jugadores nos dan un salto de calidad para competir mejor. Agradecemos a Palencia Baloncesto esa buena predisposición y las facilidades que nos están dando. Por otra parte, este verano Filipenses ha buscado colaboración con otros clubes de Palencia para hacer un equipo de Primera Nacional donde pudieran estar los jugadores que no estarán en EBA; por desgracia no se encontró esa colaboración y por este motivo habrá muchos jugadores que no puedan jugar esta temporada. Lógicamente cada club tiene sus prioridades y sus recursos, no se puede reprochar nada a nadie.

¿Confeccionar una plantilla nunca es fácil, quizás en liga EBA es más complicado por el hecho de que atraer a jugadores que vengan a jugar es más complicado y tomar decisiones difíciles al dejar fuera a otros jugadores que también quieren jugar?

Bueno, el club desde el principio tenía claro que quería ofrecer la oportunidad de continuar en EBA a todos los jugadores que habían conseguido el ascenso. Finalmente continúan ocho, con lo cual aquí no hemos tenido que dejar fuera a nadie que quisiera jugar y pudiera adquirir el compromiso que exige la categoría. Posteriormente, para completar la plantilla queríamos tener, dentro de nuestras posibilidades, jugadores que fueran mejores que lo que tenemos en Palencia. En este sentido sí hemos tenido muchas dificultades porque no podemos acceder a ningún jugador que venga a cambio de dinero, con lo cual, aunque nos hemos devanado el seso y hemos hablado con muchos jugadores, nuestro mercado para mejorar lo que tenemos es muy escaso y limitado. Con todas esas limitaciones hemos formado la mejor plantilla posible. Además, seguimos contando con el mismo cuerpo técnico que la temporada pasada. Creo que es un proyecto que refleja fielmente la filosofía del club y con el que la ciudad se va a ver identificada.

Rubén Perelló, técnico del Almansa, empezó en una situación parecida a la suya y en pocos años ha conseguido llegar al equipo desde EBA hasta Leb Oro, ¿podría ser un espejo en el que mirarse de cara al futuro?

Creo que el parecido sólo es en que él también había subido de primera a EBA… No hay comparación posible. Como entrenador él ya tenía un amplio bagaje cuando subió a EBA que ya quisiera yo tener: ayudante en LEB Oro, ACB… yo simplemente he estado una temporada como ayudante en EBA y esta próxima será mi primera como primer entrenador. Como club no conozco a C.B. Almansa para opinar, pero es indudable que ha confeccionado equipos con fichajes importantes que le hacían optar a estar en los puestos de ascenso tanto en EBA como en LEB Plata. En Filipenses ni tenemos esa filosofía ni recursos para plantearse retos similares. Sí pueden ser un espejo a nivel de gran entrenador y de club que ha conseguido pasar de tener baloncesto amateur a profesional, lo cual tiene mucho mérito y es de admirar.

Recientemente participó en el Curso Procoach que organizó Sportcoach en L’Alquería del Basquet de Valencia donde se dieron cita grandes entrenadores a nivel nacional e internacional. ¿Qué nos puede contar de la experiencia?

Sí, desde que se comenzó a organizar el curso ya se vio que iba a ser un evento de gran nivel formativo y en mi mente estaba el poder realizar la parte online. Finalmente pude cuadrar fechas de vacaciones en el trabajo para ir a Valencia y estar también en la parte presencial. Tanto la organización como las ponencias fueron espectaculares. A muchos de los ponentes nacionales ya los había visto en clínics y cursos (Jota Cuspinera, Sito Alonso, Porfi Fisac, Moncho Fernández, Jaume Ponsarnau…) y disfruté mucho escuchándolos. La novedad para mí fueron los entrenadores extranjeros: Igor Kokoskov, Dimitris Itoudis, Luca Banchi… que nos enseñaron su baloncesto y una cantidad ingente de formación. Además de todo esto, el estar cinco días durante 10-12 horas al día rodeado de entrenadores hace que puedas hablar con personas que están en muy diversas categorías, comentar opiniones, hacer contactos, etc. Sin duda, una gran experiencia.

Entrevista: Filipenses

0 comentarios:

Publicar un comentario